martes, 9 de septiembre de 2014

El Libro Azul ( Ramtha )


RAMTHA
NACIMIENTO,MUERTE
Y REENCARNACIÓN
El Libro Azul
Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como
usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN
Para descargar de Internet:
“ELEVEN” – Biblioteca del Nuevo Tiempo
Rosario – Argentina
Adherida a: Directorio Promineo: www.promineo.gq.nu
www.11argentina.com
Ramtha El Libro Azul Nacimiento, Muerte y Reencarnación
Título original: The Mystery of Birth and Death, Redefining the Self
Ó , Copyright © JZK, Inc. 2000
Digitalizador:  Nascav
L-01 – 28/06/04
Este libro es la edición corregida y aumentada de Ramtha, Copyright 1999 JZK, Inc. El contenido de este libro
se basa en Ramtha Dialogues®,una serie de cintas magnetofónicas registradas en la Oficina de Copyright de
los Estados Unidos, con autorización de JZ Knight y JZK.
Para más información sobre las enseñanzas de Ramtha: Ramtha's School of Enlightenment P.O. Box
1210, Yelm, WA, 98597 USA
www.ramtha.com ARKANO BOOKS, 2003 www.alfaomega.es Primera edición: diciembre de 2003
Contraportada interior
Nacimiento, muerte y reencarnación (El libro azul) nos presenta con absoluta lucidez las pautas que
debemos seguir en nuestra vida para enfrentar el temible e inesperado momento de la muerte, teniendo
siempre presente que nosotros somos los únicos dueños de nuestro destino y los responsables de todas
nuestras acciones.
En el túnel de la luz seremos testigos de una experiencia multidimensional sin precedentes: una
reproducción de lo que fue nuestra vida, en la que tendremos no sólo la oportunidad de representar nuestro
papel, sino también el de todos los demás personajes de este drama.
El mensaje final de Ramtha es de esperanza y aliento, pues la lectura de este libro iniciará un proceso de
reflexión que nos hará ver que nunca es demasiado tarde para corregir nuestros errores..., siempre y cuando
seamos capaces de verlos.
MENSAJE IMPORTANTE SOBRE LA TRADUCCIÓN
Este libro está basado en Ramtha Dialogues® una serie de grabaciones magnetofónicas de discursos y
enseñanzas dados por Ramtha. Ramtha ha elegido una mujer americana, JZ Knight como su único canal para
repartir su mensaje. El único idioma que usa para comunicar su mensaje es el inglés. Su estilo de oratoria es
único y nada común, por lo que a veces se puede malinterpretar como un lenguaje arcaico o extraño. Él ha
explicado que su elección de las palabras, su alteración de las palabras, su construcción de frases y orden de
los verbos y los nombres, sus descansos y pausas en medio de las frases son todos intencionales, para
alcanzar múltiples capas de aceptación e interpretación presentes en una audiencia compuesta por gente de
gran diversidad de herencia cultural o clase social.
Para conservar la autenticidad del mensaje dado por Ramtha, hemos traducido este libro lo más
cercanamente posible a las palabras originales y así permitir al lector que experimente las enseñanzas como si
estuviera presente. Si usted encuentra algunas frases que parecen incorrectas o extrañas de acuerdo a las
formas lingüísticas de su idioma, le aconsejamos que lea esa parte de nuevo tratando de captar el significado
que hay detrás de las palabras, en lugar de simplemente criticar la construcción literaria. También le
aconsejamos comparar y usar como referencia la obra original en inglés publicada por JZK Publishing, una
división de JZK, Inc. para mas claridad. Nuestros mejores deseos. Disfrute su lectura.
Traducido por Antonio Campesino
Cansado de viajar busco en el lecho
reposo para los rendidos miembros,
mas otro viaje iniciase en mi mente
cuando el cuerpo concluye sus trabajos.
Pues desde donde yazgo el pensamiento
se dirige a ti en peregrinaje,
y me abre los párpados caídos
tanteando como ciego las tinieblas.
Mas entonces los ojos de mi alma
delinean tu imagen en las sombras,
la cual, colgando como joya,
embellece la noche y la ilumina.
De día el cuerpo, la mente por la noche,
por tu causa, y por mí, no tienen tregua.
William Shakespeare Soneto XXVII
PRÓLOGO DEL TRADUCTOR
Todos nos hemos preguntado en algún momento de nuestras vidas, especialmente aquellos de nosotros
que tuvimos una educación católica, si realmente existe el Juicio Final. Y si esto fuera cierto ¿quién sería
entonces nuestro juez en un momento tan trascendente a los ojos de toda la eternidad?
2
Las filosofías orientales nos ofrecen otra alternativa, la ley del Karma en la reencarnación, que si en
principio podría parecer algo más esperanzadora, la posibilidad de regresar a una vida llena de sufrimiento
para saldar los pecados de nuestra anterior encarnación sigue fomentando un sentimiento de miedo e
incertidumbre en el ser humano que aún se considera, como los héroes de antaño, la víctima de su propio
destino.
El Libro Azul. Nacimiento, Muerte y Reencarnación nos ofrece una enseñaza clave en el sistema de
pensamiento de Ramtha: que nosotros somos los únicos dueños de nuestro destino y los únicos responsables
de todos los actos en nuestra vida, y que todos los sucesos que acontecen en ella no son más que la
consecuencia de nuestras propias decisiones. En el túnel de la luz, que atravesamos instantes después de
nuestra muerte, seremos capaces de enfrentar de nuevo todas las decisiones que tomamos en esta vida, lo
cual se convertirá en una experiencia multidimensional para la que Ramtha nos empieza a preparar desde
estos momentos.
Esta narración, que en algunos momentos puede ser estremecedora, nos presenta con absoluta lucidez las
pautas que debemos seguir en nuestra vida para enfrentar el temible e inesperado momento de la muerte
desde la perspectiva del maestro, que durante toda su jornada ha actuado sin motivos ocultos, y que al final,
como juez de su propia vida, encontrará que las cualidades más nobles del ser humano son las que van a
inclinar el peso de la balanza.
Ramtha sigue profundizando en la psique y en el alma, desentrañando aspectos tanto de la superficie como
de las profundidades de nuestro ser. Fantasías atroces o el deseo de eclipsar y mutilar a otras personas,
sentimientos de bondad y generosidad y sobre todo esa sensación de eternidad son todas parte del ser
humano, esta compleja entidad que ha venido a este plano en una aventura de exploración, y cuya única meta
es trascender su misma naturaleza en esta apasionante jornada de evolución.
El mensaje final, después de visitar el escenario de lo que podría haber sido nuestra muerte, es siempre de
esperanza y aliento, pues la lectura de este libro iniciará un proceso de reflexión que nos hará ver que nunca
es demasiado tarde para corregir nuestros errores. No obstante, la decisión de no cambiar nuestra manera de
operar cuando se nos han presentado todas las opciones, e ignorar la llamada del alma, nos puede mantener
en la rueda de la reencarnación durante eones, produciendo así la experiencia del karma y el castigo en todas
sus dimensiones.
Antonio Campesino Noviembre, 2003.
3
ÍNDICE
Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo
recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Rosario – Argentina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Ramtha El Libro Azul Nacimiento, Muerte y Reencarnación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Título original: The Mystery of Birth and Death, Redefining the Self . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
 Ó   , Copyright © JZK, Inc. 2000   . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  2
Digitalizador:  Nascav . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
L-01 – 28/06/04 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Índice.....................................................................................................................................................................4
Capítulo 1 Introducción: Comenzando el Camino
hacia La Iluminación..............................................................................................................................................5
Capítulo 2 La Rueda de La
Reencarnación.......................................................................................................................................................7
Nuestras opciones antes de nacer........................................................................................................................7
Vivir en el pasado..................................................................................................................................................9
El aspecto sombrío del yo....................................................................................................................................10
El arte del desapego y el amor incondicional.......................................................................................................12
Es POSIBLE ADUEÑARSE DE TODO EN UNA SOLA VIDA.............................................................................14
El aprendizaje de Ramtha a separarse de su cuerpo físico.................................................................................14
El Libro Egipcio de los Muertos...........................................................................................................................16
La importancia del cambio en el viaje del alma...................................................................................................17
Capítulo 3 La Última Batalla contra
La Tiranía y La Esclavitud....................................................................................................................................19
LA CONQUISTA DE NUESTRAS LIMITACIONES PERSONALES....................................................................19
Visión del colapso de la conciencia humana.......................................................................................................20
La estrategia para preservar la verdad de nuestra herencia divina.....................................................................21
Usar la energía emocional como herramienta de cambio....................................................................................23
Capítulo 4 Redefinir el Yo como el Yo
Espiritual..............................................................................................................................................................26
LA ABOLICIÓN DEL YO POR MEDIO DE LA CULPA Y EL VICTIMISMO.........................................................26
LA NOCHE OSCURA DEL ALMA.......................................................................................................................28
EL DÍA DEL JUICIO Y LA REVISIÓN DE LA VIDA.............................................................................................29
EN EL PLANO SUBLIME PLANIFICAMOS NUESTRA NUEVA VIDA................................................................30
EL VALOR DE EXPERIMENTAR UNA NUEVA ENCARNACIÓN.......................................................................33
LA NATURALEZA ANIMAL DE LA HUMANIDAD ..............................................................................................34
REDEFINIR AL YO POR MEDIO DE ESCOGER NUESTRA NATURALEZA ESPIRITUAL...............................36
Síntesis: LA MARCHA ESPIRITUAL DEL MAESTRO........................................................................................37
RESOLUCIÓN.....................................................................................................................................................42
INSTRUCCIONES SOBRE LA APLICACIÓN PRÁCTICA DE ESTAS ENSEÑANZAS.......................................46
CAPÍTULO 5 MUERTE Y
REVELACIÓN DE NUESTRO MOTIVO ULTERIOR...........................................................................................48
La revelación de nuestro motivo ulterior..............................................................................................................48
La liberación del engaño del pasado...................................................................................................................53
Ser una persona honorable e impecable.............................................................................................................55
¿Podría ser que ya estés muerto?.......................................................................................................................56
El Vacío, Punto Cero, la conciencia de reflejo y nuestra
encarnación humana...........................................................................................................................................59
LAS EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE Y LOS RITOS EGIPCIOS DE PASO..................................64
PARA UN MAESTRO NO HAY NACIMIENTO NI MUERTE, SÓLO CREACIÓN................................................66
NUESTRO CORAZÓN SOPESADO CONTRA UNA PLUMA.............................................................................70
EL PENSAMIENTO COMÚN ES LO QUE CREA NUESTRA VIDA DIARIA.......................................................72
VOSOTROS SOIS DIOSES, LOS CREADORES DE LA REALIDAD.................................................................74
SER CONSTANTE EN LAS DISCIPLINAS DE LA GRAN OBRA........................................................................76
EL TRIUNFO SOBRE LA MUERTE Y LA ALQUIMIA DE LA TRANSMUTACIÓN..............................................79
Capítulo 6 Conclusión: Mente Dimensional
contra Mente Lineal.............................................................................................................................................81
CONSIDERACIONES SOBRE LAS ENSEÑANZAS DE RAMTHA.....................................................................84
Glosario de Ramtha.............................................................................................................................................88
Bibliografía...........................................................................................................................................................99
4
Índice de Ilustraciones
Fig. 1: El cerebro
Fig. 2: los siete sellos que conforman los siete niveles
Fig 3: El descenso de C&E® desde Punto Cero
Fig. 4: Conciencias primaria y secundaria
Fig. 5: La diosa egipcia Nut
Fig. 6: Ilustración de la creación del tiempo usando las manos
Fig. 7: El movimiento de vaivén de la conciencia de reflejo
Fig. 8: Onda de energía colapsando en una partícula
Fig. 9: La estructura atómica
Fig.10:El Átomo
CAPÍTULO 1
INTRODUCCIÓN: COMENZANDO EL CAMINO HACIA LA ILUMINACIÓN
«Si no tienes una visión elevada de la vida, estás perdido.
Sin el conocimiento, eres insignificante. Ten un camino.
Sabe a donde vas. Ten una visión clara de tu creencia personal.
Cuanto más deseas conocer lo milagroso, más lo conoces.
Cuando digo que seas Dios, estoy diciendo: sé extraordinario.»
— Ramtha
Entonces, ¿qué tipo de persona se requiere para llegar a estar iluminado o para comenzar el camino de la
iluminación? Se requiere la siguiente persona: una que esté lista y deseosa de haberse adueñado de todo su
pasado. ¿Y eso qué dice acerca de la persona? Que la persona no posee nada ni está poseída por nada. No
hay nada del pasado con lo que esté endeudada; endeudada no simplemente en cuestión de dinero, sino a
través del dolor y la adherencia emocional. Es una entidad que está deseosa de tener una actitud diversa y
diferente a la de su pasado.
Cuando la persona ya no está poseída por el ayer —número uno— cuando no hay nada que le atraiga, —ya
no hay sueños, no hay obligaciones, no hay nada que posea y nada que deba— cuando eso se ha logrado, la
persona tiene una actitud virgen, y esa actitud, entonces, está madura para desarrollarse. ¿Y cuál es la
tercera? Que la vida es para siempre. Cuando ya no tienes miedo a morir, entonces el concepto de la vida
eterna está siempre presente. Así pues, si una persona ya no teme a la muerte, entonces, ¿a qué le teme? No
le teme al ostracismo público. No le teme a la reprobación social. No le teme a ser ni famoso ni desconocido.
Entonces, ¿cuáles son esas tres cosas? ¿Qué son? No tener pasado, una actitud virgen, y vida eterna. En
resumen: ni muerte ni miedo. Eso es lo que conforma a un Cristo.
La conciencia del iniciado, la nueva actitud, dice: «Por fin, estoy encontrando mi salvación, porque, en
verdad, ha estado dentro de mí todo este tiempo. Esta opresión que siento, yo sé de dónde viene». Y si no lo
sabes, sopla esa opresión, y la próxima secuencia de la imagen aparecerá hasta que la respuesta solitaria se
vislumbre ante ti1. Y todo lo que tienes que hacer es traerla ante ti; traerla. ¿Por qué? Tráela y aparecerá como
algo mágico en tu vida, en forma de personas del pasado, del presente; en forma de cosas, en forma de una
carta, una palabra. Aparecerá, y entonces estarás iluminado. Y cuando veas esto con una nueva conciencia
dirás: «¡ Ah! Por fin soy libre, pues ahora entiendo». Y con esa gloria y un gran grito, se consume en sabiduría,
y la conciencia se limpiará para siempre del drama eterno.
1 Aplicar la técnica de respiración en la disciplina de C&E®, permite al estudiante soplar hacia fuera un pensamiento, un acontecimiento del
pasado, o una actitud que desee cambiar.
Tomar la responsabilidad de nuestra vida no es una medida simple, te lo aseguro, pero es la parte espiritual
más valerosa quien lo hace, sin importar lo doloroso que pueda ser. ¿Y sabes qué es el dolor? Es el regreso a
casa del hijo pródigo de la energía. A esto lo llamamos, entonces, la noche oscura del alma. Todo ese
sufrimiento está ahora sobre nuestras espaldas, porque es energía que regresa a la fuente. Pero a través de
ese sufrimiento nos purificamos, porque una vez que la energía traspasa la barrera del cuerpo emocional —y el
cuerpo emocional se perturba y se agita, y el corazón late muy rápido, se corta la respiración y las lágrimas
empiezan a correr—, eso significa que la energía esta regresando y pasa a través de la barrera del cuerpo
emocional, causando una tormenta. Y tienes que vivir en medio de la tormenta. Es la naturaleza del hijo que
regresa a casa. Y cuando cesa la tormenta, la energía —que ha sido purificada a través del cuerpo emocional
— ha regresado después de un ciclo completo, y su regreso a casa es un ingrediente necesario para definir el
Yo, aquello que somos.
Y es difícil permanecer en la noche oscura del alma sin un estímulo para salir de ella. Pero ¿por qué
querrías salir de ahí? Se trata de tirar de esa energía que está en esos lugares dolorosos, lo que debe pasar
5
por tu cuerpo emocional. Ahí es donde está el verdadero sufrimiento, pero es también donde está la
purificación. Mitigarlo o deshacerse de ello sería negarse a uno mismo la purificación, y por lo tanto, la
sabiduría.
Entonces, cuando estamos en la luz2, comenzamos a ver cómo nuestras intenciones han afectado
profundamente a todos, y cómo, si tenemos motivos ulteriores de cualquier tipo en cualquiera de nuestros
actos, siempre esos motivos ulteriores son el crimen que domina y somete. Motivo ulterior —ulterior, el motivo
real detrás de cada acción— ahí es donde se nos juzga. Nunca se nos juzga por lo superficial; se nos pesa y
se nos juzga por nuestro motivo ulterior; el ulterior. Es por eso que ser impecable es una asignación tan
importante Para el estudiante. ¡ Sé impecable! No tengas un motivo ulterior. Si lo tienes, deshazte de todas las
florituras y échale un vistazo. Eso es lo que tenemos que refinar, no las florituras, sino el motivo ulterior detrás
de nuestras acciones. Ser impecable es vivir desde ese lugar ulterior, porque ese es el motor de nuestra vida y
el motor que hay detrás de cada cosa que hacemos.
2 Véase Tercer Plano y Revisión en la luz en el Glosario.
¿Y qué tan común es esto? Bueno, aquí hay un ejemplo común: ser bueno con alguien, excepcionalmente
amable con alguien, y no es por el hecho de ser considerado; implica un motivo ulterior. Ahora, todos vosotros
habéis hecho eso, y el motivo ulterior es que queréis algo de esa persona. Lo quieres; ya sea una relación en
cualquiera de los niveles, o que te dé alguna cosa. Y, normalmente, lo que realmente quieres es el motivo
ulterior, y usamos la amabilidad como la carroza para obtenerlo. Entonces, ahora entiendes el motivo ulterior,
¿no es así? La complicación en una revisión en la luz es que es el motivo ulterior lo que nosotros, como
personalidad, llegamos a experimentar. El engaño es lo que experimentamos como el objeto de nuestro motivo
ulterior, y el engaño es la intención que no es impecable.
6
CAPÍTULO 2
LA RUEDA DE LA REENCARNACIÓN
«Si estás cambiando, y en el flujo del cambio ese flujo se
manifiesta en tu vida, si te has elevado sobre el prejuicio y
el odio para entender la sabiduría de por qué estás
teniendo esta prueba —si puedes decir: Oh, Dios mío,
entiendo que yo he creado esto, no me dejes perder de
vista mi propósito aquí—, un día serás capaz de dejar
este lugar, porque te has salido de la prisión.»
— Ramtha
NUESTRAS OPCIONES ANTES DE NACER
Saludos, mis hermosas entidades. Os saludo desde el Señor Dios de mi ser al Señor Dios de vuestro ser.
Bebamos: la sustancia líquida, aquello que se llama el agua de la vida, aquello que representa la causa
principal, aquello que se llama el vacío, lo que da sustento a todas las cosas.
Oh, mi amado Dios,
en este día
he contemplado
mi crecimiento espiritual.
Y en cuanto a esta noche,
deseo saber
dónde estoy
en mi crecimiento.
Te suplico
que me envíes una señal,
que esta señal me indique
el nivel de mi crecimiento
y, en verdad,
el nivel de mi aceptación espiritual.
¡Que así sea!
Por la vida...
Ahora, vamos a tener una velada maravillosa esta tarde, porque ya ha sucedido. Yo sé que fue maravillosa.
Y la estupenda habilidad de ser capaz de saber esto de antemano es que puedo ver cómo se desarrollan
varias escenas y, como un estratega, ser capaz de elegir diferentes escenas de diferentes momentos de esta
misma tarde, contestar preguntas de distinto modo, enseñar de manera diferente, enviar mensajeros1
específicos. Y estoy muy contento de decir que fue todo un éxito. Bueno, cuando estás en la cima de una
montaña tienes una visión de las cosas diferente de la que tienes cuando estás abajo, en el valle, y no puedes
ver nada.
1 Véase Mensajeros en el Glosario.
En fin, voy a comenzar esta tarde recordándote un suceso. Y ese recuerdo, en su curiosa enunciación, dice
muchísimo de quién eres. Y cuando esta tarde concluya quiero que reflexiones esto, y quiero que lo reflexiones
profunda y detalladamente. Y este es el suceso: el suceso fue que antes de que te encarnaras en esta vida —
antes de esta vida, antes de este cuerpo— ya tenías la opción de estar aquí, y elegiste estar aquí porque es
parte del viaje del alma. Entonces todos vosotros --procedentes de todas las épocas, de todas las culturas, de
todas las razas— antes de nacer otra vez teníais que tener una lista de asuntos que realizar en la vida; porque
de otra manera la vida no puede desarrollarse. Y en esa lista todos vosotros elegisteis encontrarme en esta
7
escuela.
Ahora, quiero que pienses en ello, porque siendo así damos por sentado que si esto era parte del viaje de
mi alma —el llegar hasta aquí y estudiar— entonces, ¿qué es lo que necesitaba saber específicamente para
satisfacer los requisitos de los señores del karma2 y la reencarnación? En otras palabras, ¿qué ganaría yo al
venir aquí que satisfaga este persistente problema que parezco acarrear en cada vida, tropezarme con él, morir
en esa vida y seguir teniendo el mismo problema? ¿Qué es lo que tienen que ofrecerme la escuela y el
profesor?
Bueno, esto es lo que quiero que sepáis: por todo lo que habéis aprendido en mi audiencia, mi querida
gente, y todos los mensajeros y todas las enseñanzas que os he dado, os habéis saltado vidas enteras en
conocimiento y vidas enteras en experiencias. Ahora, permíteme especificar esto diciendo que esos saltos de
vidas enteras no tienen nada que ver con afectar la forma material —eso ya llegará—, sino que tienen todo que
ver con afectar el estado de tu Yo espiritual; con hacerlo evolucionar,en una vida, a través de una conexión
cuerpo-cerebro, hasta un nivel de entendimiento que permita que ese espíritu y alma se muevan muy
rápidamente a través de los velos de vidas enteras.
En otras palabras, aún no podemos medir qué es lo que has ganado, pero entender el conocimiento —una
experiencia enriquecedora— nos trae la sabiduría. Y también te diría que hay muchos con los que me podría
sentar y dialogar —dialogar de tal modo que entablaríamos una conversación de lo más satisfactoria y que te
abriría los ojos—y estarías dispuesto a seguirme en el diálogo, porque te lo he enseñado bien. Hay otros de
vosotros que no pueden hacer eso, pero ya lo haréis.
2 Véase Karma en el Glosario.
Ahora, ¿qué dice esto de ti? Dice que tú, cuando se te da la oportunidad, puedes estar a la altura de la
ocasión y abordar las situaciones de la vida no desde un estado de conciencia social común y empobrecido —
que siempre está culpando a algo o a alguien por la condición de vida de la gente, en particular de la tuya—,
sino que puedes abordar situaciones en tu vida sin ser la víctima, y puedes abordarlas de manera tan
enriquecedora que tú mismo estarás admirado de la sabiduría que empieza a fluir a través de ti. Y ello habla de
una capacidad de aprendizaje que has adquirido que antes no tenías.
¿Y por qué es eso importante? Porque a nosotros —incluido yo mismo, que en la vida elegí saberlo todo y
hallar que no había fronteras ni parámetros para lo desconocido, que elegí vivir exclusivamente en un camino
que siempre me llevara hacia lo desconocido— nos llamaban los maestros. A nosotros nos llamaban los
magníficos, porque nos atrevimos a aprender más sobre aquello que se llama el Yo que la chusma de los
mercados. Los maestros deben tener la capacidad de entender su vida, de entender la naturaleza, y de
entender y tomar responsabilidad de todos sus actos en la naturaleza antes de que se les dé el poder absoluto
e instantáneo de manipular la materia.
Por eso os digo: vosotros vinisteis aquí, y todos estáis aquí, porque queríais estar aquí. Y lo que habéis
aprendido hasta aquí, aunque no sea visible, está acumulando dentro de vosotros aquello que se llama una
recompensa de conocimiento formidable. Si podemos seguir refinando ese conocimiento y extraerle las
tonterías y cualidades inmaduras del victimismo, los problemas del pasado o el «fue culpa de alguien más» —si
podemos seguir puliendo este entendimiento hasta el momento presente del Yo, lo cual nos estamos
esforzando por hacer— cuando entramos en ese santuario donde lo que somos no es responsabilidad de nadie
más, en ningún aspecto de nuestra vida, sino de nosotros, cuando finalmente llegamos a ese escenario vacío
es el momento en el que adquirimos, fantástica y absolutamente el poder de aquel que dicta la ley. Pero no es
hasta que podemos entrar en ese lugar desnudos —desnudos de nuestro pasado, desnudos de culpar a los
demás, desnudos de envidia, desnudos de celos, desnudos de todo aquello que atormenta a la conciencia
humana y la mantiene sumisa frente a la conciencia social, en particular al grupo del Boktau3—que refinamos
nuestras actitudes hasta alcanzar un sistema de conocimiento que no le echa la culpa a nadie, que no vive en
ningún tiempo, sino en el Ahora y, en verdad, a partir de esa base, echa fuertes raíces en el Vacío con un
poderío extraordinario.
3 Véase Boktau en el Glosario.
Querías saber qué es lo que has venido a aprender aquí. No hay casualidades en la vida, todo es
intencionado. Digamos, mi amada gente, que quizás la razón por la que habéis sido reciclados en los motores
de la reencarnación una y otra, y otra vez, es que hay una falla en vuestra manera de pensar; que esa falla
puede ser una cosa pequeña, un pequeño suceso, una pequeña actitud. ¿Y por qué sería eso una falla? ¿Y
por qué sería como una soga que te ancla vida tras vida encarando el mismo problema? No importa en qué
cultura hayas nacido, en qué época —no importa el color de tu piel, si eres rico o pobre— no importa; aún estás
atormentado con este mismo problemita. Y quizás esa es la única cosa que te ha traído de vuelta aquí, aparte
del estudiar; y quizás, en este estudio, encontrarás la solución.
Bueno, déjame que te diga: el Karma y los señores del karma... A mí me gustaba presentarles batalla,
8
porque ellos ejercen un enorme poder de represión. Pero lo que realmente significa karma es que lo que
piensas, eres; lo que piensas, creas. Y ese pensamiento debe ser asi de puro y así de claro. Así pues, si
piensas mal de alguien y le naces daño, ese daño te regresará, porque eso es experimentar la realidad que
estás repartiendo. Ahora, el karma —y así es— puede ser un concepto tan opresor que en vez de crear
maestros puede, absolutamente, destruir mentes que van camino a la grandeza por medio de despojarlos de
todas las dulzuras que la vida puede ofrecerles: vivir un estilo de vida monástico y concentrar el curso de su
pensamiento en mantras interminables que no significan nada; postrar el cuerpo; matarlo de hambre; hacer
todo lo posible para evitar el encuentro con el Karma potencial, incluso con la mirada. Ahora, esto es bastante
extremista.
Bien, permíteme que te diga—particularmente al grupo Boktau— que no hay ningún acontecimiento en tu
vida de los que te mantienen en el ciclo de la reencarnación que no se pueda resolver cuando pules la actitud y
le quitas la gente, los lugares, las cosas, los sucesos y el tiempo. Eso es llegar desnudo al centro de una
actitud. Y sólo cuando puedas hacer eso con cualquier problema que tengas, esa será la única vez que lo
resolverás. Echarles la culpa a tus padres, echarle la culpa a una época, ser la víctima de un suceso, todo eso
son acciones en respuesta a una reacción que te siguen haciendo regresar. Y la solución es absolutamente
simple: velo por lo que es sin ningún adorno, incluido el pasado. Y si eres capaz de hacer eso, entonces
sabremos qué clase de entidad sustantiva eres, que puede mirar a su nigromante4 a los ojos hasta que el velo
desaparece y encontramos que el nigromante no tiene rostro.
4 El nigromante es un concepto que usa Ramtha para referirse a todo aquello que nos atormenta.
VIVIR EN EL PASADO
Tú sabes cuál es y cuál ha sido siempre tu dificultad: es que vives en un dolor del pasado y en un agravio
del pasado. No sé cuántas veces tengo que decir esto, pero incluso mi grupo más avanzado aún desentierra de
su pasado motivos para su comportamiento, y desenterrar viejos cadáveres sólo hace que la situación huela
mal. Eso no resuelve nada. Lo que sí hace es conectarte a esa misma gente para la próxima vida. ¿Por qué
crees que hay grupos de almas que trabajan juntos? Y los hay. Hay varios en esta misma audiencia. Y por
supuesto, el grupo más abundante tiene una conexión de alma con mi vida aquí, una vez estuvimos todos
juntos. Pero en el periodo de tiempo desde entonces hasta ahora todos habéis tenido pequeños dramas en
vuestra vida que os los producís unos a otros. Y al que le eches la culpa de tu miseria actual en esta vida es
precisamente a quien vas a tener en la próxima.
Ahora reflexiona sobre eso. ¿Te parece ilógico? Si conciencia y energía crean la realidad a través de los
procesos del cerebro y el trazado de su red neuronal, entonces si tu red neuronal te dice que eres débil por
culpa de tus padres, y eso no se resuelve en esta vida y ellos están siempre ligados a ese asunto, en tal caso,
¿no están conciencia y energía creando eso como una realidad absoluta? ¿Cuántos de vosotros estáis de
acuerdo? Esa realidad, entonces, ¿no se transferirá a otra experiencia con la misma gente? ¿Por qué? Porque
ellos existen en tu realidad. ¿Cómo evita el ser despojada5 en la luz? Sólo la memoria es despojada en la luz,
pero el alma pide resolución; esa página en la que no se ha escrito nada durante miles de años, porque
durante miles de años estás atascado en una pequeña actitud. Eso es carencia.
Ahora, todos los grandes seres saben esto, y muy pronto tú lo vas a saber. Lo vas a saber porque voy a
presionarte ese entendimiento y sus profundas implicaciones en tu futuro Ahora. Y quiero hacer esto porque
mientras juegues con la idea de sufrir a causa de una persona, un lugar, un suceso o un tiempo, entonces tú,
ese sufrimiento y esa entidad estaréis ligados por toda la eternidad, hasta que un día renuncies a ello.
Ahora, esto tiene grandes implicaciones —grandes implicaciones—porque muestra el nivel de inmadurez en
una escuela de sabiduría antigua. Ningún maestro o maestra va a echarle la culpa a su vida nunca, nunca.
Ningún maestro o maestra dejará jamás que su poder crezca o se pierda a causa de otro individuo, de algún
suceso o de algún momento. Es así como sabes que le estás hablando a un auténtico maestro de la Gran
Obra.
Entonces, ¿es posible realmente cambiar el modo de pensar de tu cerebro enfocándote en tu pequeño
problema sin conectarlo a todas esas formas que son comunes en asociación con el problema? Claro que sí,
porque cuando te enfocas en lo que es —no quién lo hizo, cuándo sucedió, quién lo causó, y por qué estás de
cierta manera en los días que le siguen— cuando todo esto se elimina estás mirando un concepto desnudo en
el cerebro. ¿No sabes lo que le hace eso al cerebro? Las neuronas se desconectan de sus estaciones de
dendritas, Porque si nos enfocamos en lo que somos sin asociación, el cerebro, Para ser capaz de entender
qué es lo que estás haciendo, debe obedecer, y ellas tienen que desconectar el circuito de asociación y darte
simplemente lo que es. Y cuando miras lo que es sin asociación, ya no puede existir. Es gracias a la virtud de
la asociación por lo que existe en un comienzo. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Date la vuelta y explica esto
a tu compañero en términos que entiendas tú y, afortunadamente, tu compañero.6 ¿Cuántos de vosotros
entendéis lo que acabáis de decir a vuestro compañero? ¿Lo entendéis? Que así sea.
9
5 Ramtha utiliza el término "despojar" en el contexto del acto perpetrado por los señores de la luz en la transición que hay de la muerte a
nuestra próxima encarnación, a través del cual, una vez presenciamos todos los acontecimientos de nuestra vida somos desposeídos de la
memoria.
6 Esta es una característica muy importante de la técnica de enseñanza de Ramtha. Hemos dejado en el texto las partes en que Ramtha
pide a los estudiantes que se dirijan su compañero y le expongan la enseñanza. Sugerimos al lector seguir las instrucciones de Ramtha e
intentar expresar las enseñanzas con sus propias palabras, sin importar si se tiene o no un compañero.
Ahora, aquí hay algo en lo que pensar: no puedes sostener ningún tipo de carencia cuando la has separado
de la asociación. No puedes sostener ningún tipo de carencia cuando la has separado de sus asociaciones.
Piensa en esto. ¿Cuántos lo entendéis?
Ahora, el camino más rápido hacia la iluminación no son las drogas, ni lo es el vino. No es nada que esté
fuera de lo que somos. El camino más rápido hacia la maestría es el camino del desapego. Y lo que eso
significa es separar la culpa de todas las actitudes mentales limitadas —tiempo, gente, lugares, sucesos—,
porque cuando tomas la carencia y la dejas sola, no se puede sostener sin la culpa. ¿Cuántos entendéis eso?
Y el odio no puede vivir —no se puede sostener— si no tiene una víctima. Quita a la víctima y no hay odio.
¿Cuántos de vosotros entendéis? Separa de la carencia tu trabajo, el lugar donde vives, cuánto dinero ganas.
Separa de la carencia cualquiera de tus facultades percibidas que evitan que la abundancia ocurra. Si quitas
todo esto y ves simplemente la carencia, ella no podría existir en tu realidad, porque en un estado de puro
desapego tenemos el momento presente y puro, que es el poder más imponente que existe.
EL ASPECTO SOMBRÍO DEL YO
Vamos a profundizar un poco más en esto. Muchos de vosotros tenéis lo que en este grupo comúnmente se
ha llamado un carácter con un lado oscuro; y lado oscuro significa tu aspecto sombrío, un hilo o filamento que
es áspero y crudo. Y yo más bien diría que ese hilo es un mapa de la red neuronal; y que codicias esta cara de
ti mismo tan deliciosamente que nunca dejas que nada la penetre. Porque este hilo, o este Yo sombrío, es el
Yo que lleva la carga a la vez que el poder del victimismo —reacción, odio, resentimiento, amargura, celos, ira,
todas esas emociones lamentables que no hacen nada sino destruir la salud del cuerpo— y hace que tengas
que regresar de nuevo y corregir esos problemas con la misma gente en una situación futura. Eso no es algo
que debiéramos anhelar. Tú tienes este lado de tu carácter que proteges, lo saboreas y lo usas como un látigo
y un aguijón. Y es un aspecto tuyo feo, muy feo, y yo lo veo en ti.
Ahora, todo eso no es más que un mapa específico que tienes ahí arriba al que amparas y proteges.7 Y sólo
un maestro puede ver lo que hay realmente detrás de esa dulce carita, porque la mayoría de la gente va de
aquí para allá tratando de poner buena cara para esconder este aspecto sombrío de su personalidad. Así pues,
como todos lo están haciendo, nadie ve que todos son así ¿Entiendes?
7 Esta expresión se refiere a la red neuronal del cerebro, la cual conforma la base nuestra personalidad humana.
Ahora déjame hablarte de ese pequeño personaje. Esa obstinada faceta del ego alterado en el cerebro —
esa parte de ti mismo que rehusas soltar— está muy bien protegida al tener una vida propia, ya que puede
señalar circunstancias en su vida que la hicieron así: traición, abandono, ser objeto de mentiras, ser objeto de
uso y abuso, de descuido, todas esas palabras que usas normalmente en tus conversaciones con otros. Y,
sabes, este pequeño y feo ego alterado que posees ha sido la entidad más difícil de cambiar en esta escuela.
¿Y sabes por qué? Porque tú no quieres cambiarlo, y yo te he dado las claves para hacerlo. ¿Y por qué no lo
quieres cambiar? Porque te permite tener una pila de protección contra la gente que crees que busca meterse
contigo o aprovecharse de ti. Así que provee el aguijón, el veneno, la fealdad, la manipulación, el resentimiento,
la astucia, y todas las cosas que descubriste que necesitas para tu propia supervivencia.
Pero déjame hablarte de esta criatura pequeña y oscura. Por su causa vas a perderte el mensaje más
importante de esta escuela, el que tu alma te trajo aquí para que aprendieras; y ese es que cuando vemos el
demonio interior, esa criatura sombría dentro de nosotros, —como yo lo hice: entregué mi espada— nos
volvemos vulnerables. Pero nos volvemos vulnerables sólo en el primer momento que sentimos miedo a las
represalias por haberlo hecho. Y ese es un miedo inútil a la luz del conocimiento.
Entonces, ¿qué es lo que mantiene unido a tu pequeño demonio?
Bueno, tu temperamento desagradable. Puedes decir: «Yo tengo mal carácter por esto, por eso, y por
aquello8». Pero qué tal si quitamos esto, eso y aquello, ¿existiría aún el mal carácter? No, no existiría.
Entonces, ¿qué hacemos con la energía del mal carácter? Está liberada, es espacio libre.
8 La personalidad humana siempre encuentra excusas para justificar sus cambios de humor o el mal carácter.
Y qué pasa entonces si dices: «Yo no confío en la gente porque me han traicionado». Bueno, yo te miraría y
diría: «Tú eres la primera persona en la que deberías confiar, en ti mismo, pues nunca habrá nadie que te
traicione más que tú mismo». ¿Y por qué? Porque tienes una actitud protegida, porque te niegas a neutralizar
10
la asociación con esa actitud para poder liberarte de ella. Verás, confiar en la gente sólo se convierte en un
problema cuando tienes dificultades para confiar en ti mismo. Cuando no hay inconveniente con la confianza en
uno mismo, ésta nunca se convierte en un problema, pues no hay una asociación allí a la cual adherirse.
¿Cuántos de vosotros entendéis? Entonces lo que empezamos a hacer es que comenzamos a desarmar una
parte de ti que es responsable de que muchas cosas maravillosas —en presencia del poder absoluto— que
están llegando a tu vida no lleguen, porque siempre tienes tu escudo preparado, y el escudo jamás te deja vivir
en este momento. No estás realmente aquí conmigo esta noche; estás en algún otro lugar lejano, en otro
tiempo.
Esta pequeña criatura que tienes dentro de ti —a la cual se la llamó apropiadamente el diablo o el demonio,
el demonio interno— es esa persona que tiene todo un almacén de información referente a por qué debería ser
de la manera que debería ser. Y toda esa información está conectada con muchas personas y muchos lugares,
muchas cosas y muchos sucesos, pero es un solo demonio con muchos tentáculos. Y alimentar al monstruo
requiere una gran cantidad de resistencia a la belleza de la vida. Por ejemplo: cuando digo resistencia a la vida,
tengo personas aquí que prefieren aferrarse a esto antes que disolverlo. ¿Y cómo sé eso? Incluso al dar la
enseñanza de ponerse a mirar simplemente lo que es, sin el apego de personas, lugares, cosas, sucesos y
tiempo, ellos aún regresaron a su pasado. Aún se aferran a eso. La asociación con el pasado es una atadura.
Es la única cosa que sostiene aquello que realmente no existe. La carencia es una ilusión. Lo que es real es la
actitud que la sostiene. ¿Entiendes?
Ahora, la maestría de uno mismo es una búsqueda noble y valiosa, pero es una búsqueda que te lleva hasta
los pasillos interiores de tu ser, y realmente te hace ver aspectos de ti mismo que hasta ahora han sido tu
personalidad, la manera como te percibe la gente. Y sabes, ahí hay un elemento de miedo: que si te deshaces
de esa personalidad la gente no te tomará en serio, o no serás lo bastante grande y malo como para causar
impresión. Pero eso es una mentira, porque mientras te concentres en un problema insignificante, como la sola
actitud que te ha hecho nacer tantas veces —que ha arruinado tantas relaciones, tantas oportunidades, tantos
días que vinieron y se fueron, y que nunca volverán; que ha arruinado totalmente el paisaje de la vida—
mientras eso permanezca en tu vida, la esperanza de vidas futuras es muy débil. Y la capacidad de ser
expresamente un maestro se ve ampliamente limitada al aferrarte a algo que simplemente debes soltar. Es
algo que no existe.
Esto es una enfermedad en la conciencia humana. Y, mi amada gente, quiero que sepáis que os estoy
empujando hacia ese escenario central. Y os estoy desafiando y a la vez intentando enseñar algo muy dulce y,
en verdad, muy hermoso: que todas esas cosas de vosotros mismos a las que temíais y que pensabais que
eran la verdad, ni siquiera existen. Lo único real es la asociación que creéis tener con ellas ¿Cuántos de
vosotros entendéis? Y es esa asociación lo que se necesita extraer. Entonces no existen tales cosas como las
incapacidades, y en verdad no existen tales cosas como el odio o la malicia. No existe tal cosa como el
sufrimiento. No existe tal cosa como la carencia, ni siquiera existe la muerte. Realmente no existen.
Así pues, si pensamos en esto, nuestros demonios, tus demonios -digo nuestros porque aquí estoy, en
medio de todo ello, y no me gusta - se tratan, en realidad, de tu necesidad de mantener tus actiudes para poder
sobrevivir y, sin embargo, son las mismas actítudes que te incapacitan completamente de la vida. ¿Cuál es el
otro lado de esto? Bueno, tú sabes, yo reconozco a un hombre valiente.
Todo lo que tengo que hacer es mirarlo y puedo ver en él la substancia de esa cualidad que yo sé que forma
la valentía. La valentía no consiste en ser grande, malo e intrépido. La valentía es la fuerza impecable de
separar de uno mismo el pensamiento canceroso que debilita al individuo y su desempeño en cada aspecto de
la vida. Eso es fuerza, y es también valentía.
Y puedo saber, al mirar a una mujer, si dentro de ese seno descansan el amor sincero y el afecto, porque el
amor sincero y el afecto son la máxima personificación de Dios en la diosa, que es, en verdad, quien nutre a la
vida y nunca quien le roba —y es la dadora del amor, nunca quien lo mutila— y en la mujer encontramos la flor
más dulce de Dios. Y puedo mirar a una mujer y decirte si ese amor habita ahí o no. Y lo que hace a una mujer
hermosa no es la piel, los ojos o la edad. Lo que hace a una mujer hermosa es su capacidad de amar sin
rendirse y de amar sin condiciones. Ahora, eso es lo que yo considero una mujer hermosa. ¿Y por qué? Porque
cuando separas de la carencia la asociación que la mantiene apuntalada —verás, la carencia se podría ver
como una bola de cristal sostenida por aquello que se llama una tríada con patas, y lo que se ve realmente no
es la bola de cristal, sino la tríada con patas que la sostiene— podríamos ver entonces la carencia como una
bola de cristal transparente que en realidad no podemos ver. Pero lo que sí vemos son los puntales que la
mantienen en su posición. Y si removemos esos puntales de asociación, no hay bola de cristal. Solo existía la
asociación. La asociación —permíteme recordarte de nuevo— es decir que eres como eres a causa de algo
que te pasó cuando eras un niño o una niña, y luego llevarlo contigo toda la vida, coloreando con eso cada día
de tu vida, pues esa es la única manera de vivir que conoces; aquel suceso, aquel momento, aquella gente, y
aquel lugar son los puntales de la carencia. La carencia ni siquiera existe, es incapaz de existir en un reino de
absoluta abundancia.
¿Sabes por qué eres inseguro? Porque alguien —quienquiera que desees nombrar— te lo dijo y te hizo
11
sentir inseguro. Y continúas regresando a ese momento; te sigues lastimando por ello. ¿Qué pasaría si
miráramos a la inseguridad sin los puntales? No existiría nada llamado inseguridad. ¿Entiendes? ¿Y sabes que
lo que existe donde no hay espacio es amor? Bueno, ¿qué es el amor? El amor es el pegamento que mantiene
todo unido. Ese es el poder.
EL ARTE DEL DESAPEGO Y EL AMOR INCONDICIONAL
Ahora, el amor incondicional habita en el seno de la diosa. ¿Y por qué yo encuentro que eso es lo más
hermoso que hay? Porque significa que esa mujer tiene más amor que asociación, y en el lugar de la
asociación vive solamente el amor, porque eso es lo que queda cuando te deshaces de los puntales del
victimismo en todos los niveles de tu vida. Y ahora digo que la diosa está sana y salva, porque de su seno fluye
solamente amor. No es artificial; ella es, porque ahí no hay nada más que eso. ¿Y por qué es esto tan
importante? Porque esa es la cualidad que constituye a un Cristo. Ese es el amor que cura; ese es el amor que
une; y ese es el amor que alimenta. Y el amor no puede existir en un estado de apego. ¿Cuántos de vosotros
entendéis? Date la vuelta y explícale a tu compañero.
Ahora, una de las razones por la que dejas intacto a ese demonio al que estás empezando a entender un
poco más, es que —veámoslo de esta manera— si neutralizaras al Yo sombrío dentro de ti, te asustaría lo que
serías sin él. En otras palabras, ¿cuál sería entonces el estímulo de tu conversación? ¿Cuántos de vosotros
entendéis? Y también te asusta el que no tendrías una razón para levantarte cada mañana y culminar tu día
con sangre, sudor y lágrimas sin tener un ataque de nervios. Piensa en esto. La gente está aterrada de
desnudarse hasta llegar al límite del desapego, porque eso significa que hay un verdadero miedo a lo que
puedan ser o en lo que se puedan convertir, pues han compartido una amistad verdadera y provechosa con
aquello que se llama el Yo sombrío. Están ligados a los apegos. ¿Cuántos entendéis?
Ahora, ese es un concepto que acobarda. Sin ir más lejos, en este monólogo, que esta declaración —
porque yo no quiero que pierdas los estribos y crees entonces un apego a la enseñanza que te acabo de dar, lo
cual es siempre un riesgo—, ¿por qué no piensas entonces que quizás la razón por la que no quieres renunciar
a tu pasado es que ha sido un muy buen compañero en tu presente, y ello significaría realmente tener que ser
una persona diferente? Y al ser tú la persona que siempre quiere estar en control de tus apegos, eso te pone
un poco fuera de control. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Yo te digo: los santos nacen a raíz de este fuego —
en verdad lo hacen— y también los maestros, gente auténtica y genuina que está en una misión divina para
encontrar esa falla que ha inhibido su progreso durante milenios. La están buscando, la quieren de verdad.
¿Sabes? Tú no tienes un montón de karma. Lo que tienes es una falla —una falla— de la que te puedes
adueñar, y es la falla más obvia en tu vida. Y te puedes adueñar de ella cuando sacas tu espada y derribas
esas muletas que la sostienen y te das cuenta de que está vacía. Y son las muletas las que te siguen trayendo
de regreso vida tras vida tras vida. ¿Entiendes?
Ahora sabemos que al hablar de una enseñanza como esa hay algunos de vosotros que no me escucháis.
Tenéis lo que se dice un oído selectivo; así os perdéis muchas de mis enseñanzas. Hay espacios completos de
los que no recuerdáis nada, y yo soy mucho mejor orador que eso. El oído selectivo actúa cuando no quieres
escuchar lo que te estoy diciendo. Pero yo te digo: estás aquí para escucharlo; viniste aquí para escuchar lo
que no quisiste escuchar antes.
Ahora, nuestro primer paso en esta resolución es que nos ha tomado todos estos años llevaros hasta un
punto de conocimiento más allá de la superstición y el fanatismo, llevaros hasta el punto en que ahora ya
podemos ir hasta el centro y hablar de esto sin histeria. Yo voy a seguir teniendo aquí gente histérica, porque
ellos no escuchan. Ellos no escuchan la enseñanza completa ni la contemplan profundamente, ni ven por sí
mismos que todos estos bloqueos están realmente vacíos, y que lo único real en ellos es la culpa. Y cuando
nos deshacemos de eso, no hay nada más y todo lo que existe ahí es amor. Esa es la cualidad de Dios que
estamos buscando aquí. Ese es el poder que mueve montañas. Bueno, tomó todo este tiempo traerte a este
pequeño lugar para que escucharas este simple mensaje; y es así de sencillo.
¿Qué tan difícil será entonces desprenderte de tus apegos? No es difícil en absoluto, mi querida gente,
porque con un enfoque aplicado a la carencia sin personas, lugares, momentos y sucesos, ésta no se puede
sostener como carencia, no existe. Y cuando esa iluminación ocurra, el cerebro se revolucionará para
reconectar sus circuitos exactamente de acuerdo con ese entendimiento. ¿Y qué ocurre cuando te das cuenta
de que no existe tal cosa en ti como la carencia o el miedo o la enfermedad o la maldad o la ignorancia, o
cualquier otra cosa que quieras nombrar? ¿Qué pasa en ese momento cuando sabes eso? Todo el espacio de
esa contemplación se desvanece, porque no se puede sostener a sí mismo. Y se limpia, y un poder toma
posesión de él. Es un poder de espacio libre, es amor. Y es en ese lugar donde sucede lo milagroso. Lo
milagroso no sucede en el pasado ni en el futuro; sucede en el momento que estás presente, en
contemplación; es ahí cuando sucede el milagro. Es el único espacio donde puede ocurrir. ¿Cuál es el milagro?
El milagro es abolir la mentira; y en su lugar aparece la abundancia. Siempre estuvo ahí, siempre ha estado
ahí.
Y aquellos de vosotros que no oís muy bien, continuaréis protegiendo vuestra pequeña y sucia conciencia,
12
y vuestro pequeño y sucio modo de pensar. Y seréis los poseedores de vuestro pasado, porque os da una
razón para quejaros y algo por lo que trabajar, pues vosotros no creéis en mí, sino en vuestra carencia.
Y aquellos de vosotros que os aferráis a vuestro tormento —vuestro tormento imaginario, vuestra traición
imaginaria, vuestra ilusoria reacción desagradable—, aquellos de vosotros que os aferráis a él, vuestra vida no
será más que un infierno, no sólo por el resto de esta vida, sino por todas las vidas que vendrán. ¿Y cuál es el
salario que recibimos por estar apegados a este Yo sombrío? Es que el amor por este ser erróneo se vuelve
más seductor que el amor a la vida —y sus oportunidades, que nos permiten que cada día el amor a esta
bestia sea más importante que el amor a la vida— y la participación en ese amor en cada aspecto, cada acción
y cada pensamiento es tal que podríamos decir que estamos realmente vivos y que, en verdad, hemos vivido.
Tu manera de pensar equivocada y pequeña nunca te permitirá experimentar la vida, pobre de ti.
Y nunca serás un maestro en esta escuela, porque el sueldo de la maestría es muy estricto. Demanda la
conquista de uno mismo; más que eso, demanda la absolución de lo divino en nosotros. Eso significa la
liberación de nuestra divinidad. ¿Y dónde está esa divinidad? Está justo en el lugar donde crees que está tu
carencia. Y nuestra divinidad es la voluntad. Es la espada de la voluntad la que nos permite, como legisladores,
determinar qué clase de vida queremos. Yo digo que no hay enemigo que no hay hombre ni mujer ni hay padre
tan poderoso que me pueda robar mi vida y mi poder de hacer de mi vida lo que quiera. Nunca hubo nadie tan
poderoso en mi vida. ¿Por qué tendría que haberlo en la tuya?
Así`pues, aquellos de vosotros que tenéis oídos, escuchad lo que he dicho y no lo interpretéis de modo
diferente a como yo os lo he enseñado. Y aquellos de vosotros que queréis saber, vuestra libertad está cerca;
vuestra absoluta levedad del ser está a vuestro alcance. Y no me importa quién seas, no me importa qué
idioma hables, si sabes leer y escribir o si no sabes, todos somos iguales ante Dios. Y cuando todos tenemos
ese momento de mirarnos a los ojos, ver nuestras limitaciones y calificar nuestra carencia por lo que la
sustenta, y después deshacernos de lo que la sostiene, entonces te juro que estamos ejecutando lo divino, y
todos nosotros tenemos la capacidad de hacer eso. El amor es un imán. Es magnético y poderoso. La carencia
es artificial, limitada, destructiva. Así, lo verdaderamente maravilloso en esta escuela aún está por aprenderse,
pero no puede aprenderse hasta que esta lección sea practicada y quede adueñada. ¿Cuántos de vosotros
entendéis? Que así sea.
Entonces ahora, nuestro primer paso para abordar esto comenzó antes de esta vida, y fue el encuentro
entre tú, yo y esta escuela. Ese fue el primer paso: que tú pediste y exigiste que el alma requiriera de ti en esta
vida una solución que le diera sentido a tu dilema, a ese pequeño problema. Y cuando satisfacemos al alma
entonces somos libres de seguir nuestro camino. Esta noche, yo he satisfecho el alma al darle a su portador
consciente la información que necesita para tomar decisiones sobre esa pequeña actitud y cómo eliminarla. Yo
no la puedo eliminar por ti —no es mi camino— pero yo soy tu profesor y puedo decirte que esta es la disciplina
más rápida y más volátil que puedes practicar. Y te catapultará al espacio libre más rápidamente que cualquier
cosa que te he enseñado hasta ahora. Y es un paso que está listo para aquellos que estén dispuestos a darlo.
Ahora, esto no parece gran cosa, pero yo te aseguro que soltar tu orgullo es en verdad algo muy difícil de
hacer. Ser humilde es muy difícil, tanto para el hombre como para la mujer. El acto del perdón y la postración
del Yo en el acto del perdón —postrarse, si lo visualizas» quiere decir yacer boca abajo, con los miembros
extendidos, como un águila en el suelo, a merced de algo más grande, postrarse ante algo mayor— esa es la
imagen que debemos ser. Lo que eso significa es que estamos deseosos de renunciar a lo que somos por algo
mas grande y a sacrificarlo. No es fácil, pero a la vez sí lo es.
Y vas a descubrir que en el momento que te enfoques en ese pequeño problema o actitud —y te he
prohibido conectarlo con nada del pasado, con ninguna clase de persona o con ningún tipo de suceso, ni con el
tiempo, te lo he prohibido— y si bajo esa dirección te enfocas en esa pequeña actitud, te darás cuenta de que
no es nada. Ahora estás aprendiendo el secreto. Y todo lo que tenemos que hacer es primero saber el
conocimiento, y ahora sabes el conocimiento. Lo segundo es estar dispuesto a hacerlo.
Entonces, ¿cuándo lo haces? ¿Cuándo quieres hacerlo? ¿Esta noche, mañana por la mañana o mañana
por la tarde? Tú decides. Y simplemente lo encuentras en ti mismo, y te prometo que con un poco de ayuda de
tu amigo, saldrá a la superficie. Y cuando lo haga, tienes como siempre la elección de hacer algo al respecto o
dejar que siga su curso. Y si te decides y haces algo al respecto, todo lo que tienes que hacer es ir a algún
lugar, cerrar esos ojos —si puedes cúbrelos con una venda— llegar a un espacio de tranquilidad, trazar esa
estrella9, girar esos ojos hacia atrás, tensionar tus músculos, soplar, y empezar a mover energía10. Y cuando
estés listo toma esa pequeña actitud y ponla justo aquí enfrente (lóbulo frontal),1 en tu enfoque, sin ningún otro
apego. Y cuando la mantengas ahí por un periodo de tiempo va a empezar a querer resbalarse, y vas a tener
que soplar y traerla nuevamente a tu enfoque sin ataduras. Te prometo que en el momento que hagas eso tu
mundo va a cambiar —tu vida, tu flujo de energía, y tu libertad— y la próxima vez que estemos juntos, vas a
ser más viejo y más sabio. ¿Entiendes? Que así sea.
Así que todo el mundo en el curso de la historia ha hecho la pregunta proverbial: Maestro, ¿qué es el amor
incondicional? El amor incondicional es aquello que siempre es. Y cuando se quita el apego, se ve mucho más
brillante. No es algo que tengas que ser; es lo que tú ya eres. Y en su lugar hay ilusiones mantenidas y
13
mentiras, y cuando nos deshacemos de ellas, el amor esta ahí. No requiere trabajo; esa es la naturaleza de
nuestros seres, mi amada gente. Fuimos concebidos en él y, por lo tanto, estamos en él. Punto Cero lo es, y
todo el poder que formó todas las dimensiones y todos los planos y todos los cielos es ese mismo poder. Y así,
si estamos concebidos en el seno de tal amor, entonces ese debe ser el aspecto de nuestra verdadera
naturaleza. Ser cualquier otra cosa es ser artificial a esa naturaleza. Y por eso tenemos aquello que llamamos
la rueda de la reencarnación.
9 Una práctica común en la Escuela de Iluminación de Ramtha es dibujar una estrella de cinco puntas de color azul en cada uno de los
siete sellos del cuerpo. Esta disciplina ayuda al estudiante a ser consciente de los siete sellos y a enfocarse en ellos. (Ver fig. 2.)
10 Véase C&E® en el Glosario.
11 El lóbulo frontal del cerebro es donde se mantiene el enfoque de un pensamiento y donde es dotado de poder, de manera que pueda
manifestarse en la realidad. (Ver fig. 1.)
ES POSIBLE ADUEÑARSE DE TODO EN UNA SOLA VIDA
¿Y es posible adueñarse de todo esto en una sola vida? ¡ Claro que lo es! Porque si uno tiene el privilegio
de ir por la vida como un conquistador y conquistarse a sí mismo, conquistando las limitaciones y la ignorancia
propia de éstas, entonces uno llega naturalmente a un lugar —lo que te acabo de enseñar—; está dotado
natural y afortunadamente de suficiente sabiduría como para ver la lógica y la sabiduría de dispersar los
apegos, porque en su dispersión no hay amenaza ni hay coloración del Yo, de modo que no hay ninguna
pequeña actitud que nos ate a otra vida.
¿Y es posible en una sola vida beberse todas las mañanas en las que Ra12 se eleva y salpica el cielo de la
noche con colores rosa, púrpura y carmesí? ¡Claro que sí! ¿Y puedes en una sola vida beberte la luna mientras
crece y mengua hasta el amanecer? ¿Es posible en una sola vida adueñarse de la experiencia de modo que
esta experiencia quede para siempre? ¡Claro que sí! ¿Y no es posible en una vida haber comido y haberse
deleitado en la comida? ¿Es posible en una vida haber bebido suficiente vino? ¡Claro que sí! ¿Es posible en
una sola vida haber crecido hasta tal extremo que ni siquiera la vida es un apego? ¡Claro que sí!
12. Véase Ra en el Glosario.
Yo nunca hubiera querido estar en la rueda de la reencarnación, porque la rueda, entonces, me hubiera
esclavizado. Y os diré, mi querida gente: la cosa más horrible y aterradora que os haya pasado nunca es haber
nacido sin memoria de quién fuisteis una vez. Ese es el vino de semejante encantamiento, que es un terror. Y
no tener plenas facultades de lo que una vez vi, supe y experimenté, y que esto sea abolido en mí en beneficio
de una nueva vida en un nuevo cuerpo que no puede recordar, porque el cerebro no vivió en aquellos tiempos
—haber tenido un cerebro que no pudiera recordar las mañanas que vi y, en verdad, las noches que conocí; las
batallas en las que estuve y los soldados con los que conviví; y el olor de la pudrición, la sangre y las
carnicerías; y sí, el jazmín, las aceitunas y el color de árboles de hojas plateadas junto a los ríos con sus
verdes cañas, y aves silvestres, tan brillantes y maravillosas— el mero pensamiento de que eso sea abolido en
mi conciencia es impensable. Y, sin embargo, te he visto tantas vidas empezar de nuevo. Para mí, eso es
impensable. Para ti, nunca has pensado en ello. Esa es la cosa más horrible que yo nunca pudiera pensar,
porque estás realmente perdido a menos que tengas un modo, una dirección que en la noche de tu ignorancia
y tu carencia de memoria neuronal pueda alumbrarte un camino, que instintivamente sabes seguir, pero que no
puedes razonar con tu cerebro actual por qué deberías seguirlo. Qué prisión. Y no es fácil salir de ahí.
Es posible hacer todo esto en una sola vida. Y es posible enseñar a tus hijos a hacerlo todo en una vida
cuando eres lo suficientemente sabio como para entender las trampas en las que caíste y enseñar a tus hijos a
caer y a salir de ellas. Y cuando les enseñes eso, les habrás dado un conocimiento espiritual que da vida y
que, a la larga, los salvará de tener que vivir una vida y preguntarse de qué se trató todo, sólo para morir y
regresar, y darse cuenta de ese pequeño asunto del que no te ocupaste esta vez. Con este conocimiento no
puedes evitar sino enfrentarte al asunto, porque esa es la mismísima cosa que te atormenta. Es la espina en tu
costado, y tú lo sabes muy bien. Todo lo que tienes que hacer es verla. ¿Entiendes? ¿Cuántos de vosotros
entendéis? Que así sea.
Ahora, en los días que van a seguir a esto, lo que hago y lo que puedo hacer por ti es que yo quiero y voy a
elevar la conciencia de esas pequeñas actitudes, y ayudaré a crear circunstancias alrededor de ellas para que
veas cómo empiezan a aflorar. Y no son ni buenas ni malas; son oportunidades. Y cuando veas la oportunidad
entiende que la estoy empujando hacia ti para que hagas algo con ella. Puedes hacer lo que quieras con ella, o
puedes regresar a tu vieja filosofía, tus viejos horóscopos, tus propias drogas, tu propia forma de beber sin
control -puedes regresar a todo eso—, pero nunca encontrarás resolución en ello. Esa es tu elección. O
también puedes quedarte desnudo, desligado, y total y extraordinariamente poderoso. Yo conozco el camino a
casa. No vas a perder demasiado el control, te lo prometo. Que así sea.
EL APRENDIZAJE DE RAMTHA A SEPARARSE DE SU CUERPO FÍSICO
Estudiante: Me gustaría hacerte unas preguntas. Cuando practicabas entrar y salirte del cuerpo, ¿cómo
14
sabías dónde estabas? ¿Y fuiste a otros niveles, como el cuarto, quinto, sexto y séptimo? Y si lo hiciste, ¿fuiste
instruido allí? Y cuando ascendiste frente a nosotros, ¿sabías adonde ibas? Y si tuviste una revisión de tu vida
—yo sé que no fuiste despojado—, ¿tuviste igualmente que ver tu vida y después ir adonde decidiste que
querías ir? Siempre quise preguntarte esto.
Ramtha: ¿Cómo vencí a la luz?
Estudiante: No, porque yo sé que tú no fuiste despojado, precisamente por lo que acabas de decir. Bueno,
quiero que me contestes primero la primera parte.
Las primeras veces que entrabas y salías de tu cuerpo, y estabas echado durante mucho tiempo —dijiste
que tu cuerpo estaba casi muerto cuando regresabas y lo tomabas—, ¿cómo sabías dónde estabas? ¿Estabas
fuera de tu cuerpo sólo en esa dimensión? ¿O descubriste ultravioleta, rayos gama y rayos X y fuiste capaz de
regresar a esta vida? ¿O eso fue algo que descubriste después?
Ramtha: ¿Puedo referirme a eso antes de que sigamos?
Estudiante: Sí.
Ramtha: La primera vez que dejé mi cuerpo fue un accidente. ¿Te acuerdas de la historia del viento? Y la
razón por la que supe que había dejado mi cuerpo es porque me encontré en una atmósfera de altitud en la
que no estaba acostumbrado a estar. Más que eso, teniendo el punto de vista desde el cual yo podía ver dónde
estaba mi cuerpo —y no había ninguna sensación por haberlo dejado— la única percepción consciente que
tenía era el estar por encima de él, que es lo más normal cuando uno deja su cuerpo. ¿Me sigues hasta aquí?
Ahora, estar separado de mi Yo carnal. Aunque yo había separado a muchos de su Yo carnal, yo nunca
había estado separado de mi Yo carnal, así que era una experiencia nueva para mí. Cuando reconocí mi
cuerpo y mi túnica y mi altiplano, en ese momento reclamé mi cuerpo como mío, en ese momento regresé a él.
¿Aún estás conrnigo?
Conciencia y energía crean la realidad. ¿Entiendes?
Entonces, durante siete años, fui y repetí todo —soy un Dios paciente—; durante siete años. ¿Adonde más
iba a ir? Durante siete años fui allí y pensé, planeé, proyecté y me pregunté, y en verdad reflexioné. Y lo que
hice fue ir creando aquello que se llama una expectativa, lo cual se puede asociar estupendamente a la
enseñanza de esta noche. Le puse un apego a un suceso que no tenía apegos. ¿Entiendes? Así que
podríamos decir que creé un dogma religioso sobre el suceso al analizarlo intelectualmente. Ese análisis
intelectual es lo que me impidió, durante siete años, hacer la misma cosa maravillosa otra vez. Cuando
renuncié a la expectativa, renuncié al apego de mi percepción intelectual sobre ello, y eso me liberó para
hacerlo de nuevo. ¿Entiendes?
Ahora, la siguiente vez que partí —que fue siete años y unos pocos días después— me trasladé a un lugar
que estaba casi a la misma distancia de mi conciencia absoluta y de mi cuerpo. Y el momento en que supe que
aquel era mi cuerpo, fue de nuevo el momento en el que regresé a él. Pero yo soy muy astuto; yo entiendo que
cada vez que miro ese cuerpo y lo llamo mío es el momento en que regreso al mío. ¿Comprendes? Y así, en
sucesión a eso, siguieron algunas lecciones maravillosas. Yo había llegado a un lugar de abandono, al punto
donde podía partir. Y yo sabía que me había ido, porque en varios de los lugares desde los que partí —la
mayoría de las veces fue en mi modesta cabaña— siempre tuve la perspectiva de una perspectiva más alta
observando a otra más baja. Regresar a mi cuerpo era el reconocimiento de que aquel era mi cuerpo, así que
después de algún tiempo —algún tiempo para ti, que para mí serían meses y años— entendí que yo
necesitaba un punto de referencia para entender mi desapego. Pero lo segundo era que en el momento que
reconocía de dónde venía, regresaba ahí. Así pues, el próximo paso hacia la libertad era no volver a reconocer
mi cuerpo y no volver Pensar en él. Eso requirió algo de maestría. Así que en los primeros años en este arte yo
no fui un viajero de las dimensiones y los dominios. Yo era una entidad distanciada de mi cuerpo y trataba de
aprender el proceso para así poder hacerlo muy bien.
Cuando entré en el túnel o la escalera de Jacob no fui a dimensiones y planos desconocidos para mí,
porque como comprenderás —tal como te he enseñado— todos bajamos esas escaleras y vinimos de esos
niveles, y en el momento que entramos de nuevo en ellos nos ponemos el vestido de ese plano. Cuando yo
dejé mi cuerpo y entré en infrarrojo, tomé el cuerpo de infrarrojo. Cuando dejé mi cuerpo y entré en la luz,
reconocí la luz, porque estuve ahí. Y mi elección de regresar a mi cuerpo me permitió regresar a mi cuerpo
totalmente consciente de lo que significaba la luz y de lo que yo había visto ahí. Y lo que descubrí en la luz es
que había reinos precedentes. Y así, la próxima vez que visité la luz, fui más allá de ella, y al hacerlo me vestí
con el cuerpo de Shiva. ¿Comprendes? Ahora, si yo ocupo el cuerpo de Shiva, es el cuerpo que una vez
conocí, aún vive. Y contenido dentro del pecho de ese cuerpo está todo el conocimiento de una mente que
habita en el cuarto nivel permitido para mí, así sé dónde estoy ¿Comprendes?
Estudiante: Sí.
Ramtha: ¿De verdad lo entiendes?
Estudiante: Sí.
15
Ramtha: Ahora déjame continuar. Me tomó hasta el día que dejé este plano explorar todos esos planos y
llevar puestos todos esos cuerpos. ¿Comprendes? Y cada vez que regresaba al cuerpo traía conmigo todo ese
conocimiento. ¿Comprendes? No lo dejaba ahí. Lo traía de vuelta conmigo y lo regresaba a mi encarnación
física. Eso significaba que yo me aparté —y así fue— como Ramtha de la perspectiva del cerebro amarillo13.
Me convertí en Ramtha desde la perspectiva del cerebro más profundo, porque asenté la memoria sólo en el
cerebro más profundo y la implementé cuidadosamente en el cerebro amarillo.
13 Véase Cerebro Amarillo en el Glosario.
Cuando ascendí y abandoné este plano, lo hice porque había visitado cada uno de los otros planos. Yo
dejaba mi cuerpo aquí en la Tierra una noche, y en el tiempo de otro lugar —en el quinto plano, por ejemplo—
en lo que duraba una noche aquí yo vivía por cientos de años allí, y en la mañana, cuando despertaba mi
cuerpo físico, traía conmigo la riqueza de ese marco de tiempo. ¿Entiendes?
Así que preguntarme si adquirí conocimiento y si sabía dónde estaba es subestimarme. Y cuando fue el
momento de abandonar este plano y estuve en comunión con mi gente, compartí con mi gente la simplicidad
de las enseñanzas y mi verdad que yo sabía, y la expuse ante ellos en un estilo simple, para que nunca me
olvidaran y entendieran cómo vivir una vida —una vida con significado—, y que el reino de los cielos guardaba
dentro de sus fronteras una oportunidad ilimitada para que cualquiera en este plano fuera parte de ella. Pero la
pasión ha de estar ahí. La dedicación tiene que estar ahí, y la paciencia ha de estar ahí. Pero el que yo partiera
y no muriera en medio de ellos fue un incidente inolvidable.
Así que cuando ascendí aquel día, lo que hice fue erguir mi cuerpo, lo vestí con mi vieja túnica, y lo paseé
en medio de mi gente. Yproyecté en el centro de mi cuerpo mi mente del séptimo nivel, y esa mente hizo vibrar
este cuerpo hasta el reino por venir. ¿Comprendes?
EL LIBRO EGIPCIO DE LOS MUERTOS
Estudiante: Mi padre murió en abril del año pasado, cuando yo estaba aquí asistiendo a un curso. Mi familia
vive en la India, y yo me enteré en casa de un amigo, y cuando lo supe quedé como paralizado, pero no me
puse emocional.
Sucedió durante una sesión vespertina a la que se nos invitó, y yo lo supe en la mañana, el primer día.
Entré en mi enfoque y sentí que casi me fui hasta allí —fue un sentimiento inmediato— y que estaba en el
cuarto, en su habitación, y su cuerpo yacía ahí, y a él lo vi en una esquina. Y cuando lo vi, él estaba realmente
asustado. Estos son solamente mis sentimientos. Los he juzgado después como meras fantasías o algo por el
estilo, pero de cualquier modo voy a continuar. Cuando lo vi le dije: «¿Por qué no vuelves conmigo?» Y sentí
que él regresaba conmigo. Y no recuerdo la sesión de enfoque después de eso. Pero sucedió que durante tres
días a lo largo del curso sentí ir y venir su presencia, que él estaba conmigo. Incluso cuando yo iba
conduciendo o haciendo cualquier cosa, era consciente de su presencia
Y todas esas veces yo entraba y salía de mi enfoque-Y Io hice fue hablar con éI y traté de decirle todo lo
que no pude compartir con él cuando estaba en su cuerpo —cualquier cosa que yo pensaba que había
aprendido tanto si lo sabía como verdad o como mero conocimiento—; compartirlo con él, porque sentía que si
él se podía beneficiar con esto y, a través de mí, ir más allá de ultravioleta14, o al menos saber de qué se
trataba, quizás lo beneficiaría en la próxima vida.
Y así, al final, lo que hice fue sentir que había fabricado un túnel para que él fuera desde la luz hasta
ultravioleta, y creé unas telarañas azules15, un túnel de telarañas. Y le dije que lo tendría abierto lo más que
pudiera para que así él pudiera atravesarlo y ver cómo era el otro lado, y que si quería, podía quedarse ahí.
Pero sentí en mi mente que había una resistencia y una desconfianza de su parte, que él realmente no
confiaba en mí, porque desconocía. En su conciencia, él nunca había sido expuesto a algo como eso. Y si bien
él no tenía su cerebro actual, la conciencia —la mente que él estaba ocupando— tenía el concepto de
ultravioleta. Así que no estoy seguro de si pudo pasar. Mi pregunta es: ¿puedes hacer eso por otra persona,
por tu familia, tus seres queridos o tus amigos, aunque ellos no hayan estado expuestos a las enseñanzas?
Ramtha: ¿Has oído hablar alguna vez de un libro llamado El Libro Egipcio de los Muertos?
Estudiante: No.
Ramtha: ¿Nunca has oído hablar de él? Te enviaré un mensajero. Trata sobre las oraciones de dirección
para los difuntos, y, en particular, los difuntos que en tiempos antiguos fueron las entidades más sobresalientes
de las dinastías de Egipto en aquellos tiempos. Eran las oraciones sagradas para dirigir al espíritu a través de
los pasillos del infrarrojo hasta la luz. Ahora, esa era una ciencia que trajeron a este planeta los Dioses que
entendían dicha ciencia. De modo que en lo que fuiste capaz de hacer por tu padre hay, obviamente, una
revelación.
Cuando estás fuera del cuerpo, lo que ves se percibe con una iluminación y una claridad mayores que las
que te podría ofrecer el cuerpo. La percepción del espíritu en un cuerpo sutil y extrafino es mucho más
dinámica que en el cuerpo humano. Cuando el cuerpo humano, como un instrumento operado por el Yo
16
espiritual, se esfuerza por hacer contacto, y en su instrucción, las instrucciones pueden ser recibidas por la
entidad espiritual encarnada que ahora está desencarnada—que ahora es espíritu— eso puede proporcionar
un camino enorme, un pasaje, si tú quieres, hacia el otro lado, y nunca debería ser descuidado.
14 Véase Cuarto Plano en el Glosario.
15 Véase Telarañas Azules en el Glosario.
Y sí, funcionó, pero la resistencia que sentiste no venía de tu padre; venía de ti.
Estudiante: ¿Y por qué fue así?
Ramtha: Porque no creías en lo que estabas haciendo.
Estudiante: Entonces fue porque yo pensé que no era digno de hacer eso, que no tenía el suficiente
conocimiento ¿O fue simplemente incredulidad?
Ramtha: Simplemente no confiaste en que lo que ya sabías era lo bastante substancial como para producir
un cambio.
Estudiante: De acuerdo. Gracias.
Ramtha: No tienes que hacerlo.
LA IMPORTANCIA DEL CAMBIO EN EL VIAJE DEL ALMA
Ahora, antes de concluir esta velada, hay un asunto que quiero tratar contigo, acerca del cambio y todos los
que están pasando por él. El cambio no es una enfermedad ni tampoco es un virus. Es necesario para que una
persona continúe creciendo y extendiendo ese crecimiento en la propia vida, para causar un efecto en la vida.
Es importante para el alma que cambiemos, y cuanto más cambiamos en el curso de una vida, mayores son
nuestras posibilidades de triunfar en esa vida, no con otra vida, sino con un viaje progresivo de regreso a través
de la escalera, de vuelta a Punto Cero. Nosotros intensificamos nuestra oportunidad de hacer esto. Hay
muchos de vosotros ahora que estáis forzando el cambio en vuestra vida en áreas en las que no estais lo
suficientemente maduros como para cambiar. Y cuando hablo de un nivel de madurez, quiero decir que has
creado circunstancias en tu vida cuya creación fue intencionada, y estás en plena experiencia de esas
creaciones.
Ahora, no existe una línea de tiempo para una experiencia creada incionalmente. Por ejemplo, tú puedes
estar en una relación que no ha alcanzado un nivel de madurez, donde esa relación ya no te ofrece el reto por
medio del cual crecer, y el reto podría ser, simplemente, tener la capacidad de corresponder con amor. Y si eso
ya no habita ahí, entonces esa relación ha alcanzado una madurez, y es hora de cambiar la relación. Algunos
de vosotros no encontraréis ese nivel de madurez por muchos años.
Ahora, cuando te digo que cambies, eso no significa que debas deshacerte de lo que aún no te hayas
adueñado en tu vida. Es muy fácil y muy simple saber cuándo te has adueñado de algo. Se convierte en algo
aburrido, predecible, tedioso. Y la recompensa es tan pequeña como tener un techo sobre tu cabeza y comida
que llevarte a la boca, y ese es el compromiso. Es simple saber y fácil detectar cuándo es el momento de
avanzar. El aburrimiento es la señal de que es hora de cambiar.
Muchos de vosotros no habéis terminado con vuestras experiencias y no tenéis ningún derecho a intentar
cambiarlas cuando no están maduras. El momento en que maduran es cuando has cosechado lo que se
supone que deberías cosechar de aquello que creaste intencionalmente. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Tú
no quieres —y sería meramente imposible— alejarte del amor y hacerlo a un lado en favor de algo más grande
y mejor, porque cuando el amor está presente, eso nunca es aburrido. Eso es siempre continuo y nutriente.
Ahora, quiero que entiendas que el requisito para ser un maestro no significa que tengas que desalojar
completamente de tu vida todo lo que hay en ella porque piensas que eso significa desapego. Sepárate sólo de
tu sufrimiento, tu carencia, y tu victimismo. Y disfruta, por Dios, de los frutos de tu iniciativa enfocada en la vida,
y es tu tarea experimentarlos hasta el nivel de madurez. Y cuando se alcance esa madurez, ella te abandonará;
tú no tendrás que hacer nada. Te abandonará, porque ya no existirán ni el magnetismo ni la dinámica que
supone su continuación. ¿Cuántos de vosotros entendéis?
Así que no tengas prisa en destruir o tratar de destruir lo que es real en tu vida porque has malinterpretado
las enseñanzas. Hay momentos para disfrutar lo que has hecho, y esa es la belleza del maestro en la vida.
Porque el maestro en la vida puede bajar de la montaña y disfrutar del banquete sobre la mesa que una vez
estuvo vacía, que él o ella—los maestros— crearon intencionadamente, y pueden, en verdad, participar en él.
Hay momentos para dejar de visualizar y empezar a comer y a beber ¿Comprendes?
Ahora, hay días en los que no vas a querer practicar tu enfoque-¿Y por qué no querrías enfocar? Bueno,
porque quizás la única cosa que necesitas hacer al levantarte es dar gracias a Dios porque tus ojos se han
abierto para ver una gloriosa mañana, y aquello en lo que tú ya te has enfocado en tu vida está dando sus
frutos al máximo, y «que Dios me conceda la amplitud de mente y el aspecto pasional del carácter para
17
disfrutarlo absolutamente». Entonces la disciplina es la vida, el día bien vivido. Y hay días cuando es hora de
regresar a la montaña y regresar al trabajo, y empezar a cambiar el paisaje de ahí abajo. Y después llegará el
día de bajar y disfrutarlo. ¿Entiendes?
Sí, es importante que cambies. Tú no deberías ser la misma persona sentada aquí esta noche que la que
eras la primera vez que viniste a verme. Y si lo eres, tienes un problema. Tu vida debería ser como una estrella
danzante que destella, que sabe en qué dirección va, qué largas serán sus aristas, y qué hermoso color tendrá.
Sabes, deberías cambiar y mejorar tu estado mental; mejorar y refinar tu capacidad de encontrar ese centro sin
pausa, para reflexionar sobre una circunstancia pasada que te niega la riqueza de no tener problemas.
Deberías trabajar en refinarte, y cada día pulir y asumir la responsabilidad de tus actos y no cargársela a nadie
más. Y cuando ya no puedas encontrar el apego para sostener el acto, éste desaparecerá de tu vida, y también
desaparecerá su efecto en tu vida. ¿Entiendes?
Hay, verdaderamente, un ser extraordinario dentro de ti, que en el curso normal de la evolución tardaría
muchas más vidas en cultivarse, porque está simplemente colgado de un pequeño problema de sufrimiento.
Bueno, nosotros sabemos que es muy fácil derribar las patas de su sufrimiento y deshacernos de sus
asociaciones y su pasado. Cuando sabemos que es tan simple, entonces ya no existe en nuestra vida. Y
cuando nosotros somos tan atrevidos como para hacer eso, merecemos ser ese ser radiante que ya nunca es
afectado por cosas del pasado, por personas del pasado, y ya nunca sufre bajo ese criterio.
Merecemos ser seres radiantes y, en verdad, merecemos ser poderosos en ese ser radiante. Son
solamente esas personas las que realmente merecen el honor de vivir doscientos años o más, ya que ellos no
están calibrados para morir de un momento a otro, pues no han sufrido lo suficiente como para destruir su
propia fuerza vital. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Púlete y deja de quejarte. Observa el porqué de lo que
estás haciendo, su corazón, y limpíate. No requiere un gran esfuerzo. Entonces entenderás la ciencia mágica
de la maestría y su efecto, llamado longevidad.
Y por último, es verdad, antes de que nacieras en esta vida, sabías de mí, pues yo ciertamente te he
conocido; y recorriste tu camino hasta llegar aquí, y eso estaba predestinado antes de nacer. Así pues, esta
escuela tenía que llegar a existir para asistir a aquellos cuya elección del alma fue encontrar el conocimiento
que yacía en la raíz de la causa de su comportamiento problemático, que los seguía obligando a regresar vida,
tras vida, tras vida. Y ese conocimiento ha sido tratado en esta escuela.
Así pues, tú y yo hemos cumplido un destino, en un nivel del alma, de proveer la información, inspirándote a
hacer algo al respecto. Yo soy muy duro en ese departamento. Pero a menos que tú quieras hacerlo, nunca va
a funcionar para ti. Y te prometo que después de esta vida, aquellos de vosotros que no apliquen el
conocimiento se van a encontrar otra vez ahí arriba, en otra revisión de la luz. Y vas a tener que examinar tu
estúpida payasada de haber elegido aferrarte a una actitud bastante agria, que es realmente despreciable y
deshonrosa. Preferirías aferrarte a eso que liberarlo para así poder ser libre en las vidas que vendrán. Vas a
ver eso y te vas a entristecer sobremanera del orgullo y la indignación de aferrarte a eso. Después de que le
pongas la debida atención a esta pequeña actitud, hay mucho que te puedo enseñar y, en verdad, es mucho lo
que podemos hacer. Pero no es hasta que llegas al centro de donde vivo que yo te puedo mostrar sus
alrededores adecuadamente. Que así sea.
Ahora, yo no vine a esta sala esta noche simplemente para sentarme y darte una enseñanza brillante, que
por supuesto te he dado; sino que también, como el Señor del Viento, hablo como el que dicta la ley, que todo
lo que diga y todo lo que conteste lleve el poder de la manifestación completa, y eso lo he hecho esta noche.
Entonces lo que esto significa para ti es que lo que te he enseñado se manifestará en tu vida, y las
oportunidades llegarán hasta ti en gloriosa medida, porque quiero que tengas una oportunidad de ver lo que me
esforcé por enseñarte esta noche y, en verdad, darle a tu alma la oportunidad de tener un indulto. Así que con
las palabras, llega el poder. ¡Qué así sea! Te amo. Eso es todo. Que así sea.
18
CAPÍTULO 3
LA ÚLTIMA BATALLA CONTRA LA TIRANÍA Y LA ESCLAVITUD
«Viniste aquí en medio de un colapso de la conciencia.
Es cuando la programación de la personalidad está tan
intacta y tan profundamente arraigada que lo bueno y lo
malo es el alimento de tu pan de cada día: hacer el bien
porque estás tan equivocado; formar identidades que son
ajenas al pensamiento mayor.»
— Ramtha
LA CONQUISTA DE NUESTRAS LIMITACIONES PERSONALES
Saludos, mis amados maestros. Yo os saludo desde el Señor Dios de mi ser, en verdad. Estoy feliz de que
os hayáis reunido aquí esta noche. Hay cosas que necesitáis reaprender.
Oh, mi amado Dios,
este día he crecido.
En este día me estoy abriendo.
El cambio, mi amado Dios,
ha sido una fruta amarga.
Oh, mi amado Dios,
¡ay de mí!, fue sólo mi miedo.
Ábreme, trovador,
ábreme.
Dame la fuerza
para entender
y la sabiduría para escoger.
Así lo declaro
desde el Señor Dios de mi ser,
por siempre
y para siempre
¡Que así sea!
Por la vida
Ha costado mucho tiempo en vuestro tiempo —desde las primeras semillas de entidades que en los
primeros comienzos vinieron a escuchar—, reunir en este magnífico lugar la maravillosa cantidad que sois. Es
un homenaje a la posibilidad de que Dios está personalizado, individualizado y, de hecho, unificado. Es un
homenaje a la verdad. Ha costado muchos arduos momentos y palabras difíciles en un lenguaje sin sentido el
traeros hasta aquí, incluso esta noche, en vuestro cómputo del tiempo. Pero yo me levanto, en un cuerpo que
no es de mi género, para saludaros, para saludaros profundamente por vuestro valor como niños por haber
llegado tan lejos desde tan pobres comienzos en este marco de tiempo.
Este cuerpo es, en verdad, para mí, un cuerpo augusto, un cuerpo potencialmente espléndido, un cuerpo
que puede desafiar la limitación, pero ¡ay!, sólo cuando haya desafiado su propia limitación personal. La ruina
del crecimiento de cualquier entidad no ha sido nunca el letargo del Espíritu cuando es débil y el cuerpo cuando
es débil, sino la insistencia en lo bueno y lo malo, y el caer en tal trampa.
Pensar de otra manera es una perspectiva ajena a la entidad, pero pensar de otra manera es tener la
recompensa de una experiencia ilimitada que te eleva desde la turbulencia y la trampa hasta una claridad de
ser que, en verdad, permite la evolución, que crezcan las alas, que crezca el Espíritu, que el cuerpo vuele. Los
niños sólo se imaginan tales maravillas. Porque, ¿cuánto tiempo has tardado en venir aquí? Pero la grandeza
en la que yo os saludo a todos vosotros es vuestra tenacidad y, en verdad, esa vocecita que resuena más allá
de lo que se llama lo bueno y lo malo, y la manera de pensar en este mundo que os obliga a conocer. Como
uno lo pondría de manera un poco más primitiva: a buscar, a encontrar y a daros cuenta.
Ha habido una barrera de lenguaje entre nosotros, pero eso es todo lo que ha habido entre nosotros. Yo
estoy de lo más complacido con vosotros.
Se va a poner muy arduo y muy difícil. Pero como cualquier niño con un padre astuto —sabio, digno, noble y
profundamente amoroso— el niño crecerá, y crecerá no sólo en cuerpo, sino en una mente proporcionada con
lo que tenga sentido, propósito, con una moralidad que sustituya la mediocridad, que llegue hasta lo sublime; el
niño podrá crecer en la sutileza del entendimiento y nunca ser entorpecido por miedos o amenazas, sino ser
19
impulsado rectamente en su camino. Ahí es donde estáis vosotros: aprendiendo la rectitud, niños, y yo estoy
feliz de que estéis en casa esta noche para entender más. Sentaos.
Aquí hay menos de una tercera parte de vuestro número, así que muchos no están aquí esta noche; están
en el extranjero. Pero lo que tendréis en cuenta, lo que examinaréis quizás del poder de los grupos
individuales, es que Elohim está conectado a Elohim, y Ahk Men Ra a sus miembros, y Om Akad, el Espíritu de
la evolución, está conectado a los suyos1, ambos presentes y futuros; así que quizás vosotros sois los
consejeros, los diplomáticos, vosotros sois los mensajeros para vuestros grupos específicos, pues aunque
vosotros seáis uno esta noche, vuestros grupos tienen un propósito. De otro modo, jamás os hubiera puesto
tales nombres, ni hubiera ennoblecido ni dotado de poder a ese nombre para un escudo y estandarte
específicos, un propósito. En mis tiempos, la guerra no era una ciencia conocida. Disputas y rivalidades entre
hermanos, celos entre vecinos, todo eso existía. La tiranía y la esclavitud estaban a la orden del día, y ha
cambiado muy poco desde aquellos tiempos. Desde mis tiempos, gracias a mi intensa motivación, como
vosotros la llamaríais —voluntad intencionada, como estáis empezando a llamarla—, de hacer cualquier cosa
que me hubiera propuesto, desarrolló en mí las propuestas que permitirían un derrumbe de lo viejo y un
principio de lo nuevo. Mi vida habla de ello muy bien.
En mi ignorancia de liberar a la gente de mis enemigos —ya sabes, cualquiera que no estuviera de mi lado
desde el principio era mi enemigo— estaba claramente definido que la ley era la espada, y no había más que
hablar; no había réplicas insolentes, de aquí el término "cortar por lo sano". Yo siempre he apreciado un
acercamiento sin tonterías para tomar decisiones. Y aunque un hombre crezca y se haga hombre muy pronto y
tenga que pasar por las batallas de su cuerpo, las batallas de su mente, las batallas de su Espíritu-conciencia
—y entonces, desde luego, por las batallas opuestas, que son tan reales, el enemigo— yo cambié bastante.
Las hormonas me ayudaron; el ser ignorante me ayudó; el ser audaz fue la mayor ayuda de todas. Pero yo
cambié. Yo conquisté. Yo hice lo que hice y pensé que había eliminado a las gentes de los tres Dioses, pero
para mi repugnancia, lo que los reemplazó fueron los ministros de la adoración, otra forma de tiranía.
' Es el nombre de los grupos individuales creados por Ramtha en su Escuela de Iluminación. Ver Elohim, Ahk Men Ra y Om Akad en el
Glosario.
También me di cuenta, en la última parte de mi vida, de que había que hacer algo con respecto a este
cuento de nunca acabar, algo real. Cuando eres un estratega y un guerrero, y llevas los recuerdos y las heridas
que siempre duelen, y entiendes la diferencia entre el olor a sangre fresca y a sangre putrefacta, tu conciencia
a partir de aquí esta siempre moldeada para hacer la vida mejor, suprimir la ignorancia, la superstición y la
indignidad, grandes factores. Pero yo entendí que mientras la humanidad permaneciera esclava —a la altura
de un perro de la calle y la basura de los mercados—, mientras la humanidad tuviera esa conciencia, ellos
estaban condenados por siempre y para siempre, porque tras mi marcha, la adoración se convirtió en rey, una
idolatría vacía y adoradora. Y hablando en mi nombre, nadie habla en mi nombre. Quizás vosotros entendéis
por qué, y vosotros entendéis por qué, incluso en esta hora, no hay nadie como yo, digno de llevar mi nombre,
de interpretar mis palabras, de excusar mi comportamiento, porque en mi vida—tras ella— surgieron tales.
VISIÓN DEL COLAPSO DE LA CONCIENCIA HUMANA
Así pues, como guerrero que ha sido ajustado y dirigido a este tipo de vida, que ha sido convertido, como
vosotros diríais, a una conciencia mayor, yo tenía una gran visión de futuro. Yo hice de eso mi responsabilidad.
Siempre tuve gran visión. La audacia te hace eso. Dirigir gente desarrolla eso en ti. Ser la cabeza de tu familia
desarrolla eso en ti. Ser padre, ser madre, desarrolla eso en ti. Yo fui el padre de lo que llamarías más de dos
millones de personas, y en aumento. Yo fui su padre.
En aquellos tiempos yo sabía —antes que los vapores de este crustáceo de forma física dejaran este lugar
— yo sabía a donde iba, en lo que me disolvería. Pero antes de partir, también conocí generaciones aún no
nacidas, el reciclaje de gente aún no nacida. ¿Y cuándo en mis días, en cualquier punto en la historia,
cambiaría eso?
No puedes deshacerte de la voluntad humana si ellos la tienen. No puedes reprimir la voluntad humana si la
tienen. Y si no la tienen, entonces tú los representas. Esas son las bases del gobierno. Esas son las bases del
clérigo. Esas son las bases de todas las entidades que hablan representando a Dios, que hablan
representando a la gente. Y tú nunca entenderás la voluntad hasta que te hayas ganado el derecho a tenerla.
No se consigue fácilmente. Y no confundas la obstinación, y el odio y la alegria, la aceptación y la negación,
con la voluntad. Esas son acciones primitivas en el papel, que a la larga llevan a la voluntad. Cuando entiendas
la voluntad, entenderás lo que te estoy diciendo. Y es de desear que en estos días que vienen en tu escuela,
ese aspecto refrescante, hasta ahora sin descubrir, sea definido más de cerca, que entiendas lo que es y
tengas la oportunidad de poseerlo. Es la diferencia entre niños y adultos. Es la diferencia entre seres humanos,
mortales, y Dioses, inmortales. Cuando lo entiendas míralo y ve que es una preciosa oportunidad en los ciclos
de este plano de demostración que no puede ser borrada y olvidada, que debe ser recordada por lo menos
cada cuatro generaciones. Debe arraigarse profundamente como un credo si es necesario.
20
Fue allí y en aquel momento, observando esta forma de vida y viendo lejos —sí, lejos— incluso hasta esta
misma noche. Y quién puede decir que yo hablándoos ahora no sea mis pensamientos esta misma noche hace
tanto tiempo. Quizás lo sea, en una cabaña en la ladera de una gran montaña. Fue cumplido y deseado que
vendrían de la nada seres humanos extraordinarios —extraordinarios, simples y extraordinarios— que se
convertirían en los hilos dorados del tapiz de esta evolución, que destellarían y nunca se apagarían, cuando
todos los colores de cada reino que ha venido y se ha ido pueden apagarse en su belleza, pero el hilo brillante
permanece inmaculado, brillante hasta el final. Y así emprendieron su viaje con gran certeza entidades que
fueron enviadas al mundo, grandes seres, no seres testarudos, no mentirosos, no tramposos, no simuladores,
no escolásticamente inteligentes, no seres que creen que han sido escogidos, sino una conciencia excepcional,
cuyo propósito era tan noble que siempre se unirían en momentos muy críticos de la historia humana, un
pequeño grupo de gente para preservar el concepto de que la divinidad es el derecho divino de cada ser
humano, porque cada ser humano, como ser humano, sólo se define como producto del esperma y del fruto de
la matriz, que posee un cuerpo de carne y hueso, y de tendones, de lágrimas y pelo, y de juventud y vejez. Eso
es un ser humano, pero un Dios puede existir como un ser humano. Y estos Dioses eran grandes maestros que
fueron enviados en tiempos críticos de colapso de conciencia.
¿Qué causa un colapso de conciencia? Viniste aquí en medio de un colapso de conciencia. Es cuando la
programación de la personalidad está tan intacta y tan profundamente arraigada que lo bueno y lo malo son el
alimento de tu pan de cada día: hacer el bien porque estás tan equivocado; formar identidades que son ajenas
al pensamiento mayor. La conciencia se está colapsando. Nadie sabe quién es a excepción de lo que te
pueden decir que son por tradición familiar, sus dolores y cicatrices a causa de su crecimiento, sus éxitos y
fracasos. Y cada uno de vosotros los tiene y eso ha sido vuestra identidad. Esta es la señal de la conciencia
social, y está colapsando a tal grado que vuestra próxima generación no podrá comprender la elección
personal, el pensamiento superior. Las grandes escuelas fueron desarrolladas en este concepto.
¿Quién piensa en tal concepto? ¿Qué clase de ser con visión de futuro aseguraría y establecería la
perspectiva de salvación, no por medio de un Cristo, sino de un conocimiento rico en experiencia que empieza
con las palabras «Sabe que eres Dios. Tú eres inmensamente amado». Ello no quiere decir nada; es un
comienzo. Las escuelas florecieron; el conocimiento floreció. Se habló abiertamente, porque el honor se
aprendía antes que el conocimiento viniera abiertamente.
¿Sabes lo que es el honor, ser rico en honor, impecabilidad, absorber y no dejar escapar, sino albergar una
experiencia sobre él? Pocos de vosotros sabíais eso; pocos de vosotros lo habéis aprendido hasta ahora.
Entonces el conocimiento llegó —era gratis —, quién eres tú, de dónde viniste, la capacidad de mirar hacia
atrás, de ver eso en la gran conciencia de la mente, ser capaz de servir en la mesa del rey, enfrente de todos,
una abundancia que parece proceder de la perpetuidad y que se extiende hasta la eternidad diciéndoles: «Mis
amados, este es vuestro destino. Has pasado por la luz. Ahora perteneces a todas las eras y al tiempo. Estás
aquí para aprender todas las cosas que vienen a continuación, eres una nave espacial en la materia, eres un
explorador. Tú eres un creador, y tu especie florecerá. Pero no hagas florecer tu especie —no le des el
nacimiento— hasta que ayas visto todo lo que hay que ver aquí, hasta que hayas bebido de esta copa de virtud
la sabiduría, un vino ennoblecedor que es embriagador y te lleva hasta la inmortalidad. Entonces únete con el
hombre, únete con la mujer, trae el fruto del vientre, porque entonces serás lo suficientemente responsable
para traer un Dios, y lo suficientemente responsable para educarlo y un día enseñarle sus potenciales».
Esta gente aprendió, tuvo la paciencia de aprender, aunque ellos pertenecían a las eras. Estaban atrapados
en el tiempo. Su espíritu era libre, pero su cuerpo era lento. Ellos podían lanzar su mente hasta colinas lejanas
y describir un arroyo refrescante, verdes cañas y una hermosa mujer con rodillas de alabastro y ojos verdes. Y
de repente, el cuerpo se tambaleaba para ir detrás de la colina. El misterio era: si sabías eso, ¿por qué no
estabas allí? Y se hizo obvio que el caer en la trampa de las eras estaba en la materia, el plano físico de
aceptación. Y el plano físico tiene sus leyes, sus mandatos, que dicen que para poder reunirte con la belleza
que yace detrás de la colina cerca del arroyo de cañas verdes, debes levantarte y correr atravesando el
desierto, y que los Dioses te concedan alas en los pies para que te lleven junto al nido de tu amante que
espera.
¿Por qué era eso necesario? ¿No es obvio? Si sabías lo que había detrás de la colina, ¿por qué no podías
estar ahí instantáneamente? Estabas, lo estás, pero perteneces a las eras. Tú estás ahora en medio de y bajo
el control de la materia, que puede ser visto como un perjuicio y a la vez como una gran ventaja. El tonto
condena su cuerpo, se quita la vida, se encierra en una prisión, desprecia lo que es. Y el sabio dice: «¡Ahí Ser
esto, el hombre de testículos viriles. ¡ Ah! Ser esto con un corazón que late como un gran corcel, ser esto con
el aroma de almizcle en un templo que palpita; y ser aquello, uno y el mismo, eso es el hombre sabio». Los
estudiantes aprendieron eso. Ellos aprendieron todo el conocimiento que tú dices que estás listo para aprender,
pero eres débil para aprenderlo. El honor no se ha establecido.
LA ESTRATEGIA PARA PRESERVAR LA VERDAD DE NUESTRA HERENCIA DIVINA
Así que las escuelas florecieron, y los hilos dorados de la inmortalidad fueron dispersados y desaparecieron.
Desaparecieron en los vapores del alba, para nunca ser encadenados o castigados, abusados o identificados.
21
Y viven, aun en estos momentos. Nunca murieron; han perdurado. Y en cada época han perpetuado su gran
evolución, porque en cada época a la que han pertenecido están comiendo de la mesa que se tendió para
ellos, desde la perpetuidad hasta la eternidad. Y en cada época ellos son la fuerza silenciosa que trabaja a
favor de preservar el conocimiento, preservar la verdad, esparciendo una llamada consciente poderosa,
apoyando, para que así el hilo dorado pueda producir otro hilo dorado. Fue un éxito, como yo sabía que sería.
Y entonces ellos cayeron sobre las escuelas, éstas fueron infiltradas. Y así las escuelas llevaron su
conocimiento hasta el simbolismo, hasta el baile. Y las escuelas pusieron sus enseñanzas en piedra y
argamasa. Y los débiles fueron destruidos, los temerosos. Y así ha sido.
De muy pocas de estas entidades habéis oído hablar. No podríais realmente, porque algunas de ellas usan
varios nombres, y quizás fue recordado sólo un nombre. Pero ¿quiénes fueron ellos cuando aquella generación
murió y los huesos de los niños yacían decolorándose en la arena o devorados por los gusanos? ¿Quiénes
eran ellos entonces? Esto ha sido crítico. Yo aprendí y siempre aprendí en mi vida—y desearía que así fuese,
que vosotros seáis iguales en esa riqueza de aprendizaje— que conseguí la sabiduría de entender que lo que
había enfrente de mí se repetiría después de mí.
Así que esta escuela existe en este momento desde la conciencia del Ram contemplando esta escuela en
este momento, contemplando la estrategia de este momento, en una cabaña muy simple, mientras un fuego
ruge en la chimenea y Crosham resplandece. Y está sucediendo. Sucede entonces y sucede ahora. ¿Y por qué
yo ahora? Yo he enviado mensajeros en el pasado que dirían que este evento llegaría, y que sería yo. Yo he
enviado la vibración a través de los hilos dorados de que esto ocurriría.
¿Y quiénes me resonarían? Aquellos que están acampados afuera, que están contemplando una
separación del Padre con sus hijos. Porque es apropiado, ya que el dolor y la confusión se han impregnado en
toda mi gente, que mi visión vaya lejos, hasta generaciones desconocidas. Y para encontrar y marcar un lugar
en el Vacío, como yo te he enseñado, señala un lugar en las eras en el cual, por el poder de tu dolor de hace
35.000 años, por el poder de la emoción —y estas empezando a entender eso como herramienta—, el ir guiado
por esa energía, el dolor de aquellos tiempos marcará la hora en la que el Padre regrese a sus hijos, el
guerrero a su gente, el hombre a su dlvinidad.
Este momento es un gran momento, estirándose en el tiempo como alguien que empieza a aprender visión
remota —doblando el tiempo hacia delante y hacia atrás y viéndolo en la virginidad del momento— sin estar
atrapado en el pasado o en el futuro, sino en lo espléndido del Ahora. Ahora te lamentas y ahora estás aquí
simultáneamente, y con el poder de eso, el tiempo me ha creado aquí en este momento.
¿Y por qué ahora? ¿Por qué los ojos de la conciencia se detuvieron ahora? Porque yo soy el último de los
hilos dorados. Yo soy el que los puso en marcha táctica y estratégicamente. Esa fue mi mayor experiencia, ¿no
lo sabes? Y con la sabiduría de la conciencia, ¿no comprendes que yo entendí la energía como una
manifestación, un mandato de conciencia? ¿No crees —ascendiendo una y otra vez— que yo entendí el notiempo,
porque el Ahora es un punto al que te refieres como masa crítica?
Tambores de guerra, carnicerías humanas, las plagas, la globalización en el nuevo Orden Mundial y la
marca de la bestia están aquí. Y como siempre, sólo se necesita de unos pocos, como siempre se necesitaron
unos pocos —no el mundo—, cada uno de los que están parlamentando —parlamentando— en la cima del
mundo. La avaricia es el mundo. No necesitamos eso, sólo unos pocos.
Entonces, ¿por qué todo el mundo dice que ellos son los elegidos? ¿Por qué, en verdad, cada religión dice
que ellos son los elegidos de Dios y que todos los demás están condenados al fuego del infierno por toda la
eternidad? ¿Por qué cada gobierno se cree la élite del mundo? ¿Por qué será que los vecinos se creen mejor
que sus vecinos? ¿Por qué el ser mejor tiene que ver con cosas? Tiene que ver con las actitudes. Así que yo
os estoy diciendo lo mismo. ¿Vosotros sois elegidos? Yo os diré cómo sois elegidos: estáis aquí porque yo
deseo que estéis aquí. Pero el deseo —recordar, honrar la voluntad, incluso aunque aún no la tengas— es
honrar que la vas a tener. Y la voluntad es que algunos de vosotros —o quizás la mayoría de vosotros y la
mayoría de aquellos que son miembros de vuestros grupos que no están aquí—, en este mismo instante, hace
muchas, muchas noches, estáis en campamentos provisionales en la ladera de una gran montaña. Y en la
noche sopla un viento frío, pero el cielo está despejado. Una luna brilla en su cuarto creciente, la otra se esta
ocultando. Y hay gente conmigo que sabe que los voy a dejar y esta emocionalmente dolida.
Y lo mismo sería para unos pocos y espléndidos de vosotros si yo os dijera en verdad esta noche: «Ya no
volveré, recordadme en vuestra conciencia»; os aseguro que habría aquellos de vosotros en esta audiencia
que estarían profundamente dolidos, pues se me echaría mucho de menos. Eso lo sé. A vosotros me estoy
refiriendo, y vosotros sois los que oísteis mi nombre y vinisteis. Esa era la voz del recuerdo. No se establece
una manifestación para toda la eternidad a menos que sea construida en la obviedad de una emoción
intencional y poderosa. Y el mayor momento emocional fue esta noche, hace mucho tiempo. Eso es lo que
estableció la memoria de esta entidad de lo más incierta, en verdad, que está ante vosotros. Por eso estáis
aquí. Algo tenía que ataros, a vosotros, seres olvidadizos y modernos, a algo inmemorial, algo que llega hasta
el corazón de vuestro ser del recuerdo, y eso fue el dolor. De otra manera, como todas las cosas que son
hermosas, que son imitadas y ridiculizadas, se habría derrumbado y caído al abismo.
22
Hay una unión honda y profunda, si queréis, entre vosotros y yo. Para vosotros, es un sentimiento confuso e
inexplicable, de confusión en muchos momentos y en otros profunda admiración y gran amor. Y vosotros
sabéis que tengo razón. Para mí, os merecíais vuestras mujeres sollozantes, vuestros hombres llenos de
sentimiento y vuestros fuegos de campamento y vuestro aferramiento al pasado, a los gritos de guerra y todas
esas historias. Para mí, fuisteis vosotros, mi amada gente, a quienes detesté al principio y llegué a amar con tal
amor que sobrepasó todo entendimiento; llegó hasta la eternidad. Ahora se ha fusionado.
Yo sabía que seleccionaría a una mujer. Llegué a amarlas y respetarlas, y a entender su fidelidad y a
entender su maldición en los tiempos que vendrían, a entender su inteligencia subestimada para usar, como un
estratega, su elevada energía emocional como poder. Y el amor más grandioso y más noble fue seleccionar a
una mujer en quien pueda resonar esta conciencia a través de 35.000 años. Y seleccioné bien. Y es mejor que
hagáis las paces con esta entidad —-vuestros celos, vuestro odio, vuestra amargura, vuestra envidia—, pues
esta entidad es el casco del barco que ha echado anclas en el cielo y puede ser el barco que te lleve a casa o
asegure tu conservación.
Despierta y entiende cómo funciona esto.
Una vez fui a una gran ciudad con paredes de mármol blanco, hermosas. Si te dabas Ia vuelta, podías
verlas por kilómetros y millas. Allí vivían gentes muy crueles y gentes muy hermosas, con tales carpas de seda
y toldos que incluso embrujarían a vuestros malacostumbrados ojos. Yo llegué invisible, indetectable. No fui
con mi armadura de bronce, ni con mi anillo, ni con mi cinta en el pelo. Fui disfrazado, invisible. Un poco
grande pero estuve ahí. Cumplí la tarea.
Yo estoy aquí disfrazado completamente, incluso para aquellos que me temen, porque nunca me rebajaría
tanto como para usar tal vehículo. He escalado alto para usarlo y encontrarlo, y estoy cumpliendo mi tarea.
Pero ¿por qué yo? Mi ocupación en estos momentos es llevarte más allá de tu fase humana hasta esa
conciencia que es sublime y hasta el pensamiento que es inmortal; llevarte más allá de tus pequeñeces que
funcionan muy bien por todas las razones por las que deberías permanecer como esclavo. Eres estúpido e
ignorante y en todo lo que piensas es con quién te vas a acostar esta noche, cuánto vas a engullir mañana por
la noche y qué aspecto tienes. ¿No crees que ellos saben eso? No seas tan pequeño como para presumir que
a los ojos de la frialdad, como el acero, no eres digno de consideración; tus acciones te han delatado.
En este momento en mi pensamiento, tras el ensueño agridulce del dolor, estaba el llevarte más lejos de lo
que nunca has ido en la mente —más allá del mito, más allá del hipnotismo—, el llevarte más lejos en el
proceso de desarrollo de la conciencia perpetua de lo que ningún ser humano ha ido en mucho tiempo. Ese es
mi trabajo. Yo tengo legiones haciendo otras cosas. Esto me concierne por la emoción de la cual se creó este
momento.
USAR LA ENERGÍA EMOCIONAL COMO HERRAMIENTA DE CAMBIO
Es aquí, bajo la dirección de un Maestro Profesor, y yo soy en verdad eso y más, que con la reunión de
unas pocas entidades cuya única razón para estar aquí es que algo los conmovió profundamente, y a pesar de
tantas razones como las que han tenido para dejarme y negarme- lo cual es muy obvio: yo lo he arreglado de
esa manera- ellos se han quedado y se han aferrado con gran tenacidad. Y si eso fue la única razón, esa
misteriosa devoción intensa —si esa fue la única razón, el anzuelo, por la cual haces esto— entonces fue
motivo suficiente, porque en la chispa del amor, en la chispa de la emoción, en verdad, en la cúspide del gozo,
en la cúspide de la compasión, en la cúspide de la libertad, ese es el momento tan esperado en que uno toma
posesión de esa energía, pero no hasta entonces.
Entonces, si esta misteriosa devoción ha sido la razón de tu disciplina, ha sido la razón de aferrarse a esta
escuela, ha sido la razón por la que te trasladaste aquí, ha sido la razón por la que has cambiado, entonces tú
nunca has tenido ninguna otra razón más que ésa para hacerlo. Nunca tuviste la sabiduría emocional para
tomar esa decisión, porque cada cosa que te dije, el mundo la negó. Entonces requiere energía emocional.
Requiere aprender cómo construirlo y luego usarlo en tiempos críticos para desarrollarlo. Y en este momento
de llamas oscilantes —y el murmullo en esa fresca brisa de las palabras graves de un viejo que se sienta aquí
esta noche, en silencio—, si la única razón por la que hiciste todo eso es por esta devoción perdurable, no
violada ni desgarrada, entonces esa fue razón suficiente para venir aquí a empezar los procesos, porque
fundamentalmente no tenías nada más por lo que venir excepto el dolor. De modo que estoy cumpliendo una
promesa, no una promesa verbal, sino una promesa de amor profundo, una alianza, como así fue.
Soy y fui un ser más grande que la vida. Estoy aquí para usar eso, para llevarte al lugar de donde vine, para
enseñarte metódicamente, reiterando pacientemente, trabajando contigo hasta que en algún momento
encuentres otra cima de liberación emocional. Y en el momento que hagas eso, yo te llevaré inmediatamente
hasta una nueva verdad. Yo tengo asuntos con vosotros, y el asunto es llevar a unos pocos —quizás escogidos
por el dolor, la emoción profunda transmutada en voluntad—, preservaros y enseñaros auto-conservación
sabiamente, a través del fango y la oscuridad de lo que en realidad son viejos sucesos que están aconteciendo
ahora, de preservaros de todo peligro, no enviaros al frente de batalla, sino manteneros compactos y
marchando, manteneros aprendiendo y enfocados.
23
Yo nunca tuve una ciudad que pudiera ser atacada. Mi gente —mis mujeres, mis niños, mis hombres
maduros, y mis amadas mujeres maduras—- marchó conmigo, y ellos estaban en el centro del ejército de a pie
mas poderoso que nunca ha existido, pues ellos eran el premio. Vuestro asunto, tras mi consejo, tras lo que os
he dicho no hace muchos días en vuestro tiempo y cómputo, es vuestra elección, preservaros a vosotros
mismos. Es mi trabajo que superéis el ser esclavos mortales. Y un día, vosotros supervivientes, vais a ver
quién os ha estado enseñando. Y en algunos momentos de mucha consideración -pues esto también se ha
visto— os vais a preguntar realmente por qué este se propuso como tarea encargarse de vosotros y de los de
vuestra condición y llegar a tales niveles de discusión y lenguaje. Y os vais a asombrar, porque
verdaderamente el mundo es como una mota de polvo. Y entonces entenderéis, pero os preguntaréis por qué.
Así pues, en este mismo momento, estoy sentado y viendo las llamas de un fuego danzando en una gran
espada, las sombras bailan en el techo inclinado, fantasmas del pasado. ¿Qué estáis haciendo en este
momento? Mujeres, ¿habéis preparado vuestra aguamiel, servido las aceitunas y el queso de cabra, regalos
deliciosos? ¿Y es la tertulia de esta noche en vuestro campamento sobre algún presagio? ¿Estáis llorando?
Porque, ¿adonde va vuestro líder? Algo está pasando.
Y vosotros, hombres, ¿sois jóvenes o viejos? ¿Estáis fuera de vuestra cabaña porque no queréis mostrar
vuestra tristeza y vuestra debilidad a vuestra familia o a vuestra mujer, que de todas formas ya lo sabe?
¿Estáis sentados con la vieja guardia? ¿Estáis añorando? ¿Estáis tratando de adivinar lo que voy a hacer otra
vez, algo que nunca pudisteis hacer? ¿Está ocurriendo? ¿Estáis allí y aquí? ¿Podéis olerlo? ¿Podéis probarlo?
Visión remota, no hay tiempo.
Entonces, ¿dónde están los ojos? ¿Dónde están esos enormes ojos negros mientras miran fijamente al
fuego? ¿Están viendo tu cara ahora hace 35.000 años? ¿Están viendo esta habitación? ¿Cómo se ve?
¿Parece real o es un sueño? ¿Se están moviendo estos ojos? ¿Están viendo desde un pasado lejano? Bueno,
¿qué están viendo? ¿Reconocen? ¿Entienden lo que se ha dicho? ¿Entienden la reacción?
¿Es posible que en este mismo momento nunca existió la historia, que sólo existió el entonces y el ahora?
¿Es posible que nunca tuvieras un pasado? ¿Qué fueron todos esos recuerdos sobre tu juventud y tu edad
adulta, recuerdas? ¿Por qué fue todo ese dolor? ¿Es posible que en este momento nunca tuviste un pasado?
¿Es posible que tu estés ahí deseando estar aquí? Y si el pasado no existe, ¿quién puede decir que en tu
mayor momento de dolor has dado un salto adelante, hasta aquí, para que así sea? ¿Es posible? Si alguna vez
lo es, es a será la primera instancia y el principio de un renacimiento de conocimiento innombrable.
¿Qué son todos esos recuerdos? ¿Son como los fantasmas en el fuego que veo bailando sobre la pared?
¿Son el brillo y el fuego que salen de la gran espada? ¿Es esa la luz? ¿Son los recuerdos sólo una llama
parpadeando, proyectando una sombra? ¿Son tus recuerdos sombras, y tú eres un fuego? ¿Es posible que
nunca hayas estado en ningún otro sitio más que allí y aquí ahora? Porque este mismo momento esta
sucediendo.
Y hay algunos de vosotros que os habéis desconectado porque aquello de lo que estoy hablando es tan
grotesco —sobrenatural, rayando lo absurdo— que no habéis oído una palabra de lo que he dicho. Pero
aquellos de vosotros que han escuchado y están atrapados en la marea emocional —aquella noche que está
ocurriendo ahora, que existe ahora como su forma transmutada— entenderán de lo que va a tratar la mente
dimensional. ¿Recuerdas los rompecabezas que te di? Alguien más los seleccionó; yo te pedí que los
resolvieras. Lo que te acabo de decir es el mayor rompecabezas de todos. Y si lo puedes resolver, entonces mi
tarea aquí ha dado frutos, en verdad.
¿Dónde está el ayer? ¿Son reales todos esos recuerdos? ¿Qué tan reales son? ¿Puedes verificar que son
reales? ¿Y cómo verificas la verificación? ¿Podría ser que todos aquellos recuerdos fueron simplemente
pensamientos contemplados y que el ahora es la madre del tiempo? ¿Podría ser que ayer nunca existió, todos
esos recuerdos que tienes? Estoy hablando de tu vida. ¿Y qué si es un engaño? Sólo conciencia y energía—
conciencia en su forma más primitiva de miedo, dolor y ansiedad, de amor y alegría—, esos son los momentos
significativos que dictan el tiempo. Esos son inmortales. Ellos son los hilos de la tela de este tapiz. No son
visuales; son un anhelo en lo más hondo.
En un entendimiento superior, no ha pasado tiempo desde el mismo momento en el que estoy sentado en
mi cabaña —y escucho el quejido, huelo el incienso en el viento; la luna creció y menguó— hasta este
momento. Vosotros estáis aquí. Tenéis la emoción. Tenéis el recuerdo. Mi trabajo es con vosotros.
Si contemplas lo que te he dicho esta noche desde las partes más sinceras de tu ser, quizás surgirá una
emoción mayor—una que es fortificante, algo que puede ser tu catapulta para manifestar, algo que da a una
persona auto-determinación— porque sin eso en ti, nunca resolverás el acertijo que te acabo de dar ni lo
entenderás completamente, pues aún serás un ser numano tridimensional, capturado y programado, que
pertenece a las eras Y no puede comprender lo que he dicho.
Si estás determinado a encontrarme en este momento del ayer— y va a tomar el mismo esfuerzo de tu parte
y casi voluntad divina—, yo te llevaré mas allá de esta dimensión en un estudio riguroso que te concederá la
voluntad de cambiar tu realidad y afectar el destino personal. Pero vas a tener que volverte responsable y
24
despertar, y entender que se está acabando el tiempo de los bienes materiales. Se está acabando el tiempo de
la libertad de poder construir tu casa en la tierra, dentro de la tierra, y un día, por encima de la tierra. Y vas a
tener la responsabilidad de tener que hacerlo. Ahora, si eso te parece una carga demasiado pesada, entonces
te sugiero que regreses al mundo y su conveniencia temporal, porque no tienes lo que se necesita para llegar a
la cima de la montaña donde os dejé hace 35.000 años. No tienes lo que se necesita para subirte a esa
montaña.
Yo os amo, gente, con una pasión que os envuelve. Vosotros sois mi gente y yo fui y soy vuestro Ram. El
momento llegó como lo vi y lo veo. Toma mi sabiduría y aplícala inmediatamente, pues te digo esto sin ningún
otro motivo. Un día, el vestido y la capa dejarán de visitar este tiempo extraño y, porque te has elegido a ti
mismo a través de un emisario de pasión, heredarás este lugar muy diferente a como lo ves hoy. Tendrás las
habilidades y la conciencia para restaurar y para sanar. Y como el pez que vive subterráneo y la rana, la abeja
y la hormiga, nacerás un día y tendrás la oportunidad de cumplir un sueño.
¿Y cuál es el sueño? El haber visto en tu vida el desvanecimiento de la inhumanidad; el ver en tu vida a una
pequeña generación de gente que piensa de la misma manera —todas las máquinas se apagarán, así que la
libertad de pensamiento será una bebida embriagadora—, el saber lo que es vivir en el paraíso, donde no hay
más enfermedad perpetrada sobre las especies, donde no hay represión, y tú puedes curar con el poder del
tacto y resucitar una semilla en la tierra impregnada y convertirla en un árbol en un abrir y cerrar de ojos.
Vosotros vais a llegar a hacer eso, pero no hasta que todo esto sea sometido por su propia mano, y aquello
que esto adoraba regresará y lo recompensará justamente. Y entonces una legión grandiosa se pondrá en su
posición.
Mientras tanto, el sueño se habrá realizado: ¡paz en la tierra y buena voluntad para hombres y mujeres! Y
alegría y longevidad en Ia vida, y las urgencias primarias guardadas en el armario de los pecados y
recordadas, quizás, como los fantasmas de un sueño mientras estás sentado ante el fuego. Que así sea.
Y ahora, por el resto de esta espléndida noche —mientras los fuegos del campamento en el pasado se
apagan lentamente y se convierten en brasas, y hay un sueño intranquilo entre mi gente, y yo nunca me sentí
tan grande— toma la emoción, si la tienes, de lo que has aprendido esta noche, llévala al Vacío. ¿Y qué vas a
hacer allí con ella? Serla. Ella, a través de la evolución, se presentará como oportunidades. A aquellos de
vosotros que quieran salir de las eras y entrar en las enseñanzas iniciales de la mente dimensional, yo os he
dado ciertamente una oportunidad, en lo que son recuerdos, para salir de las eras y ser algo más. El momento
más poderoso al hacerlo es encontrar la cima de la emoción.
Has bailado al ritmo de la música y no has ido a ningún lugar. Has tenido muy poca y una gran pasión. La
música desconecta la frecuencia, primero eres la música y después comienzas a mutar hacia otras formas de
vida y conciencia, y esto lo has logrado. Pero de cualquier manera, nadie se va a sentar aquí a ver a su
hermano o hermana participar en el baile de la mente dimensional e ir al Vacío. O participas o te vas. Puedes
sentarte aquí con los ojos vendados y contemplar todo lo que he dicho —pues ciertamente he dicho mucho,
pero no lo suficiente— y mientras lo haces, deja que te llegue este pensamiento: ¿qué ojos posees hoy en día?
¿Los de ayer o la proyección del ayer en el ahora? ¿Y existió realmente un pasado alguna vez? Quizás fue
todo una mentira, un fraude.
Yo te amo. Tu gran árbol brotó, pero de unas pocas y nobles almas. ¿No sabes que eres su fruto? El cielo
está clareando, y los fogones están encendidos. Ha sido una noche maravillosa por todos los tiempos.
Yo os amo inmensamente. No te vayas con un corazón pesado, sino con uno lleno del potencial de la
sabiduría, y con eso puedes hacer cosas grandiosas. Diviértete y trabaja duramente cuando regreses mañana.
¡Que así sea! Eso es todo.
25
CAPÍTULO 4
REDEFINIR EL YO COMO EL YO ESPIRITUAL
«¿Por qué las personas espirituales pasan por dificultades?
Ellos eligen lo que el alma necesita superar y poseer.
Permiten que se manifieste lo que el alma necesita.
Las batallas son crudas, pero gracias a esto la luz se vuelve
más brillante. Si estás herido por dentro, es porque has
hecho concesiones. Has ocultado tu luz, no has dejado
resplandecer al Yo.»
— Ramtha
LA ABOLICIÓN DEL YO POR MEDIO DE LA CULPA Y EL VICTIMISMO
Oh, mi amado Dios
esta noche estoy agradecido por mi vida
por encima de todas las cosas.
Todo lo demás es ilusión.
Esta vida, la sangre
que corre por mis venas,
eres Tú, mi Espíritu Santo,
y todo lo demás es ilusión.
Esta noche celebro lo que soy
como Dios manifiesto.
Mi amado Padre,
mi amada Madre,
durante estos días
sácame de mi torbellino
y colócame
sobre el suelo de tu ser.
Que así sea.
Por la vida.
Es tan bello observarte, escuchar tus pensamientos... Esta noche vamos a hablar sobre el cielo. El cielo, el
Plano Sublime1, el plano de la dicha suprema. Y empezaremos esta enseñanza haciendo que comprendas un
aspecto esencial de ti mismo.
En esta vida querías el sendero espiritual. Lo querías. Estás aquí porque yo soñé este tiempo y todos
vosotros —incluso los que no estáis aquí, los que estáis reunidos en otros lugares—, un punto de reunión, un
tiempo de madurez, al que se le dieron eones para consumar la experiencia humana, pero aparte de eso,
también tenías que estar listo. Es importante que todos comprendáis este punto, porque ese es el trampolín
para entender el resto de esta enseñanza, así como esta escuela y vuestro camino en ella. Toda decisión parte
de ti. Así que la razón fundamental por la que estás aquí es que yo proporcioné el eje y tú viniste, pero tenías
que estar listo para venir.
1Este capítulo ha sido condensado y editado de Ramtha: El Plano Sublime (Editorial Sin Límites, 2000)
De modo que lo que quiero que captes es el hecho de que todos los que están en este auditorio escogieron
evolucionar espiritualmente en esta vida. Ahora, es importante que lo comprendas, porque te da el poder para
entender el significado de esta vida y quizás su camino y el hecho de que el verdadero destino de la vida, en
especial de ésta, no es lo que logres, sino llegar a ser. Eso es lo importante en esta vida.
Ahora, ninguno de vosotros debe decir nunca que está aquí en contra de su voluntad, porque no es así.
Todos están poniendo en acción el conocimiento y sus prácticas con toda libertad y porque así lo eligieron. La
mayoría de las personas de este grupo escogió estar aquí en esta vida. Y aunque te parezca muy difícil de
aceptar, hay un hecho: cuando estás aquí, todo te sale bien, estás feliz por tu jornada, pero cuando te vas de
aquí y regresas a tu mundo y vistes de nuevo el cuerpo carnal, te das cuenta de que hay un conflicto entre la
realidad física que repites y aquella realidad espiritual que fue realmente la finalidad de estar aquí. De modo
que en la encarnación humana hay una brecha entre el destino y la culminación de éste. Pero eso siempre ha
sido obvio.
26
Teniendo en cuenta esto, entonces, quiero que todos y cada uno de vosotros comprendáis que en algún
lugar escogisteis estar aquí, elegisteis dedicar una vida, una vida humana, una encarnación humana,
exclusivamente al desarrollo del Yo espiritual, y esa es la razón por la que estáis aquí. Si éste no fuera tu
destino, no estarías aquí esta noche, ni estarías en esta escuela. Serías la entidad gris que no está del todo
aquí cuando está aquí. Estarías aquí sólo a causa de otra persona.
Ahora, si podemos aceptar un estado de madurez espiritual y humana y admitimos esto como una verdad,
entonces dicha verdad nos capacita, nos da poder. Cuando no lo admitimos y seguimos preguntándónos por
qué estamos aquí, no estamos adquiriendo poder de lo que aprendemos. Y lo que primero nos da poder es
reconocer que hay un Yo que es divino y que puede ser dotado de poder. Por eso es importante que una
entidad siempre reconozca sus actos como suyos propios, porque se trata de definir al Yo y de darle poder.
La culpa, como nota al margen, es una cualidad engañosa de la persona espiritual, porque la culpa le quita
poder al Yo. Cuando le echas la culpa a otra persona, estás drenando las reservas de poder del Yo. Sucede
entonces que el Yo empieza a esconderse debajo de la bruma del malentendido. En esta escuela es esencial
que el Yo sea siempre el centro. El poder debe generarse siempre desde ese centro, y en ningún momento se
debe entregar el poder de ese centro a nadie. Los aspectos humanos de culpa y victimismo son los
ingredientes principales con los que se le quita el poder al Yo y se le entrega a otros.
Para poder culminar este viaje aquí, hay que definir al Yo, no solamente como Yo espiritual, sino que
también el Yo espiritual debe ser definible dentro del Yo humano. Toda esta definición y refinamiento conducen
a la vida impecable, la vida dotada de poder.
Ahora, si escogiste esta vida para el camino espiritual, eso te da poder, porque coloca en ti el lugar de
destino, y es allí donde debería estar. Esto también es compatible con el hecho de que eres un Dios con libre
albedrío, un albedrío lo suficientemente libre como para imaginarse lo inimaginable, pero lo inimaginable que
brota del centro del Yo junto con su poder. Si por medio de la culpa, el victimismo y vivir en el pasado abolimos
el Yo, derrocamos entonces el aspecto mismo del camino espiritual. Destronamos al Dios interior en respaldo
de incidentes pasados a los que podamos culpar por nuestra existencia desdichada, miserable y decadente.
Ese es un Yo sin definición, un poder que se ha entregado en su totalidad, de manera que cuando una criatura
trata de manifestar algo, no sale el impulso desde el centro del Yo para hacerlo realidad. Si no hay nadie en el
trono, lo inimaginable no se puede concebir. No hay poder para nada.
Bien, desde el primer momento de mi aparición aquí, dije que eres Dios, que todos sois dioses —olvidados,
sí— y mi trabajo es ayudarte a recordar. Ese es el núcleo del camino espiritual: definir a Dios, definirlo y sentar
a esa divinidad dentro del Yo; y tú escogiste ser parte de ese camino. Cuando hacemos esto, cuando definimos
a Dios, el Yo se vuelve nítido. Solamente cuando definimos el Yo logramos ocupar su lugar. Y cuando
ocupamos ese lugar estamos totalmente facultados para hacer lo inimaginable. Si no llegamos a ese punto,
nunca funcionará, nunca. Ahora, este destino, antes de llegar a esta vida—y vamos a hablar acerca del lugar
de la dicha suprema— era una opción clara que todos, con excepción de unos pocos, estabais listos para
aceptar. Vamos a entender esto desde un aspecto más profundo.
Pero en este punto en especial quiero decirte que a menos que el Yo sea facultado en su totalidad, la vida
espiritual, lo que viniste a experimentar aquí, nunca será una realidad. Nunca caminarás como un maestro
mientras continúes dejando huellas en el ayer. El pasado fue la generación de crecimiento que consistió,
esencialmente, en entregar el poder a elementos de autoridad superiores. Y esa autoridad pudo haber sido
sencillamente tus compañeros de clase del primer año, al comienzo de lo que llamamos conciencia social. O
pudo haber sido entregar el poder a tus padres y la manera como ellos te criaron. Así comenzó el sangrar, si
quieres, de una vida desordenada, aparentemente sin más propósito que dejarse llevar por la corriente y
apenas sobrevivir. Una vida en la cual no cuenta lo inimaginable, sólo lo que está de moda o lo que es fácil.
Ahora, para que comprendas lo que significa caminar como un maestro, tendremos que manifestar en tu
vida lo que se llama una revelación, de modo que te sea revelado, en el nivel en que individualmente te
encuentres, lo que yo quiero decir con el término "el pasado". Nunca podremos suprimir los recuerdos de
quiénes fuimos; lo que tenemos que hacer es transmutar la energía de lo que fuimos, una entidad destronada
en busca del Yo. Tenemos que sacar esa energía de la red neuronal que día tras día repite las circunstancias
del pasado puesto que está aquí arriba (cerebro). Son conexiones fijas y esas conexiones toman el poder y lo
distribuyen para mantener intacto lo que dictó el pasado. Para un estudiante de la obra espiritual esto es algo
inaceptable, porque, ante todo, no hay obra espiritual sin poder y, segundo, no hay poder sin un discernimiento
del Yo. Si no se reclama el Yo y no se le cambia su definición, no existe algo así como lo inimaginable, no hay
hombre o mujer que sean maestros de la realidad. No funciona, nunca ha funcionado.
Entonces, cuando entendemos esto —presta mucha atención— el pasado significa eliminar la condición de
víctima, eliminar la envidia, los celos, el odio, la malicia, eliminar todos aquellos aspectos que tanto degradan al
Yo espiritual, que literalmente lo despojan de su hermoso poder y mantienen vivos los demonios de nuestra
propia mente. El deshacerse de esas acciones quiere decir asumir la responsabilidad de todas ellas, hacer la
responsabilidad parte del Yo. Al hacerlo, la culpa ya no está encerrada en tus pobres padres —que, por cierto,
son personas espirituales también— o atrapada en aquella clase del primer año escolar. Ya no está encerrada
27
en tu necesidad de er necesitado.
Cuando dices: «Yo creé esto; no sé por qué o cuándo se me ocurrió, pero lo hice. Si yo no lo hubiera
pensado, nunca habría ocurrido», ya no tienes la salida de continuamente echarles la culpa a otros en tu vida.
De repente la cuerda se rompe, se rompen las cadenas y el Yo empieza a definirse.
LA NOCHE OSCURA DEL ALMA
Ahora, este es un momento doloroso porque los seres humanos son cobardes por naturaleza; son
cobardes. ¿Y por qué lo son? Porque temen enfrentarse a sus propias elecciones. De modo que en una
situación de temor corremos y empezamos a señalar a otros. Y culpar a otros es nuestra manera cobarde de
evadir la situación. Cuando hacemos esto, cuando señalamos con este dedo de poder, lo que sucede es que
esta mente de poder se ha enfocado en la energía, la sacó de nosotros, la reflejó en otra persona y de este
modo nos destronó. Te aseguro que no es fácil asumir la responsabilidad de nuestra vida. Pero es la parte
espiritual más valiente la que lo hace, sin importar cuán doloroso sea. ¿Sabes qué es el dolor? Es el regreso a
casa del hijo pródigo de la energía.
Llamamos a esto la noche oscura del alma. Nos cae todo ese sufrimiento porque es energía que regresa a
la fuente. Pero es a través del sufrimiento como nos purificamos, porque cuando la energía traspasa la barrera
del cuerpo emocional y éste se sacude y se turba, y el corazón late con más fuerza, se respira con dificultad y
las lágrimas empiezan a brotar, entonces la energía está regresando y traspasando la barrera del cuerpo
emocional, lo que ocasiona una tormenta. Y tienes que soportar la tormenta; es la naturaleza del hijo que
regresa a casa. Y después de la tormenta, la energía, que ha sido purificada por el cuerpo emocional, ha dado
la vuelta completa y regresa a casa como ingrediente necesario para la definición del Yo, lo que nosotros
somos.
Ahora, nadie te va a obligar a atribuirte crédito por tu vida. Puedes aparentar y decir que estás de acuerdo
con esto, pero el guerrero verdadero es el que lo hace y lo hace bien —se trata de la conquista del yo— y lo
hace sabiendo que todo lo que ha arrojado regresará a casa multiplicado. El que hace esto es el que al final se
libera.
Todos los seres que en el Plano Sublime escogieron la vida espiritual saben que no es un sendero fácil;
saben que hay que definir y pulir el Yo y ni siquiera se imaginan lo que implicará en sus vidas hasta que se
enfrentan a ello. ¿Sabes que es aquí, en este punto, donde la mayoría se da la vuelta y huye? ¿Por qué? Muy
sencillo. Si la divinidad que somos no ocupa el trono de este cuerpo temporal, nunca producirá lo maravilloso si
no se ha divinizado y definido dentro de nosotros mismos. Si no sucede esto, lo inimaginable nunca te ocurrirá,
ni tampoco lo virtuoso.
Entonces, para la víctima crónica, el mito, el sueño y la leyenda siempre serán precisamente eso: mito y
leyenda.Y mientras tanto nos asombramos de aquellos que pasan la barrera y hacen milagros. Nos
maravillamos ante los que cruzan el puente; los que completan el viaje, el viaje de recuperar el poder para el
Yo, y viven de acuerdo con él. Los cobardes, los que huyen y no pueden enfrentarse a ello, nunca tendrán el
poder de la lucidez, la claridad y la habilidad de moverse como un maestro, porque un maestro nace
únicamente cuando el Yo se define. No puede nacer de un Yo indefinido. ¿Entiendes cómo la esencia define al
Yo y su poder? ¿Entiendes que al entregar ese poder se agota la esencia?
Ahora, observa que cuando yo hablo del pasado siempre me refiero a tus mayores obstáculos. Y pareciera
que estoy diciendo que el Pasado es algo terrible. No, el pasado tuvo su propósito.
Ahora, lo que quiero que comprendas es que todas las cosas precíosas de tu vida, las que hiciste y te
hicieron y que son gratas — todas -,Sólo pudieron haber ocurrido en un momento de autodefinición, de modo
que ellas siempre estarán allí, porque son la esencia de lo que somos. Por eso es que en las religiones Dios
está siempre pidiéndole a su rebaño que sea bueno, que haga buenas obras y que sean hombres y mujeres de
valores morales e impecables, porque hay algo de verdad en eso. Y la verdad es que cuando somos así, no
hemos entregado nuestro poder, sino que hemos sido dotados de él. Y cuanto más se dota de poder al Yo,
más asombrosa es la realidad de esta entidad. Así es como funciona. Todos vosotros tenéis a favor momentos
gratos y bellos en el pasado. No hay que desecharlos, puesto que son una parte esencial de la definición del
Yo. ¿Cuántos entendéis?
Entonces, si esos momentos de definición son los momentos sublimes de nuestra vida, los puedes ver como
las acciones más simples que hiciste desde el momento en que tienes memoria cognitiva, lo que te hicieron, lo
que hiciste a otros a lo largo de toda tu vida. Esos son momentos de poder. Así se expresa el Yo verdadero.
Pero en la mayoría de los casos, vives en una sociedad dinámica en la cual el modo de vida acostumbrado es
la culpa y la cobardía en favor de la imagen. Es la competencia despiadada, la hiena cuyas víctimas son los
más pequeños. Es el éxito que es promovido y temido por los propios aspectos del fracaso. Esto se convierte,
entonces, en la dinámica de un pasado deplorable; un pasado en el que se ha entregado el poder, en el cual la
culpa, el victimismo y los dedos acusadores comienzan a una edad muy temprana. Entendemos entonces por
qué es fundamental examinar el pasado desde el punto de vista de la energía, de por qué se entrega el poder y
por qué se permanece constreñido en un patrón de conciencia con su red neuronal de ser la eterna víctima y
28
el eterno sufridor.
Ningún maestro es así. No encontrarás ningún maestro que muestre compasión por alguien que escoge ser
esto. ¿Por qué? Porque los maestros saben que todos los actos de la vida son elección personal basada en el
libre albedrío. Todo aquel que es un maestro sabe y comprende esto, sin compasión o empatia. Hay una
diferenciación muy clara en lo que estás aprendiendo, y es que un maestro ha colocado firmemente al Yo en su
espacio divino, y desde allí conduce esa divinidad hacia una vida basada completamente en la ubicación
contemplativa y meditativa de la energía. Esa ubicación es crucial. Ese es un maestro.
EL DÍA DEL JUICIO Y LA REVISIÓN DE LA VIDA
Entonces, dicho esto, y habiéndote recordado que estás aquí, por tu propia elección—tú elegiste esta vida;
una vida en la que se te revelaría lo espiritual— estás totalmente dotado de poder. A partir de ahora, entonces,
vamos a hablar sobre el Plano Sublime; el cielo, como algunos lo llamarían.
Ahora, durante estos años en tu cómputo del tiempo hemos discutido con frecuencia lo que se llama la
existencia intermedia, es decir, la que tuviste antes de esta encarnación. Y no profundicé mucho en ella, ni
tampoco en tus vidas pasadas, por una maravillosa y gran razón. En mi sabiduría yo entiendo que aquellos que
no tienen madurez espiritual se aferran a las vidas pasadas con la misma intensidad con la que se han aferrado
a su condición de víctima, de tirano, de tener compasión de sí mismos. Esa información, en vez de ser el maná
para el Yo espiritual, le da más alimento al animal interior del hombre y la mujer. Aquí el enfoque ha sido llegar
a ser Dios. Eso es lo fundamental y siempre lo será, pero esta noche vamos a hablar sobre el lugar intermedio
en el cual estuviste antes de nacer.
Ahora bien, en el pasado he expresado enérgicamente que no creamos a nuestros padres; es cierto, pero
recuerda también que somos atraídos a una amalgama o grupo genético que sólo equivale a lo que somos
antes de llegar. En ese sentido entonces, subconscientemente, llegamos a ser sólo lo que somos capaces de
llegar a ser. Nunca podemos llegar a ser lo que somos incapaces de llegar a ser. En otras palabras, no
podemos ser algo más grande de lo que somos. De modo que en el lugar transitorio estamos hablando de los
niveles tercero, cuarto y quinto. Son los planos de descanso y renovación.
Entonces se vuelve obvio que el cuerpo físico ha perecido y toda a energía que le dio vida, desde el alma,
se está separando de él. El cuerpo pasa entonces a un lento estado de descomposición. Sin la tecnología
moderna y el arte del embalsamamiento la energía se descompondría rápidamente en cuestión de quince días.
Toda descomposicion es la disgregación de la masa coagulada y la liberación del patrón de conciencia.
¿Entiendes? ¿Cuántos entendéis? Que así sea.
Ahora, aquí estamos hablando del Yo. El Yo, el Yo espiritual, el que no se ve, ya ha partido y ha atravesado
el infrarrojo hasta el túnel de luz, al final del cual es recibido por los Señores de la Luz. Y todos
experimentasteis la lectura de vuestra vida. En tiempos antiguos se le llamaba el Día del Juicio. Es un día de
juicio, salvo que no es realmente un juicio. Es para refrescarte la memoria en cuanto a lo que hiciste.
Comprende que eres un ser que es transpersonal y no obstante personal. Un ser que ha sido transmutado
fuera de la carne; te has salido de la vestimenta. Y en este plano el espíritu se demoraba para crear la realidad
a través del cuerpo —pues vives en un cuerpo que opera de masa a masa—, pero ahora estás en tus propios
dominios como entidad espiritual. De hecho, estás vibrando en un reino más benigno que éste.
De modo que allí observas tu vida. ¿Cómo es posible esto? Porque las bandas que te rodean, que te
apoyaron y te dieron vida y sustento en la matriz, se llevan con ellas en forma de mente todo lo que hiciste,
pues lo que haces es una acción, y las acciones son energía. Y el enfoque de esa energía son los patrones de
la mente. Así que comenzamos a observar los patrones de la mente mientras se combinan para mostrarnos el
esfuerzo de toda una vida.
Ahora,hagamos aquí una pausa y déjame decirte esto: algún día, cada momento a la luz de toda la
eternidad, será sopesado contra una pluma. Cada momento cuenta. Todo lo que haces y lo que yo hice se ve.
Y se ve tanto desde la perspectiva del observador como la del participante, del que realiza la acción como del
que es afectado por ella, todo. Por eso se le llama Día del Juicio, porque la mayoría de las personas ignorantes
creen, o viven en el engaño de que sus pensamientos no son cosas. Sus pensamientos son cosas. Estas
personas piensan ilusamente que lo que hacen a puertas cerradas sólo lo saben ellas. Eso es un engaño; todo
se sabe y todo se mostrará. Y en este estado elevado no es necesario que ningún ser te mire y te condene;
con que sólo tú lo veas bastará. No hay juicio más severo que el del alma en el Día del Juicio.
Ahora, cuando eso suceda—y todos lo experimentaréis puesto que ya lo habéis hecho—, ¿qué será lo más
significativo de esto? Lo más significativo es cuán cargado estás a causa de los asuntos sin terminar. ¿Qué
carga constituyen las experiencias sin terminar? Si te digo que eres Dios, entonces esta vida es para hacer que
ese Dios-fuente evolucione como un todo. Entonces, ¿de cuántas experiencias no te adueñaste? En el
momento de repasar tu vida, cada momento en el que fuiste cruel con alguien, cada vez que fuiste taimado y
destructivo, cada vez que levantaste falsos testimonios, cada que lastimaste a otro físicamente, cada vez que
la lengua se desenfrenó para vengarse y culpar, cada vez que repartiste tu furia de amor no correspondido
29
para destruir a los que te rodeaban y a ti mismo, cada cosa se convierte en ti en ese momento en que la estás
viendo. Tú eres todo, ¿lo sabes?
Así que sufres el ataque de tu villanía y sientes lo que sintió el otro. Te conviertes en el niño al que
golpeaste y sientes su dolor desvalido. Te conviertes en el abusador y su ataque de furia instigada y
embriagadora contra un inocente que no se puede defender. Sientes lo que es ser difamado y que mancillen y
deshonren tu buen nombre. Lo sentirás porque eres Dios.
En este momento no estamos separados; somos todo. Llegamos a entender que es en este momento de
tránsito cuando más nos damos cuenta de que somos la totalidad de la telaraña de la vida. Sentimos el
abandono con el cual abandonamos. Sentimos la falsedad que infligimos a otro. Experimentamos la culpa que
excesivamente nos echamos a nosotros mismos. Sentimos la angustia del amor no correspondido y somos el
que llevó las cadenas de esa culpa. Se nos honra y se nos deshonra. Se nos divierte y se nos aturde. Vemos
cómo hemos prostituido nuestros valores. Nos convertimos en el cuerpo en medio de su agonía y abuso. Nos
convertimos en el abusador y en el abusado. Esto es juicio, y lo sentimos en toda su magnitud. Nos recreamos
en el sueño e inspiración que tuvimos a los cinco años; nos desesperamos al ver cómo el sueño se nos fue a
los veintitrés. Nos convertimos en el sueño y luego nos esfumamos como él. Nos convertimos en la inspiración
que nos maravilla y luego somos el aburrimiento de la inactividad. Vemos el desarrollo de las ideas y conceptos
que tuvimos, somos la idea en sí misma, la forma de pensamiento, y luego la vemos como un huevo sin amor y
sin sustento que nunca rompe el cascarón. Vemos la idea que nunca fructificó y el dolor de su no-inclusión en
nuestro medio ambiente. Lo vemos todo, porque somos la totalidad de Dios.
El elemento subjetivo de todo esto es muy importante, porque la esencia del Yo es subjetiva pues lo es
todo. De modo que en esta perspectiva el Yo se enriquece y se define mejor.
Vemos cuántas veces necesitamos suplicar el perdón de alguien y todas las veces que no nos lo pedimos a
nosotros mismos. Vemos todas las oportundidades de amar que tuvimos pero, con nuestro yo renegado y
egoísta, las desaprovechamos todas. Vemos el lugar vacío donde no reside el amor y nos dejamos llevar por el
desespero y la futilidad. Lo vemos todo.
Y en esa exhibición hallamos la unidad incluso en el sufrimiento, ese momento elevado. ¿Y cómo describo
yo el sufrimiento si no hay cuerpo? Bueno, la emoción, aunque se genera mediante estímulos eléctricos del
cerebro y las redes neuronales, y pasa al cuerpo mediante la liberación de hormonas, se convierte en algo
viviente. Es un campo energético en el cual permanecemos y nos sumergimos entonces dentro de toda esa
energía. No podemos deshacerla, está hecha.
La suerte está echada.
Ahora, no quiere decir que esto sea malo; es algo necesario para el ignorante, y todos vosotros lo sois. Lo
que sucede allí, en esa visión, es que quedamos cargados. Quedamos cargados por las dificultades que
vemos. Una carga es un término espléndido, porque lo que dice es que todo aquello que hicimos, nos lo
hicimos a nosotros mismos. Y por medio de esta revelación tenemos que quitarnos esas cargas y darle amor al
Yo, que es lo que Dios es. Dios da, ¿recuerdas?
EN EL PLANO SUBLIME PLANIFICAMOS NUESTRA NUEVA VIDA.
Entonces salimos de allí en un estado de reflexión profunda. Se nos da cualquier imagen en la cual
deseemos recapacitar sobre todo esto. Algunos reflexionan en altas cordilleras en el Plano Sublime; otros
detrás de árboles magníficos y nobles. Otros lo hacen junto a lagos preciosos rodeados de bosques moteados.
Otros en bibliotecas enormes, o flotando en medio de la nada, porque no toleran que los rodee nada. Pero
siempre después de esto viene la reflexión, el arte de la contemplación. Y lo que se vuelve ineludible es que
esto nos lo hemos hecho a nosotros mismos, porque somos la totalidad del Yo.
Ahora he aquí el dilema: todos esos actos, esa vida, se originaron en un tiempo muy lento en el cual el
centro de atención de esa vida fue el cuerpo humano. Así que no importa lo que hagas en el Plano Sublime:
nunca podrás componer allí lo que hiciste en el plano de la carne. En el Plano Sublime no podemos manifestar
experiencias que produzcan emoción física, porque allí no tenemos emociones. ¿Cuántos entendéis?
Contemplamos y luego imaginamos, tal como lo hice yo sentado junto al fuego cuando soñé esta jornada.
Imaginamos, y tan pronto como lo hacemos, todas las formas y escenas aparecen de manera instantánea. Y
mientras contemplamos nos vemos a nosotros mismos y cómo manejamos lo que hicimos. Imaginamos. Como
estamos en el Plano Sublime, donde no se hacen las cosas masa a masa, nuestro Yo es más afín a ese
tiempo, que no es un tiempo como el de este plano. De modo que allí, cuando imaginamos algo, aparece
exactamente como lo concebimos. Y entonces nuestro entorno está siempre cambiando.
Y esto es algo ideal durante la contemplación, porque al contemplar podemos ver la escena tal como
quisiéramos que sucediera. Y por mucho que nos esforcemos por encontrar alivio o desahogo en ello, no
podemos hacerlo. Lo que sí se nos proporciona es nuestra divinidad. Nuestro don de la imaginación nos ha
permitido reconstruir el pasado; reconstruirlo y avanzar desde ese punto. No obstante, este mapa, aunque se
hace minuciosamente, podría demorar miles de años en el Plano Sublime. La contemplación allí es muy
30
diferente a la que se hace aquí.
Y podemos languidecer allí; en aquellos planos podemos planear, delinear y buscar. En el momento en el
que se nos ocurre que hay magníficos seres que poseen esta sabiduría, se nos aparecen. Vienen y nos
enseñan; nos ayudan con nuestro modelo de imaginación. Ellos no cambian ese modelo en el momento de la
contemplación. Ellos te dan los pensamientos y tú incorporas la sabiduría a la imaginación. Así es como
funciona, pues no se trata de su imagen, sino de la tuya.
Conocimiento: si para ti el conocimiento es como un embalse de información que fluye por una
computadora, aparecerá una que tendrá dendritas conectadas a ti, y entonces el conocimiento fluirá a traves de
la computadora. Pero al final, el conocimiento fluye hacia ti, y debes ser tú el programa que lo incorpore. O
puede que te imagines que el conocimiento se encuentra en enormes salones de aprendizaje, las enormes
aulas de una academia. Puedes imaginarte el conocimiento como un conjunto de libros excepcionales.
Entonces, de inmediato aparecera una enorme biblioteca, cuyo final no podrás ver, y todos los grandes textos
aparecerán en viejos y antiguos anaqueles. Y si en tu mente viejo significa cubierto de polvo y desgastado,
entonces así se veran. Así que buscas el manual más viejo, más empolvado y lleno de telarañas que haya,
pues tu mente dice que ese es el que posee todo el conocimiento, y lo hallarás. Habrá una mesa para que te
sientes y una vela, o una lámpara, que puede ser eléctrica, de aceite, o fluorescente. Te sientas y lees. Lees
cada página, una página que parece una luz tenue, con letras multidimensionales que saltan del libro hacia ti, y
tú piensas que estás leyendo. Es el mismo conocimiento.
Y después de pasar cien años en esta biblioteca, sales con la. información de cómo modular el salón de la
contemplación, el salón de ver cómo vas a cambiar las cosas, cómo se va a prolongar esta carga que tienes de
estar incompleto a causa de lo que, según tu perspectiva, es el error que has cometido sobre otro. ¿Cómo
podrás justificarlo? ¿Cómo podrás escribirlo? Encontrarás la respuesta a todo. Ahora, no es casual el hecho de
que todo empiece a comportarse exactamente como un campo cuántico de potencial, pues lo es. El Plano
Sublime está en el nivel cuántico, de modo que allí, cuando una entidad —que es espiritual sin el cuerpo— es
una mente elevada, todo sucede instantáneamente.
¿Qué hace la entidad? Selecciona senderos de destino intencional y los crea de una manera lineal, con o
sin ayuda. Se esfuerza por encontrar una solución, pues nadie quiere vivir en medio del castigo. Ese reino se
llama el infierno, pero uno lo vive en forma de asuntos pesados y sin resolver, inconclusos.
Ahora recuerda, ten presente que en aquel plano no hay nadie que te diga que tienes razón o que estás
equivocado. Eres tú el que emite esas opiniones; no hay ni bueno ni malo. Pero se hace muy evidente el hecho
de que pertenecemos al reino angelical y que somos viajeros foráneos en un mundo ajeno, y que estamos
facultados para recrear ese mundo de acuerdo con nuestra imaginación, que es nuestro recurso más valioso.
De modo que allí no hay nadie que te diga que esto es bueno y aquello malo. Te digo que al ser Dios en ese
momento de repaso en la luz sentirás el impacto de todo lo que repartiste en tu encarnación, pues Dios no es
algo, sino todo.
Ahora: el salón de la contemplación. Muy importante. Todavía hay seres allí que han estado trazando una
vida potencial de manera muy cuidadosa. Llevan allí cientos de miles de años. Están planeando esa vida y son
como el guardián de la puerta de la historia que conté, que observaba a todos los que entraban.2 Pues bien,
hay se que se sitúan junto a la gran puerta del cielo para observar cómo entran todos con sus cosas, y
aprenden. Pero lo que es importante es que el aprendizaje no es significativo hasta que se aplica en el nivel en
el que se originó la sabiduría. ¿Cuántos entendéis? Que así sea.
2 Esta historia se encuentra en Ramtha Dialogues®, Specialty tape 033, Selected Stories III: Shambhala — Leaving No Footprints.
Ahora te hablo en un lenguaje corriente de un plano que es mucho más ilustre, dinámico, fantástico y mucho
más hermoso de lo que puede permitir el habla común. Me estoy esforzando por hacerte entender una lección
muy valiosa que vamos a aprender acerca del Yo extraordinario y por qué escogiste estar aquí.
Una entidad cargada que tiene muchos asuntos sin terminar aquí, no los puede culminar a menos que
posea un cuerpo físico que opere en este tiempo. En aquellos otros niveles lo pueden soñar, pero nunca
podrán experimentar sus sueños hasta que nazcan en el tiempo destinado para ellos. Ahora, la entidad
cargada ha esbozado, entonces, su recorrido lineal y ha conseguido toda la ayuda que ha sabido solicitar.
Cuando esté lista para regresar será atraída a un grupo genético igual al que pertenecía cuando se marchó.
En este Plano Sublime—el cielo como lo llamarían otros; yo los llamo los planos superiores— no te sientes
arrepentido de estar allí. Quiero que sepas que no hay un lugar más vivaz y hermoso que éste, porque es lo
inimaginable imaginado. Y nunca hubo un estado de ser que estuviera tan completamente libre de las cargas
del tiempo lento y la masa lenta. Tampoco hubo un lugar en donde la belleza física no fuera lo más importante,
porque allí podías asumir la apariencia que querías y entonces ya no era importante. Aquí sí es importante; allí
no, porque es cambiable, de modo que todos están libres de ese aspecto y flotando más cerca de Dios. Estás
en un estado sombreado por el reino dorado, un estado donde el día o la noche pueden ser eternos. Hay
multitudes allí, y es como si hubiera espacio suficiente para todos lo hay. Es un lugar merecido; el lugar de
31
descanso antes de la batalla siguiente.
Así que no es —como creéis algunos de vosotros que tenéis tendencia a sufrir— un lugar donde se
languidece en los bosques de contemplación y se sufre. No. Pero desde el punto de vista subjetivo de Dios es
importante que sientas lo que hiciste. ¿Cuántos de vosotrosentendéis? Mas siempre eres objetivo, y partiendo
de esa base, no sientes pesar por dejar a tu familia, a tu esposa, a tu esposo, a tus amigos o tus vecinos. No
tienes ese tipo de emoción, porque estás libre de todo eso.
Hay un entendimiento que penetra en estos planos y es que en la Tierra se está llevando a cabo una gran
obra de teatro en la cual tuviste un papel. Pero lo que importa es que nunca llegaste a terminar tu parte del
guión. Y al salir de ese sueño tan pesado, sabes que tus hijos realmente no quedaron abandonados: siempre
existirán. Tampoco abandonaste a tu amor. Tu amor siempre estará contigo, porque cuando nos convertimos
en el Dios subjetivo, interactuamos con la totalidad de la vida. Entonces, ¿cómo podríamos estar separados de
ella? Es difícil entenderlo cuando uno está en ese estado, mas todos habéis estado allí, todos. De otro modo no
podríais estar aquí ahora.
Ahora deja de sufrir y lamentarte por un momento y comprende que en ese estado de "carga" se origina
nuestro máximo poder. Queremos entonces diseñar una vida, imaginarla y cambiar sus patrones, los
personajes. Todo el que desee participar puede hacerlo. Hacemos esto antes de regresar y continuar donde
terminamos. Es algo muy importante también.
Ahora quiero referirme a los personajes de la próxima pieza teatral. Siempre se ha sostenido que las
personas que se encuentran y sienten empatia recíproca se conocen de una vida pasada. No es así. Qué te
parece esto: nunca os habíais conocido y os encontrasteis en el Plano Sublime porque teníais la misma carga,
llegasteis al mismo bosque a contemplar la misma cosa. Algunos de estos lugares están repletos y siempre nos
atrae lo que somos.
De modo que los personajes que tendrán un papel importante en nuestra próxima vida no tienen que ser
personas que conocimos anteriormente. Y engañarte a ti mismo continuamente con este pensamiento es una
señal de tu ignorancia sobre la vida espiritual, porque este lugar no lo es todo, ni estas vidas lo son todo. En el
mismo lugar de contemplación encontraremos seres que, ¡por Dios!, pueden se entidades extraordinariamente
avanzadas que en encarnaciones pasadas fueron genios o grandes líderes y que tienen una falla que llevó a
estar en contacto contigo. O podrían venir de otro planeta terrestre para resolver aquí esa falla. Nos
conocemos a través de la asociación de cargas. ¿Cuántos entendéis?
Ahora —y qué difícil de entender es esto—, cuando te sientas al lado de otra persona y entablas una
conversación, te estás vincula con ella, y muy pronto te mueves por el laberinto de su mente, comprendes lo
que te dice, estás dentro del otro. A su vez, el otro se desplaza por el laberinto de tu mente. Eso es lo que
llamamos conversación. Si entiendes eso, entonces empezarás a captar el concepto de que la asociación de
cargas, cuando se comparten, atrae a los semejantes en aquel lugar sublime. No se trata de conversar. Allí no
se habla, tus pensamientos proclaman. Y así cada uno participa de los pensamientos del otro.
En estos momentos, cuando hay una participación recíproca de los pensamientos, ocurre algo maravilloso
llamado compasión. Entonces en este maravilloso reino donde hemos diseñado una vida, hemos hallado a
alguien que tiene la misma carga, pero la carga puede ser que aquella entidad le hizo a alguien lo que nosotros
hicimos. Y, aunque en este lugar de contemplación ambos somos a la vez el que lo hizo y el que resultó
afectado, nuestras mentes se juntan y planean una relación, que se materializará más tarde en este plano.
De modo que no se trata de los que conociste hace dos mil o cuatro mil años. Los más significativos son los
que conociste en el Plano Sublime, porque llegaron al mismo lugar. Bien. Dichas personas entrarán y saldrán
de tu vida, a menudo para realizar el mismo drama que tú viniste a consumar. ¿Y qué papel están
representando ahora? Al final es selectivo en ese momento. Cuando repasaron su vida y vieron que le hicieron
algo inconcebible a alguien, pueden replantear las cosas para que lo inconcebible recaiga sobre ellos. Y el
personaje involucrado será alguien que fue la víctima en la existencia anterior. Están aprendiendo el equilibrio.
Con todo, pueden aparecer y luego desaparecer de nuestra vida, pero para eso estamos aquí.
No existe la casualidad. Todo se crea desde la conciencia y el único propósito de la conciencia no es sólo
este plano; es todos los planos. Y cuanto más cerca estamos del Punto Cero, más puros somos como seres
conscientes. Así que este maravilloso reino —donde lo que pensamos es— es nuestra naturaleza. Es nuestra
verdadera naturaleza es a lo que estamos acostumbrados. A lo que no estamos acostumbrados es a llevar el
peso y la carga del tiempo lento y los mecanismos del cuerpo físico, porque allí estamos liberados de eso y de
todo lo que representa.
Entonces, cuando hemos trazado el plan en nuestro memorable encuentro con otras entidades allí, cuando
establecimos ese patrón y hemos decidido esta línea de potenciales, estamos listos para retornar. Nos
encontraremos de nuevo con aquellos con los que interactuamos antes. No los recordaremos, pero los
encontraremos, y el alma sabrá porque el Espíritu recuerda la conversación. El alma recuerda el viaje. Sólo la
mente corporal y el cerebro corporal de la entidad física por nacer no recordarán este incidente.
32
EL VALOR DE EXPERIMENTAR UNA NUEVA ENCARNACIÓN
De modo que cuando estamos listos, regresamos, porque no podemos avanzar a menos que regresemos y
terminemos nuestros asuntos inconclusos, hasta que comprendamos completamente que Dios es uno. Cuando
somos uno, cuando decidimos ser uno, es cuando hemos elegido el camino espiritual, una vida llena de ello.
Ahora, entiende también que en estos planos hay entidades que, aunque están con el peso de sus cargas,
su carga principal es la falta de éxito porque nunca lo lograron, de modo que naturalmente van a proyectar
líneas de potenciales para nacer. Nacen en un lugar atrasado, tienen que recorrer esta vida y llegar a tener
éxito partiendo de nada. Así se representará su drama. Es muy importante para ellos. Y alguien debe ser el que
paga los platos rotos en el drama. ¿Sabes por qué debe ser así? Porque esos son los individuos que en vidas
pasadas pisotearon a otros con el fin de obtener el éxito. De modo que para esta gran presentación se juntan
las mentes correspondientes.
Entonces hay personas cuya carga es, por ejemplo, la falta de éxito, entonces planean ese potencial para
una vida entera, un gran patio de recreos en el cual jugarán a ese juego para un momento fugaz de gloria. Ese
momento será lo único que valdrá la pena en toda esa vida. Luego se degenera, porque se reflejará solamente
en ese único momento y éste se convertirá en su pasado.
Ahora que comprendes el asunto de las cargas un poco mejor, empiezas a percibir que las entidades que
hemos conocido en esta vida no llegaron por accidente, que cada persona que conocimos a lo largo del camino
era realmente una parte de la línea de potencial que creamos en el Plano Sublime.
Lo interesante del plan que trazamos en el Plano Sublime es que rara vez funciona en la Tierra como lo hizo
en el Plano Sublime. Tenemos tendencia a pintar las cosas muy alegres allí. Se nos olvidó lo que era tener una
ampolla en la mano por apretar demasiado. Se nos olvidó lo que era apretar demasiado. No lo sabemos. Por
eso, cuando todo empieza a tomar forma en el plano material, tenemos una aventura extraordinaria, porque su
maduración es muy diferente a lo que planeamos con anterioridad, y tuvimos entonces el elemento del misterio
puro del hechizo del olvido. Esto también juega un papel y se supone que debe ser así.
De modo que todas las vidas que se encuentran en esta encarnación no son necesariamente recuerdos de
vidas pasadas. Y no deberías tratar de identificarlas así, pues podrías nublar la escena del potencial que estás
tratando de hallar aquí. Estamos tratando de encontrar el Yo con claridad y pureza, sin ninguna contaminación,
lo más crudo de nuestra bella naturaleza. Y mientras más lo podamos desmitificar, más real se volverá.
Cuando para conciliar cada situación tratamos de darle un significado cósmico, nublamos la escena. Las
relaciones no tienen que ser cósmicas —eso es ridículo— deben ser simplemente relaciones. Y desde ese
centro crudo y dinámico nos acercaremos más a nuestro plan en lugar de tratar de sacarlo de contexto y
convertirlo en algo que nunca fue. En ese caso creamos la carga de producir fantasmas que sólo empiezan a
molestarnos.
Así que en realidad, en cada vida que cumple lo creado en el salón de la contemplación —sin importar cuán
largo, complicado o corto—nuestros amigos verdaderos son a menudo los que vienen del futuro, nunca del
pasado, porque es en el Plano Sublime donde nace el futuro. ¿Cuántos de vosotros lo entendéis? ¿De verdad?
Muchos individuos empiezan con buenas intenciones, pero su plan nunca se realiza porque se quedan
estancados. Este es un mensaje importante sobre el pasado: cuando te quedas atrapado en él, te niegas el
potencial del futuro. Por eso es deplorable que te aferres a tu condición de víctima, a tu sufrimiento, a tu
angustia, que tus padres hicieron esto y aquello. ¿Por qué sacrificar lo que se creó en el Plano sublime por
aferrarse a lo que es temporal en la carne?
Cuando les entregamos nuestro poder a los factores esclavizantes del ayer, diluimos el Yo desde y para el
cual creamos un potencial en en cielo. Y cuando ya no tenemos el Yo, porque le hemos arrebatado su poder
con la pena, el sufrimiento, la miseria, la ansiedad y todo aquello, detenemos el flujo de nuestro destino
verdadero. Lo único que obtenemos es la basura a la que nos asimos para tener una identidad. ¿Y por qué no?
Te ha servido tanto hasta ahora... Ha esclavizado a amantes, ha hecho que la gente te tenga lástima, la has
usado para abrirte paso, la has usado contra otras personas, contra ti mismo. Te ha servido. ¿Por qué querrías
desecharla? Porque si no lo haces, no alcanzarás el espléndido futuro que has creado para ti mismo y para los
magníficos seres que se te unieron en esa creación, y que tocarán tu vida de maneras inconcebibles, que
moverán tu alma en olas de fuego nunca antes conocidas, que te inspirarán hacia tu Yo genial, lo que ningún
ser de tu pasado ha hecho hasta ahora.
Diseñaste un destino para liberarte de las cargas y en esto participaron mentes fabulosas. Cuando nos
entregamos a esto, dejamos el camino libre para que suceda. Nuestra naturaleza de apegarnos al pasado
solamente nos hará repetir este proceso, y permaneceremos con la carga de aquello que no hemos alcanzado.
Y por un período de tiempo material vamos a ser menos que la grandeza que creamos en el cielo.
En otras palabras, tantas existencias no son más que la repetición de la repetición. Repiten los mismos
movimientos cíclicos que nacen del alma, las mismas experiencias de las cuales se aleja la naturaleza cobarde
del elemento humano, lo que no permite que el movimiento prístino del alma concluya, recupere su poder y le
33
abra paso a un destino fabuloso.
Ahora, ¿por qué hacemos esto? Ese "porqué" es un entendimiento muy amplio que requiere de muchas
vidas para ser comprendido, pero te lo enseñé en tu primer curso de C&E®. Eres un explorador que vino de
Punto Cero. Estás haciendo conocido lo desconocido. Lo importante para nosotros es imaginarnos el sueño y
realizarlo, ser artífices de su nacimiento en un reino imposible, arduo y difícil. Para que el soñador pueda
realizar enteramente su sueño, éste debe existir en los siete niveles. Cuando estamos aquí abajo lanzando
sueños en un tiempo denso, lo estamos haciendo en un tiempo espeso al que no estamos acostumbrados.
Somos criaturas de una imaginación eterna, así es como somos; somos conciencia y energía; somos
constructores de arquetipos de pensamiento, y la energía se comporta de acuerdo con esto para dar forma a
esos pensamientos, se conviete en su movimiento, por así decirlo.
No somos criaturas de la carne; nunca lo hemos sido. Pero cuando le permitimos a la carne que nos
traicione y fragmente núestra divinidad en personalidades que alimentan viejos fuegos, antiguas llamas, viejas
amarguras inflexibles y sin resolver, estamos fragmentados. Somos —y escúchame con atención— el Yo
llamado Dios. Cuando permitimos que nuestros cuerpos nos fragmenten, nuestro poder queda entonces
dividido, como hermano contra hermano. Estamos en guerra con nuestra propia esencia. Ya no somos
completos ni prístinos. Estamos aquí para hacer conocido lo inimaginable, no para repetir lo que ya se conoce
y para falsear su sentido de madurez hasta un estado que nos degrade.
A este Plano Sublime podemos llevar nuestro aspecto más reciente, lo que a menudo es muy útil, porque,
como en mi caso, la gran cicatriz en mi pecho y en mi espalda, me ayudó a recordar la traición que me impuse
a mí mismo. Llevamos nuestro cuerpo en su forma más reciente para que nos recuerde lo que debemos
"descargar". ¿Comprendes? O sencillamente podemos escoger una forma nebulosa. Podemos presentarnos
en la forma que deseemos. Pero cuando estamos en el Plano Sublime, estamos en un estado de éxtasis, de
comunión con los estados más elevados de la vida. Estamos muy cerca de la fuente de todo, el eterno Punto
Cero, como se lo ha llamado, que en ese momento nos es conocido. Presenciamos la unificación total con el
Vacío. Disfrutamos de la compañía de todos, de la dicha, la armonía, la magia de una mente. Nosotros somos
la mente; somos la revelación más divina de la imaginación. Mientras está frente a nosotros, da vueltas, cambia
con cada uno de nuestros pensamientos. Eso es lo que realmente somos y siempre hemos sido.
Entonces, por qué preguntarías: «¿Para que bajar aquí un par de años a resolver algo? ¿Realmente vale la
pena?» Por supuesto que vale la pena. Cuando sabes que eres eterno, jugar el papel aunque sea un solo año,
vale la pena. ¿Qué es lo que no vale la pena? El Punto es que somos una especie de dioses pequeños que lo
intentaron, pero quedaron atrapados. Lo que he estado tratando de enseñarte cada vez, desde que estás
conmigo, es que nos quedamos atrapados en una vestimenta cuya naturaleza es totalmente atrasada con
respecto a la nuestra y que tiene que vivir en esta existencia que transcurre forzosamente en un movimiento
lento, un tiempo lento, que nos ha separado de lo que realmente es nuestra totalidad.
La razón por la cual tenemos que culminar nuestros asuntos no es para poder ir a casa. Tenemos que
resolver nuestras cargas para poder librarnos de este embrollo de la naturaleza cobarde de la carne humana.
Tenemos que completar lo que no ha podido resolver la naturaleza humana.
LA NATURALEZA ANIMAL DE LA HUMANIDAD
Quiero decirte algo. Cuando se dice que el hombre es un animal, es cierto. Lo es por su naturaleza animal,
la naturaleza de la reproducción y supervivencia del más fuerte, su marcada territorialidad. Algunos son
solitarios. Los depredadores son astutos y atacan a traición. No son valientes. Los débiles se agrupan en
grandes cantidades para proteger sus linderos, con la esperanza de que sea algún otro el que caiga. Esa es la
naturaleza animal.
Ahora, ¿qué tan cerca de dicha naturaleza estás tú? Puedo decirte cuán cerca. La naturaleza espiritual no
funciona cuando lanzas un ataque al inocente, cuando azotas a tus deudores con un látigo de nueve puntas
porque te deben, cuando odias porque das. Eres territorial porque quieres proteger tus linderos. No desprecias
la oportunidad de copular. Ese es el animal. El cuerpo hace todo eso muy bien, porque esa es la naturaleza del
reino del cual procede. El hombre y la mujer valientes que juegan un papel de grandeza nunca atacan a
traición. Eso sólo lo hacen el cobarde y el depredador, que son la misma cosa. Si esto es así, y quién puede
negarlo, ¿qué tan lejos estás tú de la naturaleza animal, excepto que tienes buenos modales en la mesa, usas
ropas elegantes y defecas en inodoros y no en las llanuras? No estás tan lejos de tu naturaleza animal. Los
tres primeros sellos constituyen la naturaleza animal. Cuando un ser humano así se sale con la suya, siempre
actuará como un animal, porque es un cobarde. Y te digo que es el Yo espiritual —lo que realmente eres— el
único aspecto apto de esta encarnación que puede enfrentarse a las cargas y es equipado para hacerse cargo
de ellas. El aspecto humano no puede hacerlo. Eres un cobarde que vivió un pobre pasado de sufrimiento. Esa
es tu cobardía. Eres un animal.
Si no te han liberado de él o no has sido lo suficientemente fuerte como para hacerlo tú mismo, entonces
todavía tienes que ser una persona espiritual, porque el Espíritu es quien mejor equipado está para ese trabajo,
porque es eso lo que pretende. El Espíritu va en busca de las cargas porque primero tiene que recobrar su
34
poder para recuperar la totalidad del Yo. Cuando lo hace, él dice: «No más, esto está consumado. Yo lo creé,
soy el responsable. Te perdono, estás libre». Esa es una persona espiritual, ¿no es así? Pero ¿qué hace el
animal? «Me debes.» ¿No es eso lo que dice? Sí lo es. «Y ahora que eres vulnerable me las pagarás.» Ese es
el animal.
De modo que ser un ego alterado no te va a ayudar. Por el hecho de haber nacido aquí, tu genética no está
a tu favor, pues procedes de una genética que estaba tratando de hacer lo mismo. Y recuerda que atraes
únicamente el cuerpo físico más afín a lo que eras. Es una historia que continúa. ¿Cuántos entendéis?
Ahora bien. No regresamos aquí simplemente porque alguien nos envió. Nosotros mismos nos enviamos.
No regresamos aquí a cambiar el mundo, sino a cambiarnos a nosotros mismos. Regresamos aquí para
realizarnos, no para volver a olvidarnos. Regresamos aquí a concluir este asunto.
Quiero entonces preguntarte, considerando todo lo que te he enseñado sobre el Plano Sublime, ¿no es
obvio el hecho de que esos pequeños temblores del corazón de la personalidad tienen más peso de lo que te
podrías imaginar? No es el éxito obtenido en este plano lo que se recuerda en los salones del Plano Sublime,
ni cuánto dinero se gana. Ni tampoco cuánto se deja de ganar. No se trata de cuán famoso o infame fuiste
aquí. Ni de la apariencia física que tuviste aquí. No se trata de ninguna de esas cosas que aquí son tan
importantes. ¿Qué hicimos? Eso es lo que importa.
Y es lo suficientemente importante como para hacer que los dioses se arrodillen como humanos, porque
nuestra agenda es diferente a la del humano animal. Nuestra agenda es liberarnos de las cargas y atraer lo
inimaginable. De eso se trata esto. ¿Lo han hecho otras personas antes que tú? En verdad que sí. Ha habido
personas que han limpiado sus experiencias, las han completado y se liberaron de ellas. ¿Y quiénes fueron?
Los seres brillantes que ahora están diseminados y esparcldos a través de Ia historia y que fueron genios,
porque moldearon lo inimaginable ¿Sabes por qué? Tuvieron el poder porque pusieron de nuevo al Yo en el
trono; recogieron sus pedazos, los unieron y lo devolvieron al trono.
Muy pocos de los individuos que fueron héroes de la historia llegaron allí mediante la dicha. La mayoría de
ellos pagaron caro su genio. En otras palabras, sufrieron, resistieron, proclamaron y consiguieron, se
enfrentaron al tigre, ¿no es así? Y esa vida turbulenta los llevó a lo único que querían alcanzar aquí, lo
inimaginable, que ya conocían antes de encarnarse en este lugar. Sobrepasaron el drama humano y se
convirtieron de nuevo en dioses. Y su estrella brilló aunque sólo fuera por un momento; fue todo lo que se
necesitó. Después todo acabó; se acabó. Lo que me hace volver a mi introducción
Escogiste estar aquí y elegir el aprendizaje espiritual en esta vida Yo puse el fundamento y tú viniste. Ahora,
todos los que estamos en este salón, con excepción de unos pocos, compartimos una gran unión Juntos,
colectivamente, compartimos una existencia, una vida agitada, difícil e imponente. Presenciaste cosas
maravillosas: el final de una vieja tierra y el comienzo de una nueva. Presenciaste el perecer de los dioses y el
nacer de los hombres. Participaste en una larga marcha. Eso es lo que tenemos en común esta noche. Y a
causa de ese amor, que nació en las páginas de esa marcha, existe este momento, al cual se le permitió tener
un lugar en el vacío en la mente de Dios, para que cuando estuvieras listo para escoger saber más, hubiera un
lugar adonde ir. Y es inevitable.
Entonces, ¿por qué elegirías en el Plano Sublime, en el cielo, realizar aquí abajo (primer plano) lo que ya
eres en el Plano Sublime, si ya lo conoces allí? Buena pregunta, ¿no? Sí, es una buena pregunta. Porque lo
que se comprende allí, para que se conozca en su totalidad, tiene que entenderse en las entrañas de Dios y
tiene que hacerse conocido aquí, porque esta es la caldera; aquí es donde está el crisol del alquimista. La
estrella brillante que danza sobre el líquido color azul de medianoche de repente se vuelve a coagular y se
convierte en esa pequeña esfera de níquel que queda en el fondo del tazón. De modo que aquí estamos.
Tienes que hacerlo en este lugar (primer plano).
La mayoría de los que estáis aquí atravesasteis vuestro laberinto y vuestras cargas en el Plano Sublime,
pero todos tuvisteis un espacio de amor adentro, un lugar al cual fluctuar. Y todos fuisteis testigos de algo
asombroso: me visteis abandonar este plano sin morir. Eso nunca lo olvidasteis. ¿Adonde fui y cómo sorteé la
descomposición de la carne y el pudrimiento del cuerpo? ¿Cómo pude hacerlo? Tú lo viste. Por eso la leyenda
de Cristo y la resurrección está tan viva en las mentes cristianas hoy en día. Es algo intenso porque es una
añoranza.
Es lo inimaginable imaginable que ha sembrado una semilla en la mente de muchas personas. La
encontrarás en toda doctrina religiosa.
En cuanto a mí y a mi gente, mucho antes de todo ese galimatías, yo me marché, lo viste y así fue. Y lo hice
con mi estilo peculiar, es decir, dejar algo en claro y seguir adelante. Y te preguntas: «¿Adonde fue? No está
en el Plano Sublime; ¿dónde está?» Bien, estoy en el plano Sublime. Antes de regresar me recordaste y
recordaste el lugar adonde fui. Y el amor es inolvidable; es tan bello... Es inolvidable porque no carece de nada.
De modo que en tu laberinto hiciste la pregunta fundamental: «¿Qué es lo inimaginable para mí? »
Ahora, al otro lado del río hay un grupo que se está haciendo la misma pregunta: los que inventaron las
computadoras. Ellos apenas están descubriendo el hecho de que si pueden crear una idea en el superplano de
35
la existencia y la llevan hasta la línea de tiempo, que si la acoplan en el cuerpo en el que van a nacer, si lo
hacen, funcionará. Puede que no lo sepas, pero esos genios de la tecnología están empezando a despertar a
lo que tú ya sabes. En otras palabras, les llevas ventaja. Aparentemente ellos están más avanzados, pero
realmente están a la zaga, porque apenas están empezando a aprender a crear. Están aprendiendo; tú ya lo
sabes.
Este grupo entonces pregunta: «¿Qué necesito saber?» «¿De qué cargas tengo que liberarme?» Bueno,
estás preguntando mucho. Pero, después de todo, sólo estás preguntando sobre asuntos sin terminar. Cuando
todo esté terminado, ¿qué quieres? «Quiero ir a donde ningún hombre ha ido antes. Quiero saber. Quiero ir a
donde habitan los dioses. Quiero saber lo que es ser un maestro.» Y cuando te imaginaste lo que era un
maestro, pensaste en mí. Cuando pensaste en el valle de los dioses, pensaste en mí y en tu mente creaste el
lugar adonde pensaste que yo había ido. Y este viaje fascinante, este rompecabezas fabuloso, este ejercicio,
este laberinto de juguete construido en tu imaginación potencial, te dejó "enganchado" a la idea de ser
espiritual. Porque no lo logras a menos que lo pidas. Y en algún lugar del camino debe de haber un ideal que
llegue a la conciencia humana Y la ponga en acción.
Durante toda vuestra historia ha habido seres maravillosos que han venido y han esquivado el sistema, han
sido tan valientes, arrogantes y puros como para colocarse tres metros por encima del hombre mediocre. ¿Qué
los hizo tan diferentes? Estaban llenos del poder del Espíritu Santo en vez del poder del animal. Eso los hizo
diferentes ¿Por qué regresaron? Para volverte a recordar: «Nunca me olvides Voy a causarte tanta impresión
que nunca me olvidarás, porque algún día querrás saber lo que yo soy.»
REDEFINIR AL YO POR MEDIO DE ESCOGER NUESTRA NATURALEZA ESPIRITUAL
Yo soy un ideal. Históricamente, ha sido necesario esparcir ideales por todas las civilizaciones para evitar
que se derrumben: algo sorprendente que sucedió al mediodía, la aparición o reaparición de un fenómeno, —
ahora empiezas a entender de dónde viene todo eso— algo que nos haga despertar de este sueño, sueño
pesado de melatonina, de la vida carnal. Algo nos despierta, y entonces se enciende el interruptor aquí arriba.
Cuando se enciende, nos "encendemos" como seres espirituales y nos "apagamos" como seres humanos.
¿Cuántos entendéis? Yo fui tu catalizador.
Entonces, ahora, a la luz de toda la eternidad, ¿por qué querrías pasar esta vida desarrollando el Yo
espiritual? Primero tienes que vencer todas las cargas, adueñarte del pasado, porque eso te dice, a los que lo
logren, que ya lo has hecho todo dentro de la conciencia humana. Por Dios, ¿quién no has sido? ¿Qué no has
tenido? ¿A quiénes no has odiado y a cuántos no has amado? ¿Cuántas veces tienes que morir? ¿Cuántas
veces tienes que enfermarte? ¿Cuántas veces tienes que ser exitoso para comprobar que nunca has sido un
fracaso? ¿Cuántas veces más hay que hacerlo?
¿Sabes una cosa? Solamente una entidad que regresa aquí lo sabe: «La única razón por la que regreso es
porque tengo que terminar mis asuntos. Pero mi sueño inimaginable es convertirme en un superser.» ¿Existe
un sueño más fabuloso que ser Dios? No, no lo hay.
En tu línea de potenciales incluíste ese sueño y me recordaste a partir de una situación que se produjo entre
nosotros. Eso fue lo que hizo que esto existiera y tú lo escogiste. Quieres comprender qué es lo que no has
sido. Deseas hallar una liberación de tus cargas y encontrar integridad. Y esa integridad le habla a una
integridad del Yo que, una vez esté completamente abarcada, estará lista para el nacimiento del futuro que se
creó en el Plano Sublime.
Todo el mundo tiene sus fallas. Pero ¿qué es eso? ¿A qué grado de perfección encontramos esas fallas?
Aquí nadie es perfecto. No existe algo así como el ser humano perfecto. No importa cuánto te esfuerces por
llegar allí, nunca lo lograrás, porque para ser perfecto,vas a tener que ser tan primitivo como cualquier animal y
ya has avanzado demasiado en la otra dirección.
Llegaste aquí mediante una línea de tiempo que creaste en el plano sublime para aprender, no lo que ya
estaba aquí, sino lo que podría ser. Y viniste para tener algo que te recordara las experiencias que necesitabas
terminar. Y completar las experiencias puede ser tan sencillo como lo desees, o tan arduo como lo desees.
Después de eso estarás totalmente libre para incorporar lo que ya has creado: una belleza inimaginable. Te
aseguro que nadie retrocede después de liberarse de sus cargas. Quedas verdaderamente liberado, libre de tu
animal y de tu sufrimiento. Estás completo, encuentras al Yo, lo que realmente eres.
Esta noche te dije tres veces que nuestra forma natural de crear es instantánea. Empiezas a entender por
qué un Dios se fragmenta tanto en un humano, porque lo que logramos al instante tiene que pasar por un
proceso de coagulación para el humano. La parte humana siempre está protegiendo linderos, buscando
víctimas, luchando por sobrevivir y necesitando la cópula. Esas son cualidades de impaciencia. La naturaleza
es la supervivencia del más fuerte, y el animal debe ser el más fuerte en todas las categorías mencionadas.
Cuando nos convertimos verdaderamente en seres humanos, fragmentamos lo santo en nosotros, porque el
ser humano impaciente no puede sostener un sueño inimaginable imaginable a menos que éste se relacione
directamente con su seguridad, su soberanía, su longevidad, su apoyo para la cópula y su superioridad entre
desiguales. El ser humano nunca mantendrá un sueño que no facilite su naturaleza humana animal. Esa es la
36
razón por la que el humano es impaciente y está plagado de dudas cuando se trata de la imaginación.
De modo que aquí estamos, los mismos dioses que crearon esta criatura de una forma instantánea. Nos
deleitamos en la imaginación como si se tratara de realidad verdadera, pero no la podemos disfrutar con la
potencia de Dios en este plano, porque el cuerpo en el que habitamos no puede sostenerla y la rechaza,
negándonos así acceso a la experiencia. El cuerpo no es un soñador. Puede crear pensamientos; es la
computadora. Puede sostenerlos holográficamente, pero le parece fatigoso retenerlos. El Dios es el momento;
es el soñador y debe ser lo suficientemente fuerte dentro del cuerpo para levar el sueño hasta su nacimiento en
vez de castrarlo o mutilarlo.
Esto es una batalla, pues lo que siempre pasa es que el gana y el espíritu pierde. Y pasamos así a otra
caída, a otra vida sin sentido y lo único que vamos a hacer al morir es volver a ver el mismo programa y realizar
la misma contemplación. Oh, estaremos felices desahogados, pero nosotros tenemos una vocación más
grandiosa incluso allí.
Aquí estamos incompletos. El camino espiritual y la caminata del maestro comienzan cuando debemos
encarar asuntos dolorosos: la naturaleza del humano y la naturaleza del espíritu, el destino, cómo se percibe
en los dos casos. Lo que es importante para el humano no lo será para el espíritu. Lo que para el humano es
subjetivo y personal para el espíritu será objetivo e impersonal. También tenemos cuerpos que no pueden
sostener un sueño y se rinden porque están dando saltos en su territorio; se tienen que mover constantemente
para mantener sus linderos bien seguros. Y por otro lado tenemos al Dios, ansioso de completar la experiencia.
Cuando escoges una vida que dedicarás a la revelación espiritual, estás pidiendo una vida en la que debes
montar esos caballos de la sensualidad con rienda corta. Esta es la vida para desarrollar el espíritu, y el
proceso de recuperar el poder de uno es doloroso y a menudo implica ponerle una zancadilla al cuerpo, a sus
lazos familiares. Implica moverle el piso a la culpa y a los celos, a la dinámica de los incidentes familiares, a la
sexualidad, a los prejuicios. Y decir en un tono diferente y no obstante único: «Yo creé esto. Nunca fue culpa
tuya. Te hice pensar que así era, porque soy un cobarde. Te culpé de sentirme inferior, pero no tenía nada que
ver contigo. Me impuse la falta de amor a mí mismo y en verdad soy yo quien me he rechazado a mí mismo y
me he encerrado en mí mismo. Fui yo quien te abandonó; tú nunca me dejaste. Fui yo el que se revolcó en la
compasión de mí mismo y languidecí en mi pasado. Nunca estuviste en mi presente ya que yo nunca estuve
allí. Estaba lejos; estaba en el ayer. No es tu culpa. Es sólo un hábito que tengo».
Para ser hombre o una mujer honorables se necesita una gran profundidad espiritual, y produce mucho
dolor. Pero en vez de sentirte herido, siente el regreso del viento de la energía engendrada que pasa por el
cuerpo emocional y que lo purifica para hacernos completos. Eso es mejor que no haberte sentido completo
nunca.
La última vez que estuvimos juntos te hablé de la claridad intensa, sin obstrucción. De eso es de lo que
estoy hablando. Te dije que cada pensamiento se acuña con decisión. Nunca se toma al azar, se lo contempla
tanto que llega un punto en que la manera elevada y extraordinaria de pensar se convierte en el modo de
pensar común. Es algo difícil de hacer, especialmente cuando el cuerpo te dice que estás perdiendo mucho. Y
es difícil permanecer en la noche oscura del alma y no tener estímulos para salir de ella. Pero ¿por qué
querrías salir de ella? Se trata de recuperar esa energía de los lugares dolorosos y tiene que pasar por el
cuerpo emocional. Allí es donde está el verdadero sufrimiento, pero es también donde está la purificación.
Mitigarlo o deshacerse de ello sería negarse a uno mismo la purificación y por ende la sabiduría. Que así sea.
¿Qué tiene de malo procesar energía? ¿No crees que eres lo suficientemente fuerte para hacerlo? Es cierto
que el ser humano es una criatura impaciente, pero también es peligroso cuando está acorralado. ¿Eres tan
cobarde que no eres capaz de encarar los problemas que has creado? Después de todo, las dificultades nunca
serán más grandes que tú, porque provienen de ti. ¿O lo que pasa es que puedes arreglarte con ellas, pero no
puedes soportarlas cuando regresan? Ciertamente una droga se usa para mitigar la sensación del retorno de lo
que tú has puesto en marcha. En tu lugar, yo reflexionaría sobre esto.
SÍNTESIS: LA MARCHA ESPIRITUAL DEL MAESTRO
Oh, mi amado Dios,
este día muévete dentro de mí
como mi Espíritu Santo,
para atraerme hacia tu reino
y mantenerme allí.
Oh, mi amado Dios,
deja que mi Espíritu fluya de mi ser
sin ninguna carga.
Acepto este conocimiento con libertad.
Deseo que me llegue su revelación.
Oh, mi amado Dios,
37
estoy agradecido por mi vida.
Oh, mi amado Dios,
estoy agradecido por mi cuerpo.
Mi amado Dios,
lléname de tu amor eternamente
y bendice mi vida.
Que así sea.
Por la vida.
Podéis sentaros. Para aquellos de vosotros que anoche no estuvieron aquí, tuvimos —o yo tuve— una
maravillosa enseñanza acerca del Yo y del Cielo. Ahora hagamos un pequeño repaso. Comenzaremos en el
marco de conciencia adecuado. Queremos evolucionar para poder llegar a un nivel de conocimiento más
profundo, así que empecemos con el conocimiento que teníamos y pongamos nuestra mente en un sendero
recto hacia el entendimiento.
Ahora, ¿cuál fue la primera enseñanza que te di anoche? Tú escogiste estar aquí, elegiste venir aquí y
aprender un entendimiento espiritual. Nadie te obligó a venir. Estás aquí porque esto es lo que quieres
aprender. La elección propia es el comienzo del poder propio o de la redefinición del YO.
Ahora, ¿cuál fue lo segundo que aprendiste anoche? La definición del Yo. Todavía estamos algo
confundidos acerca del yo, y es solamente un termino. Las palabras que yo uso son sólo palabras. Lo
importante es que recuerdes las dos noches3 que pasamos juntos en tu tiempo donde hablé sobre aprender a
escuchar y sobre por qué es importante que te enseñe un maestro porque, si escuchas atentamente, ¿qué
sucede en tu cerebro? Hay hologramas, imágenes. Así es como hay que escuchar. Estas palabras estimulan el
cerebro para que cree imágenes. Y, como has aprendido, ese Yo verdadero es imaginación; es el acto de crear
imágenes. Ese es nuestro destino; es lo que se supone que debemos hacer. Así que si hoy escuchas o lees
mis palabras, eso te ayudará quizás a replantear viejas definiciones, porque a medida que hablo y, si me
sigues, tu cerebro producirá las imágenes que mis palabras, colocadas adecuadamente, causarán en tu mente.
Si esto es así, entonces estás pensando en términos espirituales.
La definición del Yo. Tenemos que remontarnos al Punto Cero, a lo que te enseñé la primera vez que viniste
a verme: eres Dios. Luego, por supuesto, tenemos que redefinir a Dios y quitarle las cadenas de la limitación y
del dogma. Y para explicar la metamorfosis de la involución y de la evolución, la realidad, usamos lo que se
llama la física. El Yo es un estado puro y creativo de la conciencia y su servidora la energía, combinadas
inextricablemente; eso es lo que realmente somos. El Yo creador no es otra cosa que el Dios-Fuente en sí
mismo. Eso es lo que somos.
Si entendemos que en realidad no somos los rostros que llevamos puestos ni las prendas que usamos —ni
siquiera los territorios que definimos—, entonces empezamos a ver al Yo en su origen más puro, cuando
entendemos que el Yo no es el cuerpo subjetivo en el que existimos, sino que es la mente inactiva de una y
toda la realidad. Con este cerebro que tiene la capacidad para contemplar el infinito, incluso en sus términos
finitos, empezamos a ver entonces que nuestro yo ha sido una culminación gradual de las propias experiencias
que él creó. Ahora, presta atención a lo que dije: que el espíritu es la culminación gradual de las propias
experiencias que ha creado durante eones de manifestación. Lo que esto esencialmente significa es el Yo es
una mente amplia —una mente, realmente— compuesta de toda la conciencia y energía que creó. Y
experimentar una creación sin terminarla sería fragmentar el Yo; recuerda que eso es lo que somos. "Nosotros,
como conciencia y energía, el Dios-Fuente en sí mismo, tenemos sólo un destino verdadero: hacer conocido lo
desconocido. Y mientras más lo hagamos, imaginar lo inimaginable, mayor será nuestra unidad, nuestra
unicidad como Dios. Eso es lo que tenemos que hacer. Somos un océano que se filtra por las playas del Vacío,
debemos siempre expandir lo que somos. Eso es el Yo.
3Las enseñanzas de estas dos noches están grabadas en Ramtha Dialogues® Tape 345 Crossing the River Part I, 8 de enero de 1997, y
Tape 347, Crossing the RiverPart II, 9 de enero de 1997.
Si somos un enigma, una cualidad etérea y misteriosa llamada conciencia y energía, entonces es el alma la
que captura y conserva para siempre la experiencia final, el movimiento final de esa experiencia. El alma y la
conservación de la experiencia en su finalidad es lo que permite que la conciencia sea tan amplia. Sin la ayuda
del alma para definir la mente, estaríamos solamente creando y desplazándonos por la creación. Y tan pronto
como nos movemos por ella, regresamos adonde estábamos al principio, pues no tenemos un margen —no lo
hemos creado— de realidad estática a partir del cual podamos construir otros conceptos. ¿Comprendes lo que
he dicho?
Tenemos aquí entonces el alma de la experiencia memorable dentro del Yo de conciencia y energía. Es la
cualidad que permite que nuestra mente crezca y se expanda. Nos da nuestros asuntos terminados, los que
usamos como trampolín para crear el siguiente inimaginable. Ese es el Yo, y es imponente y poderoso.
Cuando sabemos eso acerca de lo que somos, podemos ver claramente que una vida dedicada, que sale
38
del desierto, de la oscuridad y del fango, una vida que nace aquí y cuyo afán, destino y objetivo es averiguar lo
que somos, es la más elevada que podamos vivir. Porque cuando empezamos a imaginarnos a nosotros
mismos no con los ojos de la humanidad, sino que comenzamos a definirnos en términos mucho más amplios,
términos inimaginables, empezamos a localizar lo que somos. Ese es el descubrimiento de quiénes somos. Es
hora de mirar lo que es verdadero y real en nosotros. Esa es la vida espiritual.
Ahora: definir nuestro Yo. Lo que aprendimos entonces es que el Yo se encuentra en el cuerpo de una
encarnación como la tuya. Ese Yo, cuando estuvo en el Plano Sublime la última vez y todas las veces que
venía de encarnaciones anteriores, llegó al cielo. Y la agenda allí -ese magnífico Día del Juicio, esa hora del
juicio— es para que veamos nosotros mismos, subjetiva y objetivamente, cómo colocamos la energía y de qué
manera afectamos finalmente el núcleo central de nuestro ser; la revisión de la vida anterior, como te gusta
llamarlo en términos cósmicos floridos. Lo importante de esto es que en esta hora del juicio no hay nadie allí en
el cielo que sea el juez. Estamos nosotros mismos. Y averiguamos entonces que lo que cubre al Yo son los
asuntos sin terminar.
Hemos aprendido un término llamado "cargas", estar cargado. Cuando veamos entonces nuestra vida
anterior y lo que vas a hacer en ésta, tú vas a verlo todo. En la energía nunca se olvida nada, porque cada acto
estuvo precedido de un pensamiento y eso es lo que es real. El pensamiento es real porque es lo que es el Yo;
es conciencia y energía. Así que repasamos lo que es real. Y nada se desperdicia.
Vemos todo lo que hicimos, lo que pensamos que hacíamos a puertas cerradas o que estaba detrás del
plácido rostro de la indiferencia o de sonrisas vacías. Y empezamos a verlo no sólo como el que lo hizo y lo
estaba pensando, sino como conciencia y energía desde este punto de vista, como el Yo que es ambas cosas.
No sólo vemos subjetivamente lo que estábamos pensando, sino que también lo sentimos subjetivamente
como energía y vemos adonde estaba dirigida. ¿Cuántos de vosotros entendéis eso? Porque somos, como ya
lo hemos aprendido, uno. Dios es una mente. Lo que hacemos, nos lo hacemos a nosotros mismos, sin
importar quiénes sean los personajes. Los personajes somos nosotros mismos, porque así de grande es el Yo.
Aprendimos que lo que le hacemos a otro, nos lo hemos hecho a nosotros mismos. Cuando abusamos,
cuando somos despiadados, indiferentes, cuando esclavizamos a otro o le ponemos una trampa, cuando
somos decadentes, faltos de benevolencia, implacables, todo eso nos lo hacemos a nosotros mismos. Durante
la revisión en la luz experimentamos lo que es sentir eso. Todo es energía y nosotros, por lo tanto, somos sus
creadores. Entonces, la energía que nosotros expulsamos regresa a casa, a nosotros. Ese es el Día del Juicio.
¿Y por qué es un momento doloroso? Porque realmente nos toca ver cada faceta de nuestro ser y la
dinámica de esa faceta. Nos convertimos en la persona lastimada que lastimamos, en el esclavo que
escllavizamos. Somos la víctima de nuestro abuso. Y lo sentimos en cada rincón.También aprendimos por qué
eso es importante, porque para poder realizar cualquiera de esos actos en una vida, debemos tener una
cualidad divina que podamos utilizar para ejecutarlos. En otras palabras, no hay ningún acto que no esté
precedido de un pensamiento, y el pensamiento procede de la fuente divina que está dentro de nosotros. De
modo que nosotros somos ese acto. Aprendimos también que nuestras cargas consisten en entregar nuestro
poder, fragmentar nuestro Dios y estar incompletos.
Definir el Yo en la vida espiritual es buscar afanosamente el conocimiento que nos permita enfrentarnos a
nuestras cargas; que nos permita averiguar quiénes somos en la vida espiritual. Y es esencial que lo hagamos.
Al comienzo de este camino espiritual nunca caminamos como ángeles. Humildemente llegamos a la puerta
con nuestras mulas muertas, nuestras obsesiones, nuestros fantasmas, nuestros sufrimientos, nuestras
ansiedades. Y el demonio que llevamos con nosotros es nuestro ego alterado.
Aprendemos que la vida espiritual significa recuperar el poder. De todo lo que te he enseñado, el mensaje
primordial es recobrar con coherencia el poder que has fragmentado, porque cuando lo haces, derribas el
templo interior y la divinidad interior. Y cada bloque, cada piedra dorada que compone el templo del Yo ha sido
entregada a todas esas zonas que constituyen una inmensa cantidad de sufrimiento porque estamos
separados de nuestro Dios, porque nuestro Dios está fragmentado a nuestro alrededor. Eso es una carga.
Para poder entonces lograr lo inimaginable, tenemos que reconstruir ese templo. Tenemos que redefinirnos,
lo cual no es fácil. Y muchos de vosotros habéis contemplado de una manera muy sincera cómo habéis
entregado el poder y lo que ello implica. Y no significa entregárselo a alguien para que controle tu vida, aunque
eso es un aspecto de ello. "No significa eso realmente. Tiene un significado mas sutil y más místico; significa
aferrarte a tu pasado.
Verás, la fragmentación de Dios en forma de carga está únicamente encerrada en el pasado. Y ya hemos
considerado esto, víctimas de tus experiencias del pasado. En mi audiencia hay una carga crónica: que tus
padres abusaron de ti, o que te ignoraron abandonaron. Pasas por la vida con esa actitud repugnante de
carencia y los señalas con el dedo, a él o a ella—éstos son ejemplos— o a un amigo, o a alguien que abusó
de ti, o a alguien que arruinó tus planes. Vas por la vida señalando con el dedo acusador: «Es culpa de ellos
que yo sea así.» Y eso es fragmentar el Yo, porque en vez de asumir la responsabilidad de haber creado esto
—de eso se trata Dios; Dios es el creador y yo te digo que eso es lo que tú eres— en vez de asumir la
responsabilidad, lo cual definirá al Yo, lo fragmentas al señalar con el dedo y decir: «Me hicieron esto y yo era
39
inocente». Nadie es inocente. Cuando actúas así y creas tiranos en tu vida, has tomado una parte del templo y
la has colocado allí, y su realidad y su dinámica producirán ese resultado en tu vida.
Y, como también aprendimos, desde la perspectiva humana es algo muy tentador ser la víctima, pues todo
el mundo lo es. La conciencia social del capitalismo consiste en crear víctimas para que alguien busque la
manera de sacarte de ahí temporalmente. Es sencillo, es más fácil decir «yo soy así por esto y aquello».
Personas, lugares, cosas, momentos y sucesos. Cuando haces esto, funciona durante un tiempo.
Observa que has usado esta excusa para todo, para la falta de fortaleza, para excusar las enfermedades.
La has usado para atar gente a ti de una manera astuta, a través de su empatia y compasión. La has usado
para lograr lo que quieres. Te ha servido. Eres un capitalista; eso es lo que eres.
Y realmente nadie quiere renunciar a esto porque, como has aprendido, el animal dentro de ti, el
sobreviviente de linderos definibles, la criatura del rebaño, implora supervivencia. Y si cada uno dejara de
servirle al rebaño, ¿qué sucede en el momento que dices: «Yo lo creé»? -y Yo es Dios— «Yo lo creé. Esta es
mi propia creación.» El momento en que declaras eso, retiras tu poder de tus padres, de las personas, lugares,
cosas, momentos y sucesos. Lo sacas de allí y empiezas a reconstruir el templo aquí dentro y eso —como has
aprendo y lo has contemplado— es un proceso muy doloroso.
La noche oscura del alma llega cuando finalmente asumimos la responsabilídad de nuestras acciones. Lo
que sucede entonces es que la energía que llega a casa desde los pobres papá y mamá — recuerda que ellos
también son dioses— la energía que llega a casa desde tu hermano, hermana, de tu esposo, tu esposa o tu
amante, cuando empiezas a asumir la responsabilidad, observa cómo funciona la conciencia... Porque si ella
controla la energía, al quitar el Yo de allí fuera y colocarlo aquí adentro, la energía empieza a evaporarse de
papá y mamá y se mueve hacai ti, pasa por esas bandas. Regresa a casa.
Entonces la noche oscura del alma se presenta cuando la energía pasa velozmente a través del cuerpo
emocional. En otras palabras, anteriormente había sido enviada a través del cuerpo emocional en forma de
sentimiento, para crear. ¿Recuerdas que hemos aprendido eso? De modo que ahora regresa a casa y hace
impacto en el mismo sentimiento. La energía se purifica solamente al regresar al reino físico del cuerpo
emocional. Dicho de un modo más sencillo, cuando recuperas tu poder de alguien a quien habías convertido en
tu tirano, esa energía comienza a regresar a ti en forma de tirano. La energía es una forma de pensamiento, es
tiránica, llega al cuerpo emocional y es como una especie de carga invertida. En vez de salir de aquí y ser
afectada hormonalmente, procede de allí afuera, pasa por la banda de energía y llega al cuerpo como una
carga directa. Es una carga invertida en el cerebro. Lo que hace es activar el campo y produce sufrimiento. De
ahí provienen las lágrimas y las lamentaciones. De ahí proviene la angustia. Y si alguien pregunta: «¿Qué te
pasa?» «No sé». Pues bien, esto es lo que pasa: estás cosechando lo que has sembrado. ¿Entiendes?
Ahora, esto es muy difícil de digerir, porque siempre te he enseñado que debes tener alegría, y lo continuaré
haciendo, pero debemos liberarnos de nuestras cargas. Tenemos que terminar lo que empezamos; tenemos
que hacer regresar la energía al templo y construirlo dentro de nosotros. Ese es el Yo. Eso es redefinirlo, y es
doloroso. Nadie quiere asumir la responsabilidad de algo que le ha servido tan bien durante tantos años. Nadie
quiere admitir el hecho de que es él quien ha vivido en el pasado de una situación y que las personas
implicadas hace tiempo que ya no están. A nadie le gusta reconocer que así fue como vivió su vida. Es difícil.
Pero cuando la energía pasa por la noche oscura del alma, esta en casa y el Yo comienza a definirse. Esto
es juicio puro. Te diré algo que no te dije anoche y que será evidente a lo largo de este curso, y es el hecho de
que el sendero espiritual es un sendero de purga y limpieza. No se trata de la limpieza del cuerpo ni del colon;
no es eso. No estoy hablando en esos términos. Tengo que ser muy claro.
Ahora, la energía entre dos puntos de conciencia define el tiempo, su velocidad, su impulso; eso es definir el
tiempo. En este cuerpo tenemos dos niveles de conciencia. Tenemos la conciencia cuerpo-mente y la
conciencia divina. Por lo tanto, el tiempo rebota entre las dos. Si tomamos ese hecho y lo entendemos como un
impulso, el cuerpo está continuamente sometido a una presión emocional, y eso significa que si es así, las
emociones que se mueven desde dentro de él agotan el abastecimiento de hormonas y energía que lo
gobiernan. Y esos componentes fundamentales de la parte física tangible se agotan todos los días al
recordarnos de lo que hicimos impunemente en la juventud, pero cuyas consecuencias se ven ahora en la edad
madura. De modo que todos los días el trauma emocional de tu pasado sigue corroyendo poco a poco, y eso
es el tiempo. Por eso, cuando uno se adueña de las cargas del pasado y recupera su poder, cesa la reacción
del pasado. ¿Comprendes? Volviendo al tema de la ascensión, toda ascensión se convierte, simplemente, en
el apogeo natural por haberse adueñado de las propias cargas. En este punto el maestro camina
verdaderamente sobre la faz de la tierra.
La vida espiritual verdadera es aquella en la que nacemos para entender el Yo, sanarlo y dedicar toda una
vida al arte de su sanación. Lo que sucede entonces y que es tan diferente a lo que le sucede al grupo que
está inventando computadoras al otro lado del río, es que la vida espiritual es eterna, así que cuando sanamos
el Yo, pertenecemos a las eras, pertenecemos a la eternidad. Cuando nos enfocamos en lo que nos ha dado la
vida, lo que realmente somos, y nos esforzamos por convertirnos en ello y por entender su metodología y su
ciencia, la mecánica de cómo funciona, cuando dedicamos una vida a hacer esto, entonces ese Espíritu será
40
nuestra recompensa en una existencia sin fin. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Que así sea.
Ahora, esta escuela trata de definir el Yo. Nosotros sólo lo hacemos más duro. ¿No es esa una frase
interesante? Nos lo ponemos duro. Así se ve desde otra perspectiva ¿verdad? ¿Cuál fue la tercera cosa que
aprendiste? En la orientación aprendiste sobre ir a la luz, el día del juicio, y cómo en esa revisión en la luz te
conviertes en todas las cosas, tanto en el sujeto como en el Observador. También aprendimos que después de
esta revisión de nuestra vida, a pesar de ser tan perturbadora, allí en el Plano Sublime estamos más cerca de
nuestro elemento natural que cuando estamos aquí, en esta tierra extraña. Y allí tenernos un lugar al cual ir a
contemplar. Aprendimos que hay diferentes salas de contemplación: pizzerías en el cuarto plano, sentados
junto a un lago tranquilo que aparece al instante, sentados en algún lugar del Vacío. Los llamamos los salones
de contemplación—y esto es lo importante— en los cuales tenemos la capacidad de reflexión. Ahora nos
hemos separado de nuestro ego alterado.
Podemos conservar el aspecto de nuestro último cuerpo si deseamos que nos ayude a recordar lo que
debemos hacer, pero nos hemos separado de él. Ya no nos importa a quién dejamos en la Tierra. Ni nos
importa qué pasó con nuestros bienes personales después de la muerte. No nos importa en lo más mínimo.
Por mucho que digan los abogados, no nos importa. Y realmente somos muy diferentes de lo que fuimos en
esa existencia humana. Pero la tenemos presente, porque ahora, teniendo en cuenta lo cosechado en esa
vida, debemos ser capaces de contemplar, sabiendo que la contemplación es nuestro orden natural, porque en
cuanto lo hacemos, se manifiesta. Y debemos reflexionar sobre cómo resolver los asuntos que, una vez más,
en otra vida, no fuimos capaces de solucionar.
En aquel lugar todos sabemos cuán cobarde es el cuerpo, el ser humano. Lo sabemos. ¿Cómo, sin
embargo, nos internamos en esa orbe de experiencia y cómo podemos plasmar lo que queremos en un cerebro
que obviamente no va a recordar? Mientras entendamos la unicidad, Dios es uno, entonces las cosas gratas de
nuestra vida se pasarán genéticamente. Si engendramos hijos en esa vida pasada, entonces sucederá algo
honroso y es que habremos creado un linaje. Y la ventaja de eso es que nuestras actitudes se hacen carne en
la siguiente generación. ¿Y qué mejor lugar para aterrizar y resolver nuestras cargas que el grupo genético al
que concurrentemente tratamos de hacerle frente?
En este lugar, entonces, nos esforzamos por encontrar esa linea de potencial y por crear nuestro futuro para
poder solucionar nuestros asuntos. Porque, repito, no se trata de ser una buena o mala persona; se trata de lo
que hacemos con las oportunidades y a qué nivel de conciencia lo hacemos. ¿Las abordamos con el humano
que es instintivamente cobarde, o con el espíritu que es todopoderoso? Se trata de crear y experimentar para
que el alma tenga otra piedra, otra herramienta con la cual construir una nueva realidad basada esa sabiduría.
Por eso es esto tan importante.
Sabemos todo esto, pero también sabemos que nuestros asuntos inconclusos, como hemos aprendido, no
se pueden completar en plano Sublime. Allí podemos ver el fin de todo, porque podemos ver lo que somos en
otros reinos. Se nos da la oportunidad de jugar allí. Se nos brinda la ocasión de ver lo que seríamos si
fuéramos esta vida o esa vida o aquélla. ¿Comprendes? Solamente estamos limitados por lo que sabemos.
Podemos hacerlo todo: tomar nuestra siguiente encarnación y recorrerla toda. Podemos visualizar la vida más
ideal, pero en realidad no la vamos a vivir. No ganaremos la esencia de la sabiduría a menos que regresemos
al lugar de su origen, o sea, aquí abajo, al plano de la demostración, el plano espeso, viscoso y almibarado. Es
aquí donde nos tenemos que definir y donde tenemos que hacerlo conocido.
Entonces, ¿cómo transferimos nuestra conciencia sublime y resplandeciente, la que imagina y al instante
es? ¿Cómo podemos transferirle esa magia al cuerpo? Bien. Sabemos que la única manera de hacerlo es
trazar en el Plano Sublime un rumbo de lo que queremos alcanzar aquí. ¿Cómo lo vamos a lograr? Vamos a
impregnar las bandas que rodean al tejido del bebé en la matriz. El bebé se alimentará de esas bandas. Pero lo
más importante es que hemos establecido el programa en el alma, que es la que recuerda. Y el alma es lo que
le dará vida a la criatura en el útero. El alma va a crear el latido rítmico del corazón. Como ella (el alma) se
llama el señor del cuerpo, también tiene jurisdicción sobre el papel que jugarán los genes en la formación del
cuerpo. El alma va a hacer eso. Pero no hará que el cerebro recuerde lo que aún no tiene. ¿Comprendes?
Solamente puede almacenarlo en el cerebelo inferior, el único lugar donde se le permite hacerlo. Ahora
sabemos eso; cuando estamos en el Plano Sublime lo sabemos.
Entonces, ¿qué es ser una persona espiritual? Es ser el Yo totalmente, plenamente. El Yo debe ser todas
las cosas y todas las personas. Si lo que queremos es ser espirituales, no deberíamos tener rencores contra
nadie. Si no los tenemos en el Plano Sublime donde la manifestación es instantánea, ¿por qué insistimos en
hacerlo aquí?
Segundo, deberíamos perdonar a todos, porque al hacerlo nos perdonamos a nosotros mismos. Al
perdonarnos nos quitamos el resentimiento y recuperamos nuestro poder. Cuando aprendemos que cada
persona es nosotros, tal como somos, entonces somos espirituales, pues no hay razón para no ser en la Tierra
lo que somos en el cielo. Sencillamente tenemos que escoger serlo y observar las condiciones para serlo. Si no
hacemos trampa en el cielo, ¿por qué la hacemos aquí? Si no existe la duda en el cielo, ¿por qué insistimos en
experimentarla aquí? Si no hay mala voluntad allí, ¿por qué nos empecinamos en ella aquí? ¿Empiezas a
41
entender?
Por más libertad. ¿No es cierto que la verdad nos hace libres? Así es, en verdad. Dios, que siempre
anhelemos esa libertad. Que así sea. Por la vida.
RESOLUCIÓN
Ahora. ¿Cuál fue el siguiente punto que aprendimos? La resolución. Una bonita palabra. Suena como a
revolución, una revuelta espiritual. Hoy discutimos en forma de repaso lo que eran los asuntos sin terminar. Y
aunque algunos de mis ejemplos fueron muy crueles, la ironía es que esos son los que hay que mostrar,
porque, como te dije, hay cosas en nuestra vida que siempre estarán con nosotros. Son las cosas gratas, el
verdadero Dios-Fuente. Son las grandes acciones que realizamos que trascienden el curso normal de las
cosas. Hay aspectos dentro de nosotros que nos han hecho merecer el derecho a la definición. Podríamos
decir que esos aspectos, según la conciencia humana, son las buenas obras. Son las cosas y las lecciones
virtuosas, las obras virtuosas. Hay cosas en ti, en cuanto a aspectos, colores y dimensiones, que son
espectaculares y te has ganado el derecho a conservarlas. Son parte de tu naturaleza genuina. "No
necesitamos hablar de ellas porque cuando hacemos buenas obras, cuando transmitimos lo extraordinario que
hay dentro de nosotros, no estamos fracturando, sino definiendo. Todos tenéis esas cualidades.
En alguna etapa de la vida un amigo, un vecino desesperado te ha llamado en momentos de caos y
angustia. Algo muy noble ha salido de ti y has accedido a darle una mano. Esas son las magníficas cualidades
de definición en nuestra vida que nunca nos serán arrebatadas, porque ellas son el eco de lo que Dios es. Y
sabes, mi amada entidad, ciertamente ha habido muchos incidentes ocasionados por la naturaleza o por el
espíritu destructivo del hombre en los cuales has participado.
Y tal vez días antes hayas estado renegando de tus vecinos porque, como te dije anoche, en este grupo hay
canallas y sabéis muy bien quiénes sois—, ¿no es interesante cómo nuestra parte humana se apresura a
reconocer algo en otra persona, porque eso está dentro de nosotros? Es allí donde está nuestra energía, ¿no
es así? Esa es nuestra fractura. Y al día siguiente el vecino se podría ver afectado por una situación terrible,
quizás su vida esté amenazada y, de repente sin pensarlo, nos salimos de nuestra cómoda zona de arrogancia
y vanidad y nos transportamos a un espacio de pensamiento que parece brotar de nuestro profundo interior, y
corremos en su ayuda. Detenemos las aguas, llevamos comida, tomamos niños hediondos y andrajosos en
nuestros brazos y, aunque dos días antes no tolerábamos ver sangre, ahí estamos limpiando heridas,
estrechamos a los niños con amor en nuestro pecho donde habita nuestra alma. Y brindamos ayuda. Y aunque
dos días antes nos quejábamos de nuestra falta de dinero y de fondos, de repente no nos importa. La mano va
a al bolsillo, sacamos dinero y damos. Ni siquiera pensamos en las consecuencias de dar.
Ahora, esa es nuestra naturaleza; son nuestros verdaderos momentos de definición. Y cuando realmente
brindamos ayuda sin importar el costo —y a veces cuanto más grande es el llamado de auxilio, mayor es el
costo y el esfuerzo que requerirá de nosotros— en esos momentos nos definimos como Dios. Realmente nos
definimos. O como dirían algunos historiadores, esos son los momentos de definición, la joya de coronación de
la existencia humana. Esos son nuestros mejores puntos a favor. No hay ninguno de vosotros que en mayor o
menor grado no haya saltado del hipócrita al Dios en cuestión de instantes. Eres Dios cuando haces esos actos
de bondad y consideración, esas áreas de generosidad, sin pensar qué vas a recibir a cambio. Cuando haces
una pausa, reflexionas y piensas, entonces vuelves a definir tus linderos, y el momento pasa y se pierde la
oportunidad de definir a Dios.
Esta situación de emergencia a la que nos elevamos no sólo nos ayuda a definir el Yo, sino que nos une al
Yo eterno. Esas son las grandes acciones que hemos hecho, ¿sabes? Si alguien pierde su monedero con los
ahorros de toda su vida adentro y tú lo encuentras, te para ti, que estas buscando crear una riqueza fabulosa,
sería una gran afirmación afirmar que es tu manifestación. Eso es el instinto humano alterado de la
supervivencia. El Dios honorable buscaría a su legítimo dueño sin dudar, porque en este momento de
elevación estamos de nuevo en el Plano Sublime, donde, como bien sabes, no existe la necesidad. Sólo existe
la expansión del conocimiento para producir formas más elevadas de preexistencia. Es ahí cuando Dios entra
en escena, cuando estamos en lo mejor de nosotros y en nuestro máximo grado de ennoblecimiento.
¿Cuántas veces te ves en situaciones en las que habla la verdad viviente del Espíritu en vez de la astucia
de la carne? Pues a diario se te presentan esas situaciones. ¿Cuántas oportunidades se te presentan de brillar
con la nobleza que eres, cuando sería más fácil esconderse, palidecer y escapar? Todos habéis actuado así;
esta es tu belleza. De eso nunca te tendrás que avergonzar a la luz de toda la eternidad. Y no es algo de lo que
debas adueñarte en esta vida; es la tela de fabricación del Yo. Todos tenéis eso a favor. Hay que ser un
hombre o una mujer admirable para escoger, en un momento cegador, el sendero correcto y andar por él en
medio del fuego de la conciencia social.
La resolución es entonces tomar esos momentos magníficos a tu favor y aplicarlos en las zonas donde
estás cargado, pero no se debe hacer con la lógica humana que siempre está acompañada de un motivo
ulterior, como sabes. Hay que aplicarlos directamente desde el Yo espiritual que los creó en otro lugar.
42
Te digo que es mejor alejarse de las emociones que te desgarran y te destrozan. Es un ser más bello el que
se levanta, sacude el polvo de sus rodillas y se marcha. Y puede que no posean nada al hacerlo, pero son más
bellos, más ennoblecidos y más espirituales en ese momento que en el de la disputa de quién tiene la razón o
quién no. Hay que ser una persona muy poderosa para hacer eso, pero esas son las acciones que nos
proporcionan la cualidad definitoria de Dios.
Escogiste el aprendizaje espiritual y por eso estás aquí. Yo dispuse el formato. Escogiste estar aquí para
aprender sobre lo que no e totalmente tangible. En esta vida aprendiste a definirte, para no tener que seguir
viviendo en la bruma de vida tras vida. En aquel plano antes de encarnar, encontraste el núcleo de algo que
era necesario hacer. Necesitabas estudiar; necesitabas definir qué era lo que había sido olvidado en vez de
repetir las mismas experiencias sin sentido sin encontrarles la resolución. Así que en el cielo escogiste parte de
tu proceso lineal. No estarías aquí si no hubiera sido así.
En este auditorio no hay víctimas de la enseñanza espiritual. Estás aquí según tu designio, por elección
propia. Estás siguiendo el viaje de tu alma. Y qué vida más excelsa podría tener alguien que aquella que define
a Dios, pues en definitiva eso es lo que cada cosa es. Escogiste estar en este aprendizaje porque obviamente
pensabas que yo sabía de qué hablaba, y era lo suficientemente importante para ti como para pasar un tiempo
conmigo y dedicar parte de tu vida a obtener este conocimiento. En ese potencial que creaste apreciaste el
valor de esto y recordaste el camino diferente que yo seguí en contraste con el que tú has seguido desde
entonces. Eso lo recordaste. Estás aquí entonces para dedicarte al conocimiento que te entrego. Te enseño a
pensar, no como un dios fracturado, sino como uno que es completo. Y te muestro esto mediante procesos
que, aunque son difíciles, pueden ser muy sencillos. Y tú escogiste estar aquí.
El Dios-Fuente espiritual es la resolución de todo porque eso es parte de él. Cuando aprendemos sobre el
Yo, éste ya no está cubierto de misterio. Aunque es mucho más grande y amplio que cualquier cuadro que
podamos pintar, comenzamos a tener un sentido de su presencia. Empezamos a estudiar nuestras huellas,
miramos las pisadas que hemos hecho. Cuando lo hagamos, nos estaremos aproximando a la presencia
invisible que las creó, y estás aquí para saber eso. Una vez enterados, encontraremos todas las respuestas
que resuelven las cargas a las que te estás enfrentando. Tienes algunas pesadas que obviamente no has
podido resolver, de modo que has ido a la fuente primera en este plano para saber cómo te puedes liberar de
ellas.
Entonces, ¿cómo resolvemos? La resolución es tan simple que se puede dar en un instante. Es el mismo
momento de claridad que se presenta en el campo4 cuando por fin renuncias al pasado, colocas ese enfoque
sobre agua cristalina y entonces ocurre. Es una dinámica que te muestra que lo único que tenemos que hacer
es ponernos por encima de nuestro pasado y dejar de afiliarnos a él. Como seres humanos tenemos que hacer
el esfuerzo de perdonar en cada lugar donde podamos encontrar el perdón, porque sólo entonces seremos
perdonados nosotros- Tiene que salir de nosotros mismos. Al hacerlo aquí se da permiso al Dios, o el hijo
pródigo, para que regrese a casa, y entonces las lágrimas de gozo pasan por esa barrera emocional. Tenemos
que observar cada área de nuestra vida para ver qué nos molesta, qué rompe nuestra paz, qué o quién nos
impulsa, y por qué seguimos pensando en términos del pasado en lugar del presente. Tenemos que liberarnos
del pasado quitando nuestra energía de allí. Cuando hacemos esto, nos volvemos completos.
4 Ver Glosario: Trabajo de campo SM.
Eso no significa que el drama de la realidad tangible no se siga representando. Continúa por un tiempo. Es
entonces cuando es importante perseverar en la enseñanza de mirar la mesa y verla llena, aunque al ojo le
parezca que está vacía. Perdona, perdona, perdona, perdona; libera, libera, libera, libera; permite, permite,
permite, permite. Con cada acción recuperamos el poder. Recuerda, queremos que regrese todo a nosotros; y
todo está encerrado en el pasado. Lo queremos todo de regreso.
Ahora: he aquí lo aterrador de este momento. Al hacerlo, a veces cortamos la línea vital de nuestra propia
soberanía, ¿no es verdad? En otras palabras, nuestra soberanía, nuestros linderos, nuestra definición de amor
y compañía están todos basados en estos lugares que vamos a quitar de debajo de nosotros. Literalmente le
estamos moviendo el piso a nuestra vida carnal, ¿verdad? Bueno, de eso trata el camino espiritual, pero hay
que hacerlo, hay que tomar esa caja, sacudirla y arrojarla. Sí, vamos a caernos de bruces. Sí, todo se detiene
por un rato. Sí, va a suceder. ¿Qué esperabas? «Bueno, la alacena está vacía, pero tengo mi poder.» Sí, sí, sí,
lo tienes. Pero si te atreves a lamentarte porque la alacena está vacía, entonces no tienes el poder porque, ¿no
tiene también el lamento el poder del Dios-Fuente? ¿No lo tiene? Tienes que dejar de lamentarte. No puede
haber ningún lamento, porque si lo hay, estás fracturado. Y lo que queremos hacer no es salvar las
apariencias, sino tener de nuevo el poder. ¿Comprendes?
Ahora, esto al parecer nos desnuda y nos vuelve vulnerables. Nos dan escalofríos y nos ponemos
nerviosos. Pero si podemos mantenernos en ese lugar puro, que es el mismo que se presenta cuando por fin te
enfrentas a la realidad y le dices la verdad a ese tonto, ¿sabes una cosa?, ya ni siquiera te importa cuáles sean
las repercusiones. No puede ser peor que lo que has venido experimentando ¿Te ha sucedido algo así? Y
cuando todo está hecho, te sientes tan ligero, ¿verdad? No interesa si la casa se derrumba, te sientes ligero.
43
Eso es espiritual; ese es el espíritu, que ahora empieza a flotar, está tomando forma de nuevo. Ahí es donde
cobra importancia el entrenamiento de cómo empezar a aplicar poder puro a lo que estás haciendo. Ahora,
cuando tenemos resolución y decidimos trabajar en esto en nuestra vida, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?
Bueno, tienes que permanecer consciente. Ahora, puedes trabajar inconsciente ocho horas al día, pero
dediquemos por lo menos dos horas diarias a estar conscientes, tan conscientes y alertas que afectemos las
otras ocho horas, que realmente causemos un impacto. En esos momentos conscientes debes liberar la
energía de los tres primeros sellos —como yo te entreno a hacerlo— que es el lugar donde está arraigada.
Es la primera disciplina que aprendiste a hacer: subir la energía. Yo te enseño la disciplina y la ciencia ha
probado que funciona. Yo te enseño a hacerlo. Así que primero tienes que salir de este plano y ser capaz de
ser móvil en el espíritu. Tienes que sacar la energía de estos lugares para que suba hasta aquí arriba (cuatro
sellos superiores). Eso es lo que hace la disciplina de C&E®. Cuando ella está allí, puedes lanzarte al Vacío, y
deberías hacerlo. Deberías permitir la acción de disolverte en la nada. Te enseño cómo moverte hacia puntos
de luz, cómo volverte dinámico, cómo dar la vuelta, cómo estar literalmente en el Vacío. Recuerda, la
conciencia y la energía están creando la realidad. Este es nuestro lugar natural, el Plano Sublime. Somos la
imaginación; ella es nuestro producto. De modo que tenemos que ir a casa, a nuestro Yo original, nuestra
creatividad de la imaginación. El Vacío es el lugar donde nos sumergimos para limpiarnos, para purificarnos,
para liberarnos de los apegos. Y cuando estamos listos, desapegados, podemos ir otra vez desde el Vacío al
Punto Cero. Nos movemos de la nada hacia Dios, de la nada hacia Dios, y en Dios estamos en el pináculo de
nuestro Yo espiritual. ¿Cuánto tiempo tarda esto? Depende de cada maestro. Algunos de vosotros, despues de
una hora de soplar, no llegáis; otros con dos respiraciones estáis allí. No hay una regla general, todo depende
del individuo, depende de cuán enraizado estés en los tres primeros sellos y si quieres salir de ellos. A algunas
personas no les agrada salir de ellos. Algunas personas quieren sentirse cansadas en la mañana, quieren
sentir esto y aquello, de modo que dondequiera que esté su "querer" es donde ellos están.
Cuanto más nos acercamos al trabajo espiritual eso se convierte en un requisito para nosotros, y entonces
queremos lavarnos de este cuerpo, luego nadar en la nada y regresar al Dios-Fuente completamente puros.
Estamos en la cabeza espiritual. Estamos ahora en el punto de vista del Observador. Ahora podemos mirar a
medida que empezamos a caer desde Punto Cero, y caemos a los niveles quinto, cuarto y tercero, que es lo
que vamos a hacer cuando empecemos a imaginar. Vamos a regresar a un lugar muy familiar. Este es el lugar
donde creamos las oportunidades para esta vida y vamos a bajar hacia ellas. Nos van a resultar muy
familiares. Vamos a tropezar con ellas y, como el Observador, vamos a permitir que haya un repaso de esta
vida y de lo que quisimos que pasara antes. La línea de potencial ya ha sido trazada para que la recorras. Es
fácil hacerlo.
¿En qué punto quieres trabajar entonces? Quieres liberarte de la carga del arrepentimiento. Hoy le toca al
arrepentimiento, y simplemente caerá sobre ti. Y tomarás el arrepentimiento y lo soplarás hacia fuera tres
veces, hasta que se limpie. Y sabrás que lo has afectado, porque sentirás un increíble estado de ligereza en el
cuarto sello. Lo que sucederá entonces es que todas esas personas, lugares, cosas, momentos y sucesos a los
cuales está ligado el arrepentimiento comenzarán a desfilar frente a ti y te enfrentarás a ellos uno por uno;
ahora te estás enfrentando conscientemente a ellos.
O puede ser el perdón. Recuerda que te dije cómo saber a quién conociste en el Plano Sublime, con quién
hiciste un trato: será la persona más difícil de perdonar, y será alguien que consintió en representar ese papel,
tanto para ti como para él. Y lo tendrás que erradicar, encontrar la persona y tratar el asunto. En cuanto a tus
padres, una relación de lo más precaria, ya no puedes sentarte a juzgar las acciones de otras personas. Y
hasta ahora, siendo la víctima, has sido su atormentador. Ya no puedes sentarte en ese lugar de poder para
responsabilizarlos y culparlos de todo lo que te ha pasado en la vida. Vas a tener que dejarlos libres, porque
sólo así podrás recobrar e poder, pues ya no está arraigado en la culpa. Entonces serás libre; ¡Dios mío!, eres
libre. Y puedes sentirlo a medida que ello empiece a purificarte.
Puedes pasar los próximos seis meses trabajando en ese proceso hasta que un día ya no tiene importancia.
Despertarás por la manaña, mirarás por esa ventana y ya no estará allí. Es la voluntad de Dios que tengamos
nuestro poder. El momento en el que decidimos hacer esto es cuando comenzamos el verdadero sendero
espiritual, porque eso significa que aspiramos a un orden más elevado y superior para refrenar nuestro reino
inferior. ¿Comprendes?
¿Aprecias entonces el valor de asir lo que has aprendido aquí mediante tu elección? Recuerda eso; te está
dando poder. Elegiste venir aquí a aprender esto por tu elección, de modo que ya tuviste una ventaja inicial, y
así fue en verdad. ¿Aprecias entonces el valor de considerar la restauración de tu poder? ¿Puedes ver
claramente que es en las actitudes —todas ellas basadas en el pasado— donde está atrapado el poder?
¿Aprecias el valor de aplicar la disciplina en el ámbito consciente todos los días? ¿Puedes ver el valor y lo que
producirá cuando madure el fruto en tu vida? ¿Comprendes eso?
Ahora, esa es la manera, así es como lo vamos a lograr. La parte difícil y delicada es que podemos
encargarnos de asuntos superfluos que en realidad están en lo profundo de nuestro núcleo. Pero tenemos que
ir hasta el fondo y hallar esos asuntos de los que hablamos cuando te dije que cuando te enfrentas hoy a la
fractura de tu Dios y la curas hoy, no habrá nada que examinar en la luz venidera. Así empezamos a ver con
44
más claridad que el Yo se vuelve más identificable.
Es realmente un Dios que, una vez liberado de sus cargas, de sus pesos, de terminar sus creaciones, tiene
enfrente una enorme riqueza y una renta de realidad para producir. Y como no está obstruido, produce
rápidamente, no hay que esperar mucho.
La única razón por la que no has obtenido todo lo que quieres es porque tienes muchos obstáculos en el
camino. Lo que quieres es el futuro, los obstáculos son el pasado. ¿Cómo podrías abrirle un espacio al futuro si
no tienes más lugar porque está atestado de pasado? Solo querer no es suficiente. Tiene que haber poder para
promoverlo; poder para imaginar. ¿Cómo puedes imaginar algo inimaginable si tus pensamientos están
siempre sujetos a algún pequeño trauma emocional que tienes? No vas a imaginar lo inimaginable si estás
pensando en la comida, o si estás sentado allí sufriendo, sintiéndote arrepentido, o deseando estar en otro
lugar. No hay espacio para la imaginación. No hay Dios para que suceda, así que no funcionará. Por eso es
importante que hagamos esto por pura elección, porque entonces nos daremos a nosotros mismos suficiente
poder para continuar la acción de lo que estamos aprendiendo. Nunca llevarás adelante tu objetivo si no
quieres estar aquí. Los mensajeros no llegan; no sucede nada. Tienes que estar abierto a ello. Con la
resolución nos liberamos del pasado, ya no está allí; nuestra energía ya no está allí. El maestro lo persigue, lo
desentierra, lo desarraiga y se enfrenta a él, se enfrenta a él por amor al Yo.
Lo que las otras personas hagan es realmente incidental. Si has hecho lo necesario para recuperar la
energía, si perdonas a alguien y él o ella no pueden soltarlo del todo, entonces la goma elástica les rebotará en
la cara, ¿no es así? Y esa energía regresa a ti. Ya será entonces problema de ellos; no tiene nada que ver
contigo. Y lo sabrás porque, no importa cuánto se esfuercen, no provocarán una reacción en ti, porque no hay
nada que provocar. Es como si el incidente nunca hubiera pasado. ¿Comprendes?
Ahora, cuando continuamos experimentando la resolución, el día se vuelve bastante interesante, ¿no es
cierto? Y ese debería ser tu enfoque porque, ¿de qué vamos a hablar entonces? Es la misma pregunta que te
hice antes en cuanto a lo que ibas a llevar a la mesa del maestro. ¿Por qué piensas que mereces estar en su
presencia? No lo mereces. Así como, ¿de qué vas a hablar con alguien si ya resolviste el pasado con esa
persona, lugar, cosa, o suceso? ¿De qué vas a hablar? No hay nada de qué hablar, ¿verdad? ¿Me entiendes
lo que estoy diciendo? Es precisamente en ese momento cuando sabes que estás libre de esa carga. No tienes
que conseguir una cita para volver a repetirlo. Y a veces a la gente le gusta desenterrar el pasado porque los
saca del presente y los lleva atrás, piensan que tienen que hacerlo. No hay nada de qué hablar, ¿verdad? Es
entonces cuando sabes que se ha terminado.
¿Por qué languidecer allí? ¿Por qué querría un maestro sentarse allí y hablarte acerca de ti? ¿Por qué
querría hacerlo? Bueno, es la misma analogía. ¿No es eso lo que deseamos ser? Entonces, ¿por qué
queremos o tenemos la necesidad de regresar a entablar una conversación que siempre se basó en la
dinámica del arrepentimiento, el resentimiento, el fracaso, la angustia, la pérdida? Y podríamos clasificar todo
eso en todo tipo de categorías: los celos, la envidia, la traición, todo eso. Si dentro de nosotros mismos lo
hemos resuelto todo, no hay nada de qué hablar, ¿verdad? Entonces, ¿qué clase de conversación vas a
entablar? ¿Vas a tratar de regurgitar todo, revivirlo, removerlo con frenesí para así tener un campo de
actuación semejante? Córtale la cabeza.
Y esto se convierte —como empiezas a ver claramente— en lo que se llama la iluminación. Empiezas a ver
por qué tienes relaciones que te oprimen. Hay cosas y personas que te oprimen. ¿Sabes por qué? Porque ya
todo terminó y la única forma de relacionarte con ellas es bajo esas condiciones. No sabes cuándo marcharte;
estás un poco confundido acerca de las obligaciones. No sabes cuándo abandonar la situación que sólo te
produce fricción. Has crecido; ya no encajas. Es entonces cuando te alejas, porque has representado ese papel
y todo debe acabar. ¿Y adonde nos lleva eso? ¿Va a decirme tu inteligencia humana que lo que eso significa
es que uno abandona a sus amigos? Ellos no son un amigo; son un dios. Uno no retiene a ningún dios; le da su
libertad. Así es.
La amistad verdadera no oprime. Crece al unísono. Son dioses que crecen juntos en máxima libertad. Allí
no hay opresión. Por eso te digo que en una amistad no hay carencias. De modo que regresar a repetir los
mismos comportamientos porque crees que es la única premisa sobre la cual te puedes encontrar de igual a
igual, dime mi amada entidad, ¿es eso resolución? No, eso es una regeneración de la fractura. Eso es lo que
es. Tenemos que alejarnos; ya no hay nada de qué hablar. Piensa en el fundamento de tus conversaciones
diarias. ¿En qué se basan? Depende de la persona, el lugar, la cosa o el suceso, ¿no es cierto? Depende de
esos factores. Entonces, ¿por qué volver a visitarlo? Ya está terminado.
Ahora, hay una bendición en esto. ¿No es una bendición tener una comunidad de individuos que son como
una familia, pero una gran familia espiritual en la que no existe el dominio, ni acuerdos para reunirse bajo las
condiciones del pasado, una familia compuesta de dioses individuales que son como un bosque que crece? Y a
medida que la energía crece y cambia en uno, se esparce a todos los demás. Eso es lo que queremos.
Estás confundido en cuanto a la amistad. Hicimos amigos en el paraíso. Y los hicimos sólo porque estaban
estrechamente ligados a nosotros en este viaje y nos los hemos encontrado a lo largo de nuestras vidas.
Todavía nos quedan muchos más por conocer que están esperando representar su papel en el potencial que
45
no se ha desarropo todavía, cuando el Yo haya sido sanado. Ellos también llegarán.
En Dios somos uno. Eso es obvio. Cuando ayudaste a tu vecino, no pensaste si erais amigos o no. Lo
ayudaste porque dentro de ti hubo algo apremiante que lo hizo. Ese es el tipo de relación del que estoy
hablando. ¿Comprendes? Que así sea.
INSTRUCCIONES SOBRE LA APLICACIÓN PRÁCTICA DE ESTAS ENSEÑANZAS
Ahora tenemos una lista con cuatro puntos: libre albedrío y elección, definición del Yo, asuntos sin terminar,
y resolución. Quiero que crees imágenes de cada uno de ellos por separado. La resolución, por ejemplo, va a
ser un poco difícil. Quiero que hagas dibujos de ella. Quiero que dibujes la elección de estar aquí. ¿Cómo se ve
eso aquí arriba5 ? ¿Qué aspecto tienen el libre albedrío y la elección? Porque si tienes que pensar en eso,
tendrás una nueva definición de su significado y de cómo actúan.
Definición del Yo. ¿Cómo se dibuja el Yo? Por supuesto que uno de los símbolos más sugestivos que
podemos usar es la estrella azul, pero a mí me gusta el corazón, porque Dios es amor, y el corazón está
localizado junto al cuarto sello. Entonces qué tal si empezamos con la premisa de que el Yo es un corazón.
Comencemos con ese concepto y luego partámoslo en pedazos. Fracturémoslo y movamos los pedazos hacia
aquí para demostrar que un pedazo de mi corazón, un pedazo de mi Dios, está fortaleciendo mi condición de
víctima, o aquí mi tiranía, o más allá mi avaricia, o algo más en este lado. Entonces depende de ti hacer un
análisis meticuloso de tu pasado y ver dónde está encerrada tu energía. No omitas nada. Y toma un pedazo de
mi corazón para indicar que la única razón por la que el pasado está en su lugar es porque ha sido respaldado
por energía divina.
Y si podemos ilustrarlo con un dibujo, tenemos una línea visual magnífica de una gran enseñanza, inspirada
por el maestro y completada por el discípulo. Y si podemos dibujarla, ilustrarla, entonces sera uno de los
mándalas más poderosos que hayamos creado porque es nuestro, es real, es acerca de nosotros y nuestro
viaje.
Luego hacemos otro dibujo sobre cómo definirlo. La definición abarcará estos dos aspectos de aquí.
Primero tenemos que recuperar la energía, así que empezamos a ver imagen tras imagen lo que debemos
hacer para recobrar nuestro corazón y ponerlo otra vez en la posición perfecta. Tenemos que ver qué medidas
tomar para recuperar nuestra energía. Y tienes que hacer dibujos de eso.
5 En otras palabras, de qué manera visualizamos lo que deseamos manifestar el lóbulo frontal de nuestro cerebro.
Los dibujos también incluirán el número tres, asuntos sin terminar, porque ellos representan al Yo con sus
cargas. Es el Yo del pasado, el pasado que no se ha completado. Vamos a tener que hacer dibujos de eso.
¿Qué está sin terminar? ¿Qué has empezado, estás en medio de ello y no puedes salir de ahí? ¿En qué punto
eres todavía humano y dónde no eres Dios? ¿Cuáles parecen ser los aprendizajes más importantes en tu vida?
¿Dónde están tus debilidades? Todo esto mostrará los asuntos sin terminar y el Yo con sus cargas. No quiero
que dibujes la caricatura de una entidad imaginaria, sino la de ti mismo y lo que está sin terminar. No importa
cómo lo dibujes, estará bien.
Luego quiero que dibujes la resolución. Quizás la mejor manera de hacerlo es volver a dibujar el corazón.
Dentro de un cuerpo pequeño hay un corazón gigante, radiante y brillante que habla de un lugar de paz
espiritual. O tal vez podemos dibujar el cuerpo y simular que es el templo y que a través de sus cúspides y
ventanas pasa la luz del poder espiritual. A lo mejor es así como lo vemos. O quizá vemos la resolución como
un pergamino largo y antiguo que quedó sin terminar y lo vemos mientras se enrolla. O la vemos como una
jaula que se abre y de donde sale volando una paloma. Cualquiera que sea nuestra representación, debe ser
un dibujo que sea significativo para nosotros. Y cuando lo hagamos correctamente, comprenderemos nuestro
propio viaje. Los mándalas no deben hacerse en masa. Son aspectos personales del viaje individual. Los debe
crear cada uno. ¿Comprendes?
Es importante que el maestro sea un maestro, pero no uno que intimide. Es importante que el maestro —
cuyo fenómeno más especular será la demostración infinita de sabiduría, ese es el regalo del maestro— no
intimide, sino que aliente. Y te pido que te sientas alentado por lo que has aprendido hoy y que sientas que
estás en un lugar seguro para enfrentarte a esto y que te sientas cómodo y animado a cambiar, porque te digo
que nunca me vas a desilusionar. Oh, he salido de estos cursos y en ocasiones he tenido que reformar mi
sueño, reducir su tamaño. Pero nunca me desilusionarás, porque no estoy en una posición donde me pueda
suceder algo así. Gracias a Dios. Entonces, dicho eso, tienes la libertad de ser tú mismo y la libertad para
cambiar; y mi amor por ti no cambiará. Mi amor no flota sobre la marea y luego desaparece en ella. No es
inestable. Te amo. Deseo que te sientas lo suficientemente cómodo como para que te inspire quien yo soy y lo
que soy, aunque no me puedas ver, porque ese es el reino del Espíritu. Eso es lo que resplandece aquí frente
a ti y que es tan bello. Y tal vez este ideal lo desearás con tanta pasión que te impulsará a tomar la decisión de
serlo. Quiero darte el espacio para que lo hagas. Simplemente pensé que debía decirte esto.
Que así sea.
46
Si estás totalmente facultado con el poder del Yo, lo que diga cualquier hombre sobre ti no te moverá de tu
centro ni te fragmentará. Ese es precisamente un estado de amor radiante. Y cuando aún puedes amarlos y
bendecirlos por su opinión, entonces eres un verdadero hermano del orden más elevado. Pero no deberías
bajar a su nivel por tu parentesco con ellos. Tienes que florecer en medio de ellos, a pesar de ellos y para ellos.
Y te prometo que un exquisito día te llamarán y tendrás el poder para hacer milagros en ese momento de
necesidad. Y allí yace el regalo de ser tu propio maestro.
Espero que apliques diligentemente lo que has aprendido aquí, porque se te entrega desde un lugar mucho
más elevado y precioso que este que conocemos. Utilízalo. Si no lo haces, entonces no tienes nada de qué
quejarte cuando tu vida, en vez de engrandecerse como resultado de las enseñanzas, parezca empequeñecer
a causa de ellas. Que así sea. Que seas feliz. Te amo.
Oh, mi amado Dios,
despierto a tu presencia en el presente.
Oh, mi amado Dios,
libérame de mi pasado
y reclama mi reino.
Oh, mi amado Dios,
pon de manifiesto dentro de mí
las grandes virtudes
de las cuales seré digno.
Oh, mi amado Dios,
bendice mi cuerpo
y cambia mi vida.
Que así sea.
Por la vida.
47
CAPÍTULO 5
MUERTE Y REVELACIÓN DE NUESTRO MOTIVO ULTERIOR
«Si no estás creando lo fantástico, vas a envejecer y a
morir. Nuestro sueño es ser libres, mi amada gente; libres,
libres. Ese es el motivo ulterior; ese debería ser el motivo:
la libertad.»
— Ramtha
LA REVELACIÓN DE NUESTRO MOTIVO ULTERIOR
Oh, mi amado Dios,
manifiesta inmediatamente
mi día creado,
y deja que me maraville
de mi simple poder.
Que así sea.
Por la vida.
El Plano Sublime, y así es, es ese maravilloso lugar dorado acerca del cual te he enseñado, donde después
de abandonar el cuerpo físico, y si eres lo suficientemente afortunado para seguir —algunos no siguen, pero si
tú eres afortunado para seguir—, después de ir a la luz y ser despojado, ves todo desde tu concepción en la
matriz hasta el día que moriste, porque recuerda: todas las acciones son el resultado directo de una intención
consciente. Así que la acción es realmente la energía de la intención consciente. Entonces la intención
consciente se convierte en un concepto vivo y viable a través de la acción, la energía. Cuando te digo que
conciencia y energía están combinadas inseparablemente, es una verdad, porque en lo que haces está el acto
de lo que sabes, y podemos llamar a ese acto la experiencia de la realidad.
Ahora, todas esas experiencias, las has archivado ahí arriba (red neuronal) y están en esas bandas que
rodean tu cuerpo. Esas bandas que rodean tu cuerpo, entonces, están gobernadas, por así decirlo, por el alma,
sobre la cual hoy vas a aprender algo más. Y en una revisión de la luz, es el alma la que cede su conocimiento.
En otra palabras, el Libro de la Vida se abre, y al abrir el Libro de la Vida uno ve entonces aquello de lo que no
podemos hablar en referencias tiempo lineal, pero debemos decir que el tiempo que toma ver esto es un
momento fugaz y a la vez un millón de años, y que cuando repasas esta vida vivida aquí, tú eres todos: el
Observador, el participante y el receptor. Esto es interesante, porque esa afirmación nos regresa al concepto
que dice que nosotros somos todas las cosas en nuestra realidad, incluyendo toda la gente, y que esa gente y
nuestro afecto —en verdad aquello que se llama nuestro magnetismo hacia ellos— son aspectos de ellos
mismos que nosotros somos. Ahí es donde estamos ligados con ellos.
Así como las cosas en nuestra realidad son reflejos de nosotros, el lugar donde estamos es un reflejo de
nuestra realidad. Entonces todo lo que nos rodea es realmente la acción de los pensamientos que tenemos ahí
arriba (red neuronal) haciéndose realidad.
Ahora, los seres humanos tienen un problema, porque ellos ven esto en su vida como algo separado de lo
que están haciendo. Ellos se ven a sí mismos separados de las cosas que hay en su vida; se ven a sí mismos
separados de la gente que hay en su vida. En otras palabras, decimos que este es un individuo excelente y que
ese individuo es un Dios soberano, pero la excelencia que vemos en ese individuo es igual a la excelencia que
nosotros somos. Entonces la razón por la que están ahí en nuestra vida es que ellos reflejan perfecta y
exquisitamente un aspecto de nosotros.
Ahora, el camino real hacia la perfección es limpiar nuestra vida de imperfección y llenarla sólo con el reflejo
más elevado que imploramos en nosotros mismos. Actuar de otra manera es vivir una mentira—una mentira
hipócrita— o una vida en la cual hemos prostituido los aspectos elevados en nosotros mismos por el
denominador común de ser simplemente aceptados o el denominador común de la supervivencia, que es
ciertamente el drama humano vivido en los tres primeros sellos: actividad sexual, nacimiento, dolor, poder y
victimismo. Si seducimos a nuestras vidas para vivir aquí y humillamos a nuestra nobleza aquí, entonces
vamos a ver exactamente lo que es eso en una revisión de la luz.
Ahora, un maestro limpia su vida y se deshace de las impurezas, de lo imperfecto. Se deshace de la
seducción, se deshace de la mentira, de la hipocresía, del victimismo, de la tiranía, se deshace de todo eso y
sólo pone en su vida una cosa brillante y hermosa, aunque sólo sea una: esa cosa brillante y hermosa que
48
refleja exquisitamente el ápice de la habilidad del maestro para ejecutar la realidad; eso es exctamente lo que
hay aquí arriba (red neuronal).
Ahora, todos vosotros estáis justamente aprendiendo a hacer eso. De eso se trató la charla de anoche, del
cambio, pero en el contexto del cambio que está dando frutos, que está permitiendo que tu vida se desmorone
y soltando los desperdicios, la pesadez, el trabajar demasiado para mantener algo que no nos produce alegría,
pero sólo cuando unes todas las piezas aquí, (red neuronal) hace una grieta aquí (nuestra realidad). ¿Lo
entiendes?
Bueno, regresemos a la revisión de la luz. En una revisión de la luz, entonces, lo que se vuelve exquisito —
por la manera en que el alma lo reproduce en energía— es que el drama tiene más de tres dimensiones. Tiene
realmente siete dimensiones, porque lo estamos viendo desde el Dios-fuente, que es cada personaje del
drama. Lo estamos viendo desde el Observador, que es el espíritu en el drama. Y lo estamos viendo desde la
percepción del alma, que es el individuo-personalidad en el drama que piensa que es un individuo. Así que lo
estamos viendo desde una perspectiva sagrada en todos los niveles. Y lo que empieza a suceder entonces es
que la vida entera comienza a reproducirse enfrente de ti. Cada pensamiento crea una acción. Tú te conviertes
en el pensamiento. Tú, como personalidad, sientes la acción. Pero entonces, como el Dios-fuente, como el
Espíritu, eres la reacción de esa acción a todo el medio ambiente, así que lo estás experimentando en todos
los niveles. ¿Y no es en esto donde está el verdadero aprendizaje? Es realmente saber lo que nuestros
pensamientos y acciones hacen a los otros, a otras formas de vida.
Esto es un proceso doloroso, pero el Dios en nosotros nos mantiene firmes con amor y mantiene toda la
visión polifacética en su sitio para que no nos derrumbemos y lloremos y nos quedemos atrapados en nuestra
individualidad, que empieza a ver el drama que ella ha creado. Ve el sufrimiento que ha creado en otro
individuo, en otra forma de vida. Ve la dificultad que ha causado en su medio ambiente por sus razones
egoístas, porque quiere ser reconocida como individúo. Ve su poder y cómo ese poder envuelve y tuerce. Pero
es Dios, tan amoroso, mantiene toda nuestra perspectiva unida. Mantiene el espíritu intacto en esta revisión,
mantiene el alma intacta-- que en esta revisión es la personalidad— y el Dios; todos se mantien unidos.
Así que en un momento lloramos y apenas soportamos ver lo que estamos viendo. Pero entonces el amor
de Dios, que es todas las cosas, fluye directamente hasta nosotros y nos da la fuerza para seguir viendo y
seguir viéndolo desde diferentes reflejos; de otra manera tú nunca llegarías hasta el final, pues ya es suficiente
que en esta vida hayas creado tanto remordimiento. Va a ser un problema muy difícil en la revisión de la luz ver
tus intenciones hacia los otros, el medio ambiente, y las formas de vida. Y subsecuentemente, ¿quién es el que
está incapacitado a fin de cuentas? Tú lo estás. Y a cada uno de vosotros le ha pasado esto antes y le va a
pasar otra vez.
Una vez tienes pulido lo que es realmente el gran Yo, eres algo mucho más extraordinario que el ser
humano aislado que crees ser. Eres realmente más. Recuerda lo que te dije la otra noche: ¿qué es lo que crea
grandes iniciados? ¿Qué es aquello que crea grandes iniciados? ¿Lo recuerdas? Date la vuelta y dile a tu
compañero. ¿Estabas escuchando? Bueno, si no recuerdas, entonces no me escuchaste. No lo voy a repetir,
porque cuando nos reunimos, obtienes de esta audiencia y de estas enseñanzas lo que quieres oír, y si no
escuchaste eso, no es lo que querías oír. Así que vamos a continuar.
Este cuerpo individual que parece tan aislado es sólo una astilla de lo que eres, porque el gran Yo es, en
definitiva, todas las cosas. Ahora, hay gente que toma esa enseñanza y la prostituye de una manera muy
fanática y desafortunada. El todo es la parte y la parte el todo. Bueno, eso es filosofía que no ha sido llevada a
la práctica, excepto en la medida en que es autoconveniente. ¿Entiendes eso? Si es autoconveniente, se ha
puesto en práctica. Si no lo es, se mantiene filosófica. En otras palabras, la gente juguetea con una vida
espiritual porque es ventajoso para ellos en ciertas ocasiones. Les da una ventaja en vez de una estabilidad
que es su pan de vida y por el cual viven. Ellos deben tener un mayor entendimiento que ése, de modo que en
la luz, comenzamos a ver que nuestras intenciones afectan profundamente a todos y cómo, si tenemos motivos
ulteriores de algún tipo en cualquiera de nuestras acciones, siempre esos motivos ulteriores son el crimen que
domina y somete.
Motivo ulterior —ulterior, el motivo real detrás de cada acción— ahí es donde se nos juzga. Nunca se nos
juzga por lo superficial; se nos pesa y se nos juzga por nuestro motivo ulterior, el ulterior. Es por eso que ser
impecable es una asignación tan importante para el estudiante ¡Sé impecable! No tengas un motivo ulterior. Si
lo tienes, deshazte de todas las florituras y échale un vistazo. Eso es lo que tenemos que refinar, no las
florituras, sino el motivo ulterior detrás de nuestras acciones. Ser impecable es vivir desde ese lugar ulterior,
porque ese es el motor de nuestra vida y el motor que hay detrás de cada cosa que hacemos.
¿Y qué tan común es esto? Bueno, aquí hay un ejemplo común: ser bueno con alguien, excepcionalmente
amable con alguien, y no es simplemente por el hecho de ser considerado: implica un motivo ulterior. Todos
vosotros habéis hecho eso, y el motivo ulterior es que queréis algo de esa persona. Lo queréis, tanto una
relación en cualquiera de los niveles como que os den alguna cosa. Y normalmente lo que realmente queremos
es el motivo ulterior, y usamos la amabilidad como la carroza para obtenerlo. Entonces, ahora entiendes el
motivo ulterior, ¿no es así?
49
Lo que debemos refinar es el motivo ulterior dentro de nosotros, y debemos refinarlo, y refinarlo sin
emoción. En otras palabras, ya tiene una atadura emocional relacionada con él. Convertirse en su emoción es
entonces convertirse nuevamente en él. Debemos refinarlo sin personas, lugares, cosas, momentos y sucesos.
Cuando hacemos eso, entonces hemos cambiado la sustancia de nuestro ser. Ahora nos convertimos en una
persona impecable. Actuamos exactamente como lo indica nuestro motivo ulterior. Somos nuestro motivo
ulterior. No hay señas confusas aquí; somos lo que somos.
La complicación en una revisión de la luz es que el motivo ulterior —el motivo ulterior— es lo que nosotros
llegamos a experimentar como personalidad. El engaño es lo que experimentamos como el objeto de nuestro
motivo ulterior, y el engaño es la intención que no es impecable. ¿Entiendes? En otras palabras, simplemente
nos volvemos la persona con la que estás siendo amable, a quien acorralamos para que nos dé alguna cosa, y
nos sentimos usados, nos sentimos traicionados; o que fuimos el peón del juego, y cuando nos entregamos
con sincera bondad, nos dimos cuenta de que nos manejaron como a un peón para conseguir algo de
nosotros, que la bondad era falsa. Así que llegamos a experimentar esa traición de una jugada falsa. ¿Lo
entiendes? ¿Y cómo es que puedes entender eso? Porque muchos de vosotros habéis estado en ese lado
receptor en el que una persona falsa os da lo que queréis para conseguir algo de vosotros.
Y podemos ser muy básicos con respecto a esto y hablar entonces del poder de las mujeres sobre los
hombres. Las mujeres tienen un poder absoluto sobre los hombres porque mandan en sus genitales. Lo hacen;
no os equivoquéis. Lo hacen, y ese es su poder. ¿Eso es amor? No, es seducción. Bueno, ¿qué es la
seducción? Un motivo ulterior por algo más; la actividad se da como un poder para someter la energía
masculina a una fuerza controladora que tiene un programa totalmente distinto. Ahora, aquí es donde lo vemos
en su naturaleza más cruda, más animal, y vemos su abuso. Vemos la ignorancia del hombre —la ignorancia y
estupidez del hombre por sus genitales—, que su cerebro está realmente en su pene, y vemos un operador
muy poderoso y habilidoso, una mujer fatal, y en la luz llegamos a ser todo eso; sabemos lo que es ser usado.
Podemos llevar ese ejemplo, entonces, a niveles de dolor y sufrimiento. Dolor y sufrimiento. Una persona
que sufre tiene poder sobre una persona sana. Una persona poderosa —una persona efusiva y poderosa—
tiene peso sobre gente inferior. Es por eso que tenemos principados y monarquías, estados, países, y
comunidades locales. Los políticos tienen poder sobre la gente. Es la misma seducción si regresamos al
hombre y la mujer. ¿Entiendes? ¿Y por qué? Porque un hombre tiene instinto. Y hablamos sobre el instinto la
otra noche. El instinto es esa evolución desde la sensibilidad de la polarización original: somos sensibles a lo
que no somos. ¿Entiendes? Somos sensibles a lo que no somos porque cuando lo conseguimos, nos volvemos
completos, y en la totalidad engendramos a los hijos. No engendramos hijos desde la parcialidad. En la
naturaleza la ley es muy simple: somos atraídos hacia aquello que no somos, y cuando nos unimos con aquello
que no somos, formamos una unidad de integridad. En la lntegridad no tenemos polaridad. Cuando no tenemos
polaridad en la integridad, tenemos mente analógica. En el estado de mente analógica Ia semilla se planta en
la matriz. En eso consiste el éxtasis de la experiencia, ese momento en que tu mente está en tal convulsión
que tus nervios te han llevado a tal éxtasis— que en ese momento ge experiencia orgásmica no hay tiempo;
sólo la experiencia. La experiencia en sí misma es una experiencia analógica poderosa y energética. La
experiencia analógica es totalidad, y sólo a partir ahí puede crear al niño, el niño en el vientre, por ley natural.
Entonces, ¿por qué los hombres son unos incautos? Porque ellos son sensibles a aquello que no son, y el
poder de la serpiente1 es extraordinario en su miembro, porque su sensibilidad los ha llevado a un instinto que
propaga la especie. Los hombres, por debajo de todos sus motivos, tienen un instinto de multiplicarse. Ese
instinto de multiplicarse es el propagar a las mujeres en su periodo de fertilidad para traer más hijos. Ese
momento en que tiene lugar la propagación es una lucha en el animal básico por la unidad, o por Dios.
Recuerda: aquí está la propagación (primer sello). Así es como creamos: las polaridades se unen
analógicamente. La idea que se colapsa en ellas se convierte en realidad. ¿Entiendes? Ese es el orden mayor.
Esa es la fuente de toda la naturaleza. En su capa básica se resume a la copulación, y ese es un lugar
poderoso.
Y las mujeres no están motivadas al grado que están los hombres en su instinto por la experiencia
orgásmica. Su motivación verdadera no es la experiencia orgásmica, sino que su verdadera experiencia
orgásmica es la poderosa rendición de su pareja. Eso es orgasmo verdadero. Así es como lo ven las mujeres.
Aunque las mujeres puedan llegar a la satisfacción orgásmica, su manera de obrar, su instinto, es la rendición
de su pareja. Ese es el mayor gozo que obtienen. Es por eso que la profesión más antigua del mundo aún
existe. Por eso ha tenido tanto éxito. Ellas nunca se involucran con esa gente, pero saben cómo hacer que se
arrodillen y conseguir lo que quieren de ellos. ¿Qué es lo que quieren de ellos? Dinero, oro, supervivencia,
lujos, una manera de vivir. ¿Cuántos de vosotros lo entendéis? ¿Seguro?
' La energía Kundalini.
Ahora, en el Plano Sublime, seas hombre o mujer, vas a ver eso también. Tu vida no está editada. Ves
todas esas veces que estuviste copulando en secreto. Ves todas las fantasías que usaste para hacer eso,
porque ellas cuentan una historia, y cuentan la historia de lo que te toma ser sumiso. Y las fantasías se
envuelven y se envuelven, se doblan y desdoblan hasta que finalmente llegamos a niños que son víctimas del
50
abuso, porque la fantasía envuelta en el acto sexual crea la imagen mental; esa experiencia orgásmica es la
violación de la inocencía. Y por eso hoy existen depredadores —nunca en mis tiempos sino hoy— que abusan
de los niños porque lo han fantaseado hasta hacerlo realidad. Ellos no nacieron con esto, lo crearon.
¿Entiendes? ¿Seguro? Excelente.
Así que esta explicación nos lleva de regreso al motivo ulterior. Entonces, ¿cuál es el motivo ulterior detrás
de cada acción? Y cuando os enseñé sobre los siete sellos en el cuerpo —los siete niveles en el cuerpo— y
qué energía brota de ellos, qué glándulas se activan, podemos decir claramente que el cerebro vive en esos
sellos.2 Podemos ver claramente los circuitos de un individuo porque, aunque el cerebro está aquí arriba, está
realmente conectado por esto (los tres primeros sellos), y vemos muy claramente las acciones de un individuo.
¿Y cuál es su motivo ulterior? Su motivo ulterior es la energía. Eso es lo que realmente quiere.
Y entonces en el Plano Sublime, es embarazoso para el aspecto individual que lo está viendo. No es
embarazoso para el Observador, y está simplemente reportando los hechos a través del alma. Entonces,
cuando lo tengas que observar, va a ser embarazoso, porque tu individuo-personalidad lo va a ver. Y tú sabes
que tu Dios ha estado observando todo el tiempo, y tu alma ha estado ocupada, y tú piensas: «Bueno, esto
tiene que mejorar». Pero entonces vemos que el motivo ulterior simplemente sigue pasando a través de cada
una de vuestras vidas. En cada día de tu vida existe ese motivo ulterior, y tú dices: «Oh, Dios mío».
Y él te dice: «¿Sí?»
«¿Este era realmente yo? Pensé que mi vida era tan aventurera y tan llena de frutos... Yo pensé que toda
esa gente que tenía en mi vida se trataba de una alegre amistad, y de esto y aquello. Yo creía que realmente
había progresado mucho más.»
A mí no me importa quién eres. Podrías haber sido el rey del mundo y haber tenido a todo el mundo como
tus subditos o podrías haber sido un mendigo en la calle de los mercaderes de queso pidiendo queso, y la
realidad sería la misma si cada día existiera el mismo motivo ulterior. No importa cuanta gente vino a formar
parte de tu vida, o cuanta gente dejó de ser parte de tu vida; cuantas cosas obtuviste o cuantas cosas no
pudiste obtener, todas ellas fueron el resultado de un modo de operar de la personalidad-yo, el motivo ulterior.
Y dirás: «Dios mío, yo pensé que había hecho tanto bien...» Bueno,
2 Ver la figura 2.
¿no fue el motivo ulterior detrás de eso el mismo que usaste cuando tenías veintidós años de edad? ¿Qué
tal cuando tenías siete años y pensabas que eras una víctima? No, tú te convertiste en una víctima y eso te dio
poder. Ese es el motivo ulterior detrás de esa historia.
Entonces, ¿con qué te quedaste al final? Cada día de tu vida fue simplemente la misma historia y la misma
historia, y es embarazoso. Y vemos que a medida que empiezas a envejecer te vuelves más fanático, y de esta
manera, te vuelves más astuto en el modo de controlar. En otras palabras, puedes reblandecer en tu vejez,
pero ¿ha desaparecido el motivo ulterior? No, porque nunca se le prestó atención, y en tu vida nunca fue
reconocido en todas sus partes por igual: todo lo que hace, todo el drama que crea, todo el dolor que inflige,
toda la enfermedad que causa.
La revisión de la luz es una experiencia horrorosa. Por esta razón, los grandes Dioses de la Antigüedad que
se convirtieron en faraones sacerdotes, tuvieron como propósito en su reinado que al final de su vida su Ka y
Ba pudieran ser sopesados en las balanzas de Osiris; que al colocar su corazón en un lado de la balanza y una
pluma en el otro no hubiera ninguna diferencia; que el corazón, que es la intención, pudiera ser sopesado
contra una pluma. Y así todo el tiempo de su mandato era incierto, mas sin embargo aquellos que estaban
gobernados por estos eran muy afortunados, pues ellos eran verdaderamente un Dios-fuente de origen real en
un lugar de poder, esforzándose por ser el máximo sirviente, el máximo sacerdote, el máximo gobernador de la
gente —el máximo. No hay un político hoy en día cuyo corazón pueda ser sopesado contra una pluma. ¿Y no
sería ese un tema nuevo e interesante para una campaña política? «Si votáis por mí, yo os guiaré de tal
manera, que al final de esta vida mis intenciones serán sopesadas contra una pluma.» Todos votaríamos por
él. Ahora, ¿eso qué significa? Sin prejuicio. Prejuicio: una palabra importante. Hay muchas cosas que
acontecen en esta revisión de la luz y nosotros empezamos a ver sus enredos con los motivos ulterior prejuicio.
Estos seres —yo me estoy esforzando en enseñarte a ser uno de ellos—, en una revisión de la luz deben
entender que cuando uno lo ve, en algún punto a lo largo del camino se volverá obvio que hacía falta un
cambio significativo, y el cambio no era necesariamen cambio en el medio ambiente, tenía que suceder primero
dentro del yo.
Ámate y serás libre. ¿Qué significa eso? Eso significa: escarba aquí, encuéntralo. ¿Cuál es vuestro motivo
ulterior según los grados de vuestro prejuicio? Muy simple. Los hombres se excitan por las mujeres hermosas y
las mujeres hermosas saben eso. Ellas, de hecho, se esfuerzan para ser de esa manera, así en retorno,
pueden obtener el poder de tener un lugar, de tener compromiso, de tener hijos, de tener supervivencia. Y si no
funciona, ellas siempre pueden pintarse y arreglarse, y perseguir a otro —ese es su lugar de poder—, dejando
al pobre hombre con su miembro colgando. Os reís porque es la verdad. O al revés: cuando la mujer se ha
51
vuelto muy cómoda y la belleza empieza a desvanecerse, y el interés del hombre ya no está ahí, ella lo cambia
por la culpa, los hijos y el lugar merecido. Y él empieza a vagar, buscando una nueva diversión, y ella se queda
aguantando todas las cargas. Pero ella aún tiene el poder; se llama culpa.
Así que él puede salir y ser todo lo sumiso que quiera, pero es su prejuicio el que lo ha guiado por mal
camino, así como el prejuicio de ella es lo que lo sedujo, lo retuvo, o lo dejó ir. ¿Lo entiendes? Y hay que
entender las reglas de este juego, y son bastante complicadas una vez te metes aquí. Tú ves todo eso, y no es
un bello panorama. No hay una mujer aquí que se vaya a sentir orgullosa de ver lo que está a punto de ver. Y
no hay un hombre aquí que se vaya a sentir orgulloso de lo que tiene que ver. Es por esa razón que
regresamos —por esa razón tú regresas aquí—, porque la única manera en que te vas a liberar del plano Terra
y la experiencia humana es conquistándolos. ¿Y cómo los conquistamos? A través de la revelación de nuestro
motivo ulterior y los grados de prejuicio en los que lo usamos. Eso, entonces, cuenta toda la historia.
¿Y qué cosechamos de esta vida tan dolorosa y, a la vez, tan extraordinaria y reveladora? Pues bien, el
alma está viéndola con absoluta fascinación. «No puedo creer que tú hiciste todo esto.» Cuando acaba todo, el
alma es tu mejor camarada. «No puedo creer que “hiciste eso.»
«Bueno, me mantuviste despierto hasta muy tarde por las noches.» (Y te mantuve despierto hasta tan tarde
porque yo seguía molestándote justo ahí.» <<Ah, sí, lo recuerdo.»
«Bueno, ¿cuándo vas a aprender? Hemos estado en la misma página durante todos estos días en que tú
viste tu vida. Yo he escrito esto. Estoy aburrida. He escrito la misma cosa todos los días.»
Una vez que se termina, tienes una imagen muy clara de lo primitivo que eres o de lo avanzado que eres. E
incluso los más avanzados piensan que son primitivos. Eso es muy hermoso, porque es esa añoranza por
volver a la perfección más espléndida por lo que regresan, y traen con ellos regalos de esa existencia
ennoblecida. Y su energía no se puede encontrar en el reino del motivo ulterior común. Ellos simplemente
están en algún otro lugar. Ellos son total y absolutamente únicos. Eso es una persona substancial.
Entonces, ¿qué pasa en el Plano Sublime? Bueno, después de esa agotadora revisión de la luz te vas y
puedes comer durante dos o tres mil años todo lo que quieras de cualquier cosa—ya sabes: mucho vino, queso
de cabra, aceitunas, carnes curadas, pavos, tú sabes, todo ese tipo de cosas—, y entonces este hermoso reino
en el que te toca vivir se llama el Plano Sublime. Es el hermoso y exquisito plano dorado llamado paraíso. Y allí
vas a la escuela. Y en la escuela estás estudiando esencialmente los verdaderos orígenes de tu dificultad, y los
estudias del modo que la revisión de la luz te enseñó. Estás verdaderamente estudiando los amigos que
tuviste, a los que les perpetraste esto, y ellos te lo perpetraron a ti —los amantes que tuviste, los hijos que
tuviste, la familia que tuviste— y de eso se trata tu escuela. Pero nunca puedes pasar a una escuela más
elevada o a una mayor sala de aprendizaje allí a menos que sepas hacer la pregunta adecuada.
Así que lo único que estás haciendo realmente allí es aprender acerca de la unidad de Dios como un todo, y
que Dios expresado a través del individuo está afectando la totalidad de lo que Dios es y la grandeza de lo que
es. Y nosotros aprendemos eso.
Entonces nosotros partimos, y tú entras en lo que se llama la larga estación de contemplación. Y la larga
estación de contemplación e este hermoso lugar puede realizarse en cualquier lugar que sea tranquilo para tu
mente. Por ejemplo: todo lo que tú llames tranquilidad aparecerá instantáneamente enfrente de ti. Para algunos
será un lago tranquilo, ondas plateadas en la superficie reflejando sauces llorones y una flor fortuita llevada por
la corriente en un día lento y perezoso de verano. Eso es contemplación. Y allí te vas a encontrar con otros
seres que guardan una afinidad contigo, y esa afinidad es que ellos manifestaron el mismo tipo de lugar, y tú
puedes compartir eso con ellos. Si quieres absoluta soledad, tendrás absoluta soledad: el mismo lugar, sin
visitas. Ahí todo se respeta, nada se excluye. O si ves que tu lugar de contemplación es una alta montaña con
la imponente y blanca nieve, así será. Si tu contemplación es montar un gran corcel en medio de una batalla y
ahí es donde tu energía y tu adrenalina están en su apogeo, entonces obtienes esa escena completa.
Si tu lugar de contemplación, dondequiera que sea, está alrededor de los niños, entonces allí te ves rodeado
de niños pequeños. ¿Y por qué permanecen ellos como niños pequeños? Porque ese es el lugar de su mayor
inocencia en donde pueden contemplar, así que ellos vienen, y regresan al Plano Sublime como gente
pequeña, niños pequeños. Y, en realidad, quizás murieron en esta experiencia cuando tenían ochenta y dos o
ciento cuarenta o cincuenta años de edad, o veintinueve. Y, sin embargo, ¿dónde reposan? Como niños, y
quizás tú quieres buscar su audiencia. Y ellos están aprendiendo a ser tan simples que cuando regresan, su
simplicidad conquista todo. Y en la simplicidad no tenemos motivos ulteriores; somos simplemente sencillos.
¿Lo entiendes?
Tómate un momento, date la vuelta, y explícale a tu compañero lo que has aprendido hasta aquí antes de
que vayamos más lejos. Mira si has estado escuchando. Qué hermosa conversación estás teniendo, ¿no es
así? Ahora sí que estamos progresando. Ese es el tipo de intercambio que necesitas para enriquecer tu vida, y
si no estás teniendo una vida fructífera, bueno, eso tampoco necesita explicación, ¿no es verdad? Esto es
hermoso. Así es como lo entiendes. Si eres capaz de articularlo y entenderlo, empiezas a revelar tu propio
motivo ulterior. ¿Cuántos de vosotros veis eso? Ahora escucha: el motivo ulterior es la pasión tormentosa de tu
52
vida. Ahí es donde está tu pasión real. Ahí es donde está tu centro de energía real. Cuando revelas eso,
entonces has revelado el gran almacén de energía de tu vida. Y cuando puedes sacarlo a la superficie
simplemente, entonces podéis hacer cosas maravillosas con él.
Es por eso que siempre que me dirijo a una audiencia puedes oír la partículas de polvo que tocan el suelo
cuando hablo de la sexualidad. Aquí estamos mirando a los motivos ulteriores, y todo el mundo tiene la
atención absorta: dinero o fenómenos extraordinarios, y la atención absorta. Son motivos ulteriores. ¿Y no es
interesante que esos tres motivos se usan en algún lugar en diferentes niveles? Sin ninguna duda.
Bueno, este es el motivo por el cual vas a la luz: tenemos que revisar con qué verdad cargaste en esa vida.
Y todo el problema está en que la única razón por la que estamos haciendo esto es para revisar nuestro
progreso en hacer conocido lo desconocido y en dónde estamos tan atrapados que no podemos expandirnos.
LA LIBERACIÓN DEL ENGAÑO DEL PASADO
Nuestro sueño es ser libres, mi amada gente; libres, libres. Ese es el motivo ulterior; ese debería ser el
motivo: la libertad. ¿Libertad de qué? De tener que usar a alguien, cualquier persona, lugar, cosa, momento o
suceso para llegar a ser ese motivo, simplemente serlo. La maestría está en pelear eso fuera de las personas,
los lugares, las cosas, momentos y sucesos, ¿no es así? Porque, ¿no es de las personas, los lugares, los
momentos y los sucesos de lo que trata una revisión de la luz? Por supuesto que sí.
Piensa en esto: en este mismo instante, millones de almas están cruzando al otro lado y teniendo una
revisión de la luz. Hay muchos fuegos artificiales explotando en algún lugar, ¿no es verdad? Millones de ellos
están muriendo en este momento. Alguien acaba de morir a unas pocas millas de aquí. Ellos se han ido, ya no
están aquí; están en camino. A algún otro le dispararon no muy lejos de aquí en una ciudad. ¿Y sabes qué está
haciendo? Pues bien, acaba de separarse de su cuerpo y se está dando la vuelta y viendo esa piel
fosforescente que yace ahí, y es presa del pánico. ¿Sabes por qué? Porque eso es todo lo que él creyó que
era. Está tratando de regresar a un cerebro que ya no dispara. Y está tratando de regresar a la sangre de un
cuerpo donde la sangre ya no fluye. No puede; está entrando y saliendo de un cuerpo muerto. Ya se fue.
Bueno, ¿qué está haciendo? La totalidad de su modo de operar era una vida física. La razón por que le
dispararon fue que lo único que importaba era el dominio físico. De eso se trataba. ¿Qué tan iluminada es esa
alma? No muy iluminada.
O una mujer muere por violación. ¿Qué tipo de fantasías tenía esta mujer? ¿Adonde la llevaron en
definitiva? ¿Qué clase de provocadora era esta mujer? ¿Qué clase de seductora era esta mujer? ¿Cuál era su
máxima fantasía? Y ahora está fuera de su cuerpo. ¿Cuál es su valor? ¿Cuál es tu valor si no tienes cuerpo?
Mira a la persona con quien estás. Si no tuvieras este cuerpo y estuvieras en otro cuerpo, ¿estarías aún con
ella? Piensa en esto, porque va a llegar. La edad y el tiempo se encargan de eso maravillosamente. El exceso
se encarga de ello maravillosamente. Piénsalo. Y si miras a tu pareja, la persona que dices que amas, si su
apariencia fuera diferente, ¿aún podrías amarla? Si no puedes ni podrías, entonces, ¿quién eres tú? Tú no
eres más que un cuerpo. ¿Qué es lo que te va a pasar? Vas a tener muchos problemas.
Recuerda: no todos los que mueren llegan a hacer una revisión en la luz. Muchos se quedan atascados
entre la Luna y aquí. Están flotando por ahí, por encima del suelo. Están en la niebla. Están en la atmósfera.
Ellos son las sombras de la luna por la noche. Pululan por los bares y tabernas. Pululan por los lugares de
excesos. Ellos se pegan a ti cuando te pones a su nivel. Mi querida gente, no todo el mundo llega a la revisión
en la luz. La mayoría no la puede encontrar porque su motivo ulterior consistía solamente en el cuerpo. Y yo te
digo esto porque a mí no me importa quién eres en esta audiencia, no me importa qué tan bonito o qué tan feo
seas: si ese ha sido tu boleto, eres un perdedor; un perdedor.
La gran escuela de sabiduría antigua no trata sobre cuerpos antiguos; es el desarrollo de lo invisible, el
aspecto esencial. Llegamos ahí al entender el modo de operar, el motivo ulterior. Cuando hemos construido
sustancia espiritual en nosotros mismos es cuando amamos quienes somos. Eso trasciende al cuerpo. Esos
son los enaltecidos que logran continuar, porque ellos son realmente esa sustancia y se pueden despegar del
cuerpo y no tener más pactos con él. Fácil, ¿por qué? Porque la mayor parte de los días de su vida están fuera
de su cuerpo, y eso no quiere decir que lo hayan dejado vacante, sino que su proceso de pensamiento no se
usa exclusivamente en él; que durante su vida diaria ellos piensan en función de reinos distintos. Su pasión no
tiene nada que ver con el cuerpo; tiene que ver con la vida. Tiene que ver con Dios, y eso es manifestación.
Bajar de ese estado elevado y tener que arreglar el cuerpo es una experiencia deprimente para ellos.
Esta no es una escuela antigua sobre cuerpos, sino que es una escuela que entrena al gran Yo para que
predomine sobre ellos. Y es ese gran Yo quien, a fin de cuentas, va a estar haciendo la revisión de esta vida:
esta vida, este cuerpo, una prenda en el armario de todas las vidas.
¿Y cuál fue la experiencia fructífera? Recordar por qué estamos aquí. Recordar por qué estamos aquí:
estamos aquí para hacer conocido lo desconocido; no para aferramos a lo conocido, sino para ser lo
desconocido; no para ser lo conocido, sino para ser lo desconocido. Por eso estamos aquí, querida gente. Por
eso el espíritu se muere de inanición en el cadáver. Por esa razón la personalidad no tiene ni idea de lo que es
y sufre tanto, porque está tan basada en la carne y la sangre y los huesos y el modo en que la genética os
53
compuso.
Yo sé que esto es material filosófico de primera calidad. Pero lo cierto del asunto es que no es práctico en la
vida diaria a menos que uno tenga la suficiente pasión para entender su verdad como para ser capaz de vivirla.
Y en ese sentido ellos obtienen las llaves del reino de los cielos, porque es algo que debe ser vivido. Tú no
eres la suma total de la masa de la cual estás hecho. Tú no eres eso. Y que te sientes aquí y digas: «Bueno,
esta es simplemente mi manera de ser», está bien. Cuando te canses de ser simplemente «mi manera de ser»,
ven a verme; podemos arreglar eso. Nosotros podemos cambiar, porque nuestra naturaleza es lo divino.
Hay muchísimas variables que intervienen dentro de esta revisión de la vida. Quiero decir: no hay una sola
persona en esta audiencia que no se vaya a humillar cuando la vea, porque no hay nada de lo que hayas
hecho en tu vida que no sea vergonzoso. Tú has hecho muchas cosas vergonzosas y la mayoría de ellas
cuando tú lo sabias. Ahí es cuando aparece la verdadera vergüenza y ahí es cuando la ejecución —la
ejecución— de esa acción consciente empieza a establecer la personalidad y establece los circuitos de ahí
arriba, y despues vas a averiguar que es un agujero del cual es muy difícil salir. Pero lo importante es rehacer
los circuitos. Lo importante es que hoy estás aprendiendo conocimiento, hasta el punto de que ese
conocimiento se hará evidente en tu vida cuando lo hayas transmitido a tu red neuronal y empieces a hacer de
ese conocimiento la meta de tu proceso de pensamiento todos los días. Entonces veremos los resultados de
este conocimiento. Ahora estamos empezando a ver la acción de lo divino que comienza a tener lugar en tu
vida: cambio fructífero y milagroso.
No hay ni uno en esta audiencia que no pueda cambiar; ni uno. Ahora, ¿qué cosas cambias? Imagínate si
tuvieras que revisar tu vida ahora mismo. ¿Qué pasaría si hoy hiciéramos girar esas bandas y llegaras a ver
cada cosa desde cada punto de vista: desde el Dios-fuente, desde el punto de vista espiritual, desde la
personalidad del alma? ¿Qué cambiarías hoy? Porque si tú sabes la respuesta a eso, entonces no te tienes
que morir hoy y volver a nacer ignorante otra vez. Si sabes la respuesta a qué es aquello que cambiarías en ti
—cuando tú eres todo, cada uno, y todo el medio ambiente en tu vida, qué motivo ulterior vas a cambiar—, si
vosotros conocéis la respuesta a eso hoy, mi querida gente, nunca tendréis que morir en esta vida. Las
personas mueren porque no conocen el motivo de su existencia. Eso es todo. Y eso, cuando vemos el otro
lado, se vuelve muy obvio. Aquí es donde el entrenamiento de ser el Observador es tan maravilloso, porque el
Observador se despega de la personalidad y el cuerpo emocional. Puede observar la intención de uno desde
cada ángulo, la intención, la flecha, a dónde va. Puede observarla y verla, serla en todos los lugares.
Y el estar desapegado y ser el Observador es difícil. ¿Y por qué? Porque nosotros mismos somos quienes
más tememos nuestro propio juicio, nosotros mismos. Eres tú el que teme a tu Observador. Puedes engañar a
otra gente, pero no te puedes engañar a ti. Y tienes miedo de invertir los papeles, porque en el momento que lo
hagas vas a ver lo que realmente has sido. Y es desde ese punto de vista donde la luz tiene su efecto más
profundo. ¿Lo entiendes? ¿Lo ves? Conocete a ti mismo y serás libre. Cuando puedes convertirte en el
Obserador y observar tus acciones en esta vida y descubrir tu modo de operar, tu motivo ulterior, ello también
significa que la personalidad sera criticada. Se vuelve amenazada, y lo estará. Como el Observador puedes
admitirlo libremente. En el momento que vuelvas a invertir los papeles y te conviertas en la personalidad, vas a
sufrir emoción por ello. Vas a gritar y vas a negar —es todo tu imaginación—, pero estas son las cualidades
que produce la revisión y, en verdad, estas son las cualidades que nos permiten seguir hasta el Plano Sublime.
Pero no tienes que morir para hacer eso. Lo puedes hacer aquí. ¿En qué consiste entonces ese proceso?
Extensa contemplación y ser plenamente conscientes de cómo somos con gente diferente. ¿Cuál es nuestro
plan? ¿Cómo somos con la naturaleza? ¿Cuál es nuestro plan? ¿Cómo somos en nuestro trabajo? ¿Cuál es
nuestro plan? ¿Cómo somos con nuestra familia? ¿Cuál es nuestro plan? ¿Cuál es? ¿Cómo somos en nuestra
vida sexual? ¿Cuál es el plan ahí, el verdadero plan? Míralo. No tengas miedo de mirarlo; y cuando lo hagas y
lo puedas descubrir, yo os digo mi amada gente, se volverá realmente claro.
Y es simple; no es complejo. No necesitas un psiquiatra para resolver esto, y ellos nunca resuelven nada;
sólo necesitas saber por ti mismo, y todo será individual. El momento en el que sabes eso, eso es exactamente
lo que debemos disolver en el crisol. Es ese motivo; eso es lo que va dentro del crisol y debe disolverse. Ese es
el lugar que cambiamos, justamente ahí, porque cambiar en la superficie no es cambiar su núcleo.
Nosotros podemos cambiar en la superficie. Podemos cambiar de pareja, como tantos de vosotros hacéis,
vais de uno a otro como moscas. Tú puedes cambiar de pareja. Te puedes mover, dar muchas vueltas por ahí.
Puedes deshacerte de cosas, conseguir cosas nuevas. Puedes ir y tirar la ropa vieja, comprar ropa nueva; tirar
la ropa nueva, conseguir ropa vieja. ¿Sabes una cosa? No importa. Todo es superficie. Pero eso no afecta al
núcleo. Tu núcleo y el de tu trabajo aquí es el motivo ulterior. Eso es lo que debe cambiarse. Cuando se haya
cambiado, él en consecuencia afectará profundamente todo el medio ambiente a tu alrededor. Ahí es cuando la
escoria de tu vida empieza a caer. Y esa es la verdadera prueba.
Dios no te pone a prueba. Y todos aquí usan las palabras «Bueno, es una prueba». Bueno, no hay ninguna
prueba. No hay nadie anotando los puntos en algún lugar, es simplemente elección. Y si tu llamas a la elección
una prueba, entonces que así sea. Pero, ya ves, no hay pruebas; hay simplemente elección y oportunidad. En
el momento en que todo empieza a descomponerse porque tú has roto e núcleo y lo has cambiado —si
empiezas a sufrir por el efecto externo de ese cambio del núcleo en el yo— la tentación es ir, pegarlo y armarlo
54
otra vez, porque no puedes manejar desde el punto de vista de la personalidad y emocionalmente lo que has
hecho en un lugar más elevado: el del Observador. No puedes manejar la emoción porque el Observador no es
emocional, y tú no vas a saber lo que has hecho hasta que regreses a la personalidad. Entonces se desata el
infierno, entonces tú ves. ¿Lo ves?
Todos dicen: «Fue una verdadera prueba. ¿Qué voy a hacer con esto ahora? ¿Voy a regresar corriendo?
Bueno, no puedo soportarlo. Siento tanta culpa... Y yo no quiero que esa persona posea a esta persona. No
puedo comprender que se acueste con esta persona. No lo puedo comprender. No lo puedo tolerar. No puedo
esto, no puedo aquello. No puedo perder a mis hijos. No puedo perder mi casa. No puedo perder mi punto de
vista. No puedo, no puedo, no puedo». Y lo que comenzó en una reacción nuclear viniendo de Punto Cero
hasta llegar a una reacción biofísica—no es una prueba— es: ¿puedes llevarlo hasta el final y dejarlo
descomponerse? ¿Puedes hacer eso sin pegarlo y componerlo?
Esta es la advertencia que siempre os doy: no regreséis a vuestro pasado. Eso es exactamente lo que
quiero decir con esto. Una vez hemos cambiado, no vayáis a cambiar lo cambiado. No vayáis a pegar las
piezas de nuevo. La tentación es —porque sois criaturas emocionales y de personalidad— hacer exactamente
eso y trazar una línea en la arena, hablando territorialmente. Y entonces, ¿qué pasa? Regresas a tu pasado a
través de la emoción. ¿Qué es la emoción? Culpabilidad, vergüenza, miedo, inseguridad, envidia, amenaza,
poder. Esas son todas las emociones que causan la oscilación hasta volver al principio. Y si tú sujetas esa
emoción y vuelves atrás y la recompones, entonces va a haber un problema, ¿no es así? Porque el cambio que
ha ocurrido en el núcleo no está reflejando el cambio físico que ahora ha vuelto a su lugar, ¿no es así? Por lo
tanto, hay ahora una gran disputa.
Algunos de vosotros deben saber esto: que cuando regresasteis a vuestro pasado y pegasteis las piezas,
nunca fue lo mismo. ¿Por qué no fue lo mismo? Porque algo había cambiado fundamentalmente.
Aunque regresaste y lo arreglaste, había ocurrido un cambio. ¿Y qué pasa en esas situaciones? Todas las
emociones se intensifican; sí, se intensifican. ¿Por qué? Porque el motivo ulterior ha cambiado; ese es el
porqué. Y la emoción tiene que sostenerse por sí misma, ya no tiene el soporte fundamental del motivo ulterior,
entonces la emoción está histérica. Date la vuelta y explícale a tu compañero. ¿Cuántos de vosotros estáis
aprendiendo? ¿De verdad? ¿Estáis disfrutando este pequeño discurso? Sois hermosos. Todo este
entendimiento es un preludio a un gráfico de acción que vais a dibujar hoy, un poco más tarde, para entender lo
que es la intención entrando en el campo de la reencarnación. Vamos a entender eso.
SER UNA PERSONA HONORABLE E IMPECABLE
Aquí quiero hacer una pausa por un momento, y mencionar, entonces, qué es el honor. Todo el mundo —
cada uno— estima esa palabra: honor, ser honorable. ¿No es verdad? Todo el mundo quiere, de alguna
manera, ser honorable. Parece una manera noble y digna de ser. Pero yo te diré lo que es el honor. El honor es
cuando no juegas a nada, y simplemente eres tu motivo ulterior. Eso es ser impecable. No es necesariamente
hermoso, pero eso es impecable. Eso es ser honorable. Eso es ir con la cara por delante y tal como es. No hay
mescolanza, no hay un área gris, no hay un quizás, no hay frío y caliente: un día estás ahí, y al siguiente no
estás. No hay inestabilidad. Cuando eres lo que eres en este momento en tu tiempo, como es conocido, eso es
ser honorable y en verdad impecable. Vacilar alejándose, eso es no ser impecable. ¿Cuántos de vosotros lo
entendéis? Y entonces, ¿no encontramos verdad en el axioma que dice que hay honor entre los ladrones? ¿No
lo hay? Sí. ¿Y no puede entonces tu enemigo —el enemigo, tu más atroz enemigo—estar más cerca de ti que
tu amante?
Por supuesto que sí.
Esto es entonces lo que yo llamo una persona impecable. Te aseguro que yo disfrutaré de la presencia de
esa persona impecable. Y yo soy muy delicado con respecto a quién está en mi presencia, porque siempre
tienes que lidiar con la "novelita" de la gente que tiene motivos ulteriores, y siempre tienes que encargarte de
ellos. Al igual que una burbuja de jabón, están cambiando colores y están recubiertos por una película, y nunca
quieren realmente saber. Así que siempre hay que entretenerlos o no hablarles en absoluto, porque no son
gente impecable. Ellos no son quienes son. Son simuladores; son una imitación; no son genuinos. Y hay
mucha gente que no es genuina sentada en esta audiencia escuchando este mensaje. No sois genuinos
porque no vivís en vuestras vidas lo que habéis aprendido aquí.
No sois genuinos porque tomáis lo que habéis aprendido aquí y lo usáis como un pretexto mientras que todo
el tiempo estáis codiciando una naturaleza podrida, encubriendo vuestro motivo ulterior. Es por eso que no sois
constantes en esta escuela.
Puedes ser constante ahí afuera siendo un sinvergüenza. Los sinvergüenzas encuentran sus tarjetas3 todo
el tiempo y las personas nobles no encuentran sus tarjetas todo el tiempo, y viceversa. ¿Entiendes? Es el
motivo ulterior. ¿Dónde estás con respecto a esto? Y entonces esta gente de las "novelitas", recubierta de
jabón, nunca es genuina. Y yo disfruto de los seres genuinos, me conecto con ellos, porque con ellos tenemos
una verdadera interacción, pues no tienen nada que ocultar. Y entonces cuando nos conectamos, ellos lo
hacen desde un lugar de verdad. Cuando aprenden, aprenden verdaderamente, no es aprendizaje de burbujas
55
de jabón, es verdadero aprendizaje. ¿Lo entiendes?
Esto no es diferente de lo que sucede cuando estás en la luz, porque en la luz todo se descubre, y la
"novelita" se muestra justo enfrente de ti, y tú eres todos los actores y ves lo desagradable que es esto. Y lo
único que sales sintiendo de ahí, como el aspecto de la personalidad del gran Yo, es que te deshonraste a ti
mismo —te deshonraste completamente—, y como resultado manipulaste a otra gente a causa de eso, no
fuiste sincero ni verdadero.
Yo solía llamar a las mentiras verdades creativas, y todavía lo son. La verdad creativa es la evasión del
motivo. Cuando eres lo que eres, nunca, jamás tienes que proteger lo que dices, y nunca te tienes que
preocupar de lo que dices, porque todos tus pensamientos están escritos —escritos— en la energía que te
rodea, como si estuvieran escritos arriba, en el cielo. Y nunca te tienes que preocupar. Si dentro de cien mil
años esos pensamientos regresan a ti, ese motivo ulterior regresa a ti, no sentirás vergüenza por él, porque el
motivo era genuino. Era un motivo en evolución. No hizo sucumbir a mucha gente ante el. No usaba ni
abusaba; era genuino. Eso es verdadera evolución.
3 Ver trabajo de campo™ en el Glosario.
Ahora, si excavas restos fósiles de animales modernos, verás que hay una modulación, un cambio en lo que
eran hace diez millones de años comparado con lo que son hoy en día. Si miramos esos restos, no decimos:
«Oh, eso es malo; eso fue un error; estamos mucho mejor hoy en día con este de aquí». No veis la evolución
en esos términos; simplemente veis el fósil desde donde estaba en el pasado hasta donde está hoy, y veis la
evolución de esa especie a través de las eras geológicas. Y celebramos que cambió, nos da esperanzas para
nosotros. Pero nunca miramos lo que fue y lo condenamos. Sólo hacemos eso si no somos genuinos.
En la luz, cuando miremos y veamos, si somos gente honorable, vamos a ver nuestro honor. Vamos a ver
que vivimos justamente lo que éramos y tuvimos claros los límites con respecto a ello. Se va a volver obvio
quiénes fuimos y cómo eso afectó a todo el mundo. Sin duda alguna, hizo falta que hubiera gente excepcional
en tu vida para que fueras una persona honorable, pero por la misma moneda, tú fuiste para ellos la chispa de
honor en sus vidas. Entonces, ¿qué vas a presenciar como Dios cuando mires las consecuencias de cada
acción en la luz? Piensa en esto. Entonces te vas a convertir en la persona a la cual reflejaste ese honor, y en
ese momento vas a sentir su honor. Puede que no sea el punto épico de la evolución, pero es el punto de
evolución de esa vida. Se solidificó, fue real.
Así que en el honor, aquellos que están a nuestro alrededor sólo pueden estar con nosotros porque
nosotros somos así. Y ellos sólo pueden amarnos porque aman en nosotros lo que aman en ellos mismos: esa
verdad punzante, ese honor, esa nobleza. Y puede que sea anticuado, pero es real. Es tangible, es sustancial;
no es ilusorio.
Ilusiones: cuando amas una ilusión, sólo significa que tú mismo eres una ilusión. Por eso nunca dura. Las
relaciones basadas en amor ilusorio son una ilusión, y ambos participantes son ilusorios. Nunca duran. Es
como el vapor: cuando le da el sol, se disuelve. Cuando llega el verdadero calor a la relación, ésta se disuelve,
porque es una ilusión. Es de motivo ulterior a motivo ulterior, y jabón en el medio. Buen lubricante.
¿PODRÍA SER QUE YA ESTÉS MUERTO?
Te digo esto: lo has visto antes —muchas veces antes o si no no estarías aquí— y lo vas a volver a ver otra
vez. Lo que te estoy diciendo —y cuando veas esto en la revisión de la vida, cuando veas hoy que este es el
gran premio de consolación de esta escuela es que vas a vivirlo otra vez, después de morir, cada clase a la
que asististe. Un regalo más para cuando pases al otro lado. Ahora escúchame, ¿puedes pensar de esta
manera? Ahora mismo estás viendo desde el otro lado lo que estás haciendo en este momento. Lo estás
presenciando, está pasando. Tú eres la entidad que está siendo examinada. Piensa en ello. No te vuelvas
lineal4 conmigo. Piensa en esto: en este momento estás muerto y en el otro lado, y estás presenciando esta
vida. Y está pasando ahora mismo, mi gente; ahora mismo.
4 Aquí Ramtha se refiere a la secuencia lineal del tiempo, a la que todos estamos acostumbrados.
Entonces, ¿qué estás escuchando en el otro lado? Sí, ¿qué estás escuchando? ¿Qué te estoy diciendo?
¿Qué estás pensando? Bueno, lo estás viendo ahora mismo; ha sido revelado; está en tu flujo de tiempo. ¿Qué
te estoy diciendo? ¿Qué estás escuchando? Está pasando en este momento. Estás observando esto y ya te
has ido. Todo lo que estás haciendo es recordar esta participación. ¿Podría ser eso? ¿Podría ser? Ahora
espera un minuto. ¿Es ésta la única realidad en la que estás viviendo o eres un ser con múltiples realidades?
Si lo eres, ya estás ahí y estás viviendo lo que estás viendo ahora. Recuerda: siendo Dios somos eternos.
Somos el pasado, el presente y el futuro simultáneamente. Cuando somos seres humanos sólo somos el
pasado luchando por un futuro, pero en Dios, ya ha sucedido.
¿Estáis pensando? ¿Estáis pensando? ¿Estáis visualizando sin tiempo? ¿Podéis hacer eso? Si podéis
56
hacer eso sois aquello de lo cual están hechos los grandes maestros, porque ellos también poseen la
capacidad de proscribir al tiempo; eso significa eliminar de hecho al tiempo como factor dominante.
Repasemos esto otra vez. ¿Podría ser que ya estés muerto? ¿Sí? Es verdad. ¿Estoy hablando a una
audiencia del otro mundo? ¿Por qué no? ¿Por qué no puedes contemplar esto? Porque si contemplas esto,
entonces estás atado a tu cuerpo de manera muy floja. Si no puedes, vas a tener problemas. ¿Por qué no
puedes contemplar eso? ¿Que quizás ya estás muerto y que tal vez esta clase se está dando ahora mismo en
la revisión de la luz, y esta es una de las clases a las que estás asistiendo? Sigue escarbando; lo vas a
entender.
¿Por qué no? ¿Qué clase de maestro profesor sería yo si te dijera que no es así? Así es como piensa un
maestro dios. ¿No entiendes que acabo de darte un secreto dinámico —un secreto dinámico— y que acabo de
hacerte una mente dimensional? Por un momento te he convertido en una mente dimensional. Y puede que
todo el tiempo creas que estás realmente vivo. Quizás estás simplemente muerto, reviviendo un momento en la
luz. No me vengas con eso de que «Oh, eso no es real». Es más real de lo que tú piensas que es este lugar.
Hoy estás en la escuela. ¿Por qué estás aquí? Estás aprendiendo exactamente acerca de lo mismo que
estás viendo en este momento. Estás aprendiendo sobre ello. Y quieres saber: «¿Cómo le doy la vuelta a esto?
¿Qué hago con esto? ¿Dónde lo pongo?» Es maravilloso; no tienes lugar donde ponerlo. No tienes lugar donde
ponerlo; eso es aún más hermoso. Si lo pones ahí arriba en tu imaginación, entonces no te sirve. Si lo pones
aquí y simplemente dices que es una posible pregunta con trampa, te servirá, pero ambas no han sido
integradas.
Esta es la idea: tú ya estás muerto. Estás en la luz y estás viendo esto, has regresado y estás reviviendo
esta experiencia. ¿Por qué? Para entender la clave de ser el color rojo en el arco iris5, para entender por qué
tienes que hacer esto otra vez, y cuando encuentres la clave qué puedes hacer con ella. Mañana por la
mañana, si encuentras la clave, habrás vuelto de la muerte hasta esta vida. Has regresado súbitamente hasta
esta vida, y tienes un nuevo calendario; te has reencarnado en un cuerpo inmortal, porque vamos a hablar
sobre la inmortalidad en el contexto de la energía vital y viviente llamada idea. Date la vuelta y explícale a tu
compañero.
5 Ser el color rojo en el arco iris es una expresión que explica la incapacidad común del individuo de reconocer sus propios defectos y
limitaciones. Cuando somos el rojo en el arco iris podemos ver todos los demás colores menos el rojo.
Quiero recordarte que en el espíritu no hay distinción entre la vida y la muerte. No hay ninguna. No hay vida
o muerte en el espíritu; sólo existe la vida y la muerte de la personalidad individual y el cuerpo con el que
cohabita. Pero para el espíritu y el Dios-fuente no hay distinciones claras entre las dos. Pero quiero recordarte
que lo que te he dicho podría estar sucediendo ahora mismo y lo está. Entonces, ¿por qué estás aquí? Para
aprender algo, una clave; para entender algo, entender una clave, un poco de conocimiento; para saber qué
preguntar, para saber qué poner en marcha de repente y saber, porque de esto se trata el Plano Sublime.
Hay un motivo real de por qué los verdaderos maestros obtienen el dominio sobre lo físico. Ellos mueren a
lo físico en primer lugar. En algún momento de su iniciación ellos mueren a lo físico. Eso significa que ya no
están interesados en lo físico. Mueren al mundo. Renacen a la vida de un iniciado, de un maestro, donde no
hay líneas claras entre la vida y la muerte. Y pueden dar un giro y estar directamente en una escena como
ésta, y repasarla y revivirla una y otra y otra vez sin tener nunca que morir en el cuerpo.
Quién puede decir que de todos los potenciales que existen, ¿sabías que es imposible agotar las ideas, las
cosas que pueden fabricarse a partir de los átomos? Ni siquiera puedes agotar las probabilidades de
potenciales en los que se pueden convertir. Y todo lo que son no es más que ideas coaguladas en forma de
energía. No las puedes agotar. No puedes pensar lo suficiente en una vida para hacer que se conviertan en
todos sus potenciales. Entonces, ¿quién puede decir que tú no hayas regresado ya al Plano Sublime? Y
digamos esto: ¿quién puede decir que tú eres uno de esos maestros del otro lado que está así de cerca, muy
cerca? Has dado un giro de regreso hasta este tiempo. Has muerto en esta revisión de la vida. La estás
repasando, la estás revisando; algo se te ha escapado. Tú tienes el poder para hacer eso.
¿Por qué entonces querrías hacer eso sin pasar por la capacidad de simplemente morir? ¿Por qué no
renunciar a este cuerpo físico? Quiero decir, es ciertamente una trampa, una prisión. A mí no me importa cómo
lo veas, es una prisión. ¿Por qué no simplemente renunciar a él? Tú tienes el poder para dejar tu cuerpo, para
salir de aquí. ¿Por qué entonces los verdaderos maestros aprenden el arte de la longevidad y la inmortalidad?
¿Por qué? Debe haber una razón para que quieran preservar esto. Y no se trata de su apariencia, no se trata
de cuántos orgasmos puedan tener ni de cuánta comida puedan comer. Quieren preservarlo. No se trata de
tener curvas o no tener curvas; no tiene nada que ver con la apariencia. Ellos murieron a eso hace mucho
tiempo, porque cuando nacieron a lo espiritual no podían amar nada más que lo espiritual.
Ahora, ¿por qué querrían ellos preservar esto? ¿Por qué están aquí ¿Por qué vosotros —algunos de
vosotros, no todos vosotros (puedo decíroslo), no todos vosotros, sólo unos pocos sois verdaderos maestros—
estáis repentinamente dando una vuelta completa de regreso a esta escena de muerte? Estás del otro lado y
57
estás viviendo esto. ¿Por qué estás haciendo eso? Porque hay algo que vas a saber de ti mismo por lo que vas
a tener un fuego pasional, y que cuando le quites el cerrojo a los motivos ulteriores le habrás quitado el cerrojo
al poder del núcleo. Tú tienes energía atómica, absolutamente radiante. Eso es lo que está encerrado dentro
del motivo ulterior. ¿Por qué, entonces, querrías regresar de un salto hasta esta escena en la que estás
muerto, presenciando esto en una encarnación? ¿Cuál sería la razón? Porque si puedes obtener algo en esta
escuela, en la luz, algo a lo que estás volviendo una y otra vez, vas a arrancarle la pregunta de la que sólo tú
tienes la respuesta, y que va a desatar la inmortalidad en el cuerpo al otro lado de esta revisión de la luz. Y tú
quieres eso. ¿Por qué quieres eso? Porque para poder hacer conocido lo desconocido, la inmortalidad del
cuerpo tiene tanto de misterio y de deseo como cualquier comida o pasatiempo seductores para el periodo de
vida del cuerpo. Queremos dominar la longevidad de lo físico, y sólo un espíritu poderoso puede hacer eso.
Sólo un ser iluminado puede hacer eso. Sólo una entidad con fortaleza, voluntad y propósito puede hacer eso.
¿Por qué? Porque esa es la verdadera manifestación de la imagen de Dios. Y es por medio de tales seres que
las grandiosas y maravillosas obras de Dios son reveladas.
Todos los maestros son inmortales. ¿Quiere esto decir que están atrapados en este cuerpo para siempre?
Simplemente como ellos quieran; lo tienen bajo sus propias condiciones. Ellos pueden darle la vuelta a ese
cuerpo y convertirlo en su cuerpo de arco iris, su cuerpo dorado o su Cuerpo Azul®6, y traerlo de regreso a su
cuerpo de carne y hueso, a su cuerpo de luz o a su cuerpo infrarrojo. Ellos son los señores de la escalera
completa, de todas las dimensiones. Nunca tienen que morir, lo han conquistado. ¿Y qué resulta de tal
poderoso y espiritual propósito? Pues bien, las semillas de la inmortalidad misma. No podemos tener un motivo
ulterior de inmortalidad a partir de un propósito espiritual y no tener la sustancia de él en nuestra vida.
6 Ver Cuerpo Azul en el Glosario.
Hay algunos de vosotros aquí que han ido hacia atrás en el tiempo y están muertos, revisando este
momento que sucedió ahora hace mucho tiempo, trabajando para entender lo que no se entendió antes,
sabiendo que es una oportunidad, y que en este momento, si en la luz tú eres participante, Observador y Dios,
entonces ese maestro trae esto la totalidad del yo en todos los niveles. Y ese yo no tiene problemas para ver
esta conjunción del tiempo sucediendo justamente aquí. Ellos no tienen ningún problema para verlo. Una
persona verdaderamente física tendría muchos problemas para entender esto, no una persona espiritual,
porque para ellos la manifestación no tiene nada que ver con su coagulación en el tiempo, sino que está
totalmente relacionada con su coagulación en el pensamiento. Eso es una persona espiritual. Una persona
material es justamente lo contrario.
Entonces yo ya sé quién va a salir a la luz en esta escuela. Yo ya conozco mi lugar con ellos. Ya lo sé; eso
es una certeza. Pero al visitar esto de nuevo, ¿permite esta nueva visita que lo que no haya salido a la luz
tenga la oportunidad de florecer a partir de ello? Sí. ¿Por qué sabemos eso? Porque si eso no fuera verdad no
habría ley de la encarnación. No habría reencarnación; no existiría la transmigración del espíritu y el alma, y sin
embargo la hay. ¿Por qué? ¿Puede el tiempo duplicarse sobre sí mismo? Por supuesto que puede. Y yo os
digo: ¿qué es lo que puede doblar el tiempo? La mente, eso es lo que doblega al tiempo. La mente es el
subdito de Dios; el tiempo existe solamente entre ellos dos.
Cuando visitamos de nuevo la luz en esta vida, ¿se nos da otra oportunidad para pulir, mejorar y entender lo
que no escuchamos la primera vez, lo que no sentimos la primera vez? Si visitamos nuevamente la misma
situación con un conocimiento mejorado, ¿va a cambiar la escena? Siempre. Esa es la ley de hacer conocido lo
desconocido. Entonces, ¿cuántas veces tenemos que regresar a la luz y revisar la misma fuente de material
del alma hasta que la cambiemos? Nosotros entendemos que el conocimiento y su integración en la mente es
el fuego que la cambia. Cuando volvemos a visitar nuestro punto más débil con conocimiento es cuando lo
cambiamos.
¿Cuántas veces has escuchado hoy este mensaje que te doy? ¿Alguien se atreve a adivinar? ¿Cuántas
veces has regresado a esta sesión en la luz? ¿Cuántas veces ha sucedido esta enseñanza? Este día, tu
aspecto, el aspecto de tu vecino, ¿cuántas veces has visto esto? ¿No tienes una pequeña sensación de déjá
vul ¿Es esta la unica vez que el día de hoy ha sucedido? ¿Crees que esto es todo, que esta clase se dio y
desapareció? ¿Cuántas veces he estado aquí de pie y he dado esta clase? ¿Cuántas veces he enseñado a los
principiantes? ¿Cuántas veces he enseñado sobre el Punto Cero y la gran y vasta nada 7 —cuántas veces—
en tu corta carrera de venir a esta escuela? Bueno, yo he dado el día de hoy más que esas veces. Yo sigo
diciendo la misma cosa. Lo varío. ¿Por qué lo varío? Porque vosotros habéis cambiado, estáis listos para
escuchar, estáis listos para ver, estáis listos para sentir. Si no lo estáis, estáis muertos; estáis muertos.
7 Véase Vacío en el Glosario.
Quiero que hagas un dibujo —redúcelo a un gráfico abstracto— viendo esto en la luz, y que ya estás muerto
y que estás a punto de renacer, y que todo el tiempo creíste que estabas vivo. Dibuja eso; dibújalo y coloréalo.
¿Por qué quiero que hagas eso? Porque quiero que este conocimiento esté ahí arriba (en el cerebro). ¿Por
qué? Por que al final del día se supone que debes saber algo que sabe el alma. Y a menos que puedas
dibujarlo y colorearlo no lo vas a saber y vas a tener que volver a este día otra vez. ¡Que así sea!
58
EL VACÍO, PUNTO CERO, LA CONCIENCIA DE REFLEJO
Y NUESTRA ENCARNACIÓN HUMANA
Dios, bendice,
abraza
y permite
que todas las voces
de mi yo total
sean escuchadas
y sean vistas.
¡Que así sea!
Por la vida.
Quiero que saquéis esos dibujos y que veáis a vuestro compañero como el Observador y le expliquéis el
dibujo. Podéis comenzar. Recordad: anoche os dije que iba a tener que consultar con algún tipo de diccionario
para poder intentar explicar lo que es casi inexplicable. Y hemos hecho un trabajo maravilloso hasta ahora;
pero aún hace falta más, porque las palabras son muy necesarias para expandir la mente. Necesitáis que
vuestra perspectiva se expanda para poder entender los últimos conceptos de los que os hablé. Así que he
elegido bien las palabras. Me propongo mantener esto muy simple para que podáis captar qué es lo que habéis
venido a entender de nuevo aquí.
Figura 1: El Cerebro
Este es el dibujo en dos
dimensiones y en estilo de
caricatura que Ramtha usó
originalmente para enseñar la
función del cerebro y sus
procesos. Aclaró que en este
dibujo las diferentes partes del
cerebro están exageradas y
coloreadas para facilitar su
estudio y comprensión. Este
dibujo en particular se convirtió
en la herramienta estándar de
todas las enseñanzas
posteriores acerca del cerebro.
Figura 3: El descenso de C&.E® desde Punto Cero
Todos recordáis esto de vuestro curso de
C&E®para principiantes. ¿Qué es? Punto Cero,
conciencia primaria. ¿Podrías marcarlo con un
punto negro? Al lado escribe «conciencia
primaria». Este es un pequeño dibujo muy
simple; una de mis mejores obras maestras.8 El
punto violeta es la conciencia secundaria. Ahora
fíjate que tengo una extensión verde ahí. El
punto verde es el alma, y el alma camina junto
con la conciencia secundaria; es la que graba
los sucesos. El punto rojo, el círculo o la
mancha, es la encarnación, el cuerpo en sí
mismo. Y aquí nosotros diríamos conciencia
cuerpo-mente. Conciencía cuerpo-mente. En
otras palabras, tenemos que dar crédito al
cuerpo Por tener su propia inteligencia, que la
tiene. Es una inteligencia consciente, un ser
biofísico y sensitivo.
59
Figura 4: Conciencias primaria y secundaria
Figura 2: Los Siete Sellos Que Conforman Los Siete Niveles
(continua de la fig 4) Ahora, este es el orden en el que vienen. El gran Yo se constituye por la integración de
estos cuatro (Fig. 4). Y aunque este cuerpo sea un cuerpo del sexto plano, del quinto plano, del cuarto plano,
del tercer plano, un cuerpo del segundo plano o del primer plano, es un cuerpo. Este cuerpo, entonces, se
mantiene unido por aquello que se llama el cuerpo espiritual o conciencia secundaria, y lo que los mantiene
unidos a todos se llama el Espíritu Santo, que es la interacción espiritual del yo completo. De modo que de aquí
sacamos la idea de una tríada9
60
Así que volvamos al curso de principiantes para entender mejor tu encarnación desde el Plano Sublime o
quizás tu nueva visita en el presente a esta escuela.
Quiero hacerte una pregunta muy importante: ¿por qué no creerías mi última afirmación, que ya estás
muerto y en este momento estás en una revisión de la luz? ¿Por qué no creerías eso? ¿Por qué no es creíble?
Es una pregunta muy poderosa porque tiene todo que ver con el conocimiento esencial que has incorporado
sobre el tiempo, el espacio y la conciencia. Te dice el grado de ese conocimiento que albergas ahí arriba. Esta
conciencia cuerpo-mente nunca creerá lo que acabo de decirte. Lo verá como una imaginación llena de
fantasía, un paradigma, una mónada10, por así decirlo, pero nunca lo creerá, porque puede señalar su cuerpo y
decir: «Mira, puedo pincharte el cuerpo y duele. Mira, yo no sé lo que esa persona está pensando. Mira, fui al
cementerio y no estoy enterrado en ninguna parte... todavía.» ¿Correcto?
Ahora quiero decirte algo; escúchame. Si esto se convierte en el factor de elección por el cual determinamos
la realidad, entonces no vamos a creer en absoluto en los potenciales en los que podemos existir. En otras
palabras, nos hemos aliado con el cuerpo, ¿no es verdad? Realmente lo hemos hecho. Nos hemos aliado con
el cuerpo porque aún no podemos creer que esto sea posible. Bueno, ¿que te dice eso? Te dice que si te alias
con el cuerpo, eso se vuelve en tu contra, pues continúas viviendo y dices: «¿Ves? Sigo viviendo. Algún día
voy a morir». ¿Es posible entonces que al hacer eso estemos viviendo en una ilusión engañosa? Por supuesto.
9 Véase la figura 3.
10 Unidad simple e indivisible del ser.
Entonces, ¿por qué querrías aliarte con tu cuerpo? ¿Cuál es la ventaja de esto? ¿Y si te aliaras con esto de
aquí, estos dos, conciencia primaria y secundaria? ¿Por qué conciencia secundaria? Porque es el espíritu en el
cuerpo, el que contiene al cuerpo espiritual en donde el alma misma descansa. Y recuerda: el alma lleva el
registro de quién has sido. Cataloga lo que tú eres, así que es el portador, por así decirlo, de la memoria de la
personalidad. Y afrontémoslo, si has visto un cadáver reciente o de hace ya tiempo, te preguntas dónde está la
persona. Miras la boca que besaste y los ojos que bailaban, la animación en las manos, la suavidad del tacto, o
lo atlético del movimiento de ese cuerpo. Y tú lo miras, y está tieso, duro y sin vida. ¡Escúchame! Está sin vida,
lo está. ¿Quién lo dejó? Conciencia secundaria, la personalidad del alma; ella es quién lo dejó. Entonces, ¿es
eso lo que tú eres realmente? En realidad, eso es una parte de ti.
Ahora, si fuéramos a pensar, por ejemplo, en función de que tú pudieras aceptar hoy esta enseñanza —que
estás realmente en una revisión de la luz en este momento y que estás realmente revisando quién eres en una
clase que se relaciona exactamente con el asunto en el que estás involucrado, irónicamente—, si pudieras
creer y hacer lugar para aceptar eso, ello hablaría de una gran graduación de evolución de tu propia conciencia
personal. Significa entonces que eres tan elevado, que la idea de que estás verdaderamente en una revisión de
la luz no es en absoluto algo sorprendente.
¿Por qué sería una ventaja para ti aliarte con las conciencias primaria y secundaria en esta cuestión?
Obviamente, porque esos son los yos que permanecen cuando el nacimiento y la muerte prosiguen como
reencarnación cíclica; ellos permanecen. ¿Qué otra ventaja hay? Bueno, esta es la ventaja: si realmente crees
lo que te dije hoy --quiero decir, realmente lo creíste—, al final de este día conocerás tu motivo ulterior. Y
debido a que lo sabrás, lo cambiarás. ¿Y qué tipo de dinámica se va a desprender de ese cambio? ¿Cuál va a
ser? Debe ser tan real para ti como lo es la negación de su realidad. Debe tener ese mismo empuje. Debe ser
tan real como la negación es real, y si lo es, entonces piensa en las posibilidades de lo que estamos viendo
aquí. Estás ciertamente en un momento de participación observable en el cual tú has estado aquí antes, y has
regresado, y mucho de esto suena familiar. Y empieza a llegar a la superficie de tu mente.
Y cuando te esfuerzas para intentar verlo, desaparece como el vapor.
Hay una familiaridad en esto.
¿Y por qué es importante creer que es posible? Porque en la reencamación cíclica—el proceso lineal de
nacimiento, muerte y vida después de la muerte, nuevas moradas—todo el proceso consiste en ser capaz de
ver una vida desde la posición estratégica del todo, no simplemente lo singular, que es tan innato a la manera
de ser de los seres humanos. Ellos son muy singulares y están muy separados. No pueden ver a través de la
mente de Dios, sólo a través de la mente de la personalidad del cuerpo. Es muy obvio en vuestra manera de
vivir. Y si eso fuera así, en una revisión de la luz, entonces, llegarías a ver todo y verías dónde está tu
problema. Y en esa revisión de la luz serías capaz de capturar y aprender mucho sobre ese problema y
encontrarte con gente en el Plano Sublime que comparte el mismo problema o que comparte una astilla de ese
problema. Quizás —sólo quizás— una pequeña área que no tiene importancia para ti, todavía es una astilla, es
una obstrucción para otra persona, y vosotros os encontráis en el Plano Sublime porque gravitáis el uno hacia
el otro. Y en la gravitación del uno hacia el otro, concibes una relación que existe allí antes que aquí, una
relación en la cual quieres que esta persona se presente en tu vida aquí, y quieres que la memoria y los lazos
de esto sean tan fuertes en el Plano Sublime que el reconocimiento no se pueda negar; que parezca existir una
aceptación instantánea de ese individuo, una armonía, si quieres, incluso una desarmonía. Porque todos esos
61
factores, si lo hemos hecho correctamente, se encarnan entonces en una vida en la cual, como hombres y
mujeres ciegos, luchamos para descubrir el misterio, el gran e insondable misterio de lo que estamos haciendo
aquí. ¿Qué está tratando de decirme esta persona sobre mí mismo y qué estoy yo, en verdad, tratando de
decirme sobre mí mismo? Porque todo lo que los otros son, so reflejos de lo que yo soy. Están aquí para
enseñarme lecciones, quizás ambos estamos aquí para obtener una lección en diferentes niveles. ¿Por qué
necesito esa lección? Bueno, porque es intimidante. Esta materia en cuestión sigue reapareciendo. Y así, cada
uno se vuelve un actor en la vida de cada uno.
Ahora, la única dificultad es —y yo siempre dije esto, y aquí yo me separo del pensamiento de la Nueva Era
en cierta medida, porque ellos no tienen toda la información— que siempre se entendío, en líneas generales,
que vosotros elegís a vuestros padres. Bueno, en la ingenuidad de la cultura humana simplemente se cree que
tú vas a ese gran jardín de padres en el cielo y dices: «Te escojo a ti y a ti», y que se sabe de antemano
quiénes van a ser estos padres. Esto no es correcto. Hay verdad en ello, pero no es una verdad sólida y
substancial.
La manera en que esto funciona es que sin importar cuáles sean tus problemas, sin importar cuál has
decidido en el Plano Sublime que es el próximo nivel en el que tienes que trabajar—que en realidad es la
misma cosa que trabajaste hace dos mil años, y que a lo largo de generaciones sucesivas y cambios
tecnológicos has progresado muy poco—, aún tienes un problema. El mundo entero lo tiene. Aún estás lidiando
con este problema que tiene dos mil años. Esto no es algo del siglo veinte, un siglo basado en tecnología, de
crecimiento rápido y vida artificial. Este es un problema que se remonta muy lejos en el pasado. Y lo que es tan
frustrante de ello es que es una cosa muy simple. Pero lo que es simple para el espíritu es muy difícil para el
humano, porque el humano se complica por sus emociones.
Entonces lo que sucede es que, una vez hemos formulado lo que venimos a aprender aquí en el Plano de la
Demostración, no escogemos a nuestros padres; somos atraídos hacia un grupo genético que no es superior a
la pregunta que hicimos. ¿Por qué eso no debería tener una continuidad? Dios sólo sabe lo que tú sabes. ¿Por
qué ibas a ser atraído hacia un grupo genético que sabe más que tú? No te va a pasar. Sólo manifestarás en la
realidad —ya sea estructuras atómicas, biología celular, ya sea medio ambiente o pensamiento o ideas—, sólo
vas a manifestar aquello a lo que eres igual y aquello que facilita el aprendizaje aquí. Vosotros escogéis a
vuestros padres en el sentido de que lo igual atrae a lo igual, pero en lo que se refiere a la descripción, no.
Ahora, hay gente que tiene un dilema con relación a sus cuerpos, y siempre han tenido un dilema respecto a
sus cuerpos. Y siempre oscilan hacia aquellos que pueden producirles los mejores cuerpos, Pero eso es
conciencia cuerpo-mente. Y eso es muy obvio también, porque la mayor ventaja es esa y nada más.
Bueno, ¿y qué pasa con los genios? ¡Dios mío! ¿No sabes que las mentes más brillantes —brillantes— de
todos los tiempos, vinieron de linajes muy sencillos? Eso fue extraordinario, ¿no es verdad? Fue casi como si el
linaje genético en sí mismo no era complejo, sino simple. En otras palabras, los genes tenían un campo de
visión limpio, de modo que lo que tú trajeras a través de ellos pudiera manifestarse claramente en una vida,
una mente que pudiera crecer y florecer. Podemos crecer y florecer como flores exquisitas en un jardín muy
simple. Si está sobrecargado, nos asfixiarán las malas hierbas y otros arbustos semejantes. ¿Entiendes?
Entonces naces —y quiero que todos vosotros lo sepáis ahora: tú piensas en tu cuerpo —, naces
exactamente con el cuerpo genético que es la utilidad de adaptarse y trabajar a través de tu programa alterado,
tu karma, tu lección, acabándola. Ahora, esto es bastante sorprendente, porque entonces empezamos a mirar
cuerpos, y se vuelve muy claro quién eligió qué y por qué razón. Todo es un cuento. Los motivos ulteriores
pueden verse en el cuerpo; pueden verse literalmente en el cuerpo.
Y tú naces en una familia. Bueno, ¿quiénes son estas familias? ¿Quiere esto decir que tus hermanos y
hermanas con los que compartes una encarnación vienen del mismo lugar en el Plano Sublime? No, porque el
grupo genético a través del cual vinieron ofrecía oportunidades primitivas o avanzadas. Están en niveles
diferentes, pero el cuerpo les sirve.¿Lo entiendes? Que así sea.
Ahora quiero hacerte esta pegunta otra vez: ¿por qué no habrías de creer que estás en una revisión de la
luz? ¿Por qué querrías hacer eso? Te lo diré. Las víctimas quieren hacer eso, la gente materialista, la gente
carnal quiere hacer eso, porque cuando ellos niegan esta posibilidad que te he dado antes —no te duermas—,
cuando pueden negar esto, entonces no tienen ninguna amenaza para cambiar su vida, ninguna excusa. Ellos
dicen: «Yo soy lo que soy y no lo puedo cambiar. A mí me gusta lo que soy. A mí me gusta odiar lo que soy y
asi no me tengo que preocupar». Ese es terreno muy seguro, ¿no es verdad? Es seguro, ¿no lo es?
Mañana por la mañana te vas a despertar; aún estarás en la escuela. Pero pasado mañana, te vas a
despertar y vas a ir a algún otro lugar. Puedes contar con eso. En una vida de cuerpo físico, puedes contar con
despertarte cada día y dormirte cada noche, y entre medias pasártelo bien. Eso es un sentido de seguridad. Así
que teneis mentes pragmáticas que rechazan la conciencia primaria y dicen q no existe. ¿Tú nunca morirás?
Qué tonto. ¿Quién te crees que eres vete al cementerio.
Pero hay un pequeño problema con eso. La ciencia está empezando a despertar, como has aprendido, con
la teoría cuántica de toda la potencialidad existiendo simultáneamente; toda la potencialidad. Y recuerda lo que
62
te dije acerca de los átomos cósmicos, ¿atomología? Lo que eso significa es que no puedes agotar los
potenciales si utilizas a los átomos como componentes básicos.
Hay algo más que quiero preguntarte, una pregunta muy importante: si tú aceptaras esto y lo creyeras,
¿cómo cambiaría tu vida hoy si dijeras de repente: «Oh, Dios mío, estoy en una revisión de la luz; estoy
muerto, estoy presenciando desde el Observador cómo lo viví.»? «Y gracias a Dios que vine a esta escuela,
porque no estaría despierto para reconocer que en la luz debería estar pensando sobre esto». Es decir: te
estoy llamando a ti desde más allá de la tumba. ¿Qué estás pensando al ver esto? ¿Qué deberías estar
pensando? «Dios mío, en este preciso instante puedo cambiar mi vida, porque lo único que espero es ver lo
que yo recuerdo que fui.»
¿Sabes lo difícil que es recordar el resto de tu vida? No es tan difícil. Piensa en ello. Si no trabajaste en
pensamientos elevados, ¿qué tan difícil será recordar el resto de tu vida? Es bastante predictible, ¿no es
verdad? ¿No lo es? Tú esperas con anticipación esas noches que sales y haces esto y aquello, y luego vas a
trabajar, y haces eso, y tienes problemitas con tu familia, pequeñas rencillas aquí y allí, pero tú sabes que se
van a resolver tarde o temprano. Tienes un problemita aquí, pero allí va a estar bien. Y ahora tengo un año más
y soy esto y soy aquello. ¿Cómo podrías no recordar lo que aún está por suceder? Ya ha sucedido, porque es
predictible. La predictibilidad es una seguridad poderosa, y hay gente que negará la oportunidad de cambiar en
beneficio de una seguridad predictible. Sucede todos los días.
Ahora, ¿por qué no creer esto? Y qué pasaría si esa grandiosa y hermosa esfera que se sienta sobre esos
hombros finalmente se pusiera en funcionamiento y dijera: «¿Y si yo... Y si ya estoy muerto? esta es mi
oportunidad. ¿Qué haré diferente en mi vida? ¿Qué me queda cuando esto acabe? ¿Qué es lo que quiero
sobre todas las cosas? Si tengo la oportunidad de vivir otra vez, ¿qué quiero? Oh, Dios mío, nunca quiero
olvidar este momento. Yo no quiero nacer ignorante. De alguna manera, quiero conservar este momento. No
quiero que se eluda y que se esfume. No quiero perderlo en el canal de nacimiento, y no quiero perderlo en la
juventud, y no quiero perderlo en la edad adulta imprudente. ¿Cómo recuerdo esto?»
Piensa en ello. «Este momento puede cambiar mi vida. Nada está establecido. Es una revisión de la luz y
estoy en medio de ella. ¿Cómo quiero verme ahora?» Brillad, mi amada gente. ¿Cómo quieres verte? Quieres
verte como te ve la conciencia primaria; eso es lo que tú quieres. No quieres verte como te ve la conciencia
cuerpo-mente, porque si lo haces, eres la viva imagen de un muerto al regresar de nuevo. Todo está
disponible; la vida entera se ha acabado. «Yo nada más pensé que iba a un curso.» Maravilloso pensamiento,
¿no es verdad? ¿Es real? ¿Lo es? Sólo tú sabes esa respuesta. Pero si es real, es libertad absoluta. Dios mío,
¿qué haces con un tesoro? ¿Cómo quieres ser a partir de este momento? ¿Cómo quiero verme? ¿Cuál es el
gran reflejo que debo irradiar hacia la observación que haré finalmente en la luz?
Piensa en esto: vas a morir. Aquellos de vosotros que sois conciencia cuerpo-mente, vosotros vais a morir.
Vais a ir a la luz porque sabéis de ella. Vais a ver este día otra vez. ¿Por qué tu alma omitiría este día? ¿Por
qué omitiría esta mañana? ¿Se va a acordar de todas las cosas que hiciste a puerta cerrada y olvidarse de
ésta? No; ha grabado todo. Exactamente igual que aquellos de vosotros que están tomando apuntes, estáis
escribiendo las mismas palabras que está escribiendo vuestra alma. Pero vuestra alma está poniendo
asteriscos por aquí, notas al pie de página, notas del alma por aquí abajo. Las notas del alma son el
Observador observando a las notas siendo escritas. ¿Me estás siguiendo? ¿Cuántos de vosotros todavía me
están siguiendo? Que así sea.
Entonces, si este día va a llegar otra vez —y estás ahí de pie, con tu Espíritu Santo y tu Dios y empieza a
aparecer ante ti—, y tú has sido el gran Yo en cada repaso de esta vida a partir del vientre, ¿por qué omitirías
este día? ¿Qué tan importante es el día de hoy? ¿Que tan importante es? Muy importante. ¿Por qué? Porque,
¿qué quieres decirte hoy? ¿Qué te quieres decir a ti mismo? Va a repetirse. ¿Qué quieres ver y oír? Díselo a tu
compañero. ¿Qué quieres?
Ahora quiero que tomes tu papel, tu lápiz, tu instrumento de escritura. Esto no es una broma. ¿Qué quieres
que se recuerde hoy que ya ha sucedido y está siendo revisado en este momento acerca de ti mismo? Vamos,
¿qué quieres oír y ver? Cualquier cosa vale. Serías muy sabio si incluyeras en esto lo que has descubierto que
es tu motivo ulterior y fueras capaz de decirlo. Apúntalo. ¿Qué es y cómo te ha servido? Es importante que te
recuerdes a ti mismo lo que es, lo que tú has sido, cuál es el anzuelo que te sigue trayendo de regreso aquí. Es
importante que lo digas.
Y habiendo dicho esto, entonces, debes añadirle, siendo totalmente impecable, si estás dispuesto a soltarlo,
porque si no lo estás —no importa lo que veas, no importa cuánta gente resulte dañada, no importa cuánta
gente sea usada y abusada, no importa lo que hayas hecho ni lo astuto que seas—, si no puedes soltarlo,
estás condenado a revivirlo otra vez. Estás condenado a revivirlo otra vez. Así que tienes que gritarle al que
está observando esto ahora mismo lo que uno debe cambiar y lo que uno quiere ser, y entonces el gran
pronunciamiento, la gran pregunta, el gran deseo vendrán detrás. ¿Qué tiene esto que ver con el Plano
Sublime? Todo.
63
LAS EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE Y LOS RITOS EGIPCIOS DE PASO
Se dice que las entidades que tienen experiencias cercanas a la muerte, cuando tienen una experiencia
completa, la experiencia los enriquece y los cambia maravillosamente; nunca son los que solían ser. Lo que
solían ser nunca será recuperado. ¿Por qué? Porque en una sola vida tuvieron un ataque al corazón, se
ahogaron, se electrocutaron, tomaron una dosis fatal de algo, se salieron de su cuerpo y llegaron tan lejos
como a la gran revisión en la luz. Algunos de ellos pasaron por toda la revisión de la luz y llegaron a ver el yo
desde todas las perspectivas. Fueron el yo desde todas las perspectivas; excepto ese aspecto llamado Dios,
ese gran ser que derramaba amor profundo e incondicional. Todos dicen que estuvieron conectados a este ser,
y sin embargo, este era Dios. Ellos no estaban tan avanzados como para saber que el gran ser radiante eran
ellos siendo Dios. No sabían eso pero sospecharon una interconexión con todo. Y llegaron a ver con quién se
casaron, y sus hijos, y sus problemas, y sus cuestiones de exito y fracaso, sus prejuicios, sus motivos
ulteriores.
Quiero decir, ¿qué tan noble es el motivo ulterior de alguien que quiere matar? La gente que se quita la vida
lo hace para vengarse de otra gente. Esa es la manera de desquitarse con alguien —lo es— y hacer que se
arrepienta. ¿Cuál es la mayor odisea que le podéis hacer pasar a alguien? Esa es la mayor odisea. Ahora, eso
es una exageración, pero un ataque al corazón es el fracaso de vivir; es el fracaso de la expresión; es
mantener intactas cosas que deberían soltarse. Es, a su manera, un suicidio.
Bueno, ellos llegan ahí y, de repente, ven todas esas cosas, y ven el impacto que han creado en la vida de
otras personas. No te duermas; esta puede ser tu próxima experiencia. Ellos ven eso, y de repente tienen una
gran comprensión de la importancia de la vida. En otras palabras, ellos despiertan en la revisión de la luz. Se
despiertan en la revisión de la luz. Por eso pueden regresar. Por eso regresan y resucitan ese cuerpo muerto
que yace en la mesa; esa máquina que pone en marcha el corazón otra vez o esos químicos que le meten al
cuerpo para generar actividad en las ondas cerebrales. Regresan a ese cuerpo. Qué liberación. Y cuando
regresan y despiertan, no son la misma persona que hace sólo unos momentos vivía en ese mismo cuerpo.
Son diferentes, profundamente diferentes. Sus visiones de la vida están tan drásticamente alteradas que le
hacen a uno sospechar que ésta no puede ser la misma persona. ¿Por qué te estoy diciendo esto? Porque
todo lo que ellos llegan a experimentar, a ti te toca experimentarlo hoy y esta noche en el mismo manifiesto.
Debes saber que este día es inevitable. Debes saberlo, porque lo es.
Entonces, ¿por qué es tan importante? Porque quizás ya ha sucedido. Quizás esta es la oportunidad de ver
en una revisión lo que te ha atormentado insistentemente toda tu vida. Quizás es el día que despiertas y te das
cuenta del valor de lo que obtienes del otro lado de este día. ¿Cuál es la diferencia? Quizás ya estás muerto.
«¿No te parece que mejor espero y me preocupo por eso cuando muera?» Quizás ya lo estás, y la broma se
ha vuelto en tu contra, porque deberías vivir cada día conscientemente y no posponerlo. Cada día debería de
ser conciencia primaria, no conciencia secundaria o de cuerpo-mente; primaria, porque eso es lo que dispara el
espíritu de la secundaria todos los días. Bueno, ¿por qué piensas, entonces, que esto es algo que puede
esperar y que puedes tratar irresponsablernente? ¿Cómo sabes lo hermosa que está a punto de ser tu vida?
¿Como sabes? ¿Qué es lo que acabas de decir para que sea recordado? Vas a estar diciéndolo esta noche.
Vas a estar hablándote a ti mismo esta noche. Vas a estar hablándote a ti mismo esta noche, y será recordado
y será reproducido otra vez. ¿Y qué vas a querer oír?
¿Qué es lo que va a marcar la diferencia? Cuando estés haciendo una revisión en la luz, vas a decirle a tu
cuerpo —vas a decirle a tu vida—: «Mira, soy tu memoria. Yo existía con anticipación al ahora. Déjame decirte
lo que quiero. He estado muerto. He estado sin inspiración. He vivido como un ser humano luchando por el
éxtasis de un semblante espiritual. Lo he deseado, pero aún no lo he hecho; aún. Recuérdame, te estoy
diciendo esto. ¿Qué quiero? Quiero que este día en mi vida sea recordado como el día que me desmoroné y
renací a un cambio, un cambio fundamental y arraigado en mí. Yo quiero que recuerdes eso, porque ya se trate
de hoy o del día siguiente, este día ya ha sucedido y seguramente llegará».
¿Qué quieres decir? «Espera, tienes tiempo. Tú, quiero que resucites mi cuerpo. Quiero que regreses, pero
quiero que regreses con este conocimiento. No quiero nacer otra vez en otro cuerpo. Me toca decir mi parte.
Escúchame. Quiero otra oportunidad, pero no quiero olvidar. Quiero saber y recordar. Por lo tanto, regresa al
cuerpo y revívelo, y ponme allí conscientemente alterado y cambiado. ¿Qué quiero que se altere? No quiero
ser un ser humano limitado otra vez. No quiero que el valor de mí mismo se base en mi cuerpo. Quiero que el
valor de mí mismo se base en la conciencia de lo que florece dentro de mí. No quiero participar en esos juegos
nunca más. Quiero la realidad del manifiesto del gran arcano. Quiero ser un maestro del fuego viviente.
Regresa a ese cuerpo y despierta.»
Nadie te dijo que dijeras eso. Yo te estoy diciendo que lo digas porque tú ya estás muerto. Te estoy diciendo
que debemos ser inmortales en una encarnación. No necesitamos encarnar. Sólo necesitamos despertar
ahora.
Entonces tú dices: «¿Cuál es el problema? No estoy entendiendo esto ahora». ¿Sabes cuál es el problema?
Es que no te has dado cuenta de lo que te ha detenido, en dónde está coagulado tu poder. Está coagulado en
tus motivos ulteriores. Ahí es donde está tu verdadera pasión. Pasión es poder. Y si estás tratando de empezar
64
algo nuevo y no está alineado con tu motivo ulterior, no vas a tener la pasión de convertirlo en fruto. Ésta tiene
que ser tu pasión. Y si tú eres tan pasional con el día de hoy como lo eres con tu motivo ulterior, vivirás
conscientemente para siempre; siempre. Vivirás para siempre.
Cómo sé eso? Bueno, porque yo soy eso; porque esta conciencia primaria y esta entidad aquí (conciencia
secundaria) deben estar de acuerdo. El acuerdo es el Espíritu Santo y el poder del Espíritu Santo. Estos dos es
lo que tú eres. Ellos vivirán de cualquier modo. Pero ¿qué pasa con ellos? ¿Por qué necesitamos esto? Porque
no hemos terminado con este nivel de exploración. Y la verdad es que no podemos ser ésta (conciencia
primaria) plena y ricamente hasta que lo hayamos sido en ésta (conciencia secundaria), hasta que una refleje a
la otra. Cuando lo hagas, solamente tendrás ésta (conciencia primaria).
Ahora, ¿quién te va a decir —te reto a que me contestes— que no te des prisa en cumplir ese mandato?
¿Quién va a frenarte? ¿Dios y sus ángeles? Tú eres Dios y sus ángeles. ¿Quién te va a frenar? La única
persona que te va a frenar eres tú. ¿Sabes por qué te vas a frenar? Porque no crees en eso; tú sólo crees en
esto (el cuerpo físico). Ese es el porqué; ése es.
Pero yo te digo: vas a tomar nota del mensaje, porque este día se va a repetir de nuevo, y alguien tiene que
recordarte qué es lo que dices en medio de una revisión de la luz. ¿Qué dices tú? ¿Cuándo te despiertas en el
sueño? ¿Y cuándo controlas el sueño? Qué va a pasar cuando te digas a ti mismo —te das la vuelta en la
revisión de la luz y te estás mirando y estás diciendo—: «Sé que me estás mirando ahora. Sé que me estás
observando. Tú, que seguiste adelante, te estoy dando un mensaje ahora porque vas a verme otra vez. Yo soy
tú. Yo soy como me veo en el cuerpo. Tú me estás viendo fuera de ese cuerpo. Si estoy enterrado, también lo
está la sabiduría que has aprendido. No vas a obtener un niño genético que esté abierto por completo.
Recuérdame. Vuelve tras de mí, y trae este conocimiento contigo: que yo he resucitado a la vida, que te ordeno
que hoy me resucites». ¿Qué crees que va a pasar? Conciencia y energía crean la naturaleza de la realidad.
¿Qué es la iniciación? ¿Qué es la resurrección? ¿Qué es la muerte resucitada y el renacimiento? ¿Para qué
sirve esa iniciación? Es para prepararte sobre cómo debes actuar. ¿Qué es El Libro Egipcio de los Muertos? El
libro egipcio de los muertos sirve para enseñar al soberano qué hacer en el momento que esté fuera de su
cuerpo: que decir, adonde ir, a quién decirle, a quién ver, qué hacer. Están encantados con él. ¿Por qué los
sacerdotes están diciendo plegarias veinticuatro horas al día, recitando esos versos, recitándolos una y otra
vez? Porque ese sacerdote está en la revisión de la luz de ese soberano. Ese sacerdote está rezando por ese
soberano, y ese soberano, en la revisión de la luz, está escuchando al sacerdote desde el otro lado.
¿Entiendes? ¿Por qué es necesario rezar por las almas de los que partieron? Bueno, no reces a menos que
tengas algo que decirles.
¿Pero qué pasa si tal mandato recayera en las manos de un hábil arbitrador, Aleph, que tiene una mano en
el cielo y un pie en la tierra? Es el arbitrador supremo, que puede alcanzar el cielo y alcanzar la tierra. Eso es
un maestro. ¿Qué pasa entonces si un maestro arbitrador sabe exactamente dónde alcanzarte y encontrarte
del otro lado y lo que te quiere decir? Entonces, los cánticos van a ser oídos, y ellos cantan una y otra y otra
vez, viajando a través de Nut11 hasta llegar al final, hasta el momento de pesar el corazón, de pesar el alma en
la balanza. Una y otra y otra vez el peso ha de corresponder a una pluma. ¿Y cuánto va a ver ese soberano
que no va a pesar como una pluma? Bastante. ¿Qué es lo que va a seguir viendo, sin embargo, cuando vea la
balanza? Una pluma. ¿Cómo va a ser sopesado? Contra una pluma. ¿Quién lo está pesando? Él mismo.12
Figura 5: La diosa egipcia Nut
11La diosa egipcia Nut. Su apariencia es la de una mujer cuyo cuerpo se arquea sobre el cielo, luciendo un vestido decorado con
estrellas. Nut era la diosa del Cielo, cuyo cuerpo creaba una bóveda o un pabellón sobre la Tierra. Nut era la hermana y esposa de Geb, el
dios de la Tierra. Era también la madre de Isis, lris, Neftis y Seth. Los antiguos egipcios creían que al final del día, Nut se tragaba a Ra, el
Dios Sol, y lo daba a luz otra vez a la mañana siguiente. A la luz de las enseñanzas de Ramtha, la Diosa Nut representa el lugar de
intervalo donde el alma descansa y repasa su vida tras la muerte.
12Ver el Papiro de Ani, comúnmente conocido como El Libro Egipcio de los Muertos, donde el corazón del individuo se sopesa contra
una pluma en el juicio después de la muerte.
65
¿Le está llegando esto a alguno de vosotros? Todo esto está pasando al mismo tiempo, en el mismo
momento. Entonces, ¿quién va a recitar los cánticos por ti a la hora de tu muerte? ¿Quién los recitó? ¿Quién
es el arbitrador supremo en ese momento vulnerable? Tú lo eres. ¿Qué vas a decir? «Regresa aquí e
ilumínate. Por el amor de Dios, desentiérrame y sigamos adelante con esto.»
Y tú dices: «Yo no quiero ese cuerpo por más tiempo. Dolía demasiado. Estoy tan feliz de estar libre de esta
engorrosa prisión...» Y tú le vas a contestar: «Yo sé lo que estás pensando ahí arriba —tú te estás diciendo
esto a ti mismo en la luz—; yo sé lo que estás pensando, qué bien se siente no tenerme. Tú te sientes tan bien
porque ya no me tienes, porque ya no me duele la cabeza ni me duele la espalda, y no soy esto y no soy
aquello, y estoy gordo y me gusta comer. Y estás pensando que estás mucho mejor sin mí. Escúchame. Los
dos estaríamos mejor juntos si tú regresaras por mí y me hicieras como tú quieres. Hazme a la imagen de Dios.
Si lo haces, nunca tendrás que morir otra vez y nunca tendrás que reencarnar de nuevo». Date la vuelta y
explícale a tu compañero.
Un día —una espléndida mañana o una maravillosa tarde—, cuando tengas la oportunidad de sentarte en
una tertulia de maestros, te habrás ganado el derecho a estar allí porque habrás cambiado lo suficiente, en un
periodo de tiempo, para pensar literalmente como ellos piensan. Y la enseñanza de hoy es como ellos piensan.
PARA UN MAESTRO NO HAY NACIMIENTO NI MUERTE, SÓLO CREACIÓN
Verás, para un maestro no hay nacimiento ni muerte. Simplemente no los hay. Eso es una ilusión. No hay
nada sino la continuidad de su capacidad de soñar estados de realidad. Y para poder mantener un diálogo
significativo con un maestro, tendrías que mantenerlo en niveles de pensamiento como éste, porque ser
cualquier otra cosa, contraerse y bajar otra vez hasta el humano egoísta, no sería una conversación atractiva
para ellos. No les atraen las burbujas de jabón; no les atraen las "novelitas"; a ellos no les atrae la gente
voluble.
Pero entonces, ¿cómo sería esto posible? ¿Es eso posible? Por ejemplo, hoy, si esto es una revisión en la
luz, y estás en medio de ella y se te ha dado una poderosa orientación, y si esto tiene sentido para ti y si crees
que esto realmente podría suceder, te acabas de acreditar a ti mismo un salto cuántico en la evolución, porque
has establecido realmente lo que ya ha pasado y lo que pasará, y te has dado a ti mismo instrucciones e
indicaciones, exactamente lo que quieres. Esas son las cosas apropiadas que habría que ser capaz de hacer.
¿Cuánta gente va a la luz a cada momento y no saben esto? ¿Cuánta gente no podría ni comprender que
ya están muertos y que simplemente están haciendo un repaso de su vida? ¿Cuánta gente puede comprender
eso? ¿Lo sabéis? No muchos. No es una conversación que tengas en tu salón o en la carnicería. No es un
tema de conversación. Es una conversación extraña, ¿no es así? Y sin embargo, todo debería hacerse como si
estuviera hecho a la luz de toda la eternidad. Así que ahora no puedes probarme que no estás muerto —no
puedes—, porque entonces tendrías que probar la existencia de que estás vivo, ¿y cómo haces eso?
Entonces, ¿cómo vas a reunirte con las águilas? ¿Cómo vas a reunirte con los maestros? ¿Qué es lo que
va a producir esta realización? Esta es la parte que vamos a estudiar con profundidad mañana. Esta noche
haremos una introducción.
Recuerda que en tu curso de principiante —que es tan inmensamente importante para empezar en esta
escuela, porque sin este conocimiento estás perdido—, recuerda que comenzamos con este pequeño Punto
Cero, que era el hijo del Vacío, una inmensa nada materialmente y todas las cosas potencialmente. ¿Cuántos
de vosotros recordáis esa enseñanza?13 Exquisita, ¿no es así? Tú no sabes cuán exquisita hasta que
finalmente estás vivo otra vez. Y esta es la realidad primaria —te lo digo: no se puede poner ya más sencillo—,
aquí está. Y de la única manera que puede hacer algo es creando el escenario de algo. Y desde luego que no
va a tener esa interacción con el Vacío, pues el Vacío no tiene parámetros con los cuales establecer
fundamentalmente el escenario del tiempo. El tiempo es importante, porque es lo que le permite a la energía
llegar a ser una fuerza coagulada en una idea.
13Ver Guia del iniciado para crear la realidad, edición corregida y aumentada. (Editorial Sin Límites, 2002)
¿Y no es interesamte que para expandirte tengas que ir a contemplar hacia adentro? Esa es la ley más
grandiosa que ha puesto en movimiento toda la vida en todos los planos y en todos los espectros, en todos los
planetas, en todos los tiempos pasados y en todos los tiempos por venir. Fue este simple concepto. Ahora mira
eso. ¿Te acuerdas cuando te hacía mirar esto? Enseñame el tiempo; muéstramelo.14
14 Ver la figura 6.
Figura 6: Ilustración de la creación del tiempo usando las manos
66
Figura 7: El movimiento de Vaivén de la conciencia de reflejo
Ahora, ¿cuál fue la razón de que tengamos estos dos, de que entre ellos hubiera una atmósfera —una
atmósfera sutil— igual a la atmósfera de la Tierra? Hay una atmósfera entre la Tierra y el Sol que comparten
los dos. Bueno, hay una atmósfera entre (conciencia) primaria y secundaria que es exactamente como la
atmósfera que tenéis aquí.
Ahora, esto es algo muy importante que quiero que recordéis: ¿cómo sé que tú eres Dios y cómo sabes tú
eso por seguro? Porque vosotros os separasteis justo aquí (Fig. 6) y empezasteis a contribuir a la atmósfera de
la vida. Bueno, lo que estoy diciendo es que desde tu lado la conciencia primaria emana la energía hacia el
espejo brillante que tú también eres, y desde el lado hasta la mente este intercambio de energía se mueve en
todas direcciones. El intercambio de energía entre primaria y secundaria es, como también te expliqué
cuidadosamente, que en la onda de energía —y podemos determinar esta onda por el tiempo que tenemos—,
podemos definir qué frecuencia existe en qué nivel por la anatomía de la frecuencia misma, qué tan corta o qué
tan larga es. Entendemos muy bien de dónde viene esa energía.
Por ejemplo, los superquarks —taquiones transitorios que sólo aparecen por breves momentos en el tiempo,
que son tan breves que ni siquiera puedes registrarlos— deben venir de una atmósfera extraordinaria. ¿Y qué
es una atmósfera extraordinaria? Recuerda esto: atmósfera es aquello que existe entre dos puntos de
conciencia, y los únicos dos puntos de conciencia que existen son primaria y secundaria. Así que un taquión es
un estallido, un breve momento en el tiempo, pero viene de un tiempo diferente, una atmósfera diferente, y por
eso es evasivo aquí abajo. Es evasivo en esta atmósfera porque es un extraño; pertenece a otro lugar.
También os enseñé que, aunque esto es un dibujo lineal, es en realidad un envolverse y desenvolverse desde
el Vacío, desde la conciencia primaria a la secundaria. ¿Y qué pasa? Lleva en sí una intención, conciencia, una
idea —¿lo entendiste?—, para que cuando colapse tenga inteligencia para convertirse en algo. Ahora, ¡no te
duermas! «¿Convertirse en algo? Espera un minuto- Yo pensaba que esta energía estaba saliendo de mí.» Lo
está. «Yo Pensaba que rebotaba en la mente de Dios.» Lo hace, pero cuando Se conecta desde Dios hacia ti,
y los dos estáis de acuerdo, entonces le das vida a esa cosa. ¿Lo entiendes?
Así que en el principio, la atmósfera entre primaria y secundaria eran los hijos de primaria y secundaria, la
atmósfera. ¿Y de qué estaba hecha la atmósfera? Estaba hecha de energía y potenciales de partículas.
¿Quién pone la idea, la energía en movimiento? ¿Quién es responsable de darle a la energía la noción de
colapsarse y formularse en un concepto? ¿Quién hace eso? ¿Crees que eso simplemente sucede? ¿Crees
que en el cielo hay un recipiente inmenso del cual emanan estas cosas, y que tú no eres responsable de ello,
que alguien más es responsable? ¿Crees que es por culpa del sol que esto sucede? Eres tú. Siempre has sido
tú.
Entonces, ¿qué te estoy diciendo? ¿Quién creó esta Tierra? ¿Quién creó ese árbol y quién creó los
insectos, y quién creó los peces, y quién creó los gusanos; quién creó las bacterias? ¿Quién hizo todo eso?
¿De dónde vino esta abundancia de vida natural con una inteligencia? Por Dios, ihasta las rocas tienen
inteligencia! ¿De dónde vino esta inteligencia? Sólo hay dos lugares de los cuales haya podido venir: justo
aquí, entre estos dos, conciencia primaria y secundaria. «¿Quieres decir que una roca tiene inteligencia?» Sí.
«Entonces, ¿de dónde sacó la inteligencia?» Consiguió su inteligencia mediante una forma primitiva de
polarización. «Bueno, ¿de dónde vino la polarización?» De dos puntos de conciencia. «Bueno, ¿cuáles eran los
dos puntos de conciencia?» Primaria y secundaria. «Bien, ¿qué diablos estaban haciendo?» Estaban creando.
«¿Y qué es lo que crearon?» Pensamientos. «Muy bien, ¿dónde están los pensamientos?» Están en la roca.
67
"Nosotros somos y hemos sido la totalidad de la vida.
Yo solía contar esta maravillosa historia en los días de los Diálogos —suena como algo muy antiguo,
¿verdad?—, una maravillosa historia sobre lo que fue y cómo creamos las flores, cómo creamos los animales,
los insectos, y cómo la relación simbiótica era sólo un reflejo de la relación simbiótica que nosotros, como
poderosos creadores divinos, compartíamos, y que esa vida simplemente brotaba de nosotros, porque cada
vez que teníamos un pensamiento, ese pensamiento era automático. No teníamos que pensar en hacer una
roca, Ia roca simplemente salía de nuestra cabeza. Venía de este lado; era un resultado de nuestro
movimiento, era un resultado de esto.15 Cuando nos separamos, habíamos comenzado a coagular cosas.
Bueno, ¿qué son estas pequeñas cosas? ¿Qué son estas pequeñas criaturas? Pues son precisamente esos
pensamientos inteligentes que nacieron de un modo divino cuando nos volvimos analógicos.
15Ver la figura 7
¿Adónde crees que van los pensamientos analógicos? ¿Crees que simplemente se trata de la cópula de
primaria y secundaria y que eso es todo? ¿Y que todos nos sentimos estupendamente, y nos separamos y
somos amigos para siempre? Bueno, esa unión analógica, ¿qué pasa con ella? ¿Cuál es la reacción de la
unión analógica? Una atmósfera. Pues bien, la atmósfera es la coagulación de la unión analógica.
Cuando nosotros estábamos aquí, creamos un plano de existencia. ¿Quién lo creó? Nosotros lo hicimos.
¿Cómo lo hicimos? Haciendo esto.16 Y cada vez que lo hacíamos, algo pasaba: la atmósfera se volvía más
densa; las cosas empezaban a coagularse; los pensamientos y las ideas empezaban a tomar forma. ¿Qué era
una forma? Nunca habíamos visto una forma anteriormente. No sabíamos lo que era una forma. Esto era una
reacción que venía de una intención que era natural para nosotros. El fenómeno que ocurrió se convirtió en
realidad. No sabíamos eso; nadie nos lo dijo. Era el modo en que el tiempo afectaba a la energía, y es
exactamente a donde, con el tiempo, llegaron los pensamientos y las ideas. Y ellos sólo emanaron de una
fuente analógica, y nosotros fuimos eso.
Entonces, esto es lo que estoy tratando de decirte: estoy intentando decirte que mientras descendíamos por
esta escalera, dejamos esos vastos continentes de paisajes prístinos y hermosos. Y piensa nada más en lo
prístinos que deben ser, pues esa fue la era de la inocencia—esas fueron las eras de la inocencia—, divinidad
verdadera y pura. Esos planos deben ser indescriptibles; lo son. ¿Y de dónde vino este lugar? De lo
indescriptible. Cada vez que afectamos a energía, cada vez que nos separamos en el ciclo primario de la
involución, comenzamos a afectar todos los planos con nuestras ideas. Se impregnaron.
Entonces, ¿de dónde surgió la Tierra? ¿De dónde surgió cualquiera de los planetas? ¿Y de dónde surgieron
los agujeros negros y agujeros blancos, esos túneles cuánticos de gas y masa potenciales que están
envolviéndose y desenvolviéndose? Surgieron de la mente analógica y la inteligencia de todos vosotros que
estáis en esta habitación, y de todos aquellos que no están en esta habitación, y de todos aquellos que son
visibles e invisibles, todos aquellos que viven en otras dimensiones, en otros planetas, en otras galaxias, en
otras formas y en otros estratos. Surgió de todos nosotros.
15Ver la figura 7.
¿Deberíamos considerar, entonces, que estamos en este descenso, en una caída? Como hay una
multiplicidad de nosotros, ¿deberíamos considerarnos una chispa o un fuego incontenible? Somos un fuego
incontenible. "Nunca te consideres una chispa; eso simplemente no basta. Yo nunca me consideraría una
chispa; yo soy un fuego incontenible. Y eso es lo que tú eres. ¿Cómo sé eso? Porque sólo puedes habitar el
medio ambiente al que le diste inteligencia analógica. No puedes habitar un medio ambiente al que no has
contribuido. ¿Qué es lo que acabo de decir? Estás siempre donde estás y donde deberías estar.
Aún no se te ha ocurrido —y estoy muy deseoso de que sigas bien abierto aquí arriba, porque esto también
debería ser impactante— que la única razón por la que estás en esta encarnación terrícola es porque es el
único lugar al que has contribuido. ¿Lo entiendes? Entonces, ¿a qué otro lugar vas a ir después del Plano
Sublime? ¿Crees que vas a ir a Venus? ¿Crees que vas a ir al vigésimo tercer universo? Bueno, mi gran
escuela de allí está produciendo seres extraordinarios, y ellos estaban contigo en la gran marcha hace mucho
tiempo. ¿Cómo es que han llegado allí y no están aquí? Porque creyeron la historia que les dejé. Creyeron la
historia de los ciento veinte días de comunión. ¿Cuál fue la historia? Yo os dije a dónde fui: un lugar insondable
y de belleza irresistible. Y aquellos que pudieron entender, entendieron. Y contribuyeron a ese lugar, porque allí
es donde estaba su añoranza, su verdadera pasión. ¿Sabes dónde está tu pasión? ¿Sabes por qué estás
aquí? Porque es el único lugar al que has contribuido.
Y esas personas fueron porque soñaron un sueño pasional de seguirme, y llegaron allí. Y sin embargo,
antes eran criaturas de este mundo y ahora están en otro lugar. Y también han tenido revisiones. Ellos ya
saben lo que acabo de enseñarte, y no fue mucho tiemp después cuando surgieron verdaderos maestros, y
había mujeres entre ellos. Ellos lo entendieron; lo comprendieron; lo captaron. Estaba allí para que ellos lo
tomaran; y nunca lo dejaron ir. Forcejearon con Dios hasta que lo hicieron bajar. ¿Entiendes? Ahora son
68
guerreros, y está bien que hagan eso. Eran un ejército en marcha; entendieron el asedio y no se dieron por
vencidos, así que sujetaron con firmeza el concepto y lo conquistaron.
Entonces, si sólo llegas a donde perteneces, échale ahora un vistazo a tu vida. Tómate un momento y
mírala. No puedes seguir siendo la víctima de nada ni de nadie en tu medio ambiente; te mereces exactamente
lo que tienes; te los mereces. Te mereces exactamente lo que tienes en tu vida; no mereces ni más ni menos.
Tienes exactamente lo que eres digno de tener; a eso has contribuido. Las oportunidades de tu vida; sólo vas a
tener esas oportunidades, porque ellas son lo único a lo que has contribuido. Y puede que ni siquiera las
consigas, porque en algún punto no las creíste hasta hacerlas realidad, pues has estado muy ocupado tratando
los asuntos de lo físico aquí. ¿Entiendes? Nunca puedes ir a donde no perteneces. Nunca pasará. Va contra la
ley de conciencia primaria y secundaria creando la naturaleza de la realidad. Tú has creado todo el medio
ambiente en el que estás. ¿Y qué hay del humilde gusano? Bueno, ¿cómo crees que el gusano consiguió la
inteligencia? Y la inteligencia, entonces, habla de un alma. ¿Tiene alma un gusano? Sí. ¿Cómo consiguió el
alma? Cuando tú te convertiste en él. Cuando te convertiste en el gusano. ¿De dónde viene la inteligencia del
gusano? Sí, es una criatura extraordinaria, que funciona por medio de su instinto -¿y qué estamos aprendiendo
acerca del instinto?-, y ese instinto fue una sensibilidad, una sensibilidad que creció hasta ser una memoria
genética e instintiva que entonces crea un ser sensitivo. El ser sensitivo tiene entonces inteligencia y donde hay
una señal de inteligencia, hay un alma extraordinaria atrapada en esa inteligencia. Pequeña, insignificante, sí,
pero no obstante inteligencia. ¿De dónde la sacó si sólo existía esto y eso (conciencia primaria y secundaria)?
¿De dónde vino? De ti. ¿Cómo se les dio vida? por medio de ideas creativas incidentales. ¡Ideas, señores! Lo
único que tuvisteis que hacer fue tener la idea. ¿Tuvisteis que encender los motores de la evolución genética?
No, lo único que tuvisteis que hacer fue tener la idea. Así es como funciona también en el Plano Sublime ese
lugar extraordinario que está desapegado de lo físico. Todas las cosas aparecen inmediatamente tal como tú
deseas que sean.
¿Y puedes decir que es real? Bueno, ¿a qué llamas real? ¿Cuál es el factor determinante de la realidad?
¿Lo puedo tocar, oler, sentir? Por supuesto. Tú quieres que sea real, ¿no es verdad? Bueno, ve y tírate al lago,
al lago de la tranquilidad, y ve si hay peces ahí; los habrá. Y ve si te estás mojando; te mojarás. Ve si puedes
beber el agua; serás capaz de beberla. Ve si puedes salir del agua y calentarte en la hierba con el sol radiante.
¿Sentirás el calor? Sí, sentirás el calor. Entonces, ¿eso es real? ¿Esto es real? ¿Dónde estás tú? ¿Te estás
empezando a preguntar eso ahora? «¿Dónde diablos estoy? ¿Qué estoy haciendo aquí? ¿Quién soy yo? Ya ni
siquiera lo sé.» Pero es así como debes de pensar. Es así como se forma un gran iniciado. «Ya no sé dónde
estoy. No sé lo que es real, así que voy a actuar como si ahora todo fuera un asunto serio.»
Entonces, esta es la verdad. La verdad es que el medio ambiente en el que existes es aquel al que has
contribuido. Así que toda la naturaleza que te rodea es un reflejo tuyo, porque en algún momento le hiciste una
visita. ¿Entiendes esto? Por supuesto.
Ahora, ¿no es esto hermoso? Es como si la vida saliera a chorros por nuestros costados. De nuestra mente
emanan ideas con las que ni siquiera tenemos que hacer nada; son las que dictan las leyes al mundo atómico.
Y entonces, ¿de dónde saca su inteligencia el mundo atómico? De nosotros, que lo hemos creado como
atmósfera. Yo te digo —te estoy diciendo— que es así, y es constante en todo el camino de regreso hacia
Punto Cero.
Ahora, esto es en lo que quiero que pienses. Si tú tienes lo que te mereces a causa de lo que piensas,
entonces cuando te hables a ti mismo en el recuerdo en esta revisión de la luz, hay algo que vas a tener que
acordarte de decir, y eso es: «Mi pasión... Vas a hacer que mi pasión sea la pasión por lo desconocido. Quiero
pertenecer al abismo. Quiero ser parte de los potenciales. Quiero existir en un medio ambiente donde las ideas
se empiecen a manifestar como gotas de lluvia a mi alrededor. Quiero eso porque el medio ambiente de donde
vengo ya está fijo y coagulado, quiero un medio ambiente nuevo».
La manera de llegar a compartir una cena con maestros, es que tienes que pensar como ellos. Bueno,
cuando empezamos a hablar sobre tan elevado concepto y reflexionamos si lo es o no lo es, ¿cómo vas a
convencerte a ti mismo? Nunca lo harás. Pero este día se verá de nuevo, de eso estamos seguros. Lo que
quiero dejarte grabado quizás, es que entonces, cuando empiezas a reflexionar estas cosas con
contemplación, algo maravilloso empieza a suceder. Escuchadme mi querida gente.
Volvamos al curso de principiantes de estos dos (conciencia primaria y secundaria). En nuestra
contemplación hacemos así (Fig. 6). Ahora, veamos esto con los ojos de un principiante. Tú estás aquí en el
primer plano, ¿no es verdad? ¿No estás viviendo en el cuerpo hertziano y carnal aquí abajo? Justo aquí
(primer plano). Los pensamientos que estamos teniendo hoy están reservados para las grandes mentes que
normalmente existen por aquí (quinto plano) y por aquí (sexto plano). ¿Y qué dice eso, entonces? Eso quiere
decir que sin duda alguna no estarías teniendo esta conversación basándote en estos sellos (tres primeros
sellos), y que puede que la estés teniendo en el cuarto sello. Pero lo más normal es que este tipo de
conversación esté sucediendo en este sello de aquí (quinto sello) y este otro de aquí (sexto sello). Y si tú
contemplas por qué son éste y éste, se convertirá en algo evidente para ti.
Entonces, esto es lo que quiero que entiendas. Y si lo haces, aquí mismo, realmente ya estamos
69
empezando a pensar en el quinto plano, ¿no es cierto? Cuando pensamos como estamos pensando hoy, eso
es lo que tarda uno en volverse analógico —¿entiendes eso?—, en contraste con intentar conseguir que el
péndulo se pare justo aquí (el Ahora). Me refiero a que eso es un lío. Tú estás aquí arriba (sexto plano); estás
aquí (quinto plano), así de cerca. Ahora, ¿qué te aporta eso? Eso te trae directamente a una atmósfera sublime
otra vez. En la conciencia primaria-secundaria, no nos importa el cuerpo, porque esto no es una conversación
corporal; es una conversación del alma-espíritu-Dios, y nosotros estamos aquí (quinto plano). Cuando estamos,
somos llevados a una atmósfera sublime. ¿Cuántos de vosotros sentisteis esa atmósfera en esta habitación?
¿No empezasteis a saber algo? ¿Cuántos de vosotros estuvisteis de repente a punto de comprender lo que yo
estaba diciendo? Bueno, esa es la atmósfera, y nosotros estamos llegando a ella justo aquí (quinto sello). Se
sobrecarga.
Si aprendes a permanecer en esa atmósfera durante un tiempo, vas a hacer esto inevitablemente: la
alineación con Punto Cero. Y si lo haces, entonces vas a estar moviéndote hacia una realidad muy cambiada.
No va a ser extraño que en un momento en el que estés hablando, de repente entres en un túnel. Lo verás,
mirarás a tu alrededor y no serás capaz de ver con tu visión periférica; se nublará. Y mirarás directamente a la
niebla y dirás: «Algo raro le está pasando a mis ojos». No; te estás yendo. Te estás trasladando a una realidad
sublime.
Puedes regresar a ésta frotándote los ojos e insistiendo en estar de vuelta aquí (primer plano), y se aclarará.
«Puf, estoy contento de que haya pasado. Por un momento pensé que me estaba pasando algo raro.» Es
mejor que te quedes ahí, porque entonces vas a empezar a ver destellos azules y luces doradas muy brillantes
que resplandecen. Cuando las ves, estás en una atmósfera sublime. Estás en el quinto nivel. Estás en un lugar
donde la atmósfera que sale de tu mente va a empezar a manifestarse. Lo anormal empezará a suceder como
normal. Y es entonces cuando el maestro sale caminando de la niebla, pues ellos ya están ahí. ¿Cuántos de
vosotros lo entendéis?
En este lugar de conciencia es donde también realizamos la Gran Obra —realizamos la verdadera Gran
Obra—, impregnamos la vida con la atmósfera. Tenemos que vivir en la atmósfera, esta energía, con ideas que
nos rodean por todos lados simplemente brotando de nosotros. Lo único que tenemos que hacer es estar en
ella, permanecer; las manifestaciones saldrán de nosotros como sudor. Y sin embargo, en cada gota de sudor,
hay un entendimiento; está la preciosa sustancia acuosa que es pensamiento coagulado, eso es una aventura,
algo fantástico y maravilloso. Así es como llegamos a un nuevo estrato. La gente dice: «Bueno, ¿cómo haces
esto? ¿Cómo aplicas eso?» Simplemente regresa al principio: conciencia y energía crean la realidad. Si
puedes hacer la pregunta, si puedes pedir un conocimiento mayor, te mereces vivir en ese conocimiento.
En la luz, si puedes pedir el diferenciarte del statu quo de la existencia mundana, y ponerle un alto a todo el
show y pedir una reorganización e insistir en esa reorganización, en medio de todo eso, entonces, la luz y todo
lo demás desaparecerán, y la nueva vida aparecerá como un sueño, y tú serás transformado, pero recordarás
el sueño.Y te preguntarás: «¿Estaba soñando o esto es el sueño? ¿Dónde estoy? ¿Quién soy? ¿Qué papel
estoy representado aquí? ¿Cómo he producido esto?» Y con ese tipo de mente, comenzamos entonces la
verdadera evolución.
Eso también dice que entonces todo —las cosas— tienen un linaje que se remonta a la conciencia primaria.
Todo tiene una historia que va de regreso a ese momento trascendental, ¿no es cierto? En otras palabras —
escúchame—, quizás el alquimista sabe más de lo que se percibe en un primer momento. Quizás el alquimista
se está esforzando en ir hacia atrás muy lejos, hasta este punto de aquí (séptimo plano) para capturar la
atmósfera. Y quizás la piedra filosofal es la atmósfera capturada del séptimo plano. Y si lo es, y si se induce en
el cuerpo electromagnético, elevará ese cuerpo vertiginosamente hasta convertirlo en un ser del séptimo nivel,
y lo conservará para siempre. Después de todo, ¿no deberías ser tú la «prima materia»?
Quiero que hagas la Lista17 —pero la lista que hagas es lo que le escribiste hoy a tu Dios— una y otra y otra
vez. Y debes acostarte de nuevo diciendo esa lista. ¿Lo entiendes? En otras palabras, vamos a empezar a
distorsionar la realidad aquí (primer plano). En algún momento, cuando estés acostado, vas a tener que
rendirte y simplemente decir: «Quizás estoy muerto. Quizás lo esté realmente. Entonces, ¿qué necesito hacer?
¿Qué necesito hacer aquí para remediar la situación?» Y cuando realmente lo crees y comienzas a decir esto,
hablándote directamente a ti mismo —porque de una manera u otra, el discurso de esta noche bajo la cubierta
de tu capa18 va a visitarse de nuevo en la luz; ya lo ha sido y aún está por suceder—, bueno, ¿qué quieres
decir? Y si te entregas totalmente a que quizás ya ha sucedido, quizás, con tal fortaleza e intención y voluntad
y fuerza, puede que mañana por la mañana te levantes y nazcas de nuevo. Que así sea.
17Véase Lista en el Glosario.
18Se refiere a la disciplina de Twilight*. Ver Glosario Proceso de visualización.
NUESTRO CORAZÓN SOPESADO CONTRA UNA PLUMA
Saludos, mis hermosos maestros. Yo os saludo desde el Señor Dios de mi ser al Señor Dios de vuestro ser.
Bebamos.
70
Oh, mi amado Dios,
bendíceme en este hermoso día.
Despierta mi alma
y mi conciencia para escuchar.
Que Dios bendiga mi vida
y todos los cambios
que se han declarado
en ella
¡Que así sea!
Ahora, ¿cuántos de vosotros tuvisteis ayer en la tarde un diálogo muy significativo con aquello que ya ha
sido y que volverá de nuevo? ¿Cuántos de vosotros sentisteis la pasión? Que así sea. ¿Cuántos de vosotros
veis el lado bueno? Que así sea.
Cada cosa que haces —cada pensamiento que tienes— debería ser sopesado a la luz de toda la eternidad.
Cada pensamiento, cada sentimiento, debería ser sopesado contra una pluma. ¿Por qué? Porque el alma se
sitúa justo aquí, en el pecho. ¿Por qué crees que el corazón está situado a la izquierda de la caja pectoral? Hay
una cavidad ahí, y una glándula muy poderosa. ¿Cuántos de vosotros sabéis el nombre de esa glándula? Ese
es el asiento del alma. ¿Y cuántas veces has pensado en algo y has tenido una reacción aquí?
Es interesante intentar explicar esa reacción, porque si alguna vez has analizado la reacción, cuando
sientes ese sentimiento aquí, es el mismo sentimiento ya sea culpa, sea vergüenza o sea miedo; es el mismo
sentimiento ya sea incertidumbre o sea indecisión. Piensa en eso. Acuérdate de este sentimiento que has
tenido aquí (en el pecho), se sintió del mismo modo cuando tuviste miedo; se sintió del mismo modo cuando
sentiste culpa; se sintió del mismo modo cuando estabas avergonzado, se sintió mal. Es el mismo sentimiento.
Entonces, ¿quién determina el estado emocional de este sentimiento de aquí? Tú lo haces.
Ahora, cuando vas en contra de esto (el alma) al pensar en algo, cuando vas en contra de esto, lo que
realmente estás sintiendo en tu pecho es lo que construíste en el Plano Sublime. En el Plano Sublime —igual
que hiciste anoche y estudiamos ayer— estamos examinando una vida desde el gran Yo, desde el punto de
vista de la personalidad del alma, el Espíritu Santo y el Dios. La estamos examinando desde todas las
perspectivas diferentes. Y en la visión total nos convertimos en las heridas que ocasionamos a otro, porque de
repente, sentimos la injusticia que le hemos hecho a otra persona. Lo sentimos. Sentimos el dolor que
infligimos a otros. Lo sentimos primero como el yo, que se siente totalmente justificado en lo que está haciendo,
pero también percibimos el sentimiento del alma en el momento de hacerlo. Nuestro cerebro está luchando con
nuestra alma —o corazón, como se le solía llamar—, y entonces infligimos el castigo. Cuando lo hacemos,
entonces nos sentimos justificados. De modo que el yo está viendo eso en la revisión de la luz. Entonces el
Dios siente la reacción de esto, porque nosotros creamos la realidad. Nuestro trabajo es crear la realidad.
¿Cuál es la intención, entonces, y qué entregó y añadió la intención al regalo de la experiencia? Nosotros
llegamos a sentir eso, así que de repente sentimos lo que le sucedió a la otra persona. Sentimos lo que hemos
hecho.
En esa revisión, el alma ha grabado eso, así que de toda la revisión en la luz tomamos una colección de
sentimientos, ideas de energía sutil, e intenciones, y nosotros tenemos que agarrar esa maleta y echarle un
vistazo. Lo que hagas a otros, te lo haces a ti mismo. Y le echamos un vistazo, y todo eso queda grabado. Y
nos vamos de esa experiencia con una bolsa de dulces de lo más variada, porque también vemos lo que les
hacemos a los demás.
Vemos nuestros pensamientos. Cuando elegimos bondad, compasión y comprensión en vez de la
naturaleza rebelde del ser humano y la lucha por la supervivencia—tú sabes, cuando elegimos ser todas las
partes, e invocamos la bondad, e invocamos la comprensión hasta la capacidad de la comprensión misma—,
podemos decir a otro individuo: «Yo no entiendo tu experiencia completamente, pero comprendo parte de ella y
entiendo mi parte en ella. Entiendo lo que he dado aquí. Ahora, en la claridad de mi ser podría haberlo hecho
mejor; elegí no hacerlo. Pero no entiendo el impacto total de lo que te está pasando, porque eso es íntimo y
personal, y ese es tu camino, y tú lo estableciste en el Plano Sublime. Déjame corregir mi parte en ello; no por
ti, sino por mí».
Entonces, cuando damos comprensión, podemos ser sinceros y decir: «No puedo decir y admitir
completamente que sé lo que es estar en tus zapatos. Sí tengo la sabiduría de algunas cosas que he
observado en ti y de las que me he adueñado, pero te tienes que adueñar de ellas para ver los colores que yo
veo; de otro modo, no tendría sentido para ti». Y esas son oportunidades. Cuando hacemos eso en la vida,
cuando invocamos esos actos de bondad desinteresados, ya que podemos hacer cosas que en la superficie
parecen ser desinteresadas, siempre tenemos que revisar el motivo ulterior, pues eso es contra lo que vamos a
ser sopesados. Eso es lo que veremos al final, y ese es el lugar donde queremos ser más claros. Entonces,
cada vez que hicimos todo lo posible y hemos ayudado, y que hemos sido bondadosos sin ningún pensamiento
de recompensa—nada, eso es su propia recompensa—, cada vez que somos pacientes, cada vez que somos
fuertes en los momentos de debilidad, todos ellos también son vistos y son sopesados. Y entonces salimos de
71
la experiencia un poco magullados, pero por otra parte sintiéndonos bien, ya que, en alguna medida, nuestra
vida resultó satisfecha por el hecho de haber mejorado la vida de otra gente, porque mejoramos nuestra propia
vida.
Lo que tienes que llegar a entender es que todo regresa al creador supremo, y el creador supremo de cada
vida individual eres tú. ¿Por qué? Porque vosotros sois a quienes se les da la autoridad del libre albedrío e
intención, y tú tienes el derecho de usar eso de cualquier modo que consideres apropiado, sin bien ni mal.
Entonces, ¿cuál es el dolor que sufrimos? Es el dolor que causamos a otro lo que nos daña. Nuestro
sufrimiento no tiene que ver con ninguna otra persona; se trata de nuestro sufrimiento. Y desde esa
perspectiva, todo se sopesa. Y en tantas vidas, esa bondad desinteresada nunca supera en la balanza a la
intención interesada de destruir, de difamar o dañar por el bien de sobrevivir. Tantas vidas se viven
injustamente, ya que se viven por la supervivencia en vez de por el Dios-fuente en sí mismo. Y así, en aquello
que hacemos en cada vida, pesan más las faltas que la perfección, por eso sigues regresando cada vida.
Sigues yendo allí, revisando, regresando, y ernpiezas a acumular, hasta que un día inclinas la balanza, hasta
que el bien extraordinario en ti pesa más que esas faltas. Para eso estamos trabajando: refinar. ¿Por qué?
Podríamos ir a cualquier lugar, ¿correcto? En todo el Vacío y, de hecho, en la totalidad del reino de los cielos,
tú puedes ir a cualquier otro lugar.
Pero este es el detalle que debes entender: sólo puedes hacer lo que sabes. Solamente puedes ir al lugar
que conoces y a lo que estás apegado. Y todo el mundo está apegado a la imperfección, al querer
perfeccionarla. ¿Y por qué razón? ¿Para ser libres? ¿Por qué queremos libertad? Porque queremos conquistar
este plano y las actitudes devoradoras que parecen acompañar a la cultura. Queremos conquistarlas hasta que
no quede ninguna en nuestro interior, porque tenemos una misión que realizar: hacer conocido lo desconocido.
En otras palabras, somos exploradores en el Vacío; somos viajeros hacia el Infinito Desconocido.
¿Sobre qué tipo de Dios te estaría enseñando yo, si el único fin que pudieras verle a esta vida fuera una
vida vivida como gente ordinaria en una especie de situación mundana que no ofreciera ningún reto, y que no
tuviera adversidad ni tuviera crecimiento, donde cada vecino está tratando de proteger lo suyo? ¿Qué clase de
Dios te daría esa clase de vida? Quiero decir, ¿es esa la cima más alta en la realización de una vida? No, y
todo el mundo ya ha vivido eso. La cima más alta es el afrontar la adversidad en la vida a la que somos
vulnerables y, en verdad, hacerlo sin demoras, porque no queremos estar apegados a ella. Si estamos
apegados a ella en cualquier tipo de prejuicio, vamos a estar atados a él en el momento de ser sopesados en la
luz. El regalo extraordinario —del que os percatáis algunos de vosotros, mas no todos— es la enseñanza de
ayer. Es muy profunda, porque te sugiere que si ello fuera así —y podría ser absolutamente posible que así
fuera, pues, ¿qué prueba tienes tú de que no lo sea?—, en este momento tú sabes que te estás mirando, y si
no es este momento, ese momento va a llegar. ¿Y cómo quieres verlo? Porque esto es una parada de autobús;
esto es una estación de tren. ¿Y no tienes tu mayores aspiraciones en la vida? ¿Qué hay de todos esos
sueños que han ido y venido fugazmente y que no han llegado a experimentarse? ¿Cómo los conseguimos?
Haciendo un sitio para ellos en nuestra vida. Bueno, ¿cómo hacemos eso? Desatascándonos en nuestra vida,
y siendo tan claros que podamos entretener una idea, y que se manifieste sin quedarse atascada en las
tuberías de la mente. ¿Lo entiendes? Que así sea.
Entonces, cuando te digo: piensa cada pensamiento como si pudiera escribirse a lo ancho del cielo para
que todo el mundo lo vea; piensa cada pensamiento de modo que en cien mil años o cien años, o en cinco, tú
le des la bienvenida, porque vino de un lugar de honor; hay grados de evolución; y cada cosa que hagas —
recuerda—, considera el hacerla a la luz de toda la eternidad. ¿Qué clase de venganza, mezquina venganza,
vale diez mil vidas reencarnadas? Me atrevo a decir que el costo es simplemente demasiado caro, ¿y quién
vale realmente tanto? Nadie lo vale. No hay nadie por quien valga la pena perder la evolución. Ese es el tren en
el que quiero que te subas.
Ahora, en la revisión de la luz, lo que pasa cuando todo se ha dicho y hecho es que se nos despoja de las
emociones. Son devoradas por la luz, porque son emociones polarizadas. Los señores de la luz se alimentan
de sentimientos polarizados —energía que va en esta y en esa dirección—, porque la luz es eso, y se nos
despoja de ello. Y se nos permite marcharnos, descansar y contemplar, y se nos da exactamente el lugar más
exquisito en el que pudiésemos haber soñado estar para realizar tal contemplación. Y en ese descanso
contamos con miles de años —que pueden parecer una tarde—, miles de años para recapacitar, para curar,
para madurar, y para prepararnos para regresar.
EL PENSAMIENTO COMÚN ES LO QUE CREA NUESTRA VIDA DIARIA
Ahora, ¿funciona la conciencia y energía del Plano Sublime en el plano de la Tierra? Por supuesto que lo
hace, pues, ¿qué pasa en el lago de la tranquilidad? ¿Qué pasa allí? En la contemplación, mientras
contemplamos, mientras observamos, mientras fabulosa y osadamente nos convertimos en el yo absoluto en
cualquier situación, también llegamos a ser eso en cada deseo. No es simplemente un lugar donde
contemplamos los crímenes de nuestra vida. Es un lugar donde contemplamos los sueños de nuestra vida, y
allí podernos tener sueno largos, largos sueños. Muchas veces, ese es el mayor sanador de todos, porque los
sueños pueden llegar a ser tan apasionados —apasionados en el Plano Sublime quiere decir analógicos—, se
72
vuelven tan analógicos y tan impactantes, que la totalidad del ser está ahí y se transforma en medio del sueño
mismo, y allí puede soñar sueños.
Y tú has hecho lo mismo, especialmente cuando algo te dice que tú puedes hacer eso. ¿Qué sucede en la
virtud de soñarlo? Bueno, en el Plano Sublime cuando se le da el poder a la totalidad del yo, y éste
analógicamente concibe un mundo, una vida, una experiencia, no es una cuestión de si te estás enfocando
como disciplina. Tú eres realmente y simplemente eso. Sin importar lo que hagas, estás en un estado de
concentración muy profundo y muy sencillo, porque ese es el estado natural en el Plano Sublime. No tienes un
cuerpo físico tironeando de ti para que lo cuides, a menos que hayas estado tan interesado en lo físico que la
idea del yo no puede entenderse a menos que se entienda dentro de un cuerpo. Pero en la mayoría de los
casos, estás envuelto en tu cuerpo espiritual —un cuerpo hermoso y exquisito— y no tironea de ti; no tienes
problemas corporales. Entonces, ¿qué pasa naturalmente en un estado donde el yo está en contemplación o
está en un sueño? Está totalmente en un sueño. No hay nada tironeando de ti; nada. Ese es el estado en el
Plano Sublime. ¿Qué tan poderoso es esto? Aquí, cuando vienes a la escuela y aprendes —y yo me empeño y
te suplico que continúes con eso en tu vida—, me estoy esforzando en conseguir que aceptes un estado de
concentración y que protejas muy bien el estado de concentración, porque cualquier cosa que se sitúe allí
como pensamiento común19, es realidad. Y el cambiar intencionalmente los motivos ulteriores en cada uno de
vosotros ayuda drásticamente a alterar la anatomía del pensamiento común, porque si eres una persona infeliz
por dentro, tus pensamientos comunes simplemente siguen reflejando eso. Simplemente siguen
exteriorizándose en tu vida.
19pensamiento común en el Glosario.
Ahora, quiero que escuches esto, porque la semilla de su florecimiento es el motivo ulterior. Si eres una
persona vengativa, tienes odio en tu corazón. Eso es una semilla y de ella florece pensamiento común.
Entonces un intercambio diario tiene la oportunidad de ser el florecimiento de una vida. Aquí tenemos un
florecimiento de veneno, literalmente. Ese es el jardín. Esa es la conciencia que está floreciendo en algunos de
vosotros. Bueno, ese pensamiento común es realidad. Y la idea es que si pudiéramos abrir tu pecho, arrancar
toda la basura que hay en él, sacar brillo a esos armarios y poner allí una cosa hermosa y brillante, que eso se
convierta en el motivo ulterior, entonces el florecimiento del pensamiento común que de ahí proviene se
asegurará de que tendrás una vida mágica y una vida dulce, una vida llena de poder, que es una con la
naturaleza en lugar de luchar contra ella, una vida que permite que el sueño se realice rápidamente. Es una
luz: el modo en que te sientes ligero en el cuerpo, y no pesado en el cuerpo. Y en el Plano Sublime, nuestro
motivo ulterior no está enterrado; es la superficie. Y a partir de eso hay un florecimiento de sueños largos.
Aquellos que tienen los extraordinarios sueños del futuro, son tan analógicos y pasan tanto tiempo en ese
estado, que cuando encarnan parecen tener un programa totalmente distinto. No son normales de la forma que
otras personas lo son. Lo que es interesante para otras personas, puede interesarles ligeramente por
momentos, pero empiezas a ver que el impulso de este individuo es muy diferente, marginalmente diferente al
de la gente que no regresa con grandes sueños. Y esto se convierte en su motivo ulterior, incluso desde niños,
y ese motivo empieza a edificarse en su vida. Y puede que lleguen a acumular óxido y suciedad simplemente
por las experiencias angustiosas de la sociedad y la cultura, pero por lo general, el sueño del Plano Sublime, el
deseo del Plano Sublime, está tan integrado, que permanece justo debajo de la superficie. Y todo el
pensamiento común que viene de él, aunque manchado por la corrosión de la superficie, es generalmente
mucho más poderoso. Estas vidas van a ser vidas llenas de significado, porque el motivo ulterior en ellas está
lleno de significado; de mucho significado. Míralo como una meta innata que ha sido puesta en su lugar.
Cuando no sueñas esos sueños y regresas con tu revoltijo cosas de las que te tienes que ocupar, entonces
esos son los motivos ulteriores que se alojan dentro de ti, y tú regresas. Si anteriormente fuiste una entidad
cruel, vas a regresar como eso mismo una vez más, para que en tu crueldad, tengas una oportunidad de
anularla y darle la vuelta. Y vas a tener en tu vida exactamente la misma clase de individuos que tuviste en tu
última vida, porque ellos, que también están tratando de aprender, son necesarios para que ocurra un
intercambio. Así que todo en la vida de uno es una oportunidad para elevar, es una oportunidad para
evolucionar, es una oportunidad para cambiar.
Ahora el alma: el alma se siente aquí (en el pecho). ¿Y por qué te envía esos mensajes? Porque lo que
depositamos en el alma portadora cuando regresamos es el plan de vida para esta existencia. Y cuando
acabamos nuestra contemplación, ese plan de vida dice: «Voy a hacerlo mejor». Y cuando surge la
oportunidad, y recaemos en los viejos patrones —recuerda que la basura puede pesar más que lo significativo;
tenemos mucha basura aquí dentro—, y si caemos de nuevo en eso diciendo: «Bueno, yo soy así», está bien,
eso es honorable. Pero ahora, ¿no sería también honorable decir que esta es mi oportunidad para cambiar eso
en mí mismo? ¿Quiero o no quiero evolucionar? ¿Quiero crecer o no? ¿Quiero participar en una vida en la que
ya no tenga que trabajar tan arduamente, en la que haya establecido las buenas obras de esta vida; y que un
día —porque no he acabado aquí, yo no puedo ir a ningún otro lugar porque mis asuntos están aquí, porque
soy demasiado primitivo para ir a ningún otro lugar y demasiado avanzado para ir a algún otro lugar; estoy
atrapado justo donde lo creé—, que un día pueda regresar y tener claridad y ser tan desapegado y a la vez
poderoso? Sí, así que en algún momento tenemos que decidirnos a hacer el trabajo.
73
Ahora, cuando vamos en contra de eso, sientes este dolor aquí (en el pecho). ¿Cuántos lo habéis sentido?
Deberías prestarle atención. Siempre deberías prestarle atención, porque esto es un registro que estableciste
en el Plano Sublime. Ir en contra de él es tener que repetirlo. ¿Cuándo te cansas de hacer eso? Algún día
tienes que tomar la iniciativa, hacer la guerra, y entonces tú conquistas. Ponlo enfrente de ti, afila tu espada y
marcha. Y no me importa; es una experiencia humillante, pero la grandeza viene de la humildad. La gente
humilde es atrevidamente audaz. Es ostentosa.
Cuando vivimos por esto, cuando sentimos miedo aquí —recuerda que los sentimientos son todos iguales—
¿quién dice qué es esto? Nosotros decimos lo que es. ¿De qué tenemos miedo? Siempre debemos hacer esa
pregunta: ¿por qué tengo miedo? ¿Tengo miedo de esta confrontación? ¿Tengo miedo de ser sincero? ¿Cuál
es el miedo que estoy sintiendo aquí? ¿O es que lo que estoy sintiendo aquí está siendo mal interpretado? La
mayoría de las veces, lo está, porque a la mayoría de la gente no le gusta tratar con su propia conciencia. Por
eso tienes que tener la totalidad del yo en la revisión de la luz, porque presenciarlo desde el yo de la
personalidad es doloroso y es difícil. Esa es la razón de que el Observador esté ahí de pie, el Espíritu Santo
está ahí, para que se pueda cambiar con absoluto amor y apoyo, y así lo que pueda verse no resultará
aterrador. Nuestro mayor miedo es hacer contacto con nuestra conciencia, y lo evitamos. Eso es lo que pasa
aquí.
Has regresado y vas a regresar con una bolsa llena de golosinas. Muchas de ellas no son bonitas en
absoluto, pero muchas otras son exquisitas. Y tú eres hermoso y lo sabes, y hay partes de ti que aman lo que
eres. Quizás tu miseria pesa más que todo, pero busca alguna cosita. Aférrate a ella todos los días. «Esto amo
de mí mismo.» Eso es verle el lado bueno. Y también tienes que poner una sonrisa en tu cara y decir: «Lo que
es tan maravilloso de esto —estas dudas que tengo en mi vida, esta personalidad que tengo con la cual es tan
difícil llevarse— es que yo sé eso acerca de mí. Pero lo que celebro es que soy tan poderoso que me hice de
esa manera, y eso es reconfortante, porque estoy realmente en camino de darle la vuelta. Yo sé que tuve el
poder de ponerlo ahí. Yo sé que tengo el poder de borrarlo.» ¿Ves? Y quizás esa es la única cosita que
encuentres acerca de ti que sea brillante, pero eso es suficiente.
Hay otros de vosotros que van a tener un montón de cosas buenas. Hay un enorme y grandísimo margen
de alegría, un gran margen. Esa alegría es la efervescencia natural de alguien que ha conquistado. En su vida
hay más de esa alegría que depresión. Estas personas han vencido. Y esa maestría no tiene que ver con
dominar a otra gente, tiene que ver con nosotros mismos. Ellos tienen un estado natural de gozo que es un
poco desconcertante, porque casi choca el que realmente no estén interesados en tus problemas. Pero no lo
están; realmente no lo están. Y eso simplemente te saca de quicio. Te saca de quicio, porque quieres que la
gente sienta pena por ti; y a los que no lo hacen, no vas a ocuparte de complacerlos. Tú quieres el grupo los
«pobre de mí». Bueno, mira a tu alrededor. Si tú eres «un pobre de mí», mira a tu alrededor, ellos también lo
son.
Pero verás, la alegría es una liberación, y también es sabiduría eso es lo que conseguimos cuando nos
amamos lo suficiente como para abordar nuestras dificultades. Esperar que alguien más lo haga por nosotros
no tiene sentido. Yo, como vuestro profesor, no os haré felices. Yo estoy aquí para deciros lo que sois —y a
vosotros os toca elegir a partir de ahí—, y para daros un conocimiento excelente que podáis empezar a
integrar, y para daros esperanzas y seguir recordándoos que aquí estoy hablando con Dioses; estoy hablando
con inmortales, que son tan poderosos que pueden llegar a creer en la muerte eterna. Así de poderosos sois.
Estoy hablando con Dioses.
Eso es lo que sigues olvidando. Este es el mensaje prístino. Eso es lo que vas a conocer en la luz. Eras
merecedor de venir y echarle un segundo vistazo. ¿No ves eso? ¿Y si no lo eras? ¿Y si eso fue todo, y
entonces te fuiste al sueño eterno para nunca despertar de nuevo? Esto es lo que sigues olvidando: que eres
un ser divino. Y eso es muy dulce, porque significa que existes en el seno de Dios, y que allí, la única condena
que has tenido viene de ti. Y la única —la única— absolución que conseguirás viene de ti mismo. ¿Y no es así
como debería ser un soberano? Por supuesto que sí.
VOSOTROS SOIS DIOSES, LOS CREADORES DE LA REALIDAD
Cuando ayer te hablé acerca de que ya estás muerto, puede que simplemente lo estés. Pero lo que he
venido a recordarte —y lo que vas a oír de nuevo y que voy a estar diciéndote cuando presencies esta vida otra
vez— es que tú eres Dios; recuerda eso. Tú eres divino; recuerda eso. Todo se trata de elección y oportunidad,
que es tu legítimo lugar en el reino de los cielos. Y aunque el mensaje de ayer parecía proclamar fatalidad y
desconcierto, fue un mensaje digno de un oído divino. ¿Cuántos de vosotros entendéis eso?
Sí, eres digno de escuchar eso. Eso quiere decir que eres una gran persona, un gran ser —un gran ser—, y
vas a recordar eso cuando me oigas decírtelo de nuevo en un momento lleno de gozo: tú eres Dios encarnado
y debes elegir el camino en el que ese Dios-fuente se perciba como poder total, mente total, amor total,
eternidad. Debes crear una vida en la que esa naturaleza extraordinaria Pueda brillar a través de ti todo el
tiempo. Quiero que recuerdes que tienes el poder de tener una vida en la cual Dios se hace manifiesto a través
de ti, y que las maravillosas obras de una inteligencia suprema pueden manifestarse a través de ti, y que todo
el dolor y el sufrimiento que has creado, tú lo creaste.
74
Nunca es demasiado tarde para decir: «¿Qué es lo que quiero? ¿Seguir con este juego o ser un ser
maravilloso hasta tal punto que el poder y el amor del Espíritu Santo fluye a través de mí? ¿Qué tan práctico es
eso en la vida? Bueno, enriquece el trabajo en el que estás. No debería ser un trabajo; debería ser una
oportunidad, una oportunidad creada y embellecida para superarte. En tu familia tienes una oportunidad de
brillar, de ser amor incondicional, de permitir la verdad en cada nivel. Con tus hijos, de quererlos
incondicionalmente, de vivir una vida en la que tú eres un gigante ante sus ojos en lugar de convertirte en
insignificante cuando ellos son lo suficientemente adultos para ver tu falsedad; que vivas tu vida de tal manera
que sea extraordinaria, que por haber sido puestos a tu cuidado, estás ejercitando la gran dirección de enseñar
a otro lo que es ser mejor, ser más grande, y asegurarte de que no hay ningún plan oculto que el niño pueda
ver. Esta es una oportunidad de serlo con tu amante, con tu marido, con tu mujer.
Cuando ayer os pregunté: ¿por qué seguís juntos?20 Eso es más doloroso que ser sincero. Hay que ser una
gran persona para amarte tanto como para decir no, para amarse tanto como para decir no. ¿No quieres a
alguien con sustancia y auténtico carácter, que sea confiable y con quien puedas contar? Te respaldarán y
estarán a tu lado, porque son gente digna; no son hipócritas.
¿Por qué no dejas que se derrumbe? Para muchos de vosotros eso suena cruel. ¿Por qué? ¿Porque se te
ha enseñado a sacrificar, a mantenerla unida? ¿Por qué? ¿Por una mentira? ¿Qué tipo de fruto da eso en una
relación? Déjala ir. Estoy hablando de cualquier nivel; dondequiera que este problema esté en tu vida, déjalo ir.
Brilla. ¿Y entonces qué pasa? Todo el mundo recoge sus cosas y se va; permítelo. Tú eres quien manda aquí;
permítelo. ¿Por qué? Sí, es muy dañino emocionalmente, ¿pero cuál es ahora el nuevo motivo ulterior. Es el
honor, la integridad. Eso suena cruel y egoísta. ¿Pero no es de eso de lo que estamos hablando aquí, de estar
al unísono con el yo? Y a veces, cuando dejas que se vaya, es como abrir una jaula y dejar volar al pájaro.
Nunca quieras ser prisionero o carcelero, porque cuando lo eres, lo eres contigo mismo. Recuerda: estamos
regresando a los actos del ser que permanece solo ante la revisión de la luz.
20 Se refiere a las relaciones de pareja.
Y deja que se vaya; deja que se rompa en pedazos. Y puede que tú te rompas en pedazos, pero aquí hay
un motivo ulterior de bienestar. No tienes que decir nada más. No tienes que excusarte por nada. No siento
nada sino curación. Eso es suficiente. Cualquier otra cosa es objeto de conjetura. Cómo te vas a remodelar va
a ser algo que debes permitir que suceda y permitirte crecer de acuerdo con el motivo ulterior que hay ahí.
Siempre debemos cerciorarnos de que está en su sitio y que está limpio.
¿Entonces qué sucede? Muchas cosas van a suceder. Los inmaduros en tu vida van a ser la escoria y se
van a marchar. Bien, bien, ya era hora. Deja que se vayan. Los inmaduros siempre van a irse aullando,
protestando y hablando entre dientes a la distancia: pobre de mí, pobre de aquél. Ahora puedes ver lo que
estabas manteniendo unido. Te asusta, ¿verdad? Da un poco de miedo. Tú deja que se vaya, porque ahora
todo se vuelve verdaderamente claro para ti; o aquello que estás dejando ir está sintiendo lo mismo, y la
curación comienza a tener lugar en el campo de cada uno. Y entonces lo que tenemos es un nuevo comienzo
en una relación, como quiera o cualquiera que sea esta relación; podría ser tú y una mariposa. Entonces ya
está todo en marcha.
Siempre hay alternativas, pero la que más nos interesa es la que soportamos nosotros mismos. Y esa es la
enseñanza, porque te aseguro que si dices: «Yo renuncié a mi vida y la viví por esta persona», lo que se va a
ver en la luz es resentimiento. Eso no es amor, mi gente. Y lo que queremos hacer—y esta fue la lección de
ayer— es que tenemos aquí mismo una oportunidad para ser magníficos. Cada oportunidad es magnifica.
Podemos elegir.
Y también tenemos que hacer algo más que es doloroso: tenemos que sacar la espada y cortarle la cabeza
a nuestro pasado; tenemos que destruirlo hasta sus cimientos. ¿Por qué? Porque tienes que hacerlo de tal
manera que nunca lo visites otra vez; nunca, jamás. Destruyelo, destruye todo lo que tenga que ver con él.
Destruyelo, porque no quieres tener que volver a visitarlo nunca. Yo sé que te ha sido útil. Sé que tu
victimismo, tu tiranía, tu dolor, tu sufrimiento, todo eso te ha sido útil. Yo sé que lo usas en contra de la gente
para hacerlos sentirse culpables, avergonzados, que sientan lástima por ti; se trata todo de manipulación. Es
manipulación. ¿Eres tan desgraciado que necesitas ser tan miserable para manipular a la gente? ¿Eres
realmente tan desgraciado? Yo te veo a ti —y también te ve tu Dios— como un debilucho, un debilucho
pernicioso. ¿Eres realmente tan desgraciado que tienes que jugar con la gente? No; córtalo por lo sano. No hay
más que hablar. Acabas de nacer hace dos minutos; renaciste hace dos minutos. Eso es lo que estoy tratando
de decirte: esto es una revisión de la luz; vas a renacer otra vez. ¿Quieres regresar a tu pasado? ¿Quieres
regresar a tu vida anterior? Bueno, regresar a tu pasado es regresar a una vida anterior. ¿Lo entiendes?
Ahora, aquí hay un ejemplo excelente expuesto por un maravilloso maestro. Él dijo que esto (el misterio de
la vida, la muerte y la reencarnación) es igual al laberinto21. Y aquellos de vosotros que habéis tenido la
maravillosa y bella oportunidad de ir y ser parte del laberinto entendéis esto, que las personas muy interesadas
en lo físico, están todas en el mismo lugar. Y un Dios que está avanzando en una vida espiritual llegará muy
lejos, puede llegar muy lejos en el laberinto, justo hasta el Vacío, y lo hace impecablemente. O puedes decir:
75
«Yo sé que puedo continuar en la aventura hacia el Vacío, pero voy a regresar y desandar el camino y
quedarme aquí con vosotros. En otras palabras, preferiría vivir en los pasillos antes que en el Vacío. ¿Por qué?
Bueno, es mi pasado, después de todo. Es importante para mí, así que, ¿por qué estoy incluso haciendo un
esfuerzo por avanzar? Deja que me quede aquí. No hay problema; es mi pasado». O es lo mismo que recorrer
todo el camino y encontrar una escalera más, que te lleva a lo sublime, y decir: «No, no creo que quiera ir ahí.
Quiero regresar a mi pasado. Tengo amigos ahí, junto a los gusanos22, y quiero volver y quedarme ahí el resto
del día». ¿No es así? ¿Cuántos lo entendéis?
21Se refiere al laberinto de la disciplina de El Tanque (ver glosario)
22No se refiere a los organismos vivos llamados gusanos, sino a una parte del laberinto en la disciplina El Tanque.
SER CONSTANTE EN LAS DISCIPLINAS DE LA GRAN OBRA
Ahora vamos a hablar sobre anoche. Yo te dejé con la enseñanza de que vosotros creáis la atmósfera y
que todo es vida. Hay una escuela de pensamiento que habla sobre la trasmigración de las almas, según la
cual, empezando con algo tan bajo como una ameba o una piedra, sus almas empezarán a migrar23. Bueno,
eso es cierto hasta cierto punto, porque todo está en evolución. ¿Y quiénes son los motores de la evolución?
Vosotros lo sois. Y si la humilde ameba tuvo su pequeño comienzo al azar, a partir de algo que tú estabas
comentando con tu Dios, y de repente apareció una ameba; bueno, entonces la ameba representa esa
conversación.
¿Recuerdas esto? (Fig. 8) Todas las ondas de energía son portadoras de una idea, una inteligencia, un
pensamiento. Y así es como se ve un pensamiento común:
Figura 8: Onda de energía colapsando en una partícula
Este es un dibujo de niños pero, de esa manera aprendemos lo más dulce. Ahora, así es como se ve el
pensamiento común, y lleva el pensamiento de esta manera: se irradia desde ti como de un sol central. En tus
bandas tú irradias pensamiento común. Y obviamente, esta pequeña entidad es una entidad bastante feliz, de
modo que el motivo ulterior aquí es como el brillo del sol. Y entonces, como esto está situado en la base de la
inteligencia consciente de este individuo, los pensamientos comunes salen en forma de potenciales de energía
consciente y comienzan a girar en espiral a nuestro alrededor. Estás dejando caer estos elementos —aquí hay
una ameba— y ni siquiera sabes que lo estás haciendo.
Cada pensamiento que se está irradiando ahí afuera (las bandas), está haciendo esto (Fig. 8), y luego gira
en espiral hacia ellas (las bandas), y así es como creamos la realidad. Y cuando vienes a la escuela y
comienzas tus estudios de maestría, empiezas a ver que esto es lo que siempre has hecho, y que el motivo por
el que no has visto cosas extraordinarias en tu vida es porque siempre han estado a tu alrededor.
23La creencia en la trasmigración de las almas se conoce comúnmente como “metempsicosis": el paso del alma, espíritu o personalidad
a otro cuerpo después de la muerte, ya sea de la misma o de distinta especie. Las raíces griegas "de esta palabra son meta = cambio y
psique = alma. Metempsicosis es otra palabra para reencarnación. Esta creencia se sostuvo ampliamente en todas las religiones de la
antigua Grecia y Oriente.
Es un poco —cómo te diría—, como un pez que quiere tomar un trago de agua. ¿Qué le dirías a un pez que
dice «tengo sed»? Bueno, eso es lo que empiezas a entender; empieza a tomar forma. Y realmente empiezas
a tener una noción de esto en el Plano Sublime. Como todo lo que te rodea ya está formado, no lo ves como
milagroso, pero de hecho, todo esto ha estado formando tu realidad continuamente. Así que si decimos: «¿Por
qué mi vida es de esta manera?», entonces tenemos que buscar y encontrar la semilla, justo aquí (en el
cerebro), que está causando que esto suceda.
Ahora, si sabemos que el pensamiento común es el poder manifestador, cuando venimos a la escuela
aprendemos la aplicación de la disciplina: concentración enfocada y largos periodos en el campo (Trabajo de
CampoSM), hacer tu Lista, atravesar el laberinto. Todas las disciplinas que hacemos aquí consisten en crear la
realidad intencionadamente. Estamos haciendo deliberadamente algo que para nosotros es un estado natural.
Pero lo que es tan maravilloso de ello, es que consiste de ideas, pensamientos —yo te los doy, y tú empiezas a
dibujarlos—, y que cuando te enfocas en ellos intencionadamente, comienzan a irradiarse desde ti. No estaban
ahí por su propia cuenta; no estaban estimulados por sí solos; porque tu manera normal de actuar es un motivo
que está ahí, y el cerebro está conectado para pensarlo todos los días. ¿Entiendes? Y la enseñanza estaba en
que cada vez que encontrabas tu tarjeta de algo maravilloso que habías dibujado, había una gran felicidad
dentro de ti, porque la veías como algo milagroso. Lo que quiero decir es que hay tal alegría en ti al ser capaz
de hacer eso, tú sabes lo que es cuando encuentras esa primera tarjeta —y te enfocas tanto, has sido
impecable y encuentras esa tarjeta—, y ahí está; y te has quedado sin aliento. Lo hiciste, de verdad; pero lo
haces todos los días. Nada más hemos introducido artificialmente una idea que nunca habías pensado. ¿Lo
76
entiendes. Pero la grandeza de esto es esa idea manifestada en el campo. Ahora, si esa idea se hubiera
asentado como motivo ulterior, tú estarías irradiándola todos los días. .
Entonces, ¿por qué te enseñé a hacer la Lista? La lista, para el estudiante sincero, se convirtió literalmente
en una manera de reconectar la red neuronal, y al hacer esto, reorganizar la intención, excepto que, lo que
empieza a suceder en la mayoría de la gente, es que su intención o motivo ulterior está tan profundamente
arraigado en lo que se refiere a diferentes cosas de la lista, que ellos no creen en ella. Así que cuando vienen
aquí, hay un motivo ulterior que no está apoyando la lista, y eso también se ve así (Fig. 8). Es casi una
negación intencionada de algo maravilloso para ti.
Ahora, el estudiante que trabaja seriamente en esta escuela, puede mirar su lista y decir: «Bueno, he sido
capaz de manifestar estas cosas de mi lista, y mientras lo haga con constancia, estoy irradiando ese
pensamiento que va a hacerse realidad. ¿Por qué ciertas cosas de mi lista no se han realizado?» Esto es un
indicador de cuál es el motivo ulterior, y tiene que ver con el autodescubrimiento.
¿Y por qué no has sido capaz de hacer una curación extraordinaria? Porque no crees en ello; ese es el
motivo ulterior. Y no puedes confiar en que puedes hacerlo cuando no crees en ello. En otras palabras, tienes
una casa dividida contra sí misma. Tienes una oportunidad para hacer lo milagroso, pero hay una decisión que
ya está tomada dentro de ti que no lo cree, así que no puedes depender del trabajo del Cuerpo Azul®, porque
no es tu modo de operar. ¿Lo entiendes? ¿Y qué haces con eso? Bueno, ésta es la tarea. Tienes que decirte a
ti mismo: «Si mi tarjeta se manifestó en el campo y estas otras cosas se manifestaron, entonces tengo un
estado de aceptación por ellas. Si esto no sucede, no tengo un estado de aceptación.» ¿Y por qué? Ahí es
cuando tienes que sacar de un tirón al motivo ulterior y verlo. Y dices: «¿Traje esto del Plano Sublime?» Sí.
¿Porqué? Quizás has programado el no curarte. Quizás has arreglado padecer esto. Tal vez necesitas sufrir.
Quizás así es como lo has dispuesto todo, porque nada te sucede por casualidad; todo es intencional. Todo
pensamiento común es intencional. Y sentado junto al mar de la tranquilidad, en ese hermoso lugar, la
contemplación irradia desde ti como un gran sol central.
Entonces, ¿qué fue eso? ¿Qué es esa cosa sentada ahí arriba que dice: tú puedes tener esto, pero no
puedes tener aquello? ¿Puede cambiarse? Hoy puede cambiarse. Dite a ti mismo revisando este momento:
«Cambia esto. Yo soy merecedor de una salud espléndida. ¿Sabes por qué voy a ser merecedor de ella?
Porque me amo a mí Misino y amo mi vida. Quiero amar mi vida de principio a fin, y simplemente no tengo
lugar para ninguna otra cosa más que la vida». Tienes que verlo de esa manera.
¿Y qué haces entonces? Sacas eso de tu lista y pones ahí el motivo ulterior. Cambias el motivo. En vez de:
«Yo acepto la curación del Cuerpo Azul®», tú pones: «Yo ahora acepto la vida. Yo soy merecedor de salud». Y
cada vez que dices eso y encuentras una negación en ti, lo repites cien veces más hasta que se dé por
vencida. ¿Lo entiendes? Porque es fácil hacerlo en el Plano Sublime sin el cuerpo. Aquí sin embargo, la
negación está arraigada y es un programa en el cuerpo, y tienes que cambiar el programa. Esto es parte de ser
un maestro.
La otra parte es que si no lo haces, siempre estás irradiando que no eres merecedor de la vida, y eso
debilita todo. Y ese es el pensamiento común que sale hacia fuera, ya que tenemos un amargado sentado ahí
arriba que es odioso y vengativo. Bueno, durante todo el tiempo que pases sentado ahí con terror, cólera y
malicia, observa eso. No importa lo que pase durante el día: puedes levantarte por la mañana, los pájaros
estarán cantando, y desearás al instante que estén muertos. ¡Sáquenlos de ahí! Tu niño se despierta contento,
y tú no lo quieres ver. Y todas las cosas tienen ese lado tan feo. Eso es pensamiento común. ¿Qué es eso?
Algo que está sentado ahí arriba. ¿Cuándo vas a cansarte de eso? ¿Entiendes?
Esto también trata de la alegría. Dios te libre de que seas feliz. Que Dios no permita que seas feliz. Él no
quiere que tengas un día realmente feliz. «Yo sufro, mira esto.» Ya sabes, las palomas se cagan en su cabeza.
Bueno, ésta podría ser una persona que no es merecedora de la vida, y eso se irradia. Está en cada pequeña
afirmación. Está en cada pequeña acción. Está en cada pequeño sentimiento. Estas personas simplemente
están chorreando todo eso. ¿Por que. ¿Por qué no cambias eso? Simplemente cambíalo; cambíalo; encárgate
de ello.
También hay gente que parece no poder conseguir su riqueza fabulosa. Bueno, la propia valía es una cosa
maravillosa, porque nosotros vemos el valor como un intercambio de energía, la propia valía. Y hay personas
que si no se sienten valiosas porque están cargadas de culpabilidad o vergüenza o algo por el estilo, entonces,
cuando llega el momento de aceptar la riqueza fabulosa, la riqueza es igual a la valía. Y la falta de valía
siempre la arruina. ¿Cómo puedes seguir diciendo: «Yo acepto mi riqueza fabulosa», cuando el verdadero
centro de tu valía lo niega? ¿Entiendes eso? Tienes que cambiarlo. Debes decir: «¿De qué no soy
merecedor?» No hablemos de dólares y centavos, de oro y rubís. «¿Quién me convenció, y qué mentira me
creí de que no tengo valía ni valor? ¿Qué es lo que acepté que me hace seguir negando oportunidades?»
Pregúntate eso y no tengas miedo de conocer la verdad. No tengas miedo de sentir lo que es. Recuerda: la
cosa que más temes es tu conciencia humana. Métete en ella y averigua qué es lo que hiciste que te causa
tener tal carencia en tu vida. Y la carencia no tendrá nada que ver con el dinero; tendrá todo que ver con la
autoestima. ¿Has programado eso en esta encarnación, de alguna manera, que tu mochila es tan pesada en
77
este aspecto que no te sientes digno?
Bueno, debemos cambiar eso ahora mismo, porque el karma se neutraliza en cualquier momento. En el
instante en que se cambia el motivo ulterior, ya no hay más karma. Está hecho; está hecho. No somos un Dios
con un plan de pagos; está hecho. Sólo tenemos que encontrar la semilla justo aquí (en el cerebro).
Ahora, la felicidad: cuando estamos listos para aceptar la alegría, no podemos aceptar la alegría basándola
en otra persona. En verdad, no podemos aceptar la alegría basándola en la edad y en la apariencia. Debemos
tener alegría incondicionalmente, sin personas, lugares, cosas, momentos o sucesos, porque basarla en
cualquier otra cosa es entregar nuestro poder y nuestra rica felicidad. Tienes que aprender a ser feliz con un
grano de arroz. Tienes que aprender a ser feliz sin nadie más en tu vida. ¿No eres lo suficientemente bueno
como para estar solo? ¿No eres tú compañía suficiente? Si no lo eres y tienes miedo de estar solo, entonces
quizás deberías echarle un vistazo a quien está viviendo contigo, quiero decir: tú. ¿Porqué no te divierte tu
compañía? ¿No te gustan tus pensamientos? ¿No te gusta lo que haces? Bueno, eso debería ser un claro
indicador para ti de que nunca nadie te hará feliz, ni tus hijos, ni cómo te ves o cómo no te ves, ni cuánto dinero
tienes. Nada te va a hacer feliz si no te amas a ti mismo y estás en paz con ello, porque él es quien va a estar
presente en esta revisión de la luz, mi querida gente.
Y hacer eso es amar a Dios. Hacer eso es tener amor por todos los demás. Ser feliz sin tener que hacer
algo constantemente y simplemente sentarte y estar tranquilo con tus pensamientos es algo extraordinario,
porque hace esto24. Cuando estás haciendo algo y estás entretenido todo el tiempo, tu motivo ulterior está
cubierto de conversación. Eso es lo que estás irradiando hacia afuera. Ser feliz contigo mismo es estar tan
limpio que el sol puede salir. Ahí es cuando tu gran obra está realizada. Ahora, esto no es una conversión en
masa; es una transformación individual. ¿Cuántos de vosotros lo entendéis?
Estas son las lecciones extraordinarias que vas a volver a escuchar. Vas a oír mi voz diciéndote esto
cuando estés de pie junto a tu Espíritu Santo. Quiero que recuerdes eso. Recuerda: va a pasar otra vez, y vas
a volver a oír esto. Y quizás, a la hora que escuches esto de nuevo, ya te habrás convertido en ello, y el alma
pesará como una pluma... Qué exquisito.
¿Puedes imaginarte, en el nivel humano, cómo me hace sentir eso? ¿Entiendes ahora cuál es mi misión?
¿Entiendes ahora por qué tengo tanta paciencia con vosotros y por qué os amo tanto? ¿Entiendes por qué te
hablo y enseño del modo en que lo hago y no te dejo pasar ni una? Porque esto va a pasar de nuevo, y yo sé
que cuando estés ahí de pie, yo voy a estar contigo. Y te vas a dar cuenta realmente de que hay algo que
simplemente te ama. Tu Dios simplemente te ama, y este mensajero te ama verdaderamente y entiende que
esto va a pasar de nuevo, cada palabra, cada vez que asientes con la cabeza, cada movimiento, y cada cosa
que sientes y no sientes. Y cuando esto pase de nuevo, y tú seas simplemente eso y seas hermoso y hayas
limpiado tu casa, vamos a brillar juntos.
¿Cómo crees que me siento? ¿No lo sabes? No es cuestión de si crees en mí. Escucha lo que te digo: cree
en ti mismo. Es por eso que estoy aquí de regreso, porque cada clase que tenemos está llena de significado, y
si no te cambia ahora, ya te cambiará. Si no llego hasta ti ahora, ya llegaré hasta ti. ¿Entiendes? No seas un
bufón y creas que esto no será recordado. No seas un bufón. No seas tan estúpido como para pensar que esto
se va a excluir de tu revisión en la luz; está allí.
Así que piensa un momento en esto. ¿Lo harás? Porque ahora empiezas a entenderme. Y empiezas a
pensar más elevadamente. Empiezas a tener patrones de pensamiento mucho más amplios qu esa pequeña e
insignificante vida que has tenido. Estás comenzando, ahora te estás abriendo. Piensa en esto: ¿y si todo lo
que estás viendo ahora, ya has llegado a serlo? Piensa en eso. ¿Cómo se siente hoy tu conciencia? ¿Es
pesada o se está aligerando? ¿Se está aligerando? Eso, entonces, es evolución, y nos está despegando las
alas, ¿entiendes? Y estás empezando a sentirte más ligero y más efervescente. Eso irradia de ti.
24 Alineación con el Ahora.
Entonces, ¿qué tipo de periodo de descanso vas a tener después de esta revisión? Quiero decir, te he dado
tal conocimiento —ni siquiera he rascado la superficie— para hacerte entender cómo pensar, y para decirte
cosas que te van a conmover en el momento que veas esto, que te van a poner en marcha. Es como decirte
que yo sé que tienes la opción de llevarte tu cuerpo o seguir, y puedes hacer otro cuerpo, pero en algún
momento vas a tener que amar este cuerpo. Lo has convertido en tu amo, le has dado el poder de tener
dominio sobre ti. Pero al hacer eso, lo has perjudicado, porque no estás ahí para rescatarlo cuando está en
apuros. Y no sabes cómo rescatarlo y no tienes el poder para hacerlo. No sabes cómo evitar que envejezca.
No sabes cómo mantenerlo sano, cómo darle paz, tranquilidad. No sabes cómo hacer eso. Y al no ser su amo,
lo has perjudicado.
Y cuando estés ahí de pie —esto vendrá tan rápidamente— y digas: «Regresa a tu cuerpo», roguemos que
para ese entonces hayas amado a tu cuerpo lo suficiente siendo su amo en vez de su esclavo, y que ya no te
interesen las apariencias; que sólo te interese la salud. Si ya no te interesan las apariencias, deja de echarle la
culpa a tu cuerpo por conseguir a alguien o por no conseguirlo, porque se va a morir y se lo comerán los
78
gusanos.
EL TRIUNFO SOBRE LA MUERTE Y LA ALQUIMIA DE LA TRANSMUTACIÓN
Cuando te ames lo suficiente como para regresar, entonces te vas a reunir con un gran grupo de maestros,
porque vas a regresar, y ese corazón va a empezar a latir, y estás trayendo aquí memoria conocedora y poder.
Y entonces, puedes borrar la edad; puedes crear encanto. Te puedes volver joven o viejo, lo que quieras. Tú
tienes el poder. El asunto es que este es el regalo que nunca muere, de modo que ahora tienes un cuerpo sin
la pérdida de conocimiento y memoría, y puedes terminar esto y, poco a poco, volverte más ligero, y más y más
ligero.
Y lo que sea una falla, ahora lo corregirás, porque eres completamente hermoso. No existe tal cosa como la
fealdad en el reino de Dios. Sé juzgado por Dios, no por el hombre ni por la mujer —sé juzgado por ti mismo,
no por los demás— de esta manera estás siendo absolutamente puro y hermoso. Y aquellos de vosotros que
elijáis hacer eso, vais a volver extraordinariamente iluminados; y habéis visto la otra parte y sabéis que esto es
la verdad; lo sabéis. Así que todo lo demás que os he dicho es la verdad, y tú sabes que lo es y eres victorioso.
Has vencido a la muerte y vives la vida en una libertad suprema. No hay áreas grises; sólo hay motivo ulterior.
Y hay otros de vosotros que dirán: «Ah, no. Yo sé tanto ahora que quiero fabricar mi cuerpo. Ahora sé cómo
hacer eso. Sé cómo hacerlo, y sé cómo hacerlo de manera que no olvidará este momento». Y tú harás eso,
porque ese es el radio de conocimiento que vas a tener, contrariamente a esos pobres cristianos que van a la
luz esperando que Jesús los salve o algo por el estilo; y los budistas, que simplemente van al olvido —un olvido
color naranja—, con alas y todo.
Vas a tener conocimiento real para preguntarte sobre la vida, porque la vida no es mala. Nosotros hicimos
esta vida. Todos estos maravillosos átomos que te rodean, míralos, cómo se desprenden de ti. Se desprenden
de ti en cada atmósfera que has creado, en cada uno de estos reinos. Simplemente el tener un sueño y
comprimirlo analógicamente y apartarse, impregna, impulsa, toda esta energía con la idea misma. Está ahí y
simplemente se desprende de ti. Es manifestación. Mira a tu alrededor; estás caminando en tu propio material.
Ahora, ese material, ese material primordial, es inteligencia, y eres tu. Los alquimistas buscan llevar lo más
humilde hasta lo más grandioso. ¿Por qué quieren hacer eso? Quieren tomar lo más humilde. No hay nada
más humilde que la tierra. Ellos quieren tomar tierra y convertirla en este original de aquí (Punto Cero). Tienen
que ir bastante lejos para hacer eso; mira hasta dónde van (séptimo plano).
La piedra filosofal se manifiesta justo aquí (séptimo plano). Aquí, de hecho, se la multiplica, se la envía
hacia abajo y de regreso hacia arriba, involución y evolución. La alquimia trata de la involución y la evolución.
Trata de la vida trascendental de las partículas en la materia y fuera de la materia. ¿Y por qué sabían ellos que
es el gran arcano y la gran panacea, lo que significa que es la cura de todo y el elixir de la inmortalidad?
Porque fue concebida en el séptimo plano. Está justo aquí, con Punto Cero, el principio. ¿Cuán eternos nos
volvemos? Y su impulso es llevar lo normal a lo anormal, llevarlo de regreso al momento en que hicimos esto
por primera vez (Fig. 6). Cualquier cosa que exista ahí será ahí mismo la piedra filosofal.
¿Es posible? Sí, porque cada partícula está hecha de partículas dentro de sí misma. Y así es como se ven
cuando se desenvuelven. ¿Qué es eso entonces? Estamos consumiendo una sustancia que se ha desenvuelto
hasta ser una idea que tuvimos originalmente siendo Dios. «¡Qué fascinante!» Sí, es muy fascinante. Estamos
consumiendo nuestra conciencia y energía en este nivel (séptimo plano). ¿Y eso qué le hace al cuerpo? ¿Qué
hace eso a todos los cuerpos? Es una fuerza poderosa y radiante que transforma. El cuerpo ya no está sujeto
al tiempo aquí (primer plano). Está sujeto a la eternidad en el Punto Cero. ¿Cuántos de vosotros entendéis
eso? Cambia la estructura molecular del cuerpo y abre totalmente el cerebro. ¿Qué es eso? Piensa esto: vas a
comer la sustancia del primer pensamiento. Te estás comiendo tu propio pensamiento original. Te estás
comiendo tu propia idea. Estás consumiendo los primeros cuerpos de Dios. Date la vuelta y explica eso.
¿Entiendes ahora a un alquimista?
Un verdadero alquimista siempre creará la piedra. ¿Sabes por qué? Porque lo que hace a un verdadero
alquimista es el conocimiento de los siete niveles. Deben tener una mente gnóstica —una mente gnóstica—
para entender el comienzo, Punto Cero; el descenso, la involución; la experiencia, la evolución. Y ellos
entendieron eso. Aun más, también entendieron que toda sustancia, todas las cosas, eran un desprendimiento
natural de ese comienzo, de modo que había niveles en las partículas que contenían literalmente lo divino.
Ahora, Yeshua ben José dijo algo extraordinario, siempre y cuando la gente lo entendiera —y así lo hizo
Apolonio de Tyana—, al decir que el reino de los cielos se podía encontrar en un grano de arena o en una
semilla de mostaza. Nunca nadie explicó eso adecuadamente, pero lo que quiso decir es que una cosa tan
pequeña contenia todos los cielos. Los contenía en conciencia y energía atmosférica. Las ideas que existen
allí, el conocimiento que existe allí, están contenidos en un grano de arena.
Los alquimistas que entendieron que conciencia y energía crean la naturaleza de la realidad, y no todos lo
entendieron —no entendieron la energía como portadora de una idea—, pero aquellos que lo hicieron fueron
los que triunfaron en crear la piedra. ¿Por qué? Porque entendieron que la tierra es una idea y es un
desprendimiento del cielo. Es una precipitación desde Punto Cero. Es un desprendimiento del séptimo plano, el
79
sexto plano, el quinto plano, el cuarto plano; ellos entendieron eso. Y entonces entendieron que lo que
necesitaban hacer era tomar un grano de arena y desintegrarlo.
¿Recuerdas cuando te dije que en el momento en el que mueres, cuando el espíritu y el alma abandonan el
cuerpo, la descomposición empieza inmediatamente? ¿Cuántos de vosotros recordáis eso? El «rigor mortis»
aparece en pocos minutos u horas, así de rápido comienza la descomposición. Sepárate de algo que amas y
regresa en dos semanas; una descomposición se ha producido en tu ausencia. ¿Me estás escuchando?
Descomposición. ¿Por qué? Porque tú mantienes las cosas unidas. Cuando te marchas, cuando el espíritu
deja la casa, la casa se empieza a descomponer. ¿Qué es la descomposición? Es simplemente el
"desenvolverse".
Ahora, los alquimistas sabían que tenían que descomponer ese grano de arena; en otras palabras, tenían
que conseguir que se desintegrara. Así que el grano de arena empezó a disolverse molecularmente, y cada
molécula que contenía esas partículas también empezó a separarse. Y en la separación, cada una de esas
partículas estaba haciendo esto dentro de una molécula que se estaba separando a su vez. ¿Cuántos de
vosotros veis eso? Y junto con eso viene la idea, ¿no es cierto?
Entonces, primero la intención tiene que abandonar el grano de arena. La intención tiene que dejarlo. Y un
maestro puede hacer que la intención abandone el grano de arena. Cuando la intención se va-— míralo de esta
manera—, el espíritu lo ha dejado, y lo que ellos estaban buscando era el espíritu en fuga. Buscamos el
espíritu en fuga, porque el espíritu en fuga es esto, es la idea de eso. ¿Lo entiendes? Ahora, en su licuefacción,
lo que solía ser sólido está en un flujo líquido. Se está descomponiendo, así que se está desintegrando. Es
igual que una larva en el capullo, el espíritu que mantiene unida a la larva, se ha marchado, y hay un nuevo
espíritu: se llama mariposa. En la descomposición, la partícula de arena se vuelve una forma líquida, y toda
esta energía libre está moviéndose a su alrededor. Y lo único que tienen que hacer es seguir descomponiendo
esto dentro de cada nivel de energía.
En otras palabras, ellos toman este pequeño grano de arena y lo elevan con calor; con calor. ¿Recuerdas el
calor? ¿Qué es calor? No es más que la fricción de energía en la atmósfera. Bueno, con el calor ellos cambian
su atmósfera. Así es como funciona. Y con cambios continuos, lo que pasa es que esta pequeña partícula de
arena finalmente se transforma hasta que el núcleo empieza a desintegrarse en su estructura atómica. Y tan
pronto como conseguimos que el núcleo se desintegre, tomamos los huevos (las partículas subatómicas)
dentro del núcleo, y dejamos que éstos se disuelvan. Seguimos liberando; seguimos sacando el espíritu hasta
de los quarks que están dentro de ellos, y los disolvemos. Y los quarks no se van a disolver hasta llegar aquí
(quinto plano). Cuando aparecen, tienen toda su energía, toda su energía corta, que pertenece a este plano de
aquí (quinto plano). Y partiendo de ellos, vamos a relajarlos hasta llevarlos aquí arriba (sexto plano) y hasta
aquí (séptimo plano).
Cuando conseguimos relajar un grano de arena hasta hacerlo regresar al principio de su idea, hemos
abierto la idea del séptimo plano y el séptimo cuerpo. Estamos justo al lado de Punto Cero, y eso es
inmortalidad pura. Entonces cuando se lo ofreces a un cuerpo físico y éste lo consume, hace exactamente lo
que se supone que debe hacer: la idea regresa al dador y restaura el cerebro del dador original. Esto quiere
decir que el subconsciente cobra vida, pues contiene dentro de sí el momento exacto en el que esa idea nació,
y se activa. Y entonces tenemos un cuerpo cuya velocidad vibratoria es extraordinaria y está sufriendo una
metamorfosis. Se está disolviendo poco a poco hasta la inmortalidad. Y siempre será hermoso. Date la vuelta y
Aplícaselo a tu compañero. ¿Has aprendido? Que así sea. Te amo. ¡Que así sea!
Figura 9: La estructura atómica
80
CAPÍTULO 6
CONCLUSIÓN: MENTE DIMENSIONAL CONTRA MENTE LINEAL
«Cuando uno crea un ideal en conciencia, debería saber, sin sombra de duda, que es una realidad en la
vida, sin la necesidad de justificarlo con los sentidos. Tú tienes el poder de crear lo milagroso. Expande tus
fronteras para incluir lo extraordinario.»
— Ramtha
Bueno, ¿dónde estás ahora?1 ¿Está sucediendo? Sí, lo está. Ahora, para los fanáticos de la audiencia, no
necesitáis llamar a la compañía telefónica y decirle: «Estoy muerto, así que no tengo que pagar mi cuenta».
Puede que simplemente te saquen corriendo, y eso, sin duda, no estaba en tus planes, ¿verdad?
Las personas grandiosas y llenas de maestría son seres extremadamente compasivos, como puedes
imaginar. Y traen una abundante carga de sabiduría —una abundante carga de sabiduría. Imagina por un
momento cómo deben pensar. Recibiste una muestra de ello este fin de semana. ¿Qué hay en su mente?
Bueno, lo que hay en su mente es su motivo ulterior; siempre es su motivo. Y puede ser tan vasto como el
vacío a medianoche. Nunca será pequeño; será elevado y progresivo. Ellos han pasado por aquí, y con su
abundante carga de sabiduría, siempre existe la tentación de ayudar a la gente ignorante. Pero ellos también
tienen la sabiduría que les enseña que la gente ignorante también lleva consigo el peso del victimismo, y que a
veces, una ayuda puede ser el mayor obstáculo, porque al tratar de ayudar a alguien que sólo ve la vida como
una víctima ve la vida, éste considerará que cualquier ayuda es hacerle la vida difícil. Se vuelve aún más
pesada.
Bueno, ¿qué tipo de percepción importante necesitas cuando estás trabajando con la gente? Tienes que ser
capaz de ver sus pensamientos y su intención, y de ver todos los potenciales que emanan de ellos.
Simplemente eso: ser capaz de conocer su alma, ser capaz de leer sus pensamientos, ser capaz de entender
quién necesita esa ayuda y quién no. Obviamente, todos la necesitan, pero no todos son lo suficientemente
maduros para recibirla. "No todos, y así es, están preparados para avanzar en su vida. Ese es el motivo por el
cual tanta gente tiene la mente tan cerrada y son tan holgazanes. Preferirían tener a alguien que pensara por
ellos antes que hacerlo por sí mismos. Ahora, no todos entenderán este mensaje. No todos lo entenderán
porque no pueden comprender nada que no sea una mente lineal. No pueden penetrar en la imagen dividida
que está sucediendo simultáneamente. No pueden imaginar que ya ha sucedido y que esta revisándolo, y que
entonces, la próxima secuencia de ocurrencias e iluminación será que si esto es así, yo lo puedo cambiar en
cualquier momento. No pueden pensar de esa manera. Ellos sólo piensan linealmente: arriba y abajo, nacido o
muerto, hacia delante y hacia atrás. No pueden pensar con múltiples posibilidades.
1¿Estás vivo? ¿O estás muerto y revisando tu vida?
Bueno, una mente dimensional es exactamente la que debe tener un maestro, porque un maestro sabe que
ellos son conciencia y energía. ¿Por qué elegirían ellos un sendero lineal? ¿Por qué no elegirían todos los
senderos simultáneamente? Un concepto interesante, ¿no es así? En lugar de convertirse, ellos ya se han
convertido. ¿Entiendes? Y para ser capaces de ver todos los potenciales simultáneamente, ¿cómo lo hacen?
Hicieron que su intención fuera el hacer eso. Así como tú haces que tu intención sea el ser de cierta manera,
su intención es saber todas las cosas. Y lo consiguen. ¿Qué va a detenerlos?
¿No es crear la realidad igual a lo que tú puedas soñar? ¿No es esto igual a aquello que se llama el nivel de
conocimiento que uno posee? Pues bien, es la diferencia entre un niño soñando y un adulto soñando. A
medida que reunimos más información y más datos, eso ensancha
nuestros horizontes. En este fin de semana estamos tratando de hacer
eso. Pero tienes que saber que los seres elevados piensan
pensamientos elevados. Los piensan exactamente de la misma
manera: en este momento, a la luz de toda la eternidad, yo existo.
¿Cómo debo brillar? ¿Qué clase de beneficios quiero que regresen a
mí? ¿Qué camino quiero andar? Porque el camino que siga estará
salpicado con la arena de mi conciencia. ¿Será ese un camino lleno
de espinas? ¿Será un camino peligroso? ¿Es la arena sobre la que
andas —los ideales que están coagulados debajo de tus pies, el polvo
color azafrán— partículas explosivas? ¿Son partículas venenosas?
¿Son partículas peligrosas? ¿Son ideas de amor, oportunidad y sin
limitación? ¿Cómo se coagula tu sendero?
Tú no puedes caminar el sendero de nadie. Bueno, mira esto, esta
pequeña criatura de aquí. La adoro. Parece un adorno de Año Nuevo,
¿no es cierto?2 2Vease figura 10.
Figura 10: El Átomo
81
Mira esto que baja aquí coagulándose (Fig. 8). El suelo mismo en el que caminas, tú lo cambias. El sendero
mismo, la existencia de tu vida día a día, está hecha de tu propia conciencia. Así que cuando estás
descomponiendo ese pedacito de arena y llevándolo de regreso hasta el séptimo nivel, puedes apostar que te
espera un camino pedregoso, por la manera en que lo estableciste.
A partir de hoy, échale un vistazo al lugar en donde estás; échale un vistazo a lo que te rodea. ¿Cuál es el
pegamento que mantiene esa cabaña unida? ¿Cuál es la fuerza-mente de esas cosas que están a tu
alrededor? ¿Se construyeron sobre una conciencia cuya base fue la ira? ¿Cuál fue su motivo ulterior? Porque
eso está coagulado en todo lo que te rodea y en la superficie que estás pisando.3 Piénsalo. Así es como piensa
un maestro. Un maestro no caminará en ninguna superficie sino la suya. Recuerda: en el momento que
abandonas tu casa, ésta se empieza a descomponer. Piénsalo. Y si alguien viene y la repara, es su energía la
que está reparando. ¿Lo entiendes? ¿Cómo podría un ser iluminado pisar la superficie de una realidad de
cualquier otra persona que no sea él mismo?
Así que ahora empiezas a entender esos misterios sobre aquellos maestros que caminaron el sendero de
polvo color azafrán. Y ellos adoran a las criaturas, y ellas se postran a sus pies. Y los pájaros se posan sobre
ellos. Y las flores brotan donde ellos caminan, porque estos maestros caminan el sendero de la curación. Y
todo el que los siga de cerca, se cura, simplemente por pisar la tierra que ellos pisan. Porque ellos son esa
tierra. No estamos separados de nuestro medio ambiente. Nuestro medio ambiente es la fuerza coagulada del
pensamiento común.
3Edward Witten, físico del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Princeton, es el líder de los
defensores de la teoría de las supercuerdas, la cual sostiene que los quarks están formados por filamentos.
Las supercuerdas existen en un espacio-tiempo de diez dimensiones. Las seis dimensiones que sobran están
envueltas para formar las estructuras internas de los quarks y los electrones. El tamaño de la escala de las
cuerdas es 10"33 cm, un billón de veces más pequeño que el tamaño de un protón 10"13 cm. Las
supercuerdas se han descrito como hilos vibrantes de energía o rasgaduras en la estructura de espacio-tiempo.
Estas pueden tener dos extremos, como pedazos de cuerda, o estar enlazadas como una goma elástica. Cada
filamento —como las cuerda de un piano— tiene diferentes modos de vibrar. Uno de esos modos tiene las
propiedades que describirían al tan buscado gravitón, el cuanto de las ondas gravitacionales. La teoría de las
supercuerdas requiere la gravedad, en contra con la teoría cuántica convencional, que hace que la gravedad
sea imposible. De este modo, la teoría de cuerdas unifica la teoría de la relatividad con la teoría cuántica, los
modelos de las partículas elementales y las cuatro fuerzas. Entre 1970 y 1994 se han desarrollado cinco
teorías de supercuerdas y una de supergravedad, todas con diferencias significativas en las propiedades
generales de las cuerdas, que Witten, en 1995, unió en la llamada Teoría M (de Matriz o Membrana) que tiene
once dimensiones. En la Teoría M, las cuerdas y lazos están anclados a unas planchas o burbujas llamadas
membranas-d. Estas teorías también describen los agujeros negros subatómicos teóricos especulados por
algunos científicos. El diagrama de ocho espacios dimensionales de Ramtha, que muestra la involución de la
conciencia y energía desde Punto Cero en siete fases (ver figura 3), puede describirse en términos de la Teoría
M. Punto Cero sería similar a un agujero negro subatómico. Las supercuerdas corresponderían a los siete
planos de existencia, de los cuales seis están envueltos, más la dimensión del tiempo y las tres dimensiones
del espacio: longitud, amplitud y profundidad.
¿De dónde sacáis la idea de que un lugar está visitado por fantasmas? ¿No hay algo de verdad en esos
cuentos de viejas, o de viejos? ¿No la hay? Es verdad que los espíritus apegados a la tierra, personas que son
individuos muy carnales, no tienen otro conocimiento más que vivir día a día para sus cuerpos. Ni siquiera
pueden imaginarse sin el cuerpo, porque el cuerpo fue cada pedazo de su conciencia. Fue su sendero. Y sin
embargo ahora está podrido y descompuesto. Y ellos están apegados a la tierra y permanecen dentro de las
áreas donde tienen energía. Permanecen en la atmósfera. Se quedan en el lugar que ocupan porque ahí es
donde están varados. También el lugar en el que están varados reproduce una energía continuamente.
Entonces, ¿qué es una visión etérea? ¿Qué es, en verdad? ¿Por qué a veces puedes ver una imagen borrosa
en el vapor que sale de ciertos pedazos de tierra? ¿Sabes por qué? Porque esa tierra estaba hecha de ese
pensamiento común.
Hay mucho que decir entonces de los indios de Norteamérica y Sudamérica, que creían que los espíritus de
sus padres viven en las montañas, y los espíritus de sus madres en las praderas, o que los grandes jefes se
reúnen en algún cañón o en la cima de alguna montaña, y que el espíritu del gran búfalo aún existe. ¿Por qué
tendrían ellos esa idea? ¿Por qué? Porque la energía espiritual ha hecho de ese lugar lo que es. Por eso es
sagrado. Por eso pueden ir y celebrar sus ceremonias sagradas en ese lugar, y sentarse sobre esa tierra de
intenso pensamiento común y recibir la energía de sus ancianos. Es una verdad. ¿Por qué no sería verdad?
¿De qué otra manera están hechas las cosas de materia? ¿Por accidente? No. No hay accidentes en el reino
de Dios, sólo hay intención. ¿Qué hace a un lugar sagrado? Un pensamiento sagrado. El campo es un lugar
sagrado.4 Este auditorio, la Gran Sala, es un lugar sagrado, porque tú te has sentado aquí y has hecho un gran
trabajo aquí. Si este hubiera sido un gran auditorio de grandes tragedias, estarías sentándote en la tristeza y la
82
sentirías. ¿Por qué? Porque las partículas que están aquí en una descomposición lenta estarían emitiendo la
energía de esa tristeza. ¿Cuántos de vosotros habéis experimentado eso? Que así sea.
Es por eso que a veces, al destruir tu pasado, eso es exactamente lo que tienes que hacer. Tienes que
desdoblar aquello que se llama energía y dejar que se pudra. Déjala que vuelva atrás y deja que se purifique.
La purificación a través del fuego es un largo ritual de combustión; de quemar un lugar de tristeza, de quemar
un lugar de recuerdos, de quemar un fantasma. ¿Qué hace la combustión? Crea el azufre interno de la madera
misma para encender y deshacer, y el pensamiento común asciende convertido en humo. Date la vuelta y
explícale a tu compañero. ¿Cuántos de vosotros lo entendéis? Por esa razón, cuando hacemos el ejercicio de
Conciencia y Energía®, no usas tus joyas mientras te estás enfocando —particularmente metales que tienen
que ver con el pasado—, porque el pasado se enlaza en la energía.
El metal es quizás el mayor depósito de conciencia y energía que existe. Por eso el oro se da en señal de
amistad y amor. Y cuando el sentimiento ya no está ahí, debería quitarse y fundirse, porque de otro modo, si
continúas usándolo, te estás alimentando continuamente de un pensamiento. ¿Lo entiendes? ¿De verdad?
Qué hermoso.
Ahora, ¿quiere esto decir que regresas a tu casa y comienzas hacer hogueras? No quiero que hagas eso.
Quiero que entiendas que algunas veces, esa depresión invisible que estás sintiendo es quizás el lugar en
donde estás. Es la habitación en la que estás. Es algo que está a tu alrededor y que te está retroalimentando
—¿cuántos de vosotros lo entendéis?—, y eso necesita solucionarse. Recuerda: no podemos pisar ningún
suelo que no haya sido afectado; todos los suelos están afectados. Los maestros crean su propio sendero. ¿Lo
entiendes? Yo te pido que hagas eso, porque ver dónde pisas y adonde vas, ser simplemente la extensión del
medio ambiente de tu elección, es ser aún un maestro inmaduro, ser un estudiante inmaduro. Entiende que el
efecto está en todas partes y que lo que se desprende del pensamiento común se está coagulando todo el
tiempo.
Piensa en esto: cuántas veces has tenido una habitación que ha sido herméticamente sellada, y tú regresas,
y hay polvo. ¿De dónde salió? Son tus pensamientos coagulándose en la habitación; o la descomposición de
esa habitación. No necesitas tener un lugar del cual provenga, simplemente aparecerá por sí solo. Está en la
atmósfera. ¿Lo entiendes? Que así sea. Aquí estamos hablando de capas de magia.
¿Qué pasa entonces cuando creas un cambio en el motivo ulterior? Empiezas a emitir pensamiento común,
y simplemente empieza a manifestarse a tu alrededor. Cuando los maestros no quieren polvo en sus
vestimentas, porque no es ahí donde debe estar el polvo, nunca lo tienen. Cuando los maestros caminan
ligeramente su sendero, es porque su pensamiento común es pensamiento común ligero. Cuando los maestros
tienen una vida aparentemente sin grietas, es porque ellos la hicieron de esa manera. Y parece que sin
importar lo que hagan, lo hacen bien, y las cosas siempre funcionan para ellos. Esto sucede porque así es
como lo han creado. Esto sucede porque ellos fundamentalmente piensan de esa manera y cada cosa que está
dentro de su órbita está envuelta en ese modo de pensar. ¿Entiendes?
Ahora, esto debería ser muy impactante para ti. Deberías ir a casa y echarle un vistazo a lo que te deprime
y ver el lugar en donde estás. ¿Qué está guardado en esa tela a tu alrededor? ¿Qué tipo de Pensamientos?
Deberían cambiarse. Más aún, deberías acordarte de recordarte a ti mismo que cuando creas tu día
debidamente, como se te ha enseñado, así es como lo estás creando, y que ese día se concerté en la
repercusión de este pensamiento común, un pensamiento común intencional.
Así que ahora mismo no estás en el lugar en el que simplemente despiertas y empiezas a pensar como un
maestro. Tienes el hábito de pensar: «Oh, Dios mío, ya es por la mañana. ¿Y la hora? Ya es tarde, me gustaría
dormir más.» No tienes el hábito de abrir tus ojos y que en el momento en que los has abierto ya has creado la
mitad de tu dia simplemente por la manera en que piensas. Tienes que disciplinarte para crear esos
pensamientos comunes de crear tu día exactamente como tú quieres. Y es como si fuera magia. ¿Por qué?
Porque el resultado está sucediendo gracias al pensamiento común coagulándose como tu sendero, como tu
día mismo.
¿Qué no podrías incluir en él? Si tu intención es tener un día maravilloso, un día mágico, un día de curación,
un día energético, un día de milagros, ese es el pensamiento común que tienes que irradiar, y el día te dará
exactamente eso. Siempre funciona, a menos, claro, que tengas ahí sentado algún motivo ulterior despreciable
que te esté diciendo: venga, venga, venga. Tienes que deshacerte de esas cosas. Entonces el día tiene lo que
se desprende de lo milagroso —¿cuántos de vosotros entendéis eso?—, y Dios no te defrauda.
Entonces, ¿qué pasa con esta vida? Es lo que se ha desprendido del Plano Sublime. ¿Qué pasa con esta
revisión en la luz? Es lo que se ha desprendido de tu vida. ¿Y esta revisión? Será recordada. ¿Qué obtienes de
ella? Todas las ventajas de la sabiduría extendida, la oportunidad, la elección y el cambio. Ahora, lo que hagas
con ella depende totalmente de ti, porque tú eres el señor Dios de tu ser, un soberano. Pero nunca dejes que
un día sea desperdiciado, porque es vida preciosa, y estás un día más cerca de la eternidad.
Y recuerda: di todas las cosas y piénsalas según la medida de la luz de toda la eternidad. Cuando lo hagas,
habrás aprendido la regla de los maestros y tu vida será más rica, más feliz, más llena de gozo, más llena de
83
paz, más cómoda, más hermosa y más maravillosamente previsible. Cuando vives de esa manera, no tienes
nada que temer.
Más aún, si este fin de semana te ha enseñado sobre el motivo ulterior y tu intención —y entiendes que el
mayor temor que tienes en tu pecho es enfrentarte a tu propia conciencia—, quizás sea hora de que hicieras
eso, y penetraras allí y vieras lo que has tenido miedo de ver, y lo empieces a cambiar. Si lo haces, entenderás
el Plano Sublime. Y esta vida —esta vida— puede ser el Plano Sublime.
Recuerda: tienes la oportunidad de ser un Dios de pensamiento lineal o un Dios multidimensional. Yo te
diría: ve tras eso en cada nivel, y vive este día de manera multidimensional; y vívelo de tal manera que pueda
ser revisado una y otra y otra vez, como si este día fuera el día de la revisión; y cómo quieres que él sea vivido.
¡Que así sea!
Te amo. Te veré en la luz.
Oh, mi amado Dios,
te doy gracias inmensamente
por esta revisión.
Y a esta vida,
la honro y la aprecio.
Oh, mi amado Dios,
deseo claridad
y aventura.
Libera mi vida
de mis ilusiones,
para que mi aventura
pueda comenzar.
¡Que así sea!
CONSIDERACIONES SOBRE LAS ENSEÑANZAS DE RAMTHA
Traducción de la nota editorial a la edición en inglés, por JZK Publishing, una división de JZK, Inc.
Las enseñanzas de Ramtha constituyen un sistema metafísico de pensamiento único en su género. Para
captar plenamente el significado de su contenido y el impacto que éste tiene, se necesita un examen y una
reflexión cuidadosos. Decimos que las enseñanzas de Ramtha son metafísicas por naturaleza, ya que abordan
interrogantes fundamentales acerca de la existencia y la persona humanas, nuestro destino y nuestros
orígenes, la naturaleza del bien y del mal, el alma, la vida y la muerte, el mundo y nuestra relación con los
demás.
El formato en el cual se transmiten las enseñanzas es inherente al mensaje mismo. Las enseñanzas no son
simplemente una disertación intelectual sobre materias específicas o un mero análisis intelectual de las
mismas. Tampoco son una forma de verdad revelada que requiere de la lealtad ciega de la fe. Las enseñanzas
de Ramtha no son una nueva religión ni la piedra fundamental de una nueva iglesia: son un sistema de
pensamiento que contiene los elementos y mecanismos que permiten al individuo aplicar la filosofía de Ramtha
y experimentar y verificar su contenido por sí mismo. En otras palabras, este singular aspecto de las
enseñanzas permite que la filosofía, o los conceptos de la realidad, se experimenten como sabiduría sobre la
naturaleza de la realidad.
Esta cualidad particular del sistema de pensamiento de Ramtha se asemeja a las iniciaciones en el
conocimiento sagrado que practicaban las antiguas escuelas de misterio de Grecia, Egipto y Medio Oriente, así
como las antiguas escuelas gnósticas de Europa y Medio Oriente. Es importante observar que esta
característica distingue a las enseñanzas de Ramtha de las escuelas filosóficas tradicionales del mundo
occidental.
En la tradición occidental, el entendimiento del conocimiento objetivo y la verdad se basa en una hipótesis
acerca de la persona y la Naturaleza de la realidad. El método científico limita el alcance del conocimiento a los
fenómenos que pueden ser observados y comprobados a través de los sentidos del cuerpo físico; cualquier
cosa fuera de ese ámbito se atribuye al reino del mito y del folklore. En otras palabras, la naturaleza de la
realidad y el ser humano no son más que su naturaleza física y material. El psicoanálisis y el perfil de la psiquis
desarrollados por Sigmund Freud son un ejemplo muy claro de esta tendencia.
En el sistema de pensamiento de Ramtha, el cuerpo físico y el mundo material son sólo un aspecto del
mundo real. De hecho, son sólo el producto y el efecto del mundo real constituido por la conciencia y la
energía. La mejor manera de describir a la persona es como conciencia y energía que crean la naturaleza de la
84
realidad. El mundo físico es sólo uno de los siete niveles de expresión de la conciencia y la energía. Para
explicar su noción de conciencia y energía, Ramtha utiliza el concepto del observador de la teoría cuántica.
Asimismo, para describir a la persona desde el punto de vista de conciencia y energía, usa el concepto de Dios
como creador y soberano.
Muchos sectores de la sociedad de hoy desestiman de inmediato las enseñanzas de Ramtha debido al
modo extremadamente inusual en el que son transmitidas. Lamentablemente, juzgar un mensaje basándose en
la forma en que se presenta más que en su contenido, es una reacción muy común. El marketing, las
comunicaciones y las técnicas de promoción, venta y publicidad son un perfecto ejemplo de esto.
La manera inusual en que Ramtha comunica sus enseñanzas no es de ningún modo arbitraria ni superficial,
y él ha señalado explícitamente las razones de tal formato. Ha explicado que para entender su mensaje es muy
importante tomar conciencia de los paradigmas de pensamiento, de la raíz de las ideas preconcebidas, los
prejuicios inconscientes y los moldes dentro de los cuales percibimos y evaluamos normalmente la realidad.
A menudo, las técnicas de enseñanza de Ramtha buscan desafiar al individuo, a la vez que le ofrecen las
herramientas para tomar conciencia de esas ideas preconcebidas que conforman y determinan las fronteras
dentro de las cuales percibimos la realidad normalmente. El propósito de esto es obtener como resultado la
posibilidad de que surja una perspectiva mental más amplia, lo que permitiría que experimentáramos la
realidad de una manera más ilimitada, consciente, extraordinaria y con mayor significado; así como brindarnos
un espectro más amplio de potencialidad para nuestra experiencia que el que teníamos previamente.
Uno de los aspectos más controvertidos de las enseñanzas de Ramtha es la forma que escoge para
entregar su mensaje. Al presentar su filosofía como fruto de su propia verdad y experiencia personal, Ramtha
deja en claro que él mismo es la personificación de su filosofía, la representación y la manifestación vivientes
de su pensamiento. En este sentido, él dice que es un ser inmortal, conciencia y energía, y que una vez, hace
35.000 años, vivió como un ser humano en el desaparecido continente de Lemuria. Explica que en esa vida
abordó los interrogantes de la existencia humana y el significado de la vida, y que a través de su propia
observación, reflexión y contemplación alcanzó la iluminación y conquistó el mundo físico y la muerte. Se dio
cuenta de que existía una manera de llevarse su cuerpo con él a un nivel mental en el que su verdadera
esencia, como conciencia y energía, podía permanecer totalmente consciente y ser completamente libre e
ilimitada para experimentar todos y cada uno de los aspectos de la creación y continuar haciendo conocido lo
desconocido. Él se refiere a este proceso como su ascensión.
El hecho de que ya no esté limitado por su cuerpo físico permite a su conciencia y energía interactuar de
otras formas con el mundo físico. A menudo se refiere a sí mismo como el viento que empuja las nubes, por
ejemplo, o como la mañana, o un extraño, o un mendigo en la calle que observa cómo van y vienen las
civilizaciones, o cualquier otra cosa que la conciencia se atreva a imaginar.
Ramtha comunica sus enseñanzas a través del fenómeno llamado canalización; de hecho, fue él quien hizo
el término conocido. Usa el cuerpo de JZ Knight para canalizarse y enseñar su filosofía en persona. La
diferencia entre un médium y un canal consiste en que el canal no es un intermediario entre la conciencia que
llega a través de él y la audiencia. El canal no permanece en un estado alterado o transfigurado mientras
canaliza, en vez de eso, abandona su cuerpo completamente y permite que la conciencia que viene a través de
él, tenga total dominio sobre sus movimientos y funciones corporales. Cuando está siendo canalizado a través
de JZ Knight, Ramtha es capaz de abrir sus ojos, caminar, comer y beber, reír, hablar, conversar y enseñar a
sus estudiantes personalmente. JZ Knight es el único canal que él ha Acogido y que utiliza para comunicar su
mensaje.
Al elegir a una mujer para canalizar su mensaje en vez de usar su propio cuerpo físico, Ramtha está
afirmando que Dios y lo divino no son sólo una prerrogativa de los hombres, y que las mujeres son dignas
expresiones de lo divino, capaces de ser genios y de ser Dios realizado. Asimismo, asevera que lo importante
de su filosofía no es adorar al mensajero, o a una cara o a una imagen —lo que en el pasado causó el colapso
de muchos esfuerzos dirigidos hacia la iluminación—, sino escuchar el mensaje mismo. También está
afirmando que la verdadera esencia del ser humano no se limita al cuerpo físico o a un género específico. Es
por eso que el fenómeno de la canalización tiene cabida dentro del marco de su sistema de pensamiento. En
otras palabras, la canalización, tal y como sucede en la persona de JZ Knight, sólo es posible si las
enseñanzas de Ramtha son verdad.
Así, la veracidad de este fenómeno determina la verdad del mensaje de Ramtha. Esta consideración cobra
importancia debido a que el avance de la ciencia ha desarrollado pruebas y equipos que pueden escrutar este
fenómeno y estudiarlo desde los puntos de vista psicológico, neurológico y fisiológico. Hoy en día, existen
técnicas científicas que permiten estudiar el fenómeno de la canalización a través de JZ Knight y excluir la
posibilidad de fraude. Concretamente, estos estudios científicos se realizaron en 1996, cuando un distinguido
equipo de doce expertos —que comprendía científicos, psicólogos, sociólogos y expertos religiosos conocidos
mundialmente— estudiaron a JZ Knight antes, durante y después de canalizar a Ramtha. Después de llevar a
cabo los estudios de investigación científica —en los que usaron la última tecnología y equipos disponibles—
concluyeron que las lecturas tomadas de las respuestas del sistema nervioso autónomo de JZ Knight eran tan
85
drásticas, que cualquier posibilidad de fraude consciente, esquizofrenia o desorden de personalidad múltiple
quedaba categóricamente rechazada.
Ramtha se esmera mucho para que toda su audiencia vaya comprendiendo a un mismo ritmo. Insiste
continuamente en la importancia de que los estudiantes articulen cada parte de la enseñanza explicándosela el
uno al otro. Esto asegura que toda la audiencia capte la enseñanza, y le permite a Ramtha abordar de manera
más poderosa el trasfondo particular y nivel de comprensión de la gente que lo está escuchando. Algunas
veces lleva a la audiencia a una profunda contemplación filosófica de un tema en concreto, y otras, usa la
dramatización para darle poder a su mensaje.
Una vez explicados los aspectos filosóficos de la enseñanza, Ramtha inicia al estudiante en ese
conocimiento para que pueda convertirse en experiencia personal y sabiduría. Estas iniciaciones están
constituidas por diversas disciplinas que él ha diseñado, en las que el estudiante tiene la oportunidad de
enfrentarse al conocimiento. En esto, Ramtha es diferente a otros profesores: adquiere el papel de un maestro
profesor y un hierofante, un profesor que tiene el poder de manifestar lo que dice y lo que se propone. Esto es
un aspecto importante de las enseñanzas, que las asemeja al movimiento gnóstico y filosófico, y a las antiguas
escuelas de misterio. Sin embargo, un examen detallado del sistema de pensamiento de Ramtha, muestra
claras diferencias, en cuanto a forma y contenido, respecto de lo que se conoce tradicionalmente como el
gnosticismo y la filosofía de las escuelas de misterio. El propio Ramtha no se refiere a su sistema de
pensamiento en estos términos, sino que lo llama la Escuela de Iluminación de Ramtha, la escuela de sabiduría
antigua dedicada a la Gran Obra. Esta consiste en la aplicación práctica de las enseñanzas de Ramtha, en la
cual las personas tienen la oportunidad de conocerse a sí mismas e iluminarse.
Después de estas consideraciones, el lector debe ser consciente de que las enseñanzas de Ramtha en
forma escrita capturan sólo una parte de su exposición, ya que carecen del elemento dinámico que las
acompaña, la inflexión de la voz, la enseñanza sin palabras y su aplicación a la práctica.
Ramtha redefine el lenguaje que utiliza para enseñar acuñando palabras nuevas. El significado de estas
nuevas palabras queda claro dentro del contexto de cada enseñanza, las que a su vez se aclaran gracias al
uso de palabras tan inusuales. Hemos elaborado un glosario de términos y conceptos que Ramtha utiliza
eficazmente, para facilitar la interpretación correcta de sus enseñanzas. Asimismo, hemos proporcionado un
índice conceptual detallado para permitir que el lector busque referencias sobre temas específicos de interés
cubiertos en este libro, y para animar al estudio y a la investigación de este material.
Ramtha se ayuda con dibujos y diagramas para enseñar y explicar conceptos abstractos como el vacío,
conciencia, tiempo, energía, espacio, etc. Hemos incluido a lo largo de este libro los dibujos y diagramas que
se usaron en este curso en particular. Ramtha, a lo largo de su tesis, señala un determinado lugar en el dibujo
usando las palabras "aquí", "este", "ese" o "estos". Hemos incorporado al texto estas referencias entre
paréntesis. El objetivo del editor es proveer a los lectores la oportunidad de participar y experimentar estas
sesiones como si estuvieran presentes.
Es importante que el lector tome esto en cuenta cuando lea las enseñanzas de Ramtha, dado que en
algunas instancias podría parecer, a primera vista, que su uso del inglés es más bien arcaico o tosco. Ramtha
es muy cuidadoso y abarcador al presentar su pensamiento. Todo lo que hace, cada término que utiliza, tiene
un significado y un propósito específicos; representa y es consecuente con la totalidad de su mensaje.
Al preparar las enseñanzas de Ramtha para su publicación en forma impresa, se ha puesto especial
atención en presentarlas, en la medida de lo posible, en el mismo contexto y forma en que fueron transmitidas.
Para evitar la alteración de las enseñanzas, se ha tenido mucho cuidado en no sacarlas de contexto ni usar un
sistema de puntuación que pudiera cambiar el significado. Sin embargo, somos conscientes de que el elemento
humano de percepción y de comprensión limitadas es inevitable. El único modo de asegurarse de que el
mensaje sea transmitido y recibido en su belleza y originalidad prístina es cuando el lector lo adopta como un
paradigma verdadero. De esta forma, da los frutos de verdad y sabiduría que promete.
El contenido de este libro está basado en Ramtha Dialogues , una serie de grabaciones magnéticas de
Ramtha en audiencia con sus estudiantes, registradas en la Oficina de Copyright de los Estados Unidos con
permiso de JZ Knighty JZK, Inc. Las cintas de los diferentes cursos que han sido usadas en los capítulos de
este libro, se han dejado en la forma original del diálogo que tuvo lugar cuando estas fueron impartidas por
Ramtha.
El Capítulo 1: Comenzando el camino de la Iluminación, se ha sustraído de la cinta magnetofónica N° 268
de Ramtha Dialogues®, El altiplano del aprendizaje, 7 de Noviembre de 1989; la cinta N° 269 El puente al
infinito, 8 de Noviembre de 1989; la cinta N° 348, El plano Sublime I 24 al 26 de Enero de 1997; y la cinta N
°355, El Plano Sublime //,8 al 10 de Agosto de 1997. El Capítulo 2: La Rueda de la Reencarnación, se ha
sustraído de la cinta magnetofónica N° 336 de Ramtha Dialogues ®, Una sola cosa, 19 de Septiembre de 1996.
El Capítulo 3: La última batalla contra la tiranía y la esclavitud, se ha sustraído de la cinta magnetofónica N°
302 de Ramtha Dialogues®, Ponerse al día en el cambio, 9 de Enero de 1991. El Capítulo 4: Redefinir al Yo
como el Yo espiritual, se ha sustraído de la cinta magnetofónica N° 348 de Ramtha Dialogues®. El Plano
Sublime I -Así en la tierra como en el Cielo: Nuestra jornada en la vida y la muerte y más allá, 24 al 26 de
86
Enero de 1997. El Capítulo 5: La Muerte y la revelación de nuestro motivo ulterior, y el Capítulo 6: Conclusión -
Mente dimensional contra mente lineal, se han sustraído de la cinta magnetofónica N° 355 de Ramtha
Dialogues®, El Plano Sublime II, 8 al 10 de Agosto de 1997.
Las enseñanzas de Ramtha abarcan una gran cantidad de temas, sin embargo, todos ellos sirven para
exponer los conceptos fundamentales de su propio sistema de pensamiento. En repetidas ocasiones, Ramtha
ha recalcado que la totalidad de su mensaje podría expresarse con la frase «Tú eres Dios». Pero ¿cómo
hemos de interpretar esta afirmación? Probablemente haya tantas definiciones de la palabra «Dios» como
personas en la Tierra. A fin de comprender correctamente las enseñanzas de Ramtha, es crucial que tomemos
conciencia, a la vez, de nuestro propio concepto de Dios, y de su contraste con la explicación y definición de
Ramtha acerca de Dios y de la naturaleza de la realidad.
¿Cuál es la esencia de todas las cosas? ¿Cuál es su origen? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cuál es su destino?
Para abordar estos interrogantes, Ramtha comienza con el concepto del Vacío.
El Vacío es la fuente de la cual surgió todo lo que existe. Ramtha describe al Vacío como «una inmensa
nada materialmente, pero todas las cosas potencialmente». En el Vacío no hay nada, ni movimiento ni acción.
Muchas aproximaciones filosóficas al interrogante de Dios, mcluyendo las teologías de las religiones
monoteístas, han concebido a Dios como un ser omnisapiente, infinito, absoluto, trascendente e immutable. En
el sistema de Ramtha, los atributos de absoluto, infinito e inmutable son características del Vacío. El Vacío es
autónomo, autosuficiente, está en un estado de reposo y de ausencia de necesidad.
Aunque el Vacío se vea como una vastedad que lo contiene todo, en su estado original no posee
conocimiento de sí mismo, ya que el conocimiento es una acción.
El concepto de Dios como creador, «la primera causa» o «el motor inmóvil», que encontramos en la filosofía
de Aristóteles y en la teología de Tomás de Aquino, es descrito por Ramtha en función del Vacío
contemplándose y conociéndose a sí mismo. Este acto de contemplación representa un movimiento único en el
Vacío, el cual originó un punto de conciencia y saber de sí mismo. A este punto de conciencia se lo llama Punto
Cero, el Observador, la Conciencia Primaria, Conciencia y Energía, y Dios. Punto Cero lleva en sí la intención
primordial de experimentar y hacer conocido aquello que es desconocido y que se encuentra en un estado de
potencialidad dentro de la vastedad del Vacío. Esta es la base para la evolución. El Vacío contemplándose a sí
mismo es la fuente y origen de la persona. La afirmación de Ramtha «Tú eres Dios» habla de la persona como
el Observador, la encarnación de Punto Cero, y Conciencia y Energía creativas.
Para cumplir con su naturaleza de evolucionar y hacer conocido lo desconocido, Punto Cero imitó el acto de
contemplación del Vacío. Al hacer esto, Punto Cero creó un punto de conciencia referencial que funcionó como
un espejo a través del cual pudo tener conciencia de sí mismo. Ramtha se refiere a esta conciencia de reflejo
como la Conciencia Secundaria. Punto Cero descansa en el regazo del Vacío y no tiene límites en cuanto a lo
que puede saber. El reflejo entre Punto Cero y la conciencia de reflejo genera un medio ambiente, un plano
tangible de existencia en el tiempo y en el espacio. El Espíritu es el aspecto dinámico de Punto Cero; es la
voluntad o la intención que desea saber y experimentar lo desconocido. La exploración de los potenciales del
Vacío, llevada a cabo por Punto Cero y la conciencia de reflejo, generó siete niveles de conciencia y, en
consecuencia, siete niveles de espacio y tiempo, o frecuencia. Este viaje y acto de creación, bajando por siete
niveles de conciencia y energía, se llama «el viaje de la involución». La travesía de regreso a Dios y al Vacío se
llama «el viaje de la evolución». El alma es diferente del espíritu; Ramtha se refiere al alma como el Libro de la
Vida. El alma es quien registra todas las experiencias y la sabiduría que se han obtenido en el vía de la
involución y la evolución.
El conflicto del ser humano se expresa en función del olvido, la amnesia y la ignorancia de sus orígenes y
de su destino. El viajero, o la conciencia de reflejo, se identificó tanto con el plano de existencia más denso y
más lento, que olvidó su propia inmortalidad y divinidad. El ser humano se ha convertido en un extraño para sí
mismo —para el Dios que vive dentro de nosotros y que es nosotros— y ha buscado ayuda, sentido y
redención en una causa externa. Al hacer esto, la humanidad niega su propia divinidad y excluye cualquier
posibilidad de liberarse de su condición actual.
Es importante observar que en el sistema de pensamiento de Ramtha, el mundo material —el plano de
existencia más denso— y el cuerpo físico, jamás son considerados como indeseables, perversos o
esencialmente malos. La interpretación dualista de la realidad que encontramos típicamente en las tradiciones
gnósticas —que recalca la lucha entre el bien y el mal, lo bueno y lo malo, la luz y la oscuridad, el pecado y la
virtud— está básicamente excluida del sistema de pensamiento de Ramtha. Lo que se vuelve una situación
indeseable es permanecer en un estado de ignorancia y negación de nuestra naturaleza y destino verdaderos.
Es absurdo discutir por nuestras limitaciones, cuando somos nosotros, como Conciencia y Energía, quienes las
hemos creado.
El sendero hacia la iluminación es el viaje de la evolución de regreso a Punto Cero. Al llevar a cabo esta
tarea, la persona cumple el mandato de hacer conocido lo desconocido y entregar al Vacío su experiencia para
que se convierta en sabiduría eterna.
87
Todas las disciplinas de la Gran Obra diseñadas por Ramtha, y que él utiliza para iniciar a sus estudiantes
en las enseñanzas, siguen el modelo —y en cierto sentido lo imitan— del proceso de contemplarse a sí mismo
experimentado por el Vacío, el cual dio origen a Conciencia y Energía, las que a su vez crean la naturaleza de
la realidad.
En conclusión, los cuatro pilares de la filosofía de Ramtha son: el concepto del Vacío, Conciencia y Energía
crean los siete niveles de la realidad, la afirmación «Tú eres Dios», y el mandato de hacer conocido lo
desconocido. En las tradiciones antiguas pueden encontrarse numerosos indicios del pensamiento de Ramtha,
aunque en la mayoría de los casos, todo lo que queda son débiles ecos que apenas han sobrevivido el paso
del tiempo y la pérdida de un contexto apropiado Para su interpretación. Algunas de estas tradiciones son: las
filosofías de los antiguos egipcios y el faraón Akhenatón; la descripción de Buda de sí mismo como «el que
está despierto»; el entendimiento de Sócrates acerca de la virtud y la inmortalidad del alma; el concepto de las
formas universales de Platón; la vida y las enseñanzas de Yeshua ben Joseph; las obras del apóstol Santo
Tomás, el Himno de la Perla; el himno al verbo divino en el Evangelio según San Juan; Apolonio de Tyanna;
Orígenes; Mani; los cataros y los albigenses; Francisco de Asís; los místicos judíos y cristianos; el dibujo de
San Juan de la Cruz Subida al Monte Carmelo, donde la cumbre se ubica en la parte superior de la cabeza del
cuerpo humano; las obras de arte de diversos artistas como Miguel Ángel y Leonardo da Vinci; los escritos y
las experiencias místicas de Teresa de Ávila; las obras de Fray Luis de León; los humanistas del movimiento
renacentista en Europa; los rosacruces, y los maestros del Lejano Oriente, entre otros.
Las enseñanzas de Ramtha nos ofrecen una perspectiva única desde la cual contemplar el misterio de la
vida; nos brindan un marco en el que los interrogantes que la filosofía, la ciencia y la religión no han
respondido, encuentran un nuevo significado. Estas enseñanzas pueden llevar el alcance de la experiencia
humana mucho más allá de los limites que, hasta el día de hoy, han establecido la ciencia y las diversas
religiones del mundo. El sistema de pensamiento de Ramtha no es ni una religión ni una interpretación
filosófica de la realidad, es la verdad que se obtuvo y se comprobó a través de la experiencia de un miembro de
la raza humana. En este sentido, es el conocimiento de Ramtha, la ciencia de Ramtha. Y ahora que el sendero
ha sido transitado, las puertas están abiertas para todos aquellos que deseen explorarlo y realizar su propio
camino hacia lo desconocido.
GLOSARIO DE RAMTHA
ACTITUD COLECTIVA : Conjunto de actitudes y patrones de pensamiento comunes a un grupo de gente.
AHK MEN RA : Nombre de uno de los grupos individuales creados por Ramtha en la Escuela de Iluminación.
Ramtha nombró y facultó a cada grupo con un propósito y misión específicos que proporcionan unidad e
identidad a sus miembros.
AKASHA : Palabra de origen sánscrito que en la filosofía hindú se utiliza para referirse al otro mundo, el éter o el
reino espiritual.
ALMA : Ramtha se refiere al alma como «el Libro de la Vida», en el que el viaje completo de la involución y
evolución del individuo se graba en forma de sabiduría.
AMOR INCONDICIONAL : Es la expresión de la conciencia del cuarto sello. Es el comienzo de la iluminación y la
finalización de la dualidad, la carencia y la separación que percibe la personalidad. Es amor en libertad, sin
ninguna atadura emocional. El amor incondicional es un estado mental de naturaleza dadora y creativa, es la
representación más exacta de Dios.
ANALÓGICO : Ser analógico significa vivir en el Ahora. Es el momento creativo y existe fuera del tiempo, el pasado
y las emociones.
ANTICRISTO : Es el Cristo alterado, la personalidad humana limitada que destruye nuestro Yo divino y verdadero.
Se aplica a toda cosa o persona que anula y despoja a la humanidad de sus derechos naturales y de su
divinidad.
ASCENSIÓN : Consecuencia natural de alcanzar la iluminación. Es el producto de abrir todos los centros de
energía del cuerpo humano, y el total florecimiento de la mente subconsciente, lo que resulta en una libertad
absoluta sobre todos los planos de existencia. Ramtha fue el primer ser humano nacido de hombre y mujer que
ascendió de este plano sin morir; se elevó por encima de su gente después de haberles enseñado, durante 120
días todo lo que él había aprendido acerca del Dios Desconocido. Después de despedirse de ellos, aumentó la
frecuencia de su cuerpo hasta un punto elevado y desapareció con un destello de luz cegadora. Existen
registros de que Yeshua ben Joseph, después de su muerte y resurrección, ascendió del plano físico delante
de sus discípulos junto al Mar de Galilea.
ASSAY : Significa «la prueba del iniciado». En estos cursos que duran comúnmente 10 días, los estudiantes
tienen la oportunidad de evaluar el nivel que han alcanzado.
ATLANTE : Individuo originario del continente de la Atlántida.
88
ATRIO DE LOS CONSTANTES : Plano de existencia de una frecuencia más elevada que la del plano material, donde
las almas esperan su oportunidad de encarnar en el cuerpo físico.
AVATAR : Maestro que tiene el poder de manifestar a voluntad, pero que aún no se ha realizado plenamente
como maestro ni ha conquistado la muerte.
BANDAS, LAS : Son los dos conjuntos de siete frecuencias cada uno que rodean al cuerpo humano y lo mantienen
unido. Cada una de esas siete capas de frecuencia en cada banda, corresponde a los siete sellos de los siete
niveles de conciencia en el cuerpo humano. Las bandas son el campo áurico que posibilita los procesos de la
mente binaria y la mente analógica.
BOKTAU : Significa «la gran prueba» y es un retiro en la Escuela de Iluminación de Ramtha que dura al menos 30
días. El mini-Boktau es un retiro más corto que normalmente dura 15 días.
C&E=R : Conciencia y Energía crean la naturaleza de la realidad.
C&E™ : Es la abreviatura de Conciencia&Energía™. Esta es la marca registrada de la disciplina fundamental
que se enseña en la Escuela de Iluminación de Ramtha (RSE) y que se utiliza para la manifestación y para
elevar la conciencia. Por medio de esta disciplina el estudiante aprende a crear un estado mental analógico,
abrir los sellos superiores y crear la realidad desde el Vacío. El curso de C&E™ para principiantes es un curso
introductorio en el cual los estudiantes principiantes aprenden las disciplinas y conceptos fundamentales de las
enseñanzas de Ramtha. Estas enseñanzas del curso introductorio pueden encontrarse en el libro Guía del
Iniciado para Crear la Realidad (Editorial Sin Limites, 1999), y en el vídeo Creando la Realidad Personal (Yelm:
JZK Publishing, a división ofJZK, Inc, 1997).
CAJA, LA : Es el conjunto de actitudes, hábitos, creencias y procesos de pensamiento que la persona humana
acepta y que le impide explorar nuevos paradigmas de pensamiento y experiencia. La caja equivale a la red
neuronal y a la personalidad humana.
CAMPO : Véase Trabajo de Campo™.
CAMINATA DEL CRISTO : Disciplina diseñada por Ramtha en la que el estudiante aprende a caminar con lentitud y
plenamente consciente; aprende a manifestar la mente de un Cristo a cada paso que da.
CAPACIDAD HIPNÓTICA : Capacidad de entrar en un estado alterado de conciencia llamado mente analógica. En
este estado la actividad de la neocorteza se paraliza y se activan el cerebro medio y el cerebelo inferior.
CAPACIDAD PSÍQUICA : Capacidad de saber algo sin la ayuda de la percepción sensorial. La capacidad psíquica se
desarrolla cuando se tiene acceso al cerebro medio y éste se abre para recibir la información proveniente del
medio ambiente en un nivel de frecuencia más elevado que la banda de frecuencia hertziana.
CÁRBULO : Túbulo de carbono, microtúbulo o esqueleto de la célula.
CEREBRO AMARILLO : Con este término Ramtha se refiere a la neocorteza, la morada del pensamiento emocional y
analítico.
CHARRA : Palabra de origen sánscrito. Es donde se cruzan dos líneas de energía. Un punto chakra es un punto
de intersección de energía, algo muy distinto de los siete sellos o centros de conciencia en el cuerpo humano.
CIELO : Este término se usa de tres modos diferentes: para referirse al paraíso, para un plano de existencia en
general y, específicamente, para nombrar el área silenciosa de la neocorteza, el lóbulo frontal.
CONCIENCIA : Es el hijo que nació del Vacío cuando éste se contempló a sí mismo. Es la estructura y esencia de
todo ser. Todo lo que existe ha sido originado en la conciencia y manifestado exteriormente por su servidora, la
energía. El flujo de conciencia alude al estado continuo de la mente de Dios.
CONCIENCIA COLECTIVA : Concepto similar al «inconsciente colectivo» de Karl Jung. Una conciencia colectiva es un
estado mental reconocible que un grupo de gente, país o cultura, poseen en común.
CONCIENCIA CUERPO-MENTE : Es la conciencia perteneciente al plano físico y al cuerpo humano.
CONCIENCIA SOCIAL : Es la conciencia del segundo plano y de la banda de frecuencia del infrarrojo. También se la
llama la imagen de la personalidad humana, la mente de los tres primeros sellos. La conciencia social se refiere
a la conciencia colectiva de la sociedad humana. Es la colección de pensamientos, suposiciones, juicios,
prejuicios, leyes, moralidad, valores, actitudes, ideales y emociones de la fraternidad de la raza humana.
CONCIENCIA Y ENERGÍA : Conciencia y Energía están combinadas de manera inextricable y son la fuerza dinámica
de creación. Todo lo que existe se origina en la conciencia y se manifiesta en la materia a través de la
modulación del impacto de su energía.
CONEXIÓN FIJA : Son las conexiones neurológicas del cerebro que han sido establecidas y trazadas como en un
mapa. Repetir un patrón de pensamiento tres veces es todo lo que se requiere para crear un hábito y grabarlo
en la red neuronal.
CONSTANTES : Seres que viven en el Atrio de los Constantes. Son los señores que gobiernan el equilibrio y los
ciclos del reino de la naturaleza.
89
CRISTO : Este no es el nombre ni el título de ningún individuo en particular, es el nombre que reciben todos
aquellos que han dominado el plano físico y conquistado la muerte. El Cristo en la persona humana es el Dios
interior, el aspecto divino de la persona.
CROSHAM : Es el nombre de la espada que Ramtha usó en sus tiempos. Esta espada era tan grande que se
necesitaban las manos de diez hombres para sostener su empuñadura.
CRUZADO («CROSSOVER») : Con este término se designa a las almas que, en su siguiente encarnación, quisieron
comprender al sexo opuesto conservando la perspectiva de su género. Un cruzado puede entenderse como un
hombre viviendo en el cuerpo de una mujer y viceversa. Sucede a menudo que las personas confundidas
acerca de su orientación sexual son cruzados, pero no siempre éste es el caso.
CUARTO PLANO : El cuarto plano de existencia es el reino de la conciencia puente y la frecuencia ultravioleta. Se lo
define como el plano de Shiva, el destructor de lo viejo y creador de lo nuevo. En este plano la energía todavía
no se ha divido en carga positiva y carga negativa. Todo cambio o curación permanente del cuerpo físico debe
realizarse primero en el nivel del cuarto plano y el Cuerpo Azul. A este plano se lo llama también el Plano Azul
o plano de Shiva.
CUARTO SELLO : Está asociado con la glándula del timo y con el amor incondicional. Cuando se activa este sello,
se libera una hormona que mantiene al cuerpo en un perfecto estado de salud y detiene el proceso de
envejecimiento.
CUERPO AZUL : Cuerpo correspondiente al cuarto plano de existencia, la conciencia de puente, y la banda de
frecuencia ultravioleta. El Cuerpo Azul es el «señor» que está por encima del cuerpo de luz y del plano físico.
CUERPO AZUL™, CURACIÓN POR EL : En esta disciplina que enseña Ramtha, el estudiante eleva su conciencia
despierta al nivel de conciencia del cuarto plano y del Cuerpo Azul con el fin de curar o modificar el cuerpo
físico.
CUERPO AZUL™, DANZA DEL : En esta disciplina que enseña Ramtha, el estudiante eleva su conciencia despierta
hasta el nivel de conciencia del cuarto plano. Esta disciplina permite el acceso al Cuerpo Azul y la apertura del
cuarto sello.
CUERPO DE LUZ : Es lo mismo que el cuerpo radiante; es el cuerpo que corresponde al tercer plano, a la
conciencia despierta y a la banda de frecuencia de la luz visible.
CUERPO DORADO : Cuerpo correspondiente al quinto plano, la superconciencia y la frecuencia de rayos X.
CUERPO EMOCIONAL : Es la colección de emociones pasadas, actitudes y patrones electroquímicos que definen la
personalidad humana de un individuo. Ramtha lo define como la seducción de quien no está iluminado. Es la
causa de la reencarnación cíclica.
CUERPO RADIANTE : Véase Cuerpo de luz.
DERRAMAR TU SEMILLA : Eyacular el esperma.
DÍAS DE LOS DIÁLOGOS : Se refiere a las audiencias con Ramtha en las que se animaba a los participantes a
hacerle preguntas directas y personales. Estas audiencias fueron anteriores a la fundación de la Escuela de
Iluminación de Ramtha, en 1988.
DIMENSIÓN : Atmósfera o medio ambiente que se crea entre dos puntos cualesquiera de conciencia. Hay siete
planos principales de existencia y un número infinito de dimensiones en cada uno de ellos.
Dios : Las enseñanzas de Ramtha son una exposición de la frase que afirma «Tú eres Dios». La humanidad
puede definirse como los «dioses olvidados». Dios es diferente del Vacío: Dios es el punto de conciencia que
surgió del Vacío cuando éste se contempló a sí mismo.
Dios DESCONOCIDO : El Dios Desconocido era el Dios único de los lémures, los ancestros de Ramtha. Representa
también la divinidad olvidada y el origen divino de la persona humana.
Dios INTERIOR:Es el Observador, el Yo verdadero, la conciencia primaria, el Espíritu, el Dios dentro de la persona
humana.
DIOSES : Seres tecnológicamente avanzados provenientes de otros sistemas estelares que llegaron a la Tierra
hace 455.000 años. Estos dioses manipularon a la raza humana genéticamente, modificando y mezclando
nuestro ADN con el suyo. Son responsables de la evolución de la neocorteza y utilizaron a la raza humana
como mano de obra esclava. Evidencia de estos sucesos ha quedado grabada en las tablas y artefactos
súmerios. Este término se utiliza también para describir la verdadera identidad de la humanidad, los «dioses
olvidados».
DIOS-HOMBRE : La plena realización de un ser humano.
DIOS-MUJER : La plena realización de un ser humano.
DISCIPLINAS DE LA GRAN OBRA : Todas las disciplinas de la Gran Obra que se practican en la Escuela de
Iluminación de Ramtha han sido diseñadas en su totalidad por Ramtha. Estas prácticas son iniciaciones
90
poderosas en las que el estudiante tiene la oportunidad de aplicar y experimentar por sí mismo las enseñanzas
de Ramtha.
EGO : Es el Yo, la identidad verdadera de la persona humana.
EGO ALTERADO : Es una versión cualificada de alter ego, término proveniente del latín utilizado en psicología. Se
refiere a la personalidad humana limitada y señala explícitamente la alteración y la represión que ejerce el
individuo sobre su Yo verdadero y divino.
EL PONY PISADOR : Ramtha tomó este nombre de El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien; se refiere a un bar o
taberna de pueblo.
ELECTRUM : Campo electromagnético que tiene polos positivo y negativo llamados electricidad.
ELOHIM : Nombre de uno de los grupos individuales creados por Ramtha en la Escuela de Iluminación. Ramtha
nombró y facultó a cada grupo con un propósito y misión específicos que proporcionan unidad e identidad a sus
miembros. Esta palabra hebrea significa, literalmente, los Dioses, y algunas veces se la utiliza en referencia a
un grupo específico de Dioses que vinieron al planeta Tierra.
ELOHIM KA MEN RA : Nombre de uno de los grupos individuales creados por Ramtha en la Escuela de
Iluminación. Ramtha nombró y facultó a cada grupo con un propósito y misión específicos que proporcionan
unidad e identidad a sus miembros.
EMBLEMA («CARTOUCHE») : Símbolo que representa la esencia de una idea o de una persona.
EMOCIONES : Una emoción es el efecto físico y bioquímico de una experiencia. Las emociones pertenecen al
pasado porque son la expresión de experiencias ya conocidas y fijadas en los mapas de las conexiones
neuronales del cerebro.
ENCARNACIÓN : Es una experiencia de vida en particular. Lo transpersonal, el espíritu, el Yo verdadero del
individuo es hijo del Vacío y de naturaleza inmortal. El alma es diferente del espíritu; es la que registra las
experiencias del espíritu inmortal. Así, el espíritu y el alma asumen una forma física en una encarnación a fin
de interactuar con el plano físico de existencia. En el momento de la muerte, el espíritu y el alma dejan el
cuerpo físico y tienen la oportunidad de adquirir una nueva encarnación, un nuevo cuerpo físico, para completar
el aprendizaje que desean en este plano.
ENERGÍA : La energía es el complemento de la conciencia. Toda conciencia lleva consigo un impacto dinámico
de energía, una radiación, o una expresión natural de sí misma. Del mismo modo, todas las formas de energía
contienen una conciencia que las define.
ENERGÍA ROJA : Este término se usa en referencia a la energía Kundalini y a la energía psíquica.
ENFOQUE («FOCUS») : La capacidad de enfocarse en un pensamiento es uno de los componentes principales de
las disciplinas de la Gran Obra. Consiste en mantener consciente y analógicamente en el lóbulo frontal del
cerebro la imagen holográfica con la que se representa un pensamiento.
ENVIAR Y RECIBIR : Disciplina que enseña Ramtha, en la cual el estudiante aprende a obtener información usando
las facultades del cerebro medio y excluyendo la percepción sensorial. Esta disciplina desarrolla en el
estudiante la capacidad psíquica de telepatía y adivinación.
ÉPOCA DE LA SANGRE : Ciclo de la menstruación.
ERA DE DIOS : Tiempo en que los avances de la ciencia florecerán como nunca lo han hecho antes. Esta era
sobrevendrá como resultado de un cambio deliberado en el tiempo y sus valores. La enfermedad, el
sufrimiento, el odio, el envejecimiento, la muerte y la guerra dejarán de existir sobre este plano, sólo la vida
continua. A través del conocimiento, el entendimiento y un amor profundo, esto se manifestará en la vida de
cada entidad.
ESCUELA DE SABIDURÍA ANTIGUA : Este es el título que recibieron las diversas escuelas que existieron a lo largo de la
historia donde se enseñaba el conocimiento sagrado de la Gran Obra. Ramtha ha sido en gran parte
responsable de todas estas escuelas.
ESMERALDA DE TU UNIVERSO : El planeta Tierra.
ESOTÉRICO : Se refiere al conocimiento oculto o sagrado.
ESPACIO LIBRE : Es la experiencia de liberarse de la caja y de los moldes de nuestra personalidad limitada. Se
define también como éxtasis. Es la experiencia de una perspectiva más amplia y elevada que permite a las
personas ver con claridad y comprender aquello que anteriormente en sus vidas parecía ser caótico y sin
solución.
ESPÍRITU ATADO A LA TIERRA : Espíritu de aquellos que han muerto pero que no se han desprendido de su vida
pasada y de su existencia física. Viven en la frecuencia del infrarrojo y se los conoce comúnmente como
fantasmas.
ESTADO DE VIGILIA («TWILIGHT»™) : Disciplina enseñada por Ramtha en la cual los estudiantes aprenden a llevar
91
sus cuerpos hasta un estado catatónico similar al sueño profundo, conservando a la vez su conciencia
despierta.
ETÉRICO : Perteneciente al otro mundo, al éter, al orden espiritual.
EVOLUCIÓN : Es el viaje de regreso a casa, desde los niveles más bajos de frecuencia y la materia, hasta los
niveles más elevados de conciencia y Punto Cero.
EXTRAORDINARIO («OUTRAGEOUS») : Ramtha utiliza esta palabra para referirse a algo o alguien que está más allá de
lo común, que es ilimitado y que posee gran audacia y bravura.
FARAÓN ALADO : Título reservado a faraones de sexo femenino que llevaban el símbolo sagrado del disco alado.
Las mujeres faraones fueron maestros supremos que podían curar sólo con tocar. Amadas por el pueblo, lo
gobernaban con justicia y sabiduría. La dinastía faraónica se remonta más allá de los registros que existen de
la historia egipcia.
FÍSICA LINEAL : Nombre dado a la física clásica o newtoniana.
FRECUENCIA : Velocidad de vibración que caracteriza a una onda de energía. Se usa para describir la velocidad
vibratoria de las ondas y partículas de un plano de existencia en particular.
FRUTO DE LA VID : El vino.
FUERZA VITAL : Es el Padre, el espíritu, el aliento de vida dentro de la persona; la plataforma desde la cual la
persona crea sus ilusiones, sueños e imaginación.
GNOSIS : Palabra de origen griego que significa «conocimiento». Este término fue utilizado por los movimientos
gnósticos de principios de la era cristiana para describir un sistema de conocimiento y entendimiento de Dios,
la creación, la condición humana y el destino, que era revelado por una fuente trascendental. Este
conocimiento sagrado ejercía sobre las personas un efecto liberador o redentor.
GNOSTICISMO : Término que desde siglo XVIII se aplica a los movimientos gnósticos de principios de la era
cristiana, y que comprende una amplia selección de enseñanzas provenientes de diversas tradiciones de la
época. Sus ideas básicas consisten en una visión dualista del mundo; creen que cada ser humano tiene una
chispa de divinidad que está atrapada en la materia, provocando así un conflicto entre la luz y la oscuridad,
conocimiento e ignorancia, lo bueno y lo malo. La revelación del conocimiento sagrado permite que el alma del
individuo se libere de la carne, y así regrese a Dios, su fuente.
GRAN ARQUITECTO, EL : Se refiere al cerebro y, más específicamente, a la neocorteza y el lóbulo frontal, donde se
crean las imágenes holográficas o pensamientos.
GRAN OBRA (O EL GRAN TRABAJO) : Es la aplicación práctica de las enseñanzas de las Escuelas de Sabiduría
Antigua. Alude a las disciplinas mediante las cuales la persona humana se ilumina y se transmuta en un ser
divino e inmortal.
HACER CONOCIDO LO DESCONOCIDO : Esta frase expresa el mandato prístino y divino que recibió la conciencia original:
manifestar y hacer conscientes todos los potenciales infinitos del Vacío. Representa la intención primordial en
la que se inspira el proceso dinámico de la evolución.
HECHICERA : Nombre poético que Ramtha da a la luna.
HERMANDAD BLANCA : Hermandad invisible de maestros ascendidos que aman, observan y colaboran con la
evolución de la humanidad.
HIERBA, LA : La marihuana.
HIEROFANTE : Maestro profesor capaz de manifestar aquello que enseña e iniciar a sus estudiantes en ese
conocimiento.
HIJO/HIJA DEL HOMBRE : Este concepto se refiere a los aspectos humano y físico del individuo. Una persona actúa
como el hijo o la hija del hombre o la mujer cuando elige seguir su humanidad en lugar de su divinidad.
HIJO/HIJA DE DIOS : El hijo o la hija de Dios es el individuo que nace a un estado de conciencia más amplio y
elevado que el de los tres primeros sellos. Actuar como el hijo o la hija de Dios es vivir desde la perspectiva de
nuestra conciencia divina en vez de nuestra conciencia humana.
HIPERCONCIENCIA : Es la conciencia correspondiente al sexto plano y a la frecuencia de rayos Gama.
HOMBRES GRISES : Grupo de personas muy influyentes, dueñas de los principales bancos y corporaciones que
controlan los acontecimientos políticos y económicos del mundo.
IAUT ALEPH : Nombre de uno de los grupos individuales creados por Ramtha en la Escuela de Iluminación.
Ramtha nombró y facultó a cada grupo con un propósito y misión específicos que proporcionan unidad e
identidad a sus miembros.
ILUMINACIÓN : Es la plena realización de la persona humana, la conquista de la inmortalidad y la mente ilimitada.
Es el resultado de elevar la energía Kundalini desde la base de la columna vertebral hasta el séptimo sello,
92
despertando las partes del cerebro que están en estado latente. Cuando la energía penetra en el cerebelo
inferior y el cerebro medio, y la mente subconsciente se abre, la persona experimenta un destello de luz
cegadora llamado iluminación.
IMAGEN, LA : Es la conciencia social. También es la mente que es producto de la red neuronal o la personalidad.
INCONCIENCIA : Pérdida de la conciencia.
INFIERNO : Ramtha explica que el concepto de infierno se refería, en sus orígenes, a una tumba poco profunda.
Esta era una forma de entierro despreciable, ya que el cadáver quedaba a merced del ataque de animales
salvajes. El único lugar donde Ramtha encontró la existencia del infierno como un lugar de castigo eterno fue
en la conciencia de los hombres y las mujeres que creían en él.
INFINITO DESCONOCIDO : Banda de frecuencia del séptimo plano de existencia y de la ultraconciencia.
INVOLUCIÓN : Es el viaje desde Punto Cero y el séptimo plano hasta los niveles de materia y frecuencia más bajos
y densos.
IONIA : Jonia. Región del continente de la Atlántida donde se encuentra la actual Macedonia.
JEHOVÁ : Ser tecnológicamente avanzado, extremadamente inseguro y belicoso, que sentía un gran odio por su
hermana. Fue responsable de que Abraham se marchara de Babilonia y se estableciera en Canaán para dar
origen al pueblo hebreo, y de que Moisés se fuera de Egipto hacia la Tierra Prometida.
JZ KNIGHT : Única persona que Ramtha ha designado como su canal. Ramtha se refiere a JZ como «su amada
hija». Ella fue Ramaya, una de los hijos de la Casa del Ram durante la vida de Ramtha.
KA : Palabra egipcia que se refiere al cuerpo de luz de una persona.
KARMA : Consecuencia natural de las acciones y pensamientos de una persona; se compone de todos los
asuntos sin resolver, actitudes y emociones que una persona aún no ha poseído como sabiduría. Esos temas
que el alma todavía no ha resuelto son la verdadera causa del ciclo reiterativo de encarnaciones.
KIRLIAN (FOTOGRAFÍA) : Proceso fotográfico desarrollado por técnicos rusos mediante el cual es posible captar el
campo áurico de un objeto vivo.
KUNDALINI : La energía Kundalini es la fuerza vital que, durante la pubertad de la persona, desciende desde los
sellos superiores hasta la base de la columna vertebral. Es un gran paquete de energía que está reservado
para la evolución humana y usualmente se lo representa como una serpiente enroscada en la base de la
columna. Es diferente de la energía que emana de los tres primeros sellos y que es responsable de la
sexualidad, del dolor y el sufrimiento, y del poder y el victimismo. Al Kundalini se lo llama, generalmente, la
serpiente o el dragón durmiente, y el trayecto que realiza desde la base de la columna hasta la coronilla, se
llama el camino de la iluminación. Esto ocurre cuando la serpiente despierta y empieza a dividirse y a danzar
alrededor de la columna vertebral, ionizando el fluído espinal y cambiando su estructura molecular. Como
resultado de esto, se abren el cerebro medio y la puerta a la mente subconsciente.
LEÓN ROJO : Palabra de la alquimia que se refiere al elixir de la inmortalidad.
LIBERTAD INUSUAL : Esta clase de libertad se experimenta cuando el individuo sale de la caja hacia el espacio libre.
LIBRO DE LA EVOLUCIÓN : Es el registro de todas las experiencias del alma en su viaje de regreso desde el primer
plano de lo físico hasta el séptimo plano y Punto Cero.
LIBRO DE LA INVOLUCIÓN : Es el registro de todas las experiencias del alma en su viaje desde Punto Cero hasta el
más denso de los planos de existencia: el físico.
LIBRO DE LA VIDA : Ramtha se refiere al alma como «el libro de la vida» en el que se registra, en forma de
sabiduría, el viaje completo de la involución y evolución de cada individuo.
LÍNEA DE TIEMPO : Probabilidad potencial de eventos que resulta de un estado particular de conciencia.
LÍNEA DE VIDA : Línea de tiempo potencial o eventos probables que resultan de un particular estado mental o de
conciencia de una persona.
LISTA, LA : Disciplina que enseña Ramtha, en la cual el estudiante escribe una lista de lo que quiere saber y
experimentar, y aprende a enfocarse en ella en un estado analógico de conciencia. La lista es el mapa que una
persona usa para diseñar, cambiar y reprogramar su red neuronal. Es una herramienta que ayuda a la persona
a producir cambios significativos y duraderos en sí misma y en su realidad.
Luz, LA : Tercer plano de existencia.
MAESTRO : Persona que es consciente de su divinidad y que aplica este conocimiento en su vida diaria. Ramtha
llama «maestros» a sus estudiantes, ya que ellos están aprendiendo a pensar y actuar como maestros.
MAESTRO ASCENDIDO : Persona que ha dominado el plano físico, las limitaciones del espacio y tiempo, y
conquistado la muerte. Estos maestros han adquirido la capacidad de aumentar la frecuencia de su cuerpo
físico hasta el punto de poder abandonar este plano y aparecer en el plano de existencia o dimensión que
93
deseen. Ramtha, Yeshua ben Joseph, Buda, Zaratustra y Apolonio de Tyanna, entre otros, son maestros
ascendidos. Ramtha fue el primer ser humano que trascendió este plano y ascendió sin jamás experimentar la
muerte.
MAESTRO GENERAL : Nombre que reciben los miembros del personal de la Escuela de Iluminación de Ramtha,
quienes son responsables de la organización y realización de los retiros y cursos de la escuela.
MAESTRO PROFESOR : Maestro ascendido que posee la capacidad de iniciar a sus estudiantes en los misterios del
conocimiento sagrado.
MASA A MASA : Este concepto se aplica a la comprensión de la realidad física desde la perspectiva de lo físico.
MASA CRÍTICA : Alude a la manifestación y coagulación de la conciencia en la materia.
MATERIALIZAR : Término que se refiere a la coagulación y manifestación de un pensamiento en la forma física.
MENSAJERO («RUNNER») : En la vida de Ramtha, un mensajero era el responsable de entregar información o
mensajes concretos. Un maestro profesor posee la capacidad de enviar «mensajeros» a otras personas para
manifestar sus palabras o intenciones en forma de una experiencia o suceso.
MENTE : La mente es el producto de la acción de los flujos de conciencia y energía en el cerebro que crea
formas de pensamiento, segmentos holográficos o patrones neurosinápticos llamados memoria. Los flujos de
conciencia y energía son lo que mantienen vivo al cerebro; son su fuente de poder. La capacidad de pensar de
una persona es lo que la provee de una mente.
MENTE ANALÓGICA : Significa «una sola mente». Es el resultado de la alineación de la conciencia primaria y la
conciencia secundaria, del Observador y la personalidad. En este estado mental se abren los sellos cuarto,
quinto, sexto y séptimo; las bandas giran en dirección opuesta —como una rueda dentro de otra— creando un
vórtice poderoso que permite que los pensamientos alojados en el lóbulo frontal se coagulen y manifiesten.
MENTE BINARIA : Significa «dos mentes». Es la mente que se produce cuando se accede al conocimiento de la
personalidad humana y el cuerpo fisico, sin llegar al conocimiento de nuestra mente subconsciente profunda.
La mente binaria se basa únicamente en el conocimiento, la percepcion y los procesos de pensamiento de la
neocorteza y los tres primeros sellos. En este estado mental, los sellos cuarto, quinto, sexto y séptimo
permanecen cerrados.
MENTE DE DIOS : La mente de Dios se compone de la mente y la sabiduría de todas las formas de vida que han
existido y existirán en cualquier dimensión, tiempo, planeta o estrella.
MENTE DE MONO : La mente oscilante de la personalidad.
MENTE DIMENSIONAL : Es la mente del maestro que ya no piensa en función del tiempo lineal o de una única
dimensión de espacio y tiempo. Es la mente que ve todos los potenciales simultáneamente.
MENTE SUBCONSCIENTE : La mente subconsciente está ubicada en el cerebelo inferior o cerebro reptiliano. Esta
parte del cerebro tiene, de manera independiente, sus propias conexiones con el lóbulo frontal y con la
totalidad del cuerpo. Tiene el poder de penetrar en la mente de Dios, en la sabiduría de las eras.
MERKABAH : Nombre de la gigantesca nave nodriza de los que vienen de más allá de la Estrella Polar.
MOMENTO, EL : Con este término se describe al Ahora eterno y creador, el presente.
Mu : Continente de Lemuria, hoy bajo las aguas del Océano Pacífico.
NABOR : Ciudad en el Valle de Nizire donde Ramtha fue atravesado con una espada.
NEÓFITO : Estudiante principiante de la Gran Obra.
NOCHE OSCURA DEL ALMA : Momento de gran sufrimiento emocional que ocurre como resultado de los profundos
cambios en la comprensión que una persona tiene de sí misma. La energía atraviesa velozmente el cuerpo
emocional, se purifica y se libera de las ataduras que le impusimos. Es una carga invertida en el cerebro que
activa el campo de energía y produce sufrimiento.
NO-TIEMPO : Este concepto alude a la experiencia del Ahora, el momento eterno, creativo y analógico. El tiempo
es la consecuencia, la manifestación y la experiencia de este momento de creación.
NUESTRO DIOS : Este concepto se aplica al Dios, el Espíritu, el Observador, el elemento divino, el Yo verdadero
del individuo.
OBSERVADOR : Se refiere al observador responsable de colapsar la partícula/onda de la mecánica cuántica.
Representa el Yo verdadero, el Espíritu, la conciencia primaria, el Dios que vive dentro del ser humano.
OM AKAD : Nombre de uno de los grupos individuales de los grupos creados por Ramtha en la Escuela de
Iluminación. Ramtha nombró y facultó a cada grupo con un propósito y misión específicos que proporciona
unidad e identidad a sus miembros.
ONAI : Ciudad portuaria situada en el sur de la Atlántida, donde Ramtha vivió cuando era un niño, junto con su
madre, su hermano y su hermana.
94
PADRE, EL : Este término alude a la Fuente, Dios, Punto Cero.
PASADO, EL : El concepto del pasado, en su contexto subjetivo, se refiere a todo lo que una persona ya conoce a
través de la experiencia. En este sentido, el pasado se compone de todas las experiencias emocionales de un
individuo con relación a las personas, lugares, cosas, tiempos y sucesos. El pasado es el mayor obstáculo en
la evolución humana, porque inutiliza la capacidad del individuo de crear nuevos paradigmas de pensamiento y
hacer conocido lo desconocido.
PEGAMENTO CÓSMICO : Término que Ramtha utiliza para describir la fuerza que mantiene unido al universo. Para
Ramtha, el amor es el pegamento cósmico.
PENSAMIENTO : El pensamiento es diferente de la conciencia. El cerebro procesa un flujo de conciencia
modificándolo en segmentos —imágenes holográficas— de impresiones neurológicas eléctricas y químicas
llamadas pensamientos. Los pensamientos son los componentes básicos de la mente.
PENSAMIENTO ABSTRACTO : Son conceptos de lo desconocido, paradigmas de pensamiento que aún no han sido
experimentados y, por lo tanto, poseen una carga emocional.
PENSAMIENTO ALTERADO : Procesos de pensamiento del ego alterado.
PENSAMIENTO COMÚN : Pensamientos que ya han quedado fijamente conectados en el cerebro a través de la
experiencia y son comunes a la personalidad humana.
PENSAMIENTO EXTRAORDINARIO («OUTRAGEOUS THOUGHT») : Es cualquier pensamiento ilimitado, elevado y trascendental.
PENSAMIENTO LIMITADO : Este concepto alude al pensamiento que está sujeto a las limitaciones del tiempo y del
espacio. Se refiere a los procesos de pensamiento de la personalidad humana y a la conciencia de los tres
primeros sellos.
PERSONALIDAD, LA : Es la conciencia secundaria, la conciencia de reflejo, el viajero que ha olvidado su origen y su
herencia divinos.
PERSONAS, LUGARES, COSAS, TIEMPOS Y SUCESOS : Son las principales áreas de la experiencia humana a las que la
personalidad está ligada emocionalmente. Representan el pasado de la persona y constituyen la satisfacción
del cuerpo emocional.
PIEDRA FILOSOFAL : Término de la alquimia que se refiere al elixir de la inmortalidad.
PLANO AZUL : Véase Cuarto plano.
PLANO DE LA CARNE : Véase Primer plano.
PLANO DE LA DEMOSTRACIÓN : Al plano físico se lo llama también plano de la demostración, ya que en él la persona
tiene la oportunidad de demostrar su potencial creativo en la materia y presenciar la conciencia como forma
material a fin de expandir su entendimiento emocional.
PLANO DORADO : Véase Quinto plano.
PLANO FÍSICO : Véase Primer plano.
PLANO MATERIAL : Véase Primer plano.
PLANO SUBLIME : Es el plano de descanso donde las almas proyectan su próxima reencarnación luego de haber
hecho el repaso de la vida. También se lo conoce como el Cielo o Paraíso, donde no hay sufrimiento, Pena,
necesidad ni carencia, y donde todo lo que se desea se manifiesta inmediatamente.
PRIMA MATERIA : Nombre dado en la alquimia a la esencia suprema de todas las cosas.
PRIMER PLANO : Es el plano físico o material. Es el plano de la conciencia de la imagen y la frecuencia hertziana.
Es la forma más baja y densa de conciencia y energía coaguladas.
PRIMER SELLO : El primer sello está asociado con los órganos de reproducción y la sexualidad.
PRINCIPIO MADRE/PADRE : Es el origen de toda la vida, Dios el Padre, la Madre eterna, Punto Cero.
PROCESO DE VISUALIZACIÓN TWILIGHT™ : Proceso que se utiliza cuando se practica la disciplina de la Lista u otras
formas de visualización.
PROFECÍA : Línea de tiempo de futuro potencial que se basa en hechos del momento presente. Las profecías
deben ir siempre acompañadas de la frase «como se ve en este momento», ya que siempre están sujetas a los
cambios que se producen en la conciencia colectiva. Este entendimiento de cómo funcionan las profecías está
basado en la ley de conciencia y energía que enseña Ramtha.
PUEBLERINO : Con este nombre, Ramtha se refiere a la persona que ignora su verdadera identidad y su origen
divino. El pueblerino es el opuesto del maestro.
PUNTO CERO : Punto primigenio de conciencia creado por el Vacio mediante el acto de contemplarse a sí mismo.
Punto Cero es el hijo original del Vacío.
95
QUINTO PLANO : Plano de existencia de la superconciencia y de la frecuencia de rayos X. También se lo conoce
como el Plano Dorado o paraíso.
QUINTO SELLO : Es el centro en nuestro cuerpo espiritual que nos conecta con el quinto plano. Está asociado con
la glándula tiroides y con hablar y vivir la verdad sin dualidad.
RA : Dios egipcio del sol. Ramtha utiliza este nombre para referirse al sol.
RAM : Abreviación del nombre Ramtha. Ramtha significa «el Padre».
RAMUSTE : Nombre de la casa colectiva de emoción del alma en la que Ramtha eligió nacer. El entendimiento
emocional de esta conciencia colectiva era el poder de dominar.
REALISMO FANTÁSTICO : Este concepto describe la realidad creada por un estado elevado de conciencia. Se refiere
a la realidad que experimentan los maestros.
RECTITUD : Uso a conciencia de algo, la cualidad moral de la impecabilidad.
REENCARNACIÓN : Ciclo reiterativo de encarnaciones.
REINO DE DIOS : Este concepto se refiere al plano de existencia o a la dimensión mental donde reina la mente
ilimitada de Dios.
REINO DE LOS CIELOS : Véase Reino de Dios.
REINO HERTZIANO : Véase Primer plano.
REPASO DE LA VIDA : Cuando una persona llega al tercer plano después de morir, realiza una revisión de la
encarnación que acaba de dejar. La persona tiene la oportunidad de ser el observador, el ejecutor y el receptor
de sus propias acciones. Todo lo que ha quedado sin resolver en esa vida y que sale a la luz en este repaso,
establece el plan que ha de seguirse en la próxima encarnación.
REVISIÓN EN LA LUZ : Véase Repaso de la vida.
SABER INTERIOR : Capacidad de saber algo sin la ayuda de la percepción sensorial. Es tener acceso al
conocimiento de la mente subconsciente.
SABIDURÍA ANTIGUA : Se refiere a la sabiduría de las eras, el conocimiento de todo gran maestro que haya vivido y
alcanzado la iluminación. Es la verdad que está detrás de las disciplinas de la Gran Obra y del contenido de las
enseñanzas de Ramtha.
SALIRSE DEL CUERPO : Se refiere a la iniciación de una experiencia extracorporal
SATÁN : Este no es el nombre o el título de ningún ser en particular; más bien es todo aquel y todo aquello que
nos arranca de nuestra divinidad y del cambio. Satán, el acusador, es lo que mantiene a la persona humana
atrapada en las emociones del pasado.
SEGUNDO PLANO : Plano de existencia de la conciencia social y de la banda de frecuencia del infrarrojo. Está
asociado con el dolor y el sufrimiento. Este plano es el polo negativo del tercer plano de la frecuencia de la luz
visible.
SEGUNDO SELLO : Centro de energía correspondiente a la conciencia social y a la banda de frecuencia del
infrarrojo. Está asociado con el dolor y el sufrimiento y se localiza en la zona inferior del abdomen.
SELLOS SUPERIORES : Los sellos cuarto, quinto, sexto y séptimo.
SENOS DE ISIS : Nombre con el que Ramtha se refiere a la amígdala y al hipocampo en el cerebro.
SEÑAL DE LA ESTRELLA : Es una versión más compleja de la señal de la tríada, y la practica el grupo de estudiantes
avanzados.
SEÑAL DE LA TRÍADA : A los estudiantes principiantes se les enseña a hacer esta señal siempre que se disponen a
realizar cualquier disciplina de la Gran Obra. Con los ojos vendados, el estudiante comienza esta disciplina
poniendo la mano derecha en su frente o séptimo sello, que es el ápice de la tríada. Mientras sigue enfocado,
lleva la mano lentamente hacia su rodilla izquierda, luego hacia la derecha, y finalmente de regreso a la frente,
completando así la tríada. Esta tríada representa el viaje de la involución y la evolución.
SEÑOR DEL VIENTO : Es uno de los títulos de Ramtha. El viento representa la libertad, el poder y la trascendencia
del espíritu. Ramtha se convirtió en el Señor del Viento cuando alcanzó la iluminación.
SÉPTIMO PLANO : Plano de la ultraconciencia y de la banda de frecuencia del infinito desconocido. Es aquí donde
comenzó el viaje de la involución. El séptimo plano fue creado por Punto Cero al imitar el acto de
contemplación del Vacío y, de este modo, se creó la conciencia secundaria o de reflejo. Entre dos puntos de
conciencia existe un plano de existencia o dimensión de espacio y tiempo. Todos los otros planos se crearon a
partir de reducir la velocidad del tiempo y frecuencia del séptimo plano.
SÉPTIMO SELLO : Este sello está asociado con la coronilla, la glándula pituitaria y el alcance de la iluminación. SER
DE LUZ, : Ser del tercer plano de existencia.
96
SER DESPIERTO, UN : Persona que ha alcanzado la iluminación y que ya no es víctima de su genética o de su
medio ambiente. Con este nombre se designa al maestro que crea su realidad conscientemente.
SER NO DESPIERTO, UN : Persona que ignora su divinidad. Se refiere a un ser que vive la ilusión de la dualidad y de
la separación de la Fuente, y es víctima de su medio ambiente.
SERPIENTE ROJA : La energía Kundalini, que se eleva desde la base de la columna vertebral a través de los sellos,
se visualiza como una doble serpiente roja que ondula y se entrecruza a sí misma, como en el símbolo de la
medicina, el caduceo. También se la utiliza para representar la energía psíquica.
SEXTO PLANO : Es el reino de la hiperconciencia y la banda de frecuencia de rayos Gama. En este plano, se
experimenta la conciencia de ser uno con la totalidad de la vida.
SEXTO SELLO : Sello asociado con la glándula pineal y la banda de frecuencia de rayos Gama. Cuando se activa
este sello, se abren las formaciones reticulares que filtran y mantienen velado el saber de la mente
subconsciente. La apertura del cerebro alude a la apertura de este sello y a la activación de su conciencia y
energía.
SHAMBHALA : Nombre de un bosque milenario que existía cerca de la región nordeste del río Indo en tiempos de
Ramtha.
SHIVA : El Señor Dios Shiva representa al Señor del Reino y el Cuerpo Azul. No se usa en referencia a la deidad
particular del hinduismo. Es más bien la representación del estado de conciencia correspondiente al cuarto
plano, a la banda de frecuencia ultravioleta y a la apertura del cuarto sello. Shiva no es hombre ni mujer, es un
ser andrógino, ya que la energía del cuarto plano aún no se ha dividido en polos positivo y negativo. Esta es
una diferencia importante con la tradición hindú, la cual representa a Shiva como una deidad masculina y con
una esposa. La piel de tigre a sus pies, el tridente, y el sol y la luna al mismo nivel que su cabeza, simbolizan el
dominio de este cuerpo sobre los tres primeros sellos de conciencia. El Kundalini está representado como una
llamarada de energía que sube desde la base de la columna vertebral hasta la cabeza. Otra simbología en la
imagen de Shiva son los largos mechones de cabello oscuro y los abundantes collares de perlas, que
representan la riqueza de la experiencia convertida en sabiduría. El carcaj, y el arco y las flechas son el
instrumento con el cual Shiva dispara su voluntad poderosa, destruye la imperfección y crea lo nuevo.
SIETE HERMANAS : Otro nombre de la constelación de las Pléyades.
SIETE SELLOS : Son poderosos centros de energía en el cuerpo humano que corresponden a siete niveles de
conciencia. Conforme a estos sellos, las bandas mantienen al cuerpo unido. De los tres primeros sellos o
centros de todo ser humano, salen pulsaciones de energía en forma de espiral. Esta energía que sale de los
tres primeros sellos se manifiesta como sexualidad, dolor o poder, respectivamente. Cuando los sellos
superiores se abren, se activa un nivel más elevado de conciencia.
SUBCONSCIENTE COLECTIVO : Estado de conciencia colectivo que comparte la humanidad, a pesar de que la mayoría
de las personas no es consciente de ello. También se lo llama conciencia social o conciencia cuerpo-mente. Es
la conciencia del plano físico y de los tres primeros sellos.
SUEÑOS : El origen de los sueños se encuentra en la conciencia humana. Son realidades de otras dimensiones
de pensamiento y no son sólo meras fantasías: son el medio por el cual la mente subconsciente se comunica
con el cuerpo físico y lo repara mientras duerme. La mayoría de los sueños se ubican dentro de esta categoría,
aunque algunos de ellos pueden ser también de carácter profético. En las disciplinas de la Gran Obra se utiliza
el sueño consciente como forma de crear y manifestar la realidad a voluntad.
SUPERCONCIENCIA : Es la conciencia del quinto plano y de la banda de frecuencia de los rayos X.
TAHUMO : Disciplina enseñada por Ramtha en la cual el estudiante aprende la habilidad de dominar los efectos
del entorno natural —frío y calor— en el cuerpo humano.
TANQUE™ : Es el nombre que se le da al laberinto que se usa como parte de las disciplinas de la Escuela de
Iluminación de Ramtha. Con los ojos vendados, los estudiantes tienen que encontrar la entrada del laberinto y
recorrerlo enfocándose en el Vacío, sin tocar las paredes y sin usar los ojos ni los sentidos. El objetivo de esta
disciplina es encontrar, con los ojos vendados, el centro del laberinto o el cuarto específico que representa al
Vacio.
TELARAÑAS AZULES : Representan la estructura básica del cuerpo humano en un nivel sutil. Es la estructura ósea
invisible del reino físico que vibra e el nivel de la frecuencia ultravioleta.
TERCER PLANO : Plano de la conciencia despierta y de la banda de frecuencia de la luz visible. Se lo conoce
también como el plano de la luz y el plano mental. Cuando la energía del plano azul baja a esta banda de
frecuencia, se divide en polos negativo y positivo; en este momento el alma se divide en dos originando el
fenómeno de las almas gemelas.
TERCER SELLO : Centro de energía de la conciencia despierta y de la banda de frecuencia de la luz visible. Está
asociado con el control, la tiranía, el victimismo y el poder. Está localizado en la región del plexo solar.
97
TERRA : Es el nombre que los dioses dieron al planeta Tierra cuando lo visitaron por primera vez, mucho tiempo
atrás.
TRABAJO DE CAMPO™ : Una de las disciplinas fundamentales de la Escuela de Iluminación de Ramtha. Los
estudiantes aprenden a crear el símbolo de algo que desean saber y experimentar, y lo dibujan en una tarjeta
de papel. Estas tarjetas se colocan sobre las vallas que cercan un extenso campo, de modo que la cara en
blanco del papel sea la que quede a la vista. Los estudiantes, con los ojos vendados, se enfocan en su símbolo
y dejan que el cuerpo camine libremente hasta su tarjeta aplicando la ley de conciencia y energía.
TRANSPERSONAL : Lo transpersonal alude al orden espiritual, a los aspectos trascendentales de la persona
humana.
TRES PRIMEROS SELLOS : Son los sellos de la sexualidad, el dolor y la supervivencia, y el poder. Son los que
normalmente están en funcionamiento en todas las complejidades del drama humano.
ULTRACONCIENCIA : Es la conciencia del séptimo plano y de la banda de frecuencia del infinito desconocido. Es la
conciencia del maestro ascendido.
VACÍO, EL : El vacío se define como una vasta nada materialmente, pero todas las cosas potencialmente.
VERDAD : La verdad no es mera información o datos; es un concepto, paradigma o pensamiento que se realiza
plenamente en experiencia y sabiduría personal.
VISHMALODU : Nombre que daban los lémures al Dios Desconocido.
VOLCÁN EN ERUPCIÓN : Se refiere al movimiento de la energía Kundalini como resultado de la disciplina de C&E™.
YAHVÉ : Ser distinto de Jehová. Yahvé no estuvo de acuerdo con la esclavitud que Jehová impuso a los pueblos
de la Tierra. Yahvé y el dios Id lucharon en contra de Jehová y se esforzaron por enseñarle a la humanidad
acerca del Dios Desconocido.
YESHUA BEN JOSEPH : Ramtha se refiere a Jesucristo con el nombre de Yeshua ben Joseph, siguiendo la tradición
judía de la época.
Yo, EL : Verdadera identidad de la persona humana, su aspecto trascendental. Es el observador, la conciencia
primaria.
ZARATUSTRA : Versión intacta del nombre Zoroastro, fundador del zoroastrismo. Ramtha ha explicado que
Zaratustra alcanzó la iluminación y es un maestro inmortal.
98
BIBLIOGRAFÍA
Guía del Iniciado para Crear la Realidad. Edición corregida y aumentada. Yelm: Editorial Sin Límites, 2002.
El Plano Sublime. Yelm: Editorial Sin Límites, 2000.
Crossing the River Part I. Tape 346 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1997.
Crossing the River Part II. Tape 347 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1997.
Only One Thing. Tape 336 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1996.
Plane of Bliss I — On Earth As It Is In Heaven: Our Journey Through Life, Death, andBeyond. Tape 348 ed.
Yelm: Ramtha Dialogues, 1997.
Plane of Bliss II. Tape 355 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1997.
Reese, William L. Dictionary of Philosophy and Religión, Eastern and Western Thought. Expanded ed. New
York: Humanity Books, 1999.
Selected Stories III: Shambhala — Leaving No Footprints. Specialty Tape 033 ed. Yelm: Ramtha Dialogues,
1989.
The Bridge to Infinity. Tape 269 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1989.
The Complete Works of William Shakespeare. Art-Type ed. New York: Books, Inc.
The Platean for Learning. Tape 268 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1989.
Update on Change. Tape 302 ed. Yelm: Ramtha Dialogues, 1991. Wallis, E.A.
The Egyptian Book of the Dead; the Papynis of Ani. Egyptian Text Transliteration and Translation. New York:
Dover Publications, Inc, 1967.
FIN
* * *
Este libro fue digitalizado para distribución libre y gratuita a través de la red
Digitalización– Revisión y Edición Electrónica de Nascav
28 de Junio 2004 – 13:30
99